miércoles, mayo 30, 2007

Hoy a las 16, en el Cepia (avenida Medina Allende s/n, Ciudad Universitaria) se llevará a cabo una conferencia sobre la música y las fiestas del norte argentino, a cargo del sociólogo Radek Sánchez Patzy y el promotor socio-musical Walter Ábalos, integrantes de la organización Música Esperanza de Tilcara, Jujuy.
“El encuentro tratará sobre la música y las fiestas de esta región, donde se tiene la certeza de que los instrumentos y el canto, además de ser imprescindibles para la diversión, juegan un rol propiciatorio en la agricultura y la ganadería”, señalan los expositores.
Entre las temáticas que se abordarán se destacan, la globalización y el resurgimiento de identidades étnicas locales, introducción al proyecto de formación de promotores socio–musicales, el rol de la música en procesos de desarrollo social; ciclo productivo y calendario festivo–musical, gobalización y consumos musicales, entre otros. Durante la jornada se presentará el documental Davueltando, dirigido por Blas Moreau, que muestra los resultados de una investigación desarrollada durante un año y medio en la región de los valles orientales, paso entre La Quebrada de Humahuaca y los llanos del Chaco jujeño y salteño.

fuente: http://www.lavoz.com.ar/07/05/29/secciones/espectaculos/nota.asp?nota_id=76100

martes, mayo 29, 2007

Esta tarde, a las 18, en el Cabildo Histórico se presentará el libro Estado y sociedad en el mundo del trabajo de Jorge Ahumada y Stella Regis, integrantes del equipo de investigación interdisciplinario sobre El Mundo del Trabajo.

Dividido en dos secciones, el libro cuenta con una primera parte denominada “Subjetividad y trabajo” en la que los autores dan muestra de un sólido recorrido por la problemática del sujeto y la subjetividad en las ciencias sociales. Ahumada y Regis demuestran de qué modo para pensar al trabajador contemporáneo en el mundo del capitalismo globalizado se requiere de una meridiana comprensión de la problemática del sujeto, su identidad y de la ideología que se mueve en derredor de la llamada flexibilización laboral que no es otra cosa que una precarización de las condiciones del trabajo.
Hasta no hace mucho, el imaginario colectivo indicaba que acceder a un puesto de trabajo en la administración pública significaba acceder a un trabajo que, si bien no siempre era el mejor pago, representaba las mejores condiciones de trabajo. Esos beneficios fueron alcanzados por extensas jornadas de lucha por parte del movimiento sindical desde mediados del siglo 20. En los ’90, a medida que el neoliberalismo fue conquistando las voluntades de la clase dirigente, la flexibilización se fue imponiendo como lógica de contratación.
El empleo público en Córdoba no se vio desafectado de este devenir. ¿Qué efectos produce este avance? La investigación de Ahumada y Regis es contundente: “El avance de las condiciones de precariedad y flexibilidad laboral en el empleo público está produciendo un disciplinamiento cada vez mayor de los trabajadores y una disminución de la capacidad sindical para defender los derechos laborales.
Por lo cual aquello que era tan importante en otras épocas llamado conciencia obrera, hoy está perdiendo relevancia”. Trabajos como este ayudan a pensar de qué modo las ciencias sociales pueden y deben intervenir con sus saberes en la realidad cotidiana de las sociedades contemporáneas. Estado y sociedad... contribuye a comprender de qué modo el disciplinamiento al que nos sujeta el trabajo deja de ser un malestar para posicionarse como un mal que no sólo afecta las condiciones propias del trabajo sino que también llega a lo más íntimo de la subjetividad.

Fuente:http://www.lavoz.com.ar/07/05/29/secciones/cultura/nota.asp?nota_id=76090/
Periodista: Carlos Gazzera
"El Cordobazo es la expresión militante, del más alto nivel cuantitativo y cualitativo de la toma de conciencia de un pueblo, en relación a que se encuentra oprimido y a que quiere liberarse para construir una vida mejor, porque sabe que puede vivirla y se lo impiden quienes especulan y se benefician con su postergación y su frustración de todos los días", Agustín Tosco

El 29 de mayo de 1969 luego de una minuciosa organización, por parte de los trabajadores del movimiento obrero cordobés, Agustín Tosco se alistaba para protagonizar un paro activo de 36 horas a partir del mediodía del 29. A pesar de un operativo policial de gran envergadura, desde todos los rincones de las grandes fábricas cordobesas comenzaron un camino ascendente hacia el centro de la ciudad.

Por otra parte los lucifuercistas encabezados por Agustín Tosco, Felipe Alberti, Tomás Di Toffino y otros partían desde las orillas del Río Primero para confluir con las otras columnas de trabajadores que inundaban el casco céntrico de la famosa Docta Cordobesa.


Además el barrio Clínicas era tomado por los estudiantes. Y la ciudad y sus alrededores estaban en estado de rebelión por la organización de sus centros vecinales, en un número superior a los 150, que protagonizaron todo el apoyo a las masas en insurrección de esa jornada gloriosa.

El Cordobazo le propinó un golpe certero al proyecto político y económico del Onganiato, la desindustrialización del país fue retrasada por casi siete años. Luego vendría la dictadura militar…

Evocan el Cordobazo con varias actividades
Al cumplirse hoy 38 años del Cordobazo, la célebre revuelta obrera y popular que tuvo lugar en esta ciudad el 29 de mayo de 1969, habrá varias actividades recordatorias.

Con la organización de la CGT Córdoba, a las 10.30, en el Salón Regino Maders de la Legislatura se expondrá un video sobre el Cordobazo y luego habrá una charla-debate en la que expondrán Lucio Garzón Maceda y el periodista Juan Carlos Toledo. Además, en la misma Legislatura se puede apreciar una muestra fotográfica alusiva a esa revuelta.
Por su parte, la Fundación Pedro Milesi y la Biblioteca Popular Bella Vista han organizado para hoy una radio abierta en el playón de esta última institución, sita en Rufino Zado 658. En toda la semana, además, se expondrá material gráfico alusivo a la fecha.

Canal 12, en tanto, emitirá hoy a las 20 un informe especial de Telenoche, con la palabra de destacados testigos y protagonistas del Cordobazo.

lunes, mayo 28, 2007

La Justicia de Córdoba hizo lugar a tres amparos y ordenó a tres dependencias estatales dar respuestas en 10 días.

En un lapso de 45 días y en tres sentencias consecutivas, la Justicia de Córdoba cuestionó al Gobierno provincial por ignorar pedidos de acceso a la información pública que formularon ciudadanos, a pesar de que hay una ley provincial que expresamente ordena al Estado que cumpla con esa obligación.

En concreto, se trata de tres fallos de la Cámara Contencioso Administrativa de Primera Nominación y su par de Segunda Nominación, que hacen lugar a amparos por mora interpuestos ante la falta de respuesta por parte de organismos del Estado provincial a pedidos de información pública. En todos los casos se ordena al Estado provincial contestar en un plazo de 10 días hábiles, así como también hacerse cargo de las costas surgidas del recurso judicial. Dos de las solicitudes de información fueron realizadas a través de la Fundación Geos, organización no gubernamental de Córdoba, mientras que una tercera fue presentada por Manuel Frascaroli, de Salsipuedes, director de la revista Tierra libre digital.

Frascaroli explicó que, en su caso, ya transcurrieron los 10 días, sin que se obtuviera respuesta, por lo que analiza una presentación penal. Todas fueron formuladas en base al derecho que otorga la ley provincial 8.803, de Acceso al Conocimiento de los Actos del Estado. Ante la falta de respuesta, Geos llevó adelante la judicialización de los tres pedidos. “Los recursos se encaminaron a obligar al Estado a dar una respuesta ante las solicitudes de información, y los fallos confirmaron que debe hacerlo”, señaló Martín Juárez Ferrer, de la red de abogados de Geos, que fue el letrado a cargo de las presentaciones. “Son fallos que están totalmente a favor del derecho al acceso de la información”, consideró Juárez Ferrer, quien informó que hasta el momento se han presentado ante la Justicia alrededor de ocho amparos por mora en casos de acceso a la información.
El abogado consideró, a su vez, poco probable que el Estado provincial presente recursos de casación contra estos fallos. A pesar de que se intentó consultar al respecto al secretario de Información Pública de la Provincia, Marcelo Falo, no se pudo conocer su opinión. Sobre la implicancia concreta de los fallos, el abogado explicó que, ante una negativa a proporcionar los datos requeridos, la entidad está facultada a presentar amparos “comunes”, para solicitar puntualmente la información al Estado. “Y eso, además, implica un debate sobre el fondo de la cuestión, es decir sobre los límites y la real vigencia del acceso a la información”, indicó.

Desde el agua a la publicidad. Una de las solicitudes de información se efectuó el 9 de noviembre de 2006 ante la Dirección Provincial de Agua y Saneamiento (Dipas), para obtener datos sobre el servicio de agua potable en la localidad de Salsipuedes. La información, requerida por Frascaroli, apunta a conocer los resultados de análisis realizados por Dipas en el agua potable de esa población; el costo para el municipio de los estudios; acciones tomadas para establecer responsabilidades por las irregularidades en el agua, entre otros aspectos.
Otro caso fue el presentado por Geos ante la Secretaría de Información Pública el 7 de febrero pasado, donde se pedía información relativa a la publicidad oficial en 2005 y 2006. Puntualmente, se solicitó el total presupuestado y aprobado para publicidad oficial y difusión de actos de gobierno en 2005, 2006 y 2007; total ejecutado para esos ítems en 2005 y 2006; detalle de campañas publicitarias financiadas con fondos públicos en 2006; totalidad de fondos públicos para publicidad oficial detallados por rubros y medios; procedimientos de contratación y criterios de adjudicación, entre otros puntos.
El restante pedido fue realizado el 11 de octubre de 2006 ante la Contaduría General de la Provincia, que depende del Ministerio de Finanzas de Córdoba, y en él se requería tener acceso al Registro de Proveedores del Estado provincial. En este caso, el área de Asuntos Judiciales de la Procuración del Tesoro argumentó ante Geos que los datos solicitados “no reúnen los requisitos de ‘cosa pública’”, y fundamentó la consideración al sostener que en el registro hay datos confidenciales de terceros.
Sin embargo, en el fallo judicial, los magistrados consideraron que la información solicitada por Geos no se encuadra dentro de las excepciones previstas por la norma provincial 8.803, e hicieron lugar al amparo por mora.

Fuente: http://www.lavoz.com.ar//07/05/28/secciones/sociedad/nota.asp?nota_id=75882
Periodistas: Marcela Fernández y Juan Carlos Simo
A continuación trascribimos la nota de Claudio Fantini publicada en la sección Temas del diario La Voz del Interior del día domingo 27 de mayo. El periodista reflexiona sobre el auge de los realities shows , el papel del ciudadano común, la banalización implicíta, una lectura social muy interesante sobre este fenómeno, hecha desde la crítica y la reflexión.

Posible significado del ciudadano que observa y se pronuncia sobre los protagonistas de “realities shows”, sentenciándolo con su voto a una libertad que implica “inexistencia” y fracaso, o al “éxito” de permanecer en cautiverio.

Los ciudadanos están frente a la escena y votan. Se pronuncian sentenciando a algunos y premiando a otros. Lo curioso es que la sentencia es la libertad, mientras que el premio es continuar en cautiverio. Si las puertas de un encierro se abren, ¿por qué salir equivale a un castigo? ¿Y por qué el enclaustramiento significa un logro, una aprobación? Quizá porque en el reino de la disyuntiva éxito-fracaso, la libertad se extingue como valor. Lo que vale es existir, y sólo se existe en el terreno del éxito, y el éxito está en el encierro convertido en escena; mientras que afuera está el fracaso, o sea la inexistencia.

Frente a la escena, juzgándola y pronunciándose sobre sus protagonistas, a los que hará existir o les bajará el pulgar para que sean devorados por el olvido de la masa expectante, está el extraño ciudadano votante. Este ciudadano, su pronunciamiento salvífico o condenatorio y la extraña escena donde el triunfo está en el claustro observado y no en la libertad posiblemente describan un rasgo de la democracia global, así como el nacimiento del teatro describe la antigua democracia ateniense, porque esa expresión artística fue consecuencia y reflejo de aquella realidad política. La tragedia.
Después de la poesía épica y del canto lírico (el público escuchaba los relatos de Homero y Hesíodo, entre otros, durante las fiestas en honor a Delfos y a Olimpia) apareció en el siglo V a/C., junto con la democracia griega, la tragedia, género cuyo primer autor, Frínico, no ha sobrevivido a los tiempos. Pero luego llegarán los tres grandes, Esquilo, Sófocles y Eurípides con sus obras para tres actores y un coro. El teatro trágico era una repercusión de la democracia en la expresión artística y filosófica, al mismo tiempo que reflejaba y reproducía aquella original forma de organización política de la polis. Una de las pruebas son los festivales teatrales que constituyen el más antiguo antecedente del premio Oscar.

Durante tres días, en el hemiciclo del teatro griego se ponían en escena tres obras de tres autores diferentes. Los actores no eran artistas sino ciudadanos de la polis a los que les tocaba hacer de actores, así como en otras ocasiones les tocaba hacer de magistrados o estrategas o soldados o funcionarios. Y en el público había ciudadanos que constituían un jurado con el deber de votar la mejor obra para que sea premiada.

En la antigua Atenas había ciudadanos pobres, los agricultores y pescadores y artesanos, por ejemplo, quienes a la vez carecían de una adecuada instrucción. Sin embargo, la polis subsidiaba sus entradas para que puedan ver la obra y para que también puedan pronunciarse con su voto para elegir la mejor. Lo maravilloso es que lo que aquel jurado de ciudadanos votaba no era la labor de los actores, sino el contenido de la obra, o sea la temática que abordaba. Y el argumento del teatro trágico siempre tuvo que ver con los profundos abismos de la existencia humana; aquellas inmensas disyuntivas que van atrapando al hombre en circunstancias paradigmáticas.

Por ejemplo, Agamenón debatiéndose entre salvar a Ifigenia, o sacrificarla para calmar a los dioses y que desbloqueen los vientos que hagan navegar la flota que estaba paralizada. O sea, esos grandes dilemas frente a los cuales la decisión adoptada siempre implica una culpa y una condena. Ergo, aquellos ciudadanos que debían observar una escena y se pronunciaban con su voto, debían evaluar y decidir en las profundidades de lo filosófico, sobre la condición humana y sus encrucijadas existenciales. El hecho de que los más humildes hayan integrado también aquellos jurados, y lo hacían con el mismo entusiasmo con que aplaudían a los atletas olímpicos, demuestra que el acceso a la filosofía no depende de un determinado nivel intelectual y cultural, sino de una apetencia espiritual. Acceder o no a la filosofía no es cuestión de ser culto o ignorante, sino de ser profundo o banal. La superficialidad y la banalidad no tienen que ver con el cociente intelectual ni con el nivel cultural.
Por eso, igual que tantos sociólogos y demás "ólogos", los filósofos que cercan el pensamiento en un lenguaje críptico, no hacen más que practicar una mediocridad elitista y excluyente. Muchos de esos "ólogos" y filósofos despotrican, hipócritamente, contra las marginaciones y exclusiones de los débiles, pero ellos son marginadores y excluidores al levantar muros retóricos para volver su ciencia inaccesible. El "reality". La mediocridad petulante de los que hablan y escriben en el lenguaje críptico todo lo que perfectamente puede explicarse en lenguaje transparente es uno de los factores mediocrizadores del hombre contemporáneo. Pero su complicidad con esta tendencia es involuntaria. En cambio, géneros televisivos como el reality show, que constituye un fenómeno a nivel mundial e intercultural, responden más directamente a la intención de construir un ciudadano global empequeñecido en sus aspiraciones de participación.

En su libro Ensayo sobre la ceguera, José Saramago plantea la ceguera como metáfora de la ignorancia impuesta por el poder. Y en la aldea global, el poder constituye una realidad difusa, pero contundente; mientras que la ceguera consiste en dejar de ver lo que importa por centrar la vista en lo que distrae y, además, empequeñece. Por cierto, la distracción y el entretenimiento cumplen una función trascendente, sin la cual el ser humano estallaría o se hundiría en angustias insondables. También los antiguos griegos lo supieron y por eso, además de la tragedia, inventaron la comedia, género en el cual el hombre se ríe de sí mismo y en el que se destacaron autores como Aristófanes.

La distracción y el entretenimiento no son mediocrizadores. Pero el hombre contemporáneo que acepta espiar una intimidad banal y vacía, o sea, el que pone sus ojos en la escena que carece de gracia, y de talento, y de creatividad, y de ingenio, y de todo lo que puede justificar la atención prestada, ese está siendo arrastrado hacia su propia mediocrización. Fijar la vista en el vacío es dejar de ver, como la ceguera que Saramago describe como metáfora de la ignorancia impuesta desde el poder.

En el mundo que las redes de la comunicación globalizaron, el poder está en los medios audiovisuales (o se ejerce en gran medida desde los medios audiovisuales). Por lo tanto, desde ellos se construye un ciudadano con capacidad de decidir y actuar en democracia, o se lo empequeñece hasta volverlo insignificante. El ciudadano sin significación corresponde a una democracia insignificante. La democracia devaluada en la que, como advierte el filósofo y psicoanalista esloveno Slavoj Zizek, el hombre cree que actúa y que influye, pero en realidad se ha vuelto inactivo y sin incidencia en la realidad que lo contiene.
Si aquel ciudadano ateniense que acudía al teatro y votaba sobre argumentos filosóficos y existenciales, reflejaba y reproducía el original sistema político de la antigua polis griega, el actual ciudadano reducido a voyer y jurado de una escena banal y gris está reflejando y reproduciendo algún aspecto de la débil o ficcional democracia de la aldea global.

jueves, mayo 24, 2007

Autoridades presentes, Queridos alumnos, familias, Equipo Docente,...muy buenas tardes.

En primer lugar quiero agradecer, en representación de todo el equipo Docente, la presencia y participación de todos Uds en este acto escolar que nos permite rememorar los acontecimientos más significativos de aquello hechos históricos que marcaron nuevos rumbos en nuestra Patria.

De aquellos días, podemos destacar algunas fraes y palabras que reflejaban lo que estaba sucediendo, tales como: el pueblo estaba indignado; el pueblo quería saber de que se trataba; proclamaban un cambio; proclamaban la libertad y un gobierno patrio.

Hoy, mayo de 2007, estas palabras vuelven a cobrar un significado especial en función de los tiempos que nos tocan vivir; tiempos y momentos patrios a veces muy difíciles, pero donde se hace necesario abrir una luz de esperanza, confiando en los próximos destinos de la historia Argentina.
Por eso, quisiera compartir con uds un mensaje alentado para nuestros niños y jóvenes, que son nuestro futuro, y por ellos, tenemos que continuar mirando hacia adelante, porque la Argentina..., porque la patria... somos nosotros.

Hoy no tenemos la necesidad de luchar, como lo hicieron los patriotas de Mayo, para lograr ser libres. Pero sí, debemos defender la libertad que poseemos, reflexionando acerca de nuestro propio papel como ciudadanos y constructores actuales de nuestra patria.
De esta forma lograremos, como los hombres de Mayo, ser libres y también seguir construyendo un país en el que se pueda vivir en paz.

Por ello, y porque necesitamos seguir construyendo nuestra historia y afianzando nuestra Identidad, es muy importante respetar y valorar los rituales patrios. Es muy importante recordar y resignificar en el hoy, el 25 de Mayo.

Es destacable la participación de uds junto a sus hijos en este acto escolar, el llevar orgullosamente la escarapela, el entonar con emoción las estrofas de nuestra canción patria, de respetar el ingreso y salida de nuestra Bandera de Ceremonias, y hoy todos esos símbolos que nos identifican como una nación libre y en crecimiento, toman especial sentido.

Por ello, es que a partir de este sencillo acto que los alumnos junto a sus docentes han organizado, queremos hacer presente la memoria, la ilusión, la agitación de corazones llenos de sueños y deseos de una patria grande y mejor.


Autor: Equipo Directivo de la Escuela Especial- APADIM
Así festejamos el 25 de mayo
La construcción de la identidad, la historia, la cultura y el valor de la libertad expresadas por jóvenes que concurren a esta institución fueron el centro de los festejos por este nuevo aniversario de la revolución de mayo.
Con los primeros rayos del sol..
“Homenajeamos la Identidad Cultural”, “Valorizamos la Cultura”, “Feliz día de la Patria”, fueron algunas de las muchas frases que resonaron en las voces de alumnos, docentes y familiares que acudieron a la peña folclórica, organizada por la Escuela de Formación Integral y Capacitación Laboral.

“Familia, chicos, todo aquel que quiera venga a izar la bandera” con esta invitación hecha por Ester Frola, directora de la Escuela de Capacitación Laboral, los jóvenes y concurrentes, junto a sus familias, izaron la bandera y cantaron el Himno Nacional, dando comienzo de esta manera a los festejos.
Poco a poco, el salón y patio de la institución se fue poblando de familias, alumnos y docentes, quienes disfrutaron del chocolate caliente, masas dulces, palmeritas, alfajores, productos elaborados por los operarios del Taller de Producción en Panadería.
Como en cada evento en el que participan los alumnos y alumnas de APADIM este acto por el 25 de mayo fue una nueva oportunidad para compartir una jornada de música, baile y cultura. Como en cada evento, el arte fue el lenguaje libre con el cual los jóvenes manifestaron sus deseos, sus sueños y proyectos. Ocupar el espacio de la voz y comunicar la propia mirada sobre la historia, el presente y el futuro deseado. Ejercer el derecho de la participación ciudadana, porque como resumía la directora Sonia Ghirardo “la patria somos todos...”

La otra historia
En 1810 hombres, mujeres y niños se convocaron en el cabildo para iniciar un nuevo rumbo hacia la libertad de nuestro país. Un pueblo movilizó esta proeza que cada 25 de mayo festejamos, todo un pueblo que en búsqueda de la libertad apoyó el accionar de un gobierno patrio con sus aciertos, desatinos y errores.
Este pasado, minado de contradicciones sociales ha dejado grietas, desde las cuales es posible reconstruir, con un pensamiento crítico y adulto, la historia; la de un pueblo con sus errores, la de personas de carne y hueso, humanos; no de bronce.

Comprender y analizar las viejas tradiciones, no es solamente reproducir los rituales, los bailes y comidas típicas de la época, sino afirmar, repensar, reconstruir nuestra identidad.

Darle voz y acción a las partes silenciadas de la historia fue la intención que movilizó a los alumnos, jóvenes, docentes y familias a compartir las diferentes actividades que se realizaron para festejar un 25 de mayo de libertad, autonomía e identidad.

miércoles, mayo 23, 2007

Compartimos con ustedes una entrevista muy interesante realizada por el periodista Gustavo Pablos, del diario La Voz del Interior, al destacado politólogo Natalio Botana.

El reconocido ensayista político argentino participará hoy en los Foros del Ciudadano con la conferencia titulada “Poder y hegemonía: el régimen político después de la crisis”. A las 20, en el Auditorio Carlos Ortiz.

La democracia que tenemos es de muy baja calidad republicana, sostiene Natalio Botana. Y asegura que esto se percibe en “la relación que existe entre los tres poderes y en el Estado invertebrado que padecemos”.

El reconocido politólogo se presenta hoy en Los Foros del Ciudadano que organiza La Voz del Interior con el auspicio de Nación AFJP, y su disertación lleva el nombre de “Poder y hegemonía: el régimen político después de la crisis”. Es, asimismo, el título también de su último libro. La charla tendrá lugar esta noche a las 20 en el Auditorio Carlos Ortiz, ubicado en la sede integral de este diario, avenida La Voz del Interior 6080. La entrada libre y gratuita, y pueden adquirirse en avenida Colón 45 ó en el stand de informes del Patio Olmos

“En el libro pretendí describir el régimen político de los últimos años, por lo tanto está pensado sobre el horizonte próximo e histórico de la última gran crisis, entre 2001 y 2002”, dice Botana al referirse a su publicación y, por lo tanto, a los temas que desarrollará en su charla. “La reflexión consiste en saber qué es lo que ha pasado en el país desde aquella fecha hasta el presente”, adelanta. Y agrega que “los principales ejes son la crisis de la representación política, la tendencia a la hegemonía y las paradojas que de ella resultan”.
Sobre este punto plantea lo siguiente: “Desde hace muchas décadas hay un impulso hegemónico muy pronunciado, y la característica es que esas hegemonías son muy cortas y terminan abriendo nuevos espacios para la ingobernabilidad y el carácter invertebrado del Estado argentino”.

Por eso asegura que “el contrapunto a la hegemonía son los ideales republicanos”. El investigador también se preocupa por pensar “sobre las promesas y realidades que se abren con vistas al bicentenario que, dicho sea de paso, está a la vuelta de la esquina”.

–¿Cómo ve el funcionamiento de la república?
–Una de las hipótesis más fuertes que recorre el libro es que tenemos una democracia con muy baja calidad republicana. La democracia efectivamente funciona, y a pesar de que estamos en un año grávido de conflictos, tensiones y movilizaciones, habrá elecciones y el pueblo va a expresar su soberanía. Pero si nos referimos al núcleo institucional de la democracia, que es el corazón de la tradición republicana, las cosas andan muy mal y diría que se van agravando.

–¿En qué aspectos ve claramente esa deficiencia?
–Se percibe en las relaciones que existen entre los tres poderes de la república y en el Estado invertebrado que padecemos, lo que está a la vista de cualquier ciudadano que sufre el penoso Estado de nuestra infraestructura. Podemos tomar el tema del transporte, por ejemplo, donde es posible ver un signo del deterioro tanto en los aviones y en los ferrocarriles, como en el estado calamitoso de nuestros caminos, los accidentes de tráfico, etcétera. Todos estos elementos convergen para señalar que tenemos una democracia débil, sin esqueleto, porque lo único que puede proveerle sustentabilidad, consolidación y, sobre todo, calidad de vida son las estructuras republicanas. Pero en ese sentido hemos fallado enormemente, ya sea en el plano nacional como provincial.

“La debilidad republicana siempre fue muy marcada en nuestro país”, dice Botana. Y señala que “aun en las épocas de mayor expansión económica y demográfica, cuando estábamos muy bien porque las tasas de crecimiento y de movilidad social eran muy altas, sucedía lo mismo”. Una situación que se agrava porque “se le suma la debilidad de los partidos políticos”, dice. Y agrega: “Si los partidos políticos están pasando tan mal momento en la actualidad no es producto de la crisis de 2001 y 2002, sino de una situación que viene de muy lejos”.

–¿Cómo se puede superar esa tendencia a la hegemonía?
–Lo que tenemos por delante, tanto en el plano nacional como provincial, es una muy trabajosa reconstitución del tejido de la mediación social. Entiendo por ella a la mediación social pacífica, tal cual la propone el sistema representativo. En ese plano estamos muy débiles porque desgraciadamente los partidos políticos se han desarticulado, y nos encontramos frente a un proceso histórico que hay que resaltar. La desarticulación de los partidos políticos es muy rápida, pero la reconstitución demanda un período de esfuerzo mucho mayor.

–¿Cómo se encuadran los movimientos sociales en la coyuntura actual?
–Son la contracara de esta situación tan complicada de los partidos políticos. En ausencia de esta mediación a través del sistema representativo, está creciendo el poder de la calle y la acción directa de grupos que se organizan, ya sea con un plan estratégico o espontáneo, como sucedió en la Estación Constitución días pasados. El problema es que esta acción directa o protesta no se da a través de partidos políticos con un proyecto de reconstitución nacional; es decir, un proyecto que abra el país al futuro y rehabilite en nosotros el apetito por el largo plazo. Ésa es la tarea a la que convoco a través de mi libro, una tarea muy difícil, por supuesto, porque en política destruir es fácil, pero reconstruir es muy difícil. Necesitamos espíritus constructivos.

Desigualdad y corrupción
–¿Qué se debería hacer para atenuar el problema de la desigual distribución de la riqueza y la exclusión social?
–Nuevamente vamos ahí a la atonía republicana que nos azota. Está demostrado en el mundo que no hay política de igualdad, y la política de distribución del ingreso tiene que ver con ella, sin sólidas instituciones estatales. Para resolver el tema de la distribución del ingreso es necesaria una muy activa política de inversión pública, porque desde que finalizó la Segunda Guerra Mundial la historia ha demostrado que constituye uno de los motores para luchar contra el desempleo.

–¿Y qué ocurre en este punto en la Argentina?
–Las instituciones que deberían gobernar la inversión pública están penetradas por la corrupción. Y aquí tenemos dos problemas sumamente graves. El primero remite a una cuestión de principios, de ética, ya que es ir en contra de la tradición republicana ser corrupto (y eso se dice desde la época del pensamiento clásico, de Cicerón a Maquiavelo). El segundo es el costo que significa la corrupción: el costo de ineficiencia, el costo de que cuando comienzan las investigaciones se paran las inversiones, etcétera, etcétera.

Para Botana esta situación, que estalla en el nivel del escándalo, “tiene mucho que ver con la solidez, la transparencia de las instituciones y el sentido universal del Estado que no debe estar al servicio de determinados grupos enquistados en el poder, sino al servicio del bien de todos”.

El politólogo añade que “de este modo puede verse claramente cómo el tema de la desigualdad y la distribución del ingreso está relacionado con el problema institucional”.

También subraya la importancia de la cuestión fiscal. “La distribución del ingreso en las grandes democracias sustentables y consolidadas se ha resuelto con el predominio de los impuestos directos (impuestos a las ganancias e impuestos al patrimonio)”, mientras que en la Argentina predominan “los impuestos indirectos, que son regresivos y en virtud de los cuales están pagando igualmente los ricos y los pobres”, concluye.

fuente: http://www.lavoz.com.ar/07/05/23/secciones/cultura/nota.asp?nota_id=74187

martes, mayo 22, 2007

Cuál es la situación real de niñ@s y jóvenes en nuestro país a dos años de promulgada la norma que reemplazó la arcaica ley de patronato? ¿Por qué nuestro país demoró quince años para reformular sus leyes luego de firmada la convención por los derechos del niño? ¿Qué significa hablar de participación, qué transformaciones implica? ¿Cómo abrimos espacios en nuestras organizaciones para la participación de los niñ@s y adolescentes? ¿Cuáles son los desafíos que nos planteamos al respecto? Estos fueron algunos de los interrogantes que sobrevolaron las discusiones que durante dos días poblaron la sala de conferencias del Hotel Cesar Carman, durante el primer Seminario Taller sobre Derecho a la Participación de niñas, niños y adolescentes.

Durante los días 23 y 24 de abril, en el Hotel propiedad del Automóvil Club Argentino, se desarrolló este primer este encuentro en el marco del Programa Oportunidades Laborales para jóvenes vulnerables y estuvo organizado por Cecopal, La Luciérnaga, APADIM – Córdoba y la Comisión de Apoyo de Trabajadores de Volkswagen Córdoba, con el apoyo de Terre des Hommes Alemania.En este encuentro marcado por la participación y el diálogo, unos 30 representantes de organizaciones sociales cordobesas abordaron mediante charlas y debates temas como la promoción del derecho a la participación como sustento de otros derechos, la incorporación del enfoque de derechos a las prácticas institucionales, los viejos y nuevos paradigmas en torno a la infancia, el paso histórico que se ha dado desde el paradigma del “secuestro de los conflictos sociales” a la convención de los derechos del niño y el nuevo modelo de protección integral del niño y adolescente (Ley 26061).

Otras temáticas abordadas fueron, la construcción de la participación, los niveles ysus formas y la puesta en común de las experiencias y prácticas que llevan adelante las organizaciones en relación al tema.

Como cierre de este encuentro se apuntaron algunas estrategias metodológicas para la planificación de intervenciones que promuevan el derecho a la participación y defensa de los derechos de niñas y niños, apuntando a desarrollar nuevos proyectos en esta dirección.
En este primer seminario – taller participaron unas 30 personas, representantes de las siguientes organizaciones cordobesas: La Luciérnaga, Cecopal, Fundación Matras, Sehas, Serviproh, APADIM – Córdoba, Casa del Joven, Asociación Civil Sal Y Luz, La Minga, Comisión de ayuda comunitaria de Trabajadores de Volkswagen Córdoba, Comedor Boquitas Llenas, Terre des Hommes.


Presentación

Las jornadas comenzaron con la presentación del programa en el que se enmarcó el evento.Esto fue muy importante en la medida de que permitió analizar,haciendo una retrospectiva, el camino que hemos recorrido como un aprendizaje mutuo en el que se fue generando una relación fuerte de confianza entre las organizaciones. Coorganizado junto a TDH, se invitó a otras organizaciones sociales de Córdoba que tienen un arraigado trabajo en la comunidad con niños, niñas y adolescentes y que plantean el paradigma de los derechos y la promoción de la participación de este colectivo.


En las primeras horas de la mañana, la primera charla abordó la promoción del derecho a la participación como sustento de otros derechos. Marysel Segovia y María Eugenia Valles comenzaron revisando históricamente la construcción social de la Infancia, del concepto de la infancia: en todo caso, la historia del control de la infancia por parte de los adultos.El punto de partida en este recorrido está en la revolución industrial y la Revolución Francesa como momentos históricos que ponen límites a la autoridad soberana y plantea igualdad de los ciudadanos ante la ley. Estos hechos instauran un nuevo “pacto social” marcado por el liberalismo y la garantía de derechos individuales y ciudadanos.Sin embargo, el beneficio se dirige a una población de carácter selectiva y exclusiva. El beneficiario tipo de estos derechos es el varón, propietario, adulto y productivo, quedando los niños (y las mujeres y otros grupos sociales) fuera del establecimiento de derechos y del concepto de ciudadanía.

En este marco histórico es importante el rol desempeñado por la escuela como institución encargada de generar un tipo de ciudadano homogéneo. En este sentido, la escuela es la encargada homogeneizar, de mantener el status quo, interés de la burguesía otrora revolucionaria pero devenida en clase hegemónica. Es decir, la institucionalización es la lógica que se instala como resolución de los conflictos sociales.A fines del siglo XIX se crean los tribunales de menores. De esta manera, el destino de niños y niñas pasa a manos de la orden de un juez, situación que es conocida como el “secuestro de los conflictos sociales”. Esta es una peligrosa política que pone en práctica el “secuestro” de los conflictos mediante la segregación, del encierro, a los sectores más vulnerables y desprotegidos de la sociedad.
Paralelamente, se produce también la división entre lo público y lo privado. En este fenómeno los conflictos sociales son retirados del escenario público, son privatizados. En ese contexto, la ley y el orden que reglaba la vida de niños, niñas y adolescentes era la ley del padre. Esta persona era el encargado de mantener el orden familiar y castigar al que lo alteraba.

Los cambios políticos y económicos de los siglos 18 y 19 generan la creación de el Estado de Derecho para justificar, monopolizar, legalizar y enmarcar la violencia del estado, pero los niños se encuentran al margen y esta situación se naturaliza. Esta realidad social se sostiene en el paradigma hegemónico hasta las últimas décadas del siglo veinte.Luego de este recorrido, la exposición desembocó en la formulación legal del nuevo paradigma, que se venía discutiendo desde los espacios académicos y de la sociedad civil: “En este marco histórico, el 20 de noviembre de 1989 en la Asamblea General de Naciones Unidas se firma la Convención Internacional de los Derechos del Niño.

Comienza así un cambio de mirada y que apunta a refundar todas las instituciones públicas incluyendo la mirada del niño.”Desde este paradigma el Estado debe construir un nuevo pacto para integrar la diversidad, incorporando la propia mirada de los niños. Lo indispensable es la participación de los niños que alimenta el consenso social, un nuevo estado ( una nueva forma de concebir la comunidad, como operación intelectual), plural, mestizo.Recién quince años después, nuestro país promulga la Ley 26061, conocida como la Ley de Protección Integral de niños, niñas y adolescentes.
Concebida la niñez como ciudadanía y basada en la autonomía progresiva de los niñ@s, concebidos como sujetos de derecho, con derecho a ser oído por autoridades y participar en toda instancia de su interés.Se instala, de esta manera, a partir de la norma el derecho a participar, ser oído, opinar, escuchar su opinión. Derecho a participar en la vida cultural y artística (Artículo 31) o derecho en la vida escolar democrática, democratización de la escuela (Artículo 28).

La escuela se irige así como un nuevo espacio democrático, en el cual se parte de la idea pedagógica de que para ser educado en la construcción democrática se debe vivir la experiencia, vivir la participación en la escuela, la norma debe garantizar las ideas de una educación en democracia. En este sentido, la Familia-escuela-comunidad, son transformados como los principales ámbitos de participación de los niños.

La Participación también entendida como instrumento de construcción social, debe generar en los adultos una actitud positiva , una obligación, en la apertura de espacios sociales, en conceder espacios de poder a adolescentes y niños.Sin embargo, estos derechos son normas que no siempre se llevan a la realidad.La escuela, con su histórica estructura de autoridad vertical, ¿cede espacio de poder? ¿Cómo se construyen desde las instituciones espacios de participación en el diagnóstico y seguimiento de proyectos?

Estamos hablando, no de participación decorativa sino efectiva, aquella participación que puede influir en la autoridad.Por demás, la lucha por derechos del niño ha sido dicha y hablada con la voz de los adultos, se han redefinido los espacios, roles, etc., pero no se ha pasado al estadio de aceptar que los niñ@s y adolescentes participen en la definición de las reglas del juego.
Actualmente en los ámbitos jurídicos de Argentina está instalada la discusión generada por las contradicciones entre normas del Código Civil y la nueva Ley. Esta situación lo que genera es la lucha contra la presión corporativa de jueces de menores y asociaciones o instituciones privadas antiguas, con la finalidad de derogar lo que este contra la nueva ley.Este nuevo paradigma presume la capacidad de los niñ@s para determinar qué es mejor para sí mismo, es decir, la posibilidad de pasarse de la definición adulta por una compartida. En la cual,la capacidad-discernimiento, con el que actúan se basan en la capacidad de analizar, de sus intereses, desplazando al adulto en el sentido que el niño tiene capacidad de discernimiento, lo que garantiza que el niño pueda ser escuchado.

De esta manera este paradigma da paso a otros derechos, a ser escuchados, a la participación en la vida pública, a una participación protagónica, desde la cual el niño puede hacerse cargo de su realidad, su vida, en lo grupal, en lo colectivo.

Luego de las charlas, se formaron cuatro grupos entre los participantes quienes representaron distintas situaciones, en las que se evidenciaba, mediante la actuación, la vulneración de algún derecho de los niñ@s y su resolución. Así, se pusieron en escena situaciones como: un juez de menores que huye de un taller de radio en un instituto de menores, asediado por los jóvenes que supuestamente estaban a su cargo y nunca había visitado; las contradicciones de maestros y directivos de escuelas que ostentan discursos de promoción de derechos y participación de sus alumnos pero no abren los espacios para que esa participación se concrete en la misma escuela; el sometimiento de una esposa y sus hijos ante el mandato paterno y la realidad de los niñ@s trabajadores que deben enfrentarse en una relación de desigualdad a patrones abusivos.


Con envidiable histrionismo los participantes del seminario relataron experiencias típicas y en cada caso se reiteraron cuestiones como la libertad-sumisión en las instituciones Familia-escuela-trabajo, el rol del adulto como promotor u obstaculizador de la participación y la resolución dada por la participación colectiva, por la búsqueda y construcción de nuevos vínculos y espacios que fortalezcan y den lugar a procesos de participación protagónica.
Continuando con las exposiciones del Seminario, se analizó el tema de los Viejos y Nuevos paradigmas en torno a la infancia , temática que estuvó a cargo de la abogada especialista Julia Reartes.

La idea fundamental de su exposición apuntaba a la necesidad de avanzar sobre los derechos del niño, mediante la efectiva aplicación de la Ley 26061.Según la especialista, la vieja ley de Patronato implicaba un sistema selectivo, ya que abordaba solamente la infancia pobre como intervención estatal, en este sentido, los conflictos de los niños de otras clases se dirimían en el ámbito de lo privado. Esta situación era irregular debido a que garantiza derecho a juicio, siendo visto como un sujeto, no ciudadano.

Es decir, el sistema jurídico no estaba (ni está) preparado para resolver los problemas sociales; frente a un problema social se tiene una respuesta judicial (institucionalización, segregación), en consecuencia niñ@s son visualizados, tratados y concebidos como delincuentes. Este rol del poder judicial es funcional a la ausencia del poder ejecutivo, suple la desinversión del estado en políticas públicas.Increíblemente, la promulgación de la nueva ley, la que viene a echar por tierra esta situación ha generado resistencia corporativista del sector judicial y otras instituciones que tienen intereses en el viejo sistema (organizaciones que gerencian la institucionalización de los niños y jueces de menores) y presionan para que la ley no desmantele sus negocios.

Entre las principales implicancias positivas de la Ley 26061, la abogada aseveró que promueve el acceso efectivo a los derechos; deroga el patronato del Estado y lo reemplaza por un sistema de políticas públicas de carácter descentralizado (establece consejos municipales para planificación de políticas de infancia); promueve medidas proteccionistas de derechos y reconoce el rol del poder judicial sólo para casos de “medidas excepcionales” (prohíbe la intervención judicial por problemas sociales y la aplicación de medidas privativas de la libertad por motivos sociales o causas asistenciales). Establece la competencia de los casos en los juzgados de familia (no de menores).Fortalece herramientas constitucionales de exigencia de derechos, como las acciones de amparo, las medidas cautelares y los pedidos de información pública.

En la segunda jornada del seminario, la primera exposición, continuó con el tema de la participación desde un Enfoque Psicosocial. En este caso la psicóloga Silvia Plaza propuso pensar la participación desde los procesos psico-político – sociales, a partir de cuatro tópicos o puntos:

1- Procesos psico - sociales de la participación orientados a la conservación o transformación.Aquí la disertante abordó la participación como concepto clave, que implica ser parte en las acciones con otros. Para lograr esto, la especialista destacó la importancia de que la participación se realice desde contextos sociales propios, de manera, voluntaria, intencional, libre y organizada. Si no se tienen en cuenta todos estos elementos no podemos hablar de participación, en este sentido reconoció las relaciones de poder y el conflcto permanente que estas ideas conllevan a la hora de la participación.
Es por esto, que los procesos de participación que apuntan a la transformación generan la desnaturalización de las relaciones de poder.

2- Problematización de los grados de participación.Para entender las problemáticas asociadas a la participación, la abogada destacó la importancia de diferenciar los diferentes grados de participación a los cuales acceden los sujetos.
En este sentido, al hablar de participación Real se hace referencia a la real participación en los procesos de decisiones de los sujetos que permita el involucramiento en su vida, la toma de decisiones y procesos de toma de decisiones. En tanto, cuando se habla de Participación Simbólica se hace hincapié en la ilusión que se ejerce sobre los sujetos cuando en realidad hay manipulación sobre sujetos desde intereses propios, simulación.

3- Conceptos, necesidades, procesos emocionales.Para comprender la participación existen diferentes conceptos asociados, la idea de participación comunitaria que tiene efectos políticos, construye lo público, es decir se refiere a la intencionalidad de la acción, bienes y servicios del Estado, espacios públicos.
En este sentido por Bien Público, se entiende todo lo que implica la distribución de recursos, espacios del estado; bienes comunes sera todo aquello que los sujetos, organizaciones, construyen, distribuyen e instituyen como común. Es decir, forma parte de la vida común, es de todos, pero no viene del estado. Por ejemplo, agua, arroyo.Y por último el Bien Simbólico que es el conocimiento sobre la relación entre estos que se construye como común. Un bien que es construido, llamado, conceptualizado, vivido y representado como simbólico.

Por otro lado, la participación colectiva tiene efectos de carácter amplios, genera socialización, y un efecto especifico, que es innovar en la acción de formas alternativas de acción, una posibilidad alternativa de acción política de carácter más informal.La técnica de conversación, hace referencia a la posibilidad de instituir en la relación con el otro la circulación de significados de los sujetos. Lo que significa ejercer el derecho de participación.Otro de los conceptos abordados fue las teorías de las necesidades, como participación con derecho, y como se considera el ejercicio de ese derecho.

En este sentido se resaltó la importancia de la Necesidad y participación, desde una perspectiva política, en donde es sumamente importante quien y que enuncia, como se realizan las interpretaciones de las necesidades y la lucha de interpretaciones.

Frente a este panorama, el interrogante es el siguiente ¿Qué oportunidades tienen los sujetos de enunciar sus necesidades?Al hablar de Necesidades reconocemos al sujeto de la necesidad y sujeto significación. Es decir, la necesidad es el motor de la acción, que impulsa a los sujetos a encontrarse para la acción y en la acción, en el encuentro. Esto es lo que le permite dar sentido a la necesidad, y por medio del cual se producen productos inmediatos o mediatos.
Para que las necesidades puedan realizarse es importante las comunidades, como espacios donde la significación y la participación solo se realiza en acción con otros, en accion comunitaria.
¿Quiénes son y donde estamos? Partiendo de la idea de un Espacio delimitado en lo concreto; la definición de lugares de trabajo no nos definen lo comunitario pero si lo que hay de lo simbólico y el significado de los sujetos. Esto tiene que ver con las condiciones objetivas del espacio y las características subjetivas que le dan los actores .

Lo que implica que no cualquier proceso es de participación comunitario o son participativos real “cualidad de los procesos”.Por su parte los Procesos afectivo no solo son aquellos individuales como sujeto que siente, sino que son sentimientos de construcción colectiva, en la medida de que los sujetos son construidos socio culturalmente, es decir, estan ligados al movimiento y al espacio cultural.Por ejemplo cuando refiere a sus problemas, afecto, miedo, impotencia, indiferencia, no los refiere a si mismo, sino a un colectivo aunque no pueda definirlo.
Estos sentimientos, forman parte de una dimensión afectiva, que determina las necesidades y hace referencia a procesos de participación.En este sentido, el sentimiento de pertenencia o comunidad, habilita al sujeto que es miembroa tener un sentimiento a un lugar, a un contexto mayor, lo que es clave para trabajar, ya que permite ubicar y vehiculizar los procesos participativos.

4- Condicionamientos de los procesos participativos, medios que actúan como facilitadores o inhibidores, los distintos niveles de análisis.La especialista hace hincapié en que no nos sirve la idealización de mundos desfasados ya que esto nos traban las posibilidades de ver procesos reales, en estas instancias no hay participación ideal y es de suma importancia poder objetivar los propios procesos.La idea es que en los procesos participativos intermedios, no están las condiciones dadas por factores externos, cultura política y conservadurismo ( procesos históricos de participación, trayectorias organizativas) y factores internos, psicosociales, actores internos y actores externos, los individuos.

Como Obstaculizadores y facilitadores de participación. Se destaca las condiciones sociopolíticas,los factores externos (distinguir lo transformable de lo que no es) institucionales, presupuestos, recursos, negociaciones con sectores para acceder a un bien, utilitaria, pragmática y psico social.Esto se relaciona al uso político de las necesidades, pactos políticos con ONG, con el sistema político imperante.

Es una herramienta importante, como diagnóstico comunitario, ya que exige pensar el que y desde donde el que, como una manera de ser una técnica sistemática que permita la devolución a la comunidad.El componente “aprendizaje”, de una educación popular (concepto vigente en esta mirada), son significativos para los participantes, en la medida de poder aprender un hacer con el otro, aprender de una acción innovadora, aprender a moverse con lo informal, es decir, aprendizajes de reflexión crítica y social.
Luego de las exposiciones y a modo de cierre, el seminario continuó con la presentación por parte de Cecopal, La Luciérnaga y APADIM – Córdoba de casos de prácticas institucionales de participación de niñ@s y jóvenes.

En primer lugar, la presentación de La Luciérnaga a cargo de Oscar Arias, comenzó con los principios desde los cuales surge la Luciérnaga, las acciones desarrolladas, la postura de la fundación de defender el derecho al trabajo, a la dignidad en un contexto en el que el 50% de la población son niños y adolescentes y eminentemente vulnerable.

Basado en las ideas de los niños protagonistas como marco teórico fundamental se construyó una reivindicación del trabajo digno y su derecho (“sí al trabajo, no a la explotación”, dicen los niños) Esto lleva a la necesidad y derecho de organización, para la mejora de las condiciones. En este marco se apuntó a que, por ejemplo los jóvenes no resuelvan conflictos de forma violenta , considerando de que esto se logra con educación popular.

En este contexto, La Luciérnaga reconoce que el objetivo primordial de la revista institucional es sensibilizar la opinión pública, que los chicos se vean reflejados en la revista, no necesariamente escribiendo, sino hablando, dando testimonio.

Luego continuó la presentación de la experiencia del Centro de Estudiantes de APADIM Córdoba, cuyo objetivo es el de fortalecer el protagonismo de los jóvenes desde una participación real y activa, en un espacio que se caracteriza por permitir el encuentro con otros ante la posibilidad de decidir de manera colectiva.
Entendiendo que la participación se encuentra en estrecha relación con el acceso al poder de decisión. Esta experiencia encuentra también su origen en el grupo de autogestión que permitió asentar bases sobre la participación.Esta experiencia se basa en la idea de que toda persona necesita de “otros” para ser, en el sentido de ser parte en la sociedad como protagonista de su propia historia y la posibilidad de acceder a espacios de decisión, un gesto cotidiano. Ahora bien, nadie nace sabiendo por lo que es necesario aprender nuestros derechos políticos, civiles y sociales.

Familia y sociedad son lugares importantes en este aprendizaje y desde temprana edad deberían brindar los medios para entender que somos sujetos de derechos y abrir los espacios donde estos sean aplicados.Algunas de las expresiones los jóvenes: “tenemos Derecho a tener nuestro propio centro de estudiante como en otros lugares del mundo”... “buscamos espacio para crecer, en vez de solucionar uno solo, solucionar todos juntos...”

Cerrando este segmento CECOPAL presentó un video de la organización del evento Expojoven, que ya lleva 11 ediciones en Córdoba y cuenta con la participación de cientos de adolescentes de distintos barrios populares e instituciones.
A partir de las imágenes y del relato de las producciones culturales y comunicacionales que los jóvenes realizan en esos encuentros, compartieron las reflexiones institucionales acerca de la construcción de otras formas de participación no instituidas, educación popular.

La última parte del seminario estuvo dirigido a pensar estrategias de intervención que promuevan el derecho a la participación y defensa de los derechos de niños y niñas. Mediante una exposición de Milagro Brondi y un taller posterior en el que los representantes de cada organización plantearon puntos de partidas para proyectos y estrategias de intervención que promuevan el derecho a la participación de niñ@s y jóvenes en las mismas organizaciones.Los aportes y las reflexiones que poblaron el Seminario, más allá de las teorías, intentan lograr que los jóvenes, niños y niñas puedan acceder a espacios reales de participación, diseño, creación y encuentro.

Las organizaciones participantes entienden que el entendimiento y la puesta de común, de estos procesos sociales de participación y construcción ciudadana, son los elementos fundantes para ejercer el derecho a ciudadanía y desarrollo personal.

viernes, mayo 18, 2007

La entrada de un meteoro, estrella fugaz o materia interplanetaria a la atmósfera iluminó hoy el cielo de Córdoba y de varias provincias argentinas, como Buenos Aires, Santa Fe y La Pampa. El fenómeno se registró cerca de las 7 y fue observado por miles de argentinos que estaban a esa hora en la calle y se percibió debido a que en esos momento aún no había luz solar. Relámpago. "Fue como un relámpago que duró un segundo, pero que su resplandor me llamó la atención", contó Cintia, una porteña del barrio de Floresta, que esperaba el colectivo cuando vio la luz en el cielo. Otros cordobeses afirmaron ver hacia el sector este “como una especie de bola, con la forma de una gota de agua brillante, de colores azul y verde”. Meteoro. Juan Puerta, del Observatorio Astronómico de Córdoba, explicó a Mitre 810 que el destello respondió a la entrada en la atmósfera de un meteoro o estrella fugaz que "se pone incandescente por el rozamiento y eso es lo que se ve como destello".

Por su parte, Alejandro Blain, de la Asociación de Amigos de la Astronomía, dijo que el resplandor pudo ser "una estrella fugaz o bien pedazos de un satélite". El experto advirtió que la entrada de estrellas fugaces son episodios que suceden "uno cada 800 horas", pero aclaró que "algunos son más observables que otros". Un bólido. Jorge Coughlan, de la Liga Iberoamericana de Astronomía, dijo no haber visto el suceso, pero señaló que "por las referencias de los oyentes sin duda se trató de un bólido, materia interplanetaria que ingresó a la atmósfera de la tierra, se fue desintegrando". Explicó a Cadena 3 que "eso es muy común, incluso son muy brillantes, muchas veces pueden brillar más que la luna e incluso que el sol, y son hasta observables de día". Remarcó que "simplemente fue materia interplanetaria" y que "por la hora en que sucedió, es un objeto que tomó a la Tierra de frente. En ese momento la parte oscura va adelante, toda la materia que va ingresando a la atmósfera se desintegra". "Cuando el cuerpo tiene regular tamaño, podemos considerar un meteoro quizá del tamaño de un puño cerrado, que produce este tipo de fenómeno", describió el científico. Muy alto. Precisó que "es algo que sucedió muy alto, por eso se vio en distintas localidades de la Argentina, a gran velocidad, quizá a más de 150.000 kilómetros por hora". "Se desintegró y se vio con esa forma de lágrima, con chispas dispersas y un rastro de luz de distintos colores. Es materia que no llegó al suelo", destacó el profesor Coughlan.

Fuente:http://www.lavozdelinterior.com/07/05/18/secciones/sociedad/nota.asp?nota_id=72920
Próximos a comenzar la Semana de Mayo, recordamos por qué hoy se conmemora el día de la escarapela, uno de los símbolos patrios que nos representa.

Un poco de historia…
El Día de la Escarapela, fue instituido por el Consejo Nacional de Educación el 18 de mayo de 1935. El origen de los colores de la escarapela y las razones por las que fueron elegidos para simbolizar a la Patria no pueden establecerse con precisión.

Entre muchas versiones, una afirma que los colores blanco y celeste fueron adoptados por primera vez durante las Invasiones inglesas (1806-1807) por los Patricios, el primer cuerpo de milicia urbana del Río de la Plata y que luego empezaron a popularizarse entre los nativos. Se dice también que la escarapela argentina fue utilizada por primera vez por un grupo de damas de Buenos Aires al presentarse a una entrevista con el entonces coronel Cornelio Saavedra, jefe del Regimiento de Patricios, el 19 de mayo de 1810.
Según documentos históricos, el 18 de febrero 1812, el Triunvirato declaró por decreto que la escarapela Nacional de las Provincias del Río de la Plata fuera de color blanco y azul celeste. La adopción de este distintivo fue propuesta por Manuel Belgrano porque hasta ese momento sus soldados usaban una divisa de color rojo, similar a la de los realistas y otros llevaban una diferente, unos días después los ciudadanos comenzaron a usar el nuevo Distintivo Nacional.

Si bien la bandera es nuestro símbolo patrio que más nos representa, la escarapela es aquel que más nos une como pueblo, puesto que al usarla nos sentimos representados unos en otros, tomando conciencia de que más allá de las diferencias nos une el sentimiento y el sueño de una Argentina grande.

Lo primordial para nuestro presente no es determinar el origen de una tradición, sino saber ver y transmitir en el uso este símbolo patrio el amor por nuestro suelo y, por sobre todas las cosas, el compromiso individual por construir una Nación.

fuente:http://www.educared.org.ar/CAL_EDU/05/05_18.ASP

miércoles, mayo 16, 2007

Isidora Díaz, la madre del alumno y esposa del fiscal Roco Colazo, cargó hoy en durísimos término contra la directora del colegio y contra el intendente de Huinca Renancó, Oscar Saliba.
"Acá no se ha evaluado la inoperancia de la directora que nunca comunicó esta situación de falta de respeto y de discriminación del profesor hacia el alumno", se quejó la mujer.
"La movilización es una campaña política del intendente de Huinca Renancó", añadió, para luego explicar que durante la marcha de ayer "estaban los padres y los profesores, por qué (hacen) campaña política", agregó.

Si querés leer la nota completa enträ a http://www.lavoz.com.ar/07/05/16/secciones/sociedad/nota.asp?nota_id=72264
La repercusión del caso de Huinca Renancó generó en la sociedad diversas posturas y opiniones. Transcribimos a continuación la reflexión sobre el tema de Lucía Garay, psicopedagoga y analista institucional.
Redacción de la Voz del Interior

Recurrir a la Justicia para dirimir conflictos en el campo escolar producidos por necesidades y demandas escolares insatisfechas, es un emergente de procesos disruptivos, sociales e institucionales, que, desde hace mucho, están sucediendo. Así, un hecho como el de Huinca Renancó, se convierte en una válvula de escape o en una alcantarilla de la que brotan peleas y reivindicaciones no escuchadas ni atendidas, discursos desmesurados, actos irreflexivos. Todos los pedidos de amparo judicial para que una escuela rectifique una medida disciplinaria o un resultado académico vienen de los padres; es decir, de algún modo, de la comunidad.

¿Qué le da origen? La sospecha y desconfianza acerca de la calidad profesional y la autoridad de quienes evalúan y deciden: docentes, directivos, supervisores, funcionarios. ¿Es infundada su desconfianza? Quizás en este caso particular sea infundada; pero la representación dominante en la sociedad sobre las escuelas públicas es de deterioro, descomposición, carencias e indisciplina de trabajo. Muchísimos chicos y sus padres sienten, en particular con la secundaria, que hay que lograr a toda costa pasar de año e irse lo antes posible. Repetir de año es un obstáculo que hay que revertir como sea, amparo judicial mediante. Después verán si se deciden a estudiar y aprender. Esto vale para la clase media y alta. Para los pobres la escuela es otra cosa; ellos quieren estar a toda costa. Como una paradoja es a los que más expulsan.

La judicialización pone en escena una pelea entre adultos, padres, docentes, funcionarios, que aparenta fundarse en beneficio del alumno; pero en el fragor de la pelea y sus ecos mediáticos, esta intención se abandona para embarcarse en sus propios problemas; el poder de los padres para imponer su criterio –muchos papás y mamás quieren reivindicar su propia historia escolar de dificultades y fracasos–; docentes que se sienten intimidados y descalificados y que, por eso, reivindican no hacer ni comprometerse pedagógicamente con "los chicos problema"; funcionarios que siempre parecen "desconocer" y llegar tarde con soluciones a los problemas; amparados en una lógica administrativa que esconde su temor a intervenir para no pagar el "costo político".

En medio de la balacera está nuestro, pronto olvidado, jovencito de Huinca. Si un adolescente de 16 ó 17 años, ya no es un niño, debe dar examen de 12 materias, con 12 profesores diferentes, significa que algo muy dramático le está pasando con el aprendizaje, con sus deseos y motivaciones, con sus competencias intelectuales y emocionales para organizarse y estudiar; ni qué decir del desarrollo de su autonomía para relacionarse con los adultos, explicar, peticionar, defender sus derechos. ¿Qué será del futuro de estos jóvenes si algo tan básico y simple como el trabajo escolar no puede hacerlo sin sus padres? Es penoso reconocerlo, pero está en el camino del fracaso educativo que todo el poder social, judicial o económico de sus padres no logrará suplir cuando deba enfrentar la realidad por sí mismo.

No nos engañemos, la judialización de estos problemas educativos no restituye derechos; confirma el fracaso educativo, aunque lo disimula y crea la ilusión de que no existe. Judicializar es la antieducación.
Qué dice la sentencia

La discriminación, el argumento de la madre.
La madre del alumno argumentó que el profesor Hugo Strada no debía tomar a su hijo los dos exámenes que faltaban (el alumno tenía que aprobar una de las materias sí o sí, de lo contrario se quedaba de año) por "discriminación". En el fallo, la madre alega que el profesor menoscabó a su hijo por usar cabello largo, que lo menospreció y humilló "diciéndole que se recogiera el cabello como una nena".

Suspensión del examen y exclusión de Strada.
El juez Juan Solveira decidió hacer lugar al amparo y así suspender los dos exámenes que debía dar el alumno ante el profesor Strada. Tribunal sin el profesor. De esta manera, ordenó a la Demes (Dirección de Educación Media, Especial y Superior) para que en 20 días el alumno sea examinado por un tribunal imparcial y excluyó del tribunal al profesor cuestionado.

Testimonios.
La sentencia se basó principalmente en el testimonio de dos compañeros del alumno "discriminado" para fundamentar el fallo. En la sentencia uno de los compañeros asegura que el profesor Strada dijo que "para él (el hijo del fiscal) se habían terminado las clases". Según la sentencia, el otro compañero declaró que "el profesor le decía que se atara el pelo como una nena".

"Me pedía que me atara el pelo como una nena"
El jovencito dijo que le parecía “injusto” el trato que tenía el profesor para con él, ya que se dirigía -según contó- “de mala forma”.

Relato del jóven.
“Todo empieza cuando, los primeros días de clase cuando este profesor siempre se molestó con respecto a mi pelo, de la forma en que lo llevaba. Yo lo llevaba con media colita, y bueno, el profesor quería que me ate digamos el cabello completo”, se excusó el alumno, quien se había llevado en total doce materias, tres de las cuales no rindió, justamente las que dictaba Strada. “(Me pedía) que me lo atara digamos como una nena.

Eso me lo dijo en varias ocasiones y si tenía el pelo largo que me lo bancara. La última vez que decidí no concurrir a clases fue cuando me dijo que sus clases habían terminado para mí”, agregó el adolescente, quien manifestó que quiere seguir yendo a esa escuela, el Ipem 274 Lucio V. Mansilla, pese a la marcha del silencio que ayer realizaron padres y alumnos del establecimiento. “Yo pienso que me discriminó por el pelo”, sentenció

”Fue por justicia”.
“Con la actitud del profesor, digamos, era obvio que me iba a llevar las materias porque este profesor no me brinda ningún tipo de confianza”, añadió. El chico argumentó que el pedido del recurso de amparo surgió “al no ir más a clases” y para “tratar de hacer justicia”. “Después que me aplaza, no me brinda ningún tipo de confianza y ese profesor, digamos, no puede tomarme”, explicó el joven, quien agregó que se lleva “muy bien” con el resto de profesores y alumnos del colegio.

fuente:http://www.lavoz.com.ar/07/05/16/secciones/sociedad/nota.asp?nota_id=72264
Compartimos las últimas novedades sobre el caso.

“Los que tienen que cambiar son el docente y la directora en su actitud frente a mi hijo y no mi hijo frente al colegio.”, resumió su posición el fiscal Juan Manuel Roco Colazo. Su hijo pasó a quinto año del Ipem 274 Lucio V. Mansilla de la ciudad de Huinca Renancó –de 10 mil habitantes y ubicada a unos 414 kilómetros al sudoeste de la Capital– gracias a un recurso de amparo presentado por la familia donde se aducía discriminación por parte de un profesor. El episodio fue criticado desde múltiples sectores, entre ellos el gobernador José Manuel de la Sota y padres de alumnos y profesores de la escuela. Sin embargo, Roco Colazo no manifiesta ninguna intención de cambiar a su hijo de institución.

La vicedirectora y su madre, emocionadas por el apoyo de las familias
Ayer, unas 300 personas, la mayoría padres de alumnos, marcharon hasta el Ipem, donde fueron recibidos por las autoridades de la escuela. Hugo Strada, el profesor cuestionado, también participó de la movilización. Los directivos se mostraron conmovidos por el apoyo. Por su parte, desde la ciudad de Río Cuarto, el gobernador José Manuel de la Sota sugirió en relación al alumno: “No sé si sería bueno que siga cursando en esa escuela, no me parece bien”. También confirmó que se le realizará un sumario a la procuradora que dejó vencer el plazo para apelar el recurso de amparo. La medida cautelar fue presentada en febrero, luego de que el estudiante aprobara nueve de las 12 materias que se había llevado. Cuando reprobó Educación para la Salud, dictada por el profesor Strada, la madre decidió presentar el recurso de amparo antes de que rindiera las otras dos materias, también dictadas por Strada.

La directora y el profesor Strada en la movilización

El juez de primera instancia, Juan Carlos Solveira, del mismo tribunal en donde trabaja Roco Colazo, resolvió a favor y obligó a la escuela y al Ministerio de Educación provincial a formar un tribunal especial (los docentes concurrieron desde la ciudad de Córdoba). Entre los argumentos, el juez sostuvo que este profesor con insistencia molestaba al alumno por tener el pelo largo. Anteayer, el estudiante aprobó Física y reprobó Química, por lo que pasó de año, aunque con dos materias previas.

Docentes en un brete.
El problema se plantea ahora en que el alumno continúa en la escuela, lo que ha colocado en un brete a los docentes de la escuela. Néstor Lescano, secretario de coordinación gremial de la UEPC, aseguró que la situación no sólo excede a Strada, sino a todos los docentes de la institución e indicó que muchos profesores están planteando no evaluar al alumno. Pero la vicedirectora de la escuela, Mariel Gallo, explicó que la dirección presentó una nota a la Demes (Dirección de Enseñanza Media, Especial y Superior) para que les indique “cómo proceder en los exámenes de julio y quién le va a tomar las materias que le quedan” (Física y Educación para la Salud), ya que, seguramente, “el profesor Strada va a ser recusado por los padres”. No obstante, Gallo dijo que el alumno “se reincorporó normalmente a la institución, luego de rendir Química y Física en el turno excepcional”.

Fiscal cuestionado.

Según el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados, el fiscal Roco Colazo tuvo un pedido de jury en 2000, pero fue desestimado en 2001. Además, indicaron que tiene otra denuncia en trámite por mal desempeño, negligencia grave, mora en el ejercicio de sus funciones y supuesta comisión de delitos. El jurado debe decidir si la denuncia tiene entidad.

fuente:http://www.lavoz.com.ar/07/05/16/secciones/sociedad/nota.asp?nota_id=72200&origen=relacionadas

martes, mayo 15, 2007


En 1994 la Organización de las Naciones Unidas declara el 15 de mayo como el Día Internacional de la Familia con la finalidad de destacar la importancia social que la familia tiene en el seno de las sociedades.
Como primera institución de la sociedad, la familia requiere ser consolidada y resguardada de las problemáticas sociales que puedan afectar su núcleo central, para lo que es importante mejorar la capacidad institucional de las naciones para abordar mediante políticas integrales sus problemas y necesidades.
La constitución de la familia, así como sus características intrínsecas, ha ido enfrentándose a diversos cambios sociales. Estas modificaciones si bien han implicado avances en ciertas cuestiones y costumbres y retrocesos en otras, no deben alterar el sentido primordial de la familia como un ámbito natural de desarrollo y formación para el ser humano. Allí, las relaciones de cariño y comprensión entre sus miembros y de éstos con el resto de la sociedad, condiciona en gran medida el futuro de cada una de las personas: su forma de ver la vida, de pensar, de sentir y de implicarse o no con el resto de la sociedad.

Esta unidad social básica, que se encuentra en todas las culturas y épocas, no es estática. Al contrario, evoluciona con la sociedad y provoca que ésta avance. La prueba más palpable se encuentra hoy, donde el modelo de familia tradicional, tal y como se entendía antes, está evolucionado. Los temas de la familia están en el corazón de la agenda social: cambios en las estructuras familiares, envejecimiento demográfico, el incremento de la migración, la pandemia del VIH/SIDA y la globalización.

Fuente:http://www.unesco.cl/esp/sprensa/cprensa/23.act?tpl=ficha_impresion.tpl

lunes, mayo 14, 2007

Los días 14 y 15 de mayo nuestra ciudad será sede del encuentro Articulando Alternativas Populares en América en defensa del agua, la tierra y el ambiente en su segunda edición – TINKUYAKU 2 –

La actividad es la segunda que se realiza en Córdoba, la primera fue en el año 2006 durante la cumbre de los presidentes del MERCOSUR.
La misma ha sido concebida y articulada por las organizaciones integrantes de la Comisión Popular de Recuperación del Agua Córdoba, El Movimiento Campesino de Córdoba, el Foro Córdoba de Organizaciones de promoción y desarrollo, y las organizaciones que componen la Red Vigilancia Interamericana para la Defensa y el Derecho al Agua – RED VIDA –
En defensa de la tierra, el agua y el ambiente para poder seguir viviendo
AGUA
Hoy los pueblos de América estamos en campaña contra la privatización del agua, “..El neoliberalismo pudo pensar estrategias continentales y mundiales, también los movimientos sociales estamos globalizando la lucha, estamos unificando nuestras estrategias, estamos sorteando los obstáculos.

Los objetivos principales son el articular las acciones necesarias desde los ejes : “AGUA y SANEAMIENTO, UN DERECHO de TODOS LOS SERES VIVOS y HUMANO, FUNDAMENTAL” exigiendo que sea reconocido como: Un bien común y social que sea quitado de todos los acuerdos de comercio, desprivatizada y remplazada por una gestión Estatal – Pública – Comunitaria y Democrática, de Usuarios y Trabajadores con la participación de Universidades Estatales, Publicas.

TIERRA
Sólo con la organización y la lucha en los territorios hemos logrado detener el avance salvaje de los agronegocios. Sin embargo, el capital nacional y trasnacional sigue avanzando sobre los territorios y bienes naturales como si éstos fueran simple mercancía. Así contaminan suelos y agua, saquean montañas y bosques guiados por la ambición y el lucro.

Si querés seguir leyendo esta interesante nota entrá a http://www.tinkuyaku.org/

Programa tentativo
14 de Mayo: Apertura 18 hs en el auditorio de Radio Nacional Córdoba con la participacion de referentes mundiales en la Lucha por el Agua y nuestros bienes comunes. Y evento culturales sobre la tematica. 15 de Mayo: por la mañana Movilizacion y Marcha de movimientos sociales, politicos, sindicales y culturales en defensa de nuestros bienes comunes. 14 hs. Talleres Tematicos en el Cabildo de la Ciudad. 18 hs. Cierre y Festival en el Cabildo de La Ciudad.
· Fuera Suez- Roggio- Aguas Cordobesas de Córdoba y America
· Por nuestros derechos a la tierra, al agua y el ambiente en el campo y la ciudad.
· Por la Vida.

Otros links interesantes, Comisión Popular por la Recuperación del Agua
http://argentina.indymedia.org/news/2007/04/www.laredvida.org
Casa de los Trabajadores - Tucumán 367 – CórdobaC.P. 5000 - Te.: 0351- 4246943

jueves, mayo 10, 2007

Compartimos con ustedes un artículo publicado en la Voz del Interior por Graciela Busilli, quien en dialógo con Alejandro Biondi, nos cuenta lo siguiente...
Para mejorar un problema visual que lo aquejaba, en lugar de desalentarse Alejandro Biondi decidió buscar una solución propia. Biondi, de 72 años, es un vecino de Berrotarán aficionado a los inventos, que ideó un aparato oftalmológico que le permitió casi corregir su dolencia. Se trata de un rehabilitador visual que permite ejercitar los músculos de los ojos. Fue ideado y armado por este hombre que dice tener dos gustos que satisface plenamente: crear y viajar, este último compartido con su esposa. “Después de que me operaran los ojos y me colocaran un lente intraocular, me quedó la vista desviada.
Manejar, por ejemplo, se me dificultaba porque veía dos pares de luces cuando venía un auto de frente”, explicó Alejandro mientras acomodaba su invento sobre la mesa.
El tratamiento –según dijo– podía hacerlo en Córdoba o Almafuerte con especialistas.
“Pero me resultaba costoso y problemático viajar dos veces a la semana a alguna otra ciudad. Entonces me puse a pensar qué es lo que podía inventar. Consulté a Gustavo Varela, un óptico de Berrotarán, y él me dio algunas pistas. Hice un primer aparato que luego mejoré”, contó a este diario. Con su primera creación fue a consultar a Varela, quien le marcó algunos aspectos que debía mejorar para que realmente cumpliera la función que se buscaba. Tras algunos meses de realizar nuevos planos y buscarle “la vuelta”, finalmente Biondi diseñó un aparato que cumple con el objetivo de rehabilitar los músculos visuales.

El paciente coloca el mentón y la frente en apoyos que se acomodan de acuerdo al usuario. Con un sistema de tres poleas que se activa manualmente, una tenue luz se acerca y se aleja haciendo que –al focalizar en ella– se ejerciten los músculos oculares. La luz la da una pequeña lamparita que se utiliza en linternas, alimentada con pilas. Para esta creación, Alejandro dijo que invirtió no más de 50 pesos en materiales y 30 pesos más en soldaduras. Claro que no contó las horas insumidas. Asegura que le llevó más tiempo estudiar cómo hacerlo que el que le demandó la mano de obra. Pero –advierte, entusiasmado– esto no termina acá: un nuevo plano muestra cómo piensa perfeccionarlo para que sea desarmable y pueda transportarse en una pequeña caja. “A mí me dio buenos resultados. Lo utilizo diariamente para ejercitar la vista”, señaló Biondi, mientras mostraba cómo funciona su creación.
El óptico Gustavo Varela confirmó que el diseño de Biondi corrige problemas musculares de los ojos. Dijo que existen métodos con aparatos o manuales. El más sencillo es acercar y alejar a los ojos una birome, y el paciente debe focalizar en ella y así los músculos convergen y divergen y se fortalecen. También existen programas de computación que cumplen este objetivo, aunque su valor es bastante superior al invertido por Biondi.


El ser humano por naturaleza se caracteriza por su capacidad de aprender. A lo largo de su desarrollo va creando una gran diversidad de estrategias que le permiten sobrevivir, donde intervendrán habilidades cognitivas y un aparato psíquico que lo determine como sujeto. Esto es lo que lo caracteriza como singular y portador de un deseo propio.
Partiendo de esta idea es posible pensar que más allá de la supervivencia, generamos recursos y situaciones que nos posibilitan el aumento de nuestra calidad de vida. Con esto último se hace referencia a las condiciones de vida deseadas por toda persona en relación a los derechos que poseemos, al bienestar emocional, físico y material anhelado; lo que incluye un desarrollo personal y una autodeterminación.
A su vez se destacan las relaciones interpersonales que hacen, entre otras cosas, a la inclusión y vida en sociedad.


Desde el diagnóstico de discapacidad de un sujeto y frente a una sociedad que exige una adaptación rápida, con agilidad y practicidad de pensamiento, donde el adulto es considerado como tal a partir de su inclusión laboral; qué pasará con la participación social y calidad de vida de aquellas personas con discapacidad que no se encuentran en condiciones de emprender un proceso laboral. Será extraño para algunos sectores de la sociedad imaginar al adulto discapacitado como un ser que pueda ocupar espacios culturales y roles sociales.
Lo importante es mirar más allá de su discapacidad; reconocerlo como capaz de decidir sobre su vida en relación a sus gustos y preferencias, incluyendo sus conocimiento y habilidades particulares, con la necesidad de compartir espacios que posibiliten relaciones interpersonales placenteras. Desde allí se amplia el horizonte, donde las personas con discapacidad participan en la sociedad actual desde el arte, la música, el deporte, las artesanías y toda actividad recreativa que posibilite el despliegue de sus intereses y la satisfacción personal.

Ante este panorama es necesario dejar de mirar lo diferente como relativo a déficit o a negativo. Se propone trabajar en relación con el deseo y el saber de cada sujeto, incorporando ésto al hacer diario. No se trata de crear un mundo de fantasía para niños eternos, sino de darles a las personas adultas con deficiencia mental, instrumentos para poder participar de los avatares de la comunidad a la que pertenece.

El desafío es aceptar e incluir lo heterogéneo, reconociendo que existen capacidades múltiples, que hacen a lo diverso.Quizás será necesario comenzar a replantearnos el tiempo y el espacio que cada sujeto necesita en esta sociedad, brindando propuestas flexibles.


Es imprescindible ante los retos actuales, comenzar a forjar interrogantes que permitan ampliar nuestras miradas, lo que será el comienzo de un cambio que contribuya en la construcción particular de cada adulto con discapacidad, de una mejor calidad de vida.

Autor: Ivana Antonini
Profesora de Psicopedagogía
Centro de Día APADIM

Video cortito bajado de Youtube, sobre discapacidad visual.

Publicidad de bien público de Brasil: "usted también acabó de cometer un error, ellos pueden mucho más de lo que usted imagina."

miércoles, mayo 09, 2007

En el número anterior de Informe APADIM, decíamos que para el desarrollo pleno de nuestros hijos era fundamental que tuvieran un proyecto de vida. Pero para que exista este proyecto de vida debemos reconocer primero que existe una persona.

Habitualmente al individuo con un déficit en su desarrollo intelectual, la adjetivación de su problema le niega posibilidad de ser reconocido como una persona plena de derechos civiles.
Anteriormente la calificación era deficiente mental, hoy las organizaciones internacionales de salud la cambia por discapacitado intelectual, pero en ambos como en ningún otro problema de salud, el adjetivo (el diagnostico que califica) se convierte en sujeto, estigmatiza socialmente y sin desearlo lo niega como persona. ¿acaso es lo mismo ante la sociedad una persona con cáncer, una persona con diabetes, una persona con trastornos neurológicos o motores que una persona con discapacidad intelectual o acaso no es el discapaz? ¿es o no la afectación de la esfera mental un estigma?. Esta es la visión de la sociedad.
Si bien su actitud ha ido cambiando respecto de la discapacidad intelectual, antes la ocultaba, luego la muestra con muchos miedos, hoy trata honestamente de incorporarla, pero desde una mirada que inspira lastima, no desde la aceptación convincente de la persona portadora del problema.
Esto podemos observarlo en las imágenes mediáticas graficas y televisivas donde “políticos”, personajes“famosos”,“exitosos” aparecen junto a “personas diferentes”, exponiéndolas frente al público de la peor manera, despertando compasión. Lo serio es que este hecho es consentido por instituciones y directivos que trabajan con personas con discapacidad intelectual, a cambio de apoyo económico. Esta es una imagen negativa fuerte que marca una visión en el seno de la sociedad que no puede ser rebatida con la misma intensidad.

Algunos sostienen que esta situación no es del todo negativa y que tiene algo de positivo ya que instala el problema públicamente, que de otra forma no seria posible desde ahí puede ser debatido; es cuento del vaso medio lleno o medio vacío
El mensaje que nos llega es cuando menos peligroso, porque si instaló al discapaz y no a la persona que hay en él, sin desearlo la estoy negando, y lo que es más grave, implícitamente le estoy cercenando sus derechos ciudadanos.

Frente a esta mirada de la comunidad, desde la vereda de los que luchan con constancia ,con pasión por la inclusión o integración de los discapacitados intelectuales, muchas veces responden, creo humildemente, de manera equivocada porque lo hacen, sin darse cuenta, aceptando desde el vamos las diferencias que marca la sociedad, (la de personas desnudas de derechos), emitiendo un discurso que instala conceptos como lucha por la “aceptación de la diferencia”,”diversidad”, personas “diferentes”, prestaciones “especiales” etc., que la gente común incorpora de manera “acrítica”.
Los discapacitados intelectuales no son un fenotipo, aunque la patología que determina marque con un pincelazo sus rostros y con una cicatriz sus mentes; esto no los hace personas distintas. Son sujetos sociales, no sujetos de compasión.
La lucha de nuestros hijos no es por el reconocimiento de la diferencia, sino por el reconocimiento de la igualdad de los derechos que toda persona tiene como ciudadano; derecho a la alfabetización, derecho a un trabajo digno, derecho a utilizar espacios públicos y sociales comunes sin menoscabo de su dignidad
Nuestros hijos por lo tanto no exigen derechos especiales, ni desean ser aceptados como diferentes y recibir la “ beneficencia” del transporte gratuito y otras generadas por los que quieren hacer “muchas cosas” ( no siempre útiles) a favor de sus condiciones “especiales”. Todas las miradas de reconocimiento social que se traducen en diferentes acciones que adquieren la categoría de “beneficencia” no sirven porque lastiman y marcan la diferencia. Lo que requieren es ayuda, porque esta es manifestación cabal de la solidaridad, que no afecta la dignidad del otro y expresa su aceptación.

Esta visión de la sociedad de consumo que conlleva su aceptación de la discapacidad intelectual, es toda una posición ideológica, que creo se confronta con la idea con que Apadim se plantea su misión, la integración social de personas con discapacidad intelectual en posibilidades de tener proyectos de vida.
Ante estas opciones sinceramente debemos preguntarnos que pensamos los padres: creemos que la edad mental que alcanzan nuestros hijos como consecuencia de la lesión que han sufrido, marca de manera inalterable su desarrollo, por lo cual por siempre serán eternos niños y la meta a alcanzar en la vida es que sean felices, sin otras expectativas, sin proyectos, a los que se debe proteger, por los que se debe decidir porque están inhabilitados a ejercer sus derechos; que finalmente lograran su reconocimiento social por el cariño compasivo que despiertan, que es disculpado y aceptado de manera pasiva.

O desde otra posición nos animamos a sostener que nuestros hijos son personas con sus derechos desde el momento que nacen; que transitaran todas las etapas de su crecimiento y desarrollo, con sus problemas y con sus tiempos, que serán niños, adolescentes, jóvenes, hasta llegar a tener una identidad adulta. Que el buen desarrollo para llegar a esta, debe tener un proyecto de vida. Pero ojo, un proyecto que ellos mismos vayan construyendo con nuestra ayuda.

La lucha por la integración social, por el lugar que merecen ocupar en la sociedad por derecho, no por compasión, por su dignidad de personas desde la fortaleza que les da tener proyectos de vida, la deben librar ellos, porque es su pelea, les pertenece, no es de los padres. Si no es así podemos equivocarnos. Nosotros los padres debemos apoyarlos, brindando las herramientas necesarias, no peleando por ellos porque los anularíamos. Por eso la mejor ayuda que podemos darles es un trato normal que se afirme en el respeto por el otro, indispensable para visualizar a la persona y sus derechos.

Si es así debemos preguntarnos si estamos dispuestos a permitir, porque creemos que pueden, a que nuestros hijos decidan, elijan, a que tengan los márgenes de libertad que esto exige y que se traducen en mayor autonomía. Indispensable para que afirmen su identidad como sujetos activos de su propia vida.
¿Somos capaces de aceptar que nos digan que no?¿Estamos dispuestos a preguntarle que quieren y no hacer lo que nosotros queremos?¿ Podemos superar los miedos que nos genera su autonomía? La respuesta por el si a estos puntos indicara que estamos en condiciones de contribuir positivamente al proyecto de vida que nuestros hijos necesitan construir para alcanzar el desarrollo pleno como sujetos sociales.

Autor: Antonio Mitre
Miembro de la Comisión Directiva de APADIM.

Visitas totales