viernes, junio 23, 2017

Curso Abordaje en Estimulación Temprana desde un enfoque interdisciplinario.
¿Cómo es el proceso de ingreso del niño y su familia al servicio?, ¿ Cuáles son las estrategias de abordaje utilizadas? El trabajo interdisciplinario en distintas etapas permite obtener información precisa a partir de la escucha permanente y las singularidades familiares de cada caso.
Es a partir de la entrevista de valoración psicosocial donde se obtiene información sobre la estructura y funcionamiento familiar; los recursos personales, preocupaciones, dificultades y expectativas que tienen con respecto a su hijo, sobre ellos mismos y del proceso de estimulación. Conocer el contexto familiar cercano y todos aquellos datos que posibiliten conocer aspectos de la biografía familiar particular de cada niño.
Como comentaba Érica Córdoba, este primer encuentro de acercamiento al niño y su familia- permite conocer “como es el modo en el que vivieron o viven distintas situaciones respecto a distintos aspectos relativos a la salud, crecimiento y desarrollo del niño y el contexto familiar y social en el que está inmerso el niño”.
Luego de esta instancia se procede a realizar una observación y evaluación diagnóstica del niño desde un abordaje integral por parte del equipo interdisciplinario, donde se realizan distintas intervenciones que puedan dar una respuesta al niño y su familia, ya sea con su posterior ingreso o derivación a otros centros.
Foto de las asistentes al curso Estimulación Temprana desde un
abordaje interdisciplinario.
Este proceso es fundamental porque permite que el equipo interdisciplinario pueda compartir cual es el perfil de ingreso al servicio y pueda evaluar la demanda del niño y su familia y de acuerdo a esto poder comentar a la familia si el servicio de estimulación temprana puede satisfacer y / o trabajar con las necesidades del desarrollo constitutivo del niño.
Cuando el niño ingresa al servicio se realiza un plan de trabajo y objetivos adecuado a cada niño y a su familia, con metas concretas se inicia el tratamiento en el que se trabaja el desarrollo del niño con el entorno, como se relaciona con sus padres, con el terapeuta, con los objetos, respuesta a estímulos visuales, desarrollo intelectual su relación espacio –temporal, entre otros aspectos.
Este abordaje integral de cada niño- familia, está bajo la supervisión de un terapeuta estable que trabaja de manera articulada con una fonoaudióloga, kinesióloga y un médico fisiatra, quienes realizan el seguimiento de la propuesta del niño y en reuniones del equipo pueden modificar el abordaje de acuerdo a las posibilidades del niño, sus respuestas a la propuesta y cómo fue respondiendo a determinadas situaciones. 
Para ir conociendo el alcance de la observación como técnica y herramienta de intervención, Fabiana Dutto, explicó los distintos tipos y niveles que se pueden plantear en la observación, de acuerdo al interés, el lugar, el alcance y la cantidad de personas que se involucran en la misma.
Este sentido menciono la importancia de contar con una guía de observación con indicadores y temáticas a observar.

jueves, junio 22, 2017

Hace poco contábamos sobre el taller de dibujo ecléctico que viene haciendo Ignacio Piazzoni en la UNC. Ahora mostramos el trabajo que está haciendo este joven participante del programa del Centro de Orientación Laboral de APADIM. Se trata de un mural que viene preparando a pedido del área de Estimulación Temprana de la institución.
En las fotos siguientes se ve en una especie de paso a paso la secuencia desde el diseño del boceto original hasta el momento en que Ignacio se enfrenta a las dimensiones reales del mural. ¡Buen trabajo!






Inspirado en el mundo de la primera infancia Ignacio proyectó un paisaje colorido donde unos barriletes en pleno vuelo representan la diversidad de formas, colores, movimientos, etc. Igualmente las flores que destacan en una planicie de distintos tonos verdes.


Del trazo al color.
Del boceto al mural


miércoles, junio 21, 2017

Curso Hacia una nueva mirada en discapacidad y sexualidad.
En el segundo encuentro del curso nos encontramos para reflexionar como hemos construidos nuestras propias sexualidades y como los contextos socioculturales han ido construyendo ciertos estereotipos en este “deber ser”. Preguntas y nuevas respuestas que puedan encontrarse para pensar, ¿La sexualidad nos diferencia o nos iguala? o si la sexualidad es un aspecto constituyente de la persona, ¿Hay una sexualidad diferente?
Si partimos de que la sexualidad es un derecho humano que nos abarca a todos y a todas, debemos hablar de sexualidades de personas de edades distintas, de culturas  y realidades diferentes, por lo tanto  todo lo que conlleve a la expresión de la sexualidad será aquello que cada uno sienta en su intimidad con distintas maneras de expresarse, la cual es personal y particular del sujeto.
Imagen de los asistentes al curso
Como planteaba Lorena Vargas, capacitadora del encuentro, la sexualidad en el transcurso de la vida cambia y se combina con distintas aristas o modos de expresarla en que la medida de que los sujetos se manifiestan y relacionan con los otros, distintas maneras de sentir, de comunicarse afectiva y socialmente.
En el desarrollo de la sexualidad entran en juego muchos factores, pero también los propios valores, creencias, la forma de pensar, de entender las relaciones sexuales, los sentimientos y la importancia que se le den a los mismos. Por lo tanto, el impulso vital de la sexualidad se manifiesta entrelazadamente con las emociones, los sentimientos, el cariño, la comunicación y el encuentro con el otro, todo ello involucrando nuestro cuerpo y los contactos corporales.
Desde la orientación teórica enfocada desde la perspectiva psicoanalista, Vargas propuso trabajar desde contenidos conceptuales y teóricos que permitan pensar la sexualidad humana en su totalidad, con conocimientos significativos que permitan habilitar miradas inclusivas y diversas, evitando la naturalización y los mitos existentes en cuanto al deseo y el placer de las personas con discapacidad.
Esta idea de cuerpos sexuados como espacio de entrecruzamiento de deseos y prácticas, implica que la identidad se construye con todos de estos componentes, siempre en un armazón de vínculos, con múltiples  representaciones, imágenes, gestos, actitudes, símbolos, palabras. 

lunes, junio 19, 2017

En esta nota compartimos sobre lo que hemos expresado en algunos medios y junto a otras organizaciones en relación al conflicto sobre las pensiones; y particularmente las voces de los propios jóvenes que estuvieron trabajando el tema.

Repasando el tema

Durante la semana pasada, la decisión gubernamental de suspender una gran cantidad de Pensiones no Contributivas para personas con discapacidad tuvo una gran repercusión en distintos medios y generó un fuerte rechazo en la opinión pública obligando al gobierno a volver atrás en sus pasos y prometer que se volverían a abonar las pensiones tal como se venía haciendo.  Aunque aún no está claro a quienes y con cuáles criterios se estaría restituyendo los fondos.
Junto a la política de recortes en la Comisión Nacional de Pensiones, las polémicas declaraciones de su titular Guillermo Badino sólo lograron despertar el repudio generalizado desde las organizaciones y el colectivo de personas con discapacidad. 
En el marco de esta situación hemos brindado nuestro parecer en distintos medios de comunicación que nos han consultado nuestra opinión y las vivencias de las familias que forman parte de la institución.  Un ejemplo de lo que hemos comentado está en esta entrevista vía Facebook Live que nos realizaron desde FM Gen:

Asimismo hemos aportado en el marco de la Mesa de Trabajo en Discapacidad y DDHH para la toma de postura desde este colectivo intersectorial, apuntando la crítica tanto hacia la decisión de ajuste desde el Estado como al tratamiento que tuvo el tema en los medios de comunicación (fenómeno que se reitera cada vez que la temática de la discapacidad entra en la agenda pública); y aportando en términos de incidencia pública sobre la necesaria actualización de las políticas de pensiones (y en general de las políticas públicas) hacia los planteos que realiza la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad y en coherencia con el Modelo Social de la Discapacidad.  Desde la Mesa se produjo en ese sentido este documento:


Nada sobre nosotros y nosotras, sin nosotros y nosotras.

Quizás lo más interesante es que esta situación generó la oportunidad para que en organizaciones de personas con discapacidad, colectivos, familias y grupos de todo el país se visualizara el tema, generando debates y reflexiones muy interesantes sobre las políticas públicas en relación a las personas con discapacidad.  Quizás el principio más importante de la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad tiene que ver con la participación de las propias personas en el diseño de las políticas públicas en general, y en particular las vinculadas a sus vidas. Por eso el trabajo de instituciones, espacios de trabajo, escuelas, etc. debe promover el ejercicio del derecho a la participación, a la manifestación y la toma de decisiones. Así hacemos en los distintos proyectos y por ejemplo en el grupo de segundo año de la secundaria, junto a la profe Noelia Negretti se debatió sobre las pensiones y se acordó elaborar un cartel dando cuenta de la postura del grupo. En el proceso de discusión se dijeron conceptos como: "tenemos Derechos"; "no es justo que se quiten esas pensiones, las personas lo necesitan". Y una aclaración que también es un reclamo: "podemos trabajar, pero es difícil conseguir."
"El grupo que debatió sobre las pensiones aparece en la foto sosteniendo un cartel que dice: No a la baja de pensiones". Foto: Prof. Noelia Negretti.

Vía de contacto con la Comisión Nacional de Pensiones

Para quienes quieran hacer consulta sobre la situación particular de cada caso pueden comunicarse al número gratuito de la Comisión Nacional de Pensiones, que ha difundido durante la semana pasada: 0800-222-3294


viernes, junio 16, 2017

3º encuentro del curso Acompañamiento Terapéutico y Discapacidad.
Los acompañantes terapéuticos como apoyos a las distintas situaciones de las personas que acompañan deben pensar los procesos que habilitan con su posicionamiento y cómo este vínculo puede promover procesos y el ejercicio de derechos o “establecer” demandas y que las decisiones tomadas sean dirigidas y no consensuadas.
Promover la autodeterminación, autonomía e independencia de la persona, sólo puede generarse si comprendemos cual es nuestro vínculo y desde que lugar abordamos nuestras prácticas, la discapacidad y a la persona.
Foto de los asistentes al encuentro.
Los modelos en discapacidad con creencias, teorías y sentidos fueron nombrando a las personas a partir de representaciones y discursos sociales. Estos incorporaron determinados elementos en la historia, signando, negando y habilitando a la persona con discapacidad. Sentidos puestos en el acervo social de las instituciones, familias y las propias personas con discapacidad.
Si bien hay una secuencia histórica desde el análisis sociológico en relación a como se consideró la discapacidad a lo largo de la historia, en la actualidad, todavía siguen enclavados ciertas concepciones que vienen de modelos anteriores, como el modelo tradicional o el modelo médico-rehabilitador.
Lo importante es pensar cómo el lenguaje y las prácticas inscriben a la persona y son posibilitadoras de miradas nuevas e inclusivas, en donde los acompañantes terapéuticos como nexo entre el acompañado y la familia deben pensar estas nuevas formas y posicionamiento de abordaje.
Cuando se plantea que hay “una demanda y necesidades por atender”, comentaba Lic. Maximiliano Aguirre, en general se acude a tecnicismo profesionales, en donde la persona queda sugerida o está en situación de ser protegido por otros y de esta manera se ve condicionada a poder decidir sus propios actos y sus deseos.
Asistentes al grupo tomando nota de la clase.
En estas elecciones el derecho al trabajo es uno de los aspectos, como comentaba la Lic. Eliana Walker, que por desconocimiento o mitos sociales no es tomado no sólo como un derecho, sino como escena cotidiana de personas con discapacidad – que con apoyos y ajustes razonables-, trabajan en distintos ámbitos. No obstante, en la actualidad, vemos que la altísima desocupación del colectivo de personas con discapacidad no depende de los deseos de las propias personas con discapacidad, sino de las barreras de todo tipo que levantamos como sociedad y que excluyen a este colectivo del derecho al trabajo digno.
En este sentido, desde el programa de Promoción Sociolaboral de APADIM, se promueve la inserción de jóvenes en el mercado abierto, generando procesos y apoyos necesarios para el ejercicio pleno de la ciudadanía y que puedan sostener procesos laborales reales.
La Convención Internacional sobre los derechos de las personas con discapacidad, establece que es obligación de los Estados garantizar el derecho de las personas con discapacidad a ganarse la vida mediante un trabajo que ellos mismos elijan o acepten voluntariamente, puedan formar parte de entorno laborales accesibles y  prohíbe la discriminación por motivos de discapacidad en todas las formas de empleo.

En este sentido, la aplicación de las disposiciones de la convención sobre el trabajo y el empleo, amparan a las personas con discapacidad cualquiera sea la etapa de empleo en que se encuentren: cuando buscan empleo, progresan en el empleo o adquieran una discapacidad durante el empleo y desean permanecer en su trabajo.

Visitas totales