lunes, marzo 31, 2008

Existe una mezcla de verdades y de mentiras en los discursos de ambos supuestos bandos de este conflicto del campo que esta en los diarios y en el paro agrario. Para Lousteau que debe alimentar un sistema político clientelar insaciable, las retenciones diferenciadas aparentarían ser aunque mínima, una medida justificada, al menos para buscar recursos y tratar de equilibrar un poco la desmesura de la sojización. Es por otra parte, lo mínimo que se podría aguardar de un gobierno como política agraria cuando la Secretaria respectiva esta en manos de alguien que no conoce sino de pugilato.
La soja, seguirá siendo un gran negocio para muchos, aunque se eleven aun más las retenciones. De paso el Ministro de Economía, le recuerda en el diario al campo que con esas retenciones comprará en el curso del año cuatro mil millones de dólares para mantener el dólar alto. Cuestión fundamental que aparece de modo solapado: el valor del dólar que posibilita una Argentina agro exportadora en que los sojeros hacen fortunas, está mantenido gracias a que todo el país aporta comprando ingentes cantidades de dólares mes a mes para mantener el tres a uno... Pero de esto no se habla o simplemente se lo da a entender solamente como instrumento de presión, frente a los también insaciables que protestan un poco…
Por otra parte, en algo el campo tiene razón de quejarse. Se ha instalado una enajenación respecto a visualizar solo los finales de las cadenas productivas. Suponemos que tiene que ver con una mirada urbana excluyente y con los intereses de los Agronegocios y en especial de las cadenas agroalimentarias. Resulta evidente que las preocupaciones, las políticas, el foco de atención mediático, etc. están solo sobre los finales de las cadenas. Se visualiza el sache de leche no al tambero. Se visualizan los silos no las tranqueras. Se ve el final de la cadena, el resto no se considera.
Como GRR, hemos recordado reiteradamente que los derechos a la exportación comúnmente mal llamados retenciones, mal llamados porque lo que se retiene se devuelve y ello aquí no sucede, fueron establecidos por el Presidente Duhalde en el año 2002 para ser pagados por los exportadores. Y aparentemente así es, aunque la trampa es que los exportadores le añaden estos costos a la producción, o sea que violando el espíritu de la Ley, socializarían estas retenciones hacia abajo con los productores e inclusive con los consumidores que somos todos nosotros, porque pagamos las retenciones a la exportación del trigo aparentemente cada vez que compramos pan, con lo cual nosotros y cada productor, pagamos las retenciones con las cuales se mantiene el dólar alto para que el sistema continúe pedaleando, produciendo desempleo, cáncer y devastaciones, así como también dinero para paliar la pobreza que la soja produce y con esa pobreza "clientelizada" se pueda perpetuar el sistema político partidista que sostiene a la Republiqueta sojera minera...
Y lo paradójico es que, cuando los representantes del campo protestan, lo hacen contra el Estado que aplica las retenciones y no contra las corporaciones que, en nombre del Estado y abusando de su rol en la cadena de comercialización, las socializan con ellos. De tal manera que, abrevando en obsoletos criterios antiestatalistas de entraña liberal, hacen causa común con los mismos finales de la cadena que los abusan e invisibilizan, o sea con ADM, con Bunge, con Dreyfus, con Cargill... y la dependencia que sienten hacia las corporaciones es tan grande que siendo sus víctimas, prefieren operar como cómplices y acusar al Estado. ¿Acaso FAA, CRA o CARBAP son exportadores? Entonces, por qué razón van al paro agrario contra un impuesto a las exportaciones sino porque están cubriendo la aberración y la violencia de que las corporaciones les hagan pagar el tributo a ellos…
De hecho, tomemos conciencia que los que protestan por las políticas tributarias son los productores, no son Los Grobo, ni El Tejar, Cargill o ADM los que se quejan. Estos últimos le pagan al productor la Tonelada de Soja aproximadamente a 165 dólares cuando su precio es de trescientos dólares. O sea que el resto, 135 dólares va para el gobierno como derecho a la exportación. Luego la venden en el mercado de Chicago a 550 y además, generalmente hacen eso luego de triangularla entre sus propias oficinas para subfacturarla y pagarle lo menos posible al Estado. El negocio de los exportadores y de las empresas a ellos vinculadas, es de ese modo fabuloso. Pero no se detienen allí las ganancias. Los exportadores y sus socios, también y en simultáneo, se transforman en productores de agrocombustibles, de carne vacuna a corral y también de pollos, tal como la empresa AVEX de Los Grobo. Las nuevas y extraordinarias dimensiones de los agronegocios, tales como la Granja Tres Arroyos que faena tres cientos mil pollos diarios, y que participa de los actuales convenios de la Argentina con Venezuela, sube la apuesta productiva a niveles donde solamente pueden jugar las Corporaciones. Los granos con que preparan los alimentos balanceados con el que hacen esa carne producida en forma industrial, también los pagan a 165 dólares como si fuera para exportación, cuando en realidad, esa soja no sale del país como grano, o sea que el alimento de sus criaderos, les cuesta la mitad que al productor común que hace carne, y con el que compiten en el mercado interno. En el caso que hagan biocombustibles estarían pagando como derechos para la exportación tan solo un 20% de retenciones, cuando le sacaron por los granos 45% al productor, o sea que el 25 por ciento es ganancia líquida, y estamos hablando en este caso, de aproximadamente 75 dólares de ganancia por tonelada, producto de una estafa lisa y llana aunque legalizada, que por otra parte no se denuncia, sencillamente por una dependencia ideológica de las víctimas que aceptan sufragar ese precio vil para continuar dependiendo de un liderazgo que viene de larga data.
De esa manera, podríamos afirmar que cualquier política tributaria que se establezca, en los marcos del actual modelo de agro exportación y de producción de commodities, no hace sino, fortalecer la tendencia a mayores cultivos industriales, a la vez que añadir riquezas a los que más tienen, los pooles y las Corporaciones. Las políticas actuales, acrecientan las prácticas de una agricultura industrial sin agricultores ni población en el campo. Las mayores retenciones a la Soja devienen paradójicamente, de esa manera, en una mayor sojización.
Respecto al actual paro agrario, entendemos que no se debería hablar más de la oligarquía, al menos tal como a ella nos referíamos hasta no hace demasiado tiempo, tal como continúan haciendo sectores “progresistas” funcionales al sistema de la Soja, porque en realidad una oligarquía es una clase que tiene poder propio o que tiene poder sobre el Poder y en este caso uno de los problemas de estos ricos ganaderos invernadores es que no solo no tienen suficiente poder sobre el Gobierno o sobre el Estado, sino que ni siquiera tienen la capacidad de negociar más o menos exitosamente con los Frigoríficos o con los Pooles, y por eso el pataleo y las tensiones en las que estamos, sin suficiente conciencia y con discursos antiguos, prejuiciosos y con connotaciones al pasado, en que sobrenadan enormes confusiones y nostalgias de la época en que tenían poder, y en especial en los que no queda claro, aparte de los propios fantasmas, contra quien se pelea o acaso qué es lo que se quiere conseguir. Volver al pasado para ellos es imposible, deberían en todo caso saber negociar en el presente con los gerenciadores del modelo, pero se les mezcla la visceralidad y los viejos discursos se les imponen absurda y patéticamente, sembrando aún más confusión en los escenarios políticos de la Argentina, donde todas las tendencias y vectores parecieran continuar alentando desde diversos abordajes a la Republiqueta Sojera.

GRR Grupo de Reflexión Rural
Marzo de 2008

A PROPÓSITO DEL PARO AGROPECUARIO
La negación del campo profundo y la ciudad marginada

Los piquetes del desconcierto hablan de campesinos e 4x4, pequeños productores de 300 hectáreas de soja y de un campo que no es campo.
Los cortes de ruta diseminados por toda la geografía provincial de la última semana, donde grandes máquinas y algunos hombres intentan poner a consideración pública una supuesta situación de injusticia ante las medidas tomadas desde el gobierno nacional, dan cuenta de la hipocresía profesada a la hora de hablar del campo, de nuestro campo.
Las organizaciones ruralistas (FAA, CRA, CARTEZ, SRA) de Córdoba se paran desde una posición de representación del sector rural hasta con la intención de llegar a un juego maniqueo en la dualidad campo-ciudad. Ellos hablan de un campo de trabajo, de esfuerzo, de productividad, de alimento, que vendría a sustentar el consumismo urbano centrado en el usufructo de los servicios y del confort. Ahora bien, en ese análisis, que es precismamente el que ha generado la discusión en los medios de comunicación, se está negando la verdadera y profunda realidad de la situación actual: la del campo profundo y, si se quiere, de la ciudad marginada.

El campo profundo
Las organizaciones campesinas del la provincia de Córdoba nucleadas en el Movimiento Campesino, venimos reclamando desde hace ya más de ocho años medidas políticas profundas que impidan de una vez y para siempre la extinción del campo. Y aquí hablar de campo es hablar de vida rural, NO DE NEGOCIADOS rurales.
Empezando por la problemática de la tenencia de la tierra, que precisamente no se soluciona con medidas económicas de retenciones o de recursos para la compra o la venta, sino con el reconocimiento ancestral de la tenencia de la tierra en manos de quien la trabaja. Cuando hablamos de un campesino que comienza su jornada antes que el sol para mantener su producción de alimentos, que después de injustas intermediaciones termina en el plato del habitante confortable de la ciudad o del sojero, que precisamente no consume milanesas de soja, o incluso del marginado de la ciudad, hablamos de otra economía, de otra vida que hasta el día de hoy, solo se ha digando a luchar para sobrevivir.
Nuestra historia como Movimiento ya vivió piquetes, ya vivió reclamos variados, ya vivió movilizaciones y las seguirá viviendo porque las injusticias a las que estamos sometidos no se solucionan con un paro ni con miles. La posibilidad de que cada familia parada sobre esta tierra pueda acceder a situaciones de igualdad, en armonía con otras familias y con el ambiente del cual somos un elemento más, nos habla de un largo camino a recorrer, que en su debido momento puede optar por los mismos métodos de quienes hoy reclaman engordar aún más sus bolsillos.
El campo profundo, nuestro campo profundo, no el de los que hoy estan bajo un toldo mientras sus grandes maquinarias atraviesan el asfalto, ha demostrado que a pesar de las nefastas condiciones estructurales de producción y comercialización, tiene capacidad para abastecer a la provincia de los cabritos de fin de año, de los terneros que se engordan en los feed lots propiedad de los piqueteros oligarcas, de la miel orgánica que corrió la soja de la pampa y tantas otras cosas más. También ha demostrado que a pesar de poder movilizarse cada tanto, no abandonará la lucha hasta lograr repoblar el campo en pos de una sociedad más justa, repoblar ese campo que los sojeros convirtieron en desierto con el amparo del sistema económico que rige en nuestro país desde hace tanto tiempo.
El campo profundo reclama tierra. Reclama que esa tierra que es nuestra, sea reconocida por quienes tienen el poder, precisamente, como nuestra. Como en La Rinconada, La Envidia, Cañada Larga y El Medanito, por citar algunos casos.
El campo profundo reclama que no se destruya más nuestro medio ambiente. Reclama la preservación de ese medio ambiente donde desarrollamos nuestra vida y que permitirá que nuestros hijos, los hijos de la ciudad y los hijos de los sojeros puedan seguir viviendo.
El campo profundo reclama agua. Reclama ese agua que es nuestra y no tenemos, para poder producir, para que ese agua no se transforme en el petróleo del futuro en manos de Roggio y Suez.

La ciudad marginada
¿Qué se dice de la ciudad marginada por estos días? ¿Por qué no se dice que los piqueteros fashion son responsables de haber depositado miles de campesinos en los bolsones de la pobreza urbana? ¿Por qué no se dice que el sistema judicial actual actúa en sintonía?
Sin duda, no hay políticas para frenar el éxodo hacia las ciudades. Y eso no depende de las retenciones. Que el campo se muera no depende del aumento o la disminución de las retenciones. Depende de un modelo de provincia y de país. La FAA no dice por estos días que sus afiliados, con la complicidad del sistema político y jurídico de la provincia, desalojan campesinos en los departamentos del norte, como en el caso de Doña Ramona Bustamante. Campesinos que indefectiblemante terminarán sobreviviendo en la ciudad marginada, a base de bolsones y planes sociales que se pagan con las retenciones.
La ciudad marginada también esta compuesta por miles de trabajadores rurales que, sojización mediante, quedaron desempleados. ¿De qué economía regional habla la Sociedad Rural de Jesús María? Allí en esa ciudad, imperio ideológico de la expansión de la frontera agropecuaria en el norte del país, desaparecieron los pequeños productores y no precisamente por obra de las retenciones, sino por obra de su propio plan corporativo de concentración de la tierra. No olvidemos que esa Sociedad aplaudía con furia el plan económico de Videla y Martinez de Hoz. En esa misma ciudad, hoy, muchas familias están en pie de guerra por ver a sus hijos intoxicarse todas las semanas con los agrotóxicos que los sojeros lanzan sobre sus vecinos, y hasta sobre sí mismos, en un claro ejemplo de barbarie.
En resumidas cuentas, si la ciudad marginada tuviera que reclamar por la utilización del dinero que hoy hay en el país las rutas se cortarían los 365 días del año y en vez de cosechadoras, en el asfalto habría bicicletas como en el 2001.

El principio de la negación
En definitiva las sociedades ruralistas pretenden llevar este juego de reclamos y discursos a un duelo entre el gobiero y ellos, intentando poner al “común de la gente” de su lado y con esa intención niegan la existencia del verdero reclamo que debe emerger desde la sociedad.
En ese juego la FAA se atribuye la representación de los pequeños productores. Entonces, si un productor de 300 hectareas de soja es pequeño, ¿qué tipo de productor es aquel que tiene 30 cabras o un sembradío colectivo de ajos y cebolla? Es más, ese mismo eje de análisis nos lleva cometer errores conceptuales que también son el sustento discursivo de este paro. Los pequeños productores de la FAA no producen alimentos en beneficio del pueblo, producen forrajes para la especulación en el mercado externo. Nuestro campo negado en este paro no piensa en el comercio exterior, por eso está lejos de discutir retenciones. Si la patriada ruralista fuera tal no tendría problemas con las retenciones porque produciría para nuestro mercado interno; mercado interno que hoy se caracteriza por las góndolas vacías, los tomates a 10 pesos el kilo y las papas a 6.
De igual manera, como se entiende que la FAA que se atribuye la representación del pequeño productor y se sitúa en el rol de la víctima más víctima de este cruel gobierno, genera alianzas largamente sostenidas en el tiempo con la oligarquía terratiente de la Sociedad Rural.
Al margen de este y de todos los paros y acciones que realice la alianza sojera, que por una lado despotrica contra el gobierno y por el otro le pide planes, programas y cargos, es necesario que se replantee una discusión más profunda sobre el campo y las ciudades. Y justamente, que en esa discusión lo negado y lo marginado, también sean de la partida.

Norte y Noroeste de Córdoba, 20 de marzo de 2008
Movimiento Campesino de Córdoba

jueves, marzo 27, 2008

Hace unas semanas pusimos a debate abierto de los usuarios el interrogante ¿Considera que son suficientes los compromisos adquiridos por los estados para asegurar el goce pleno de los derechos humanos de las personas con discapacidad?

Finalizada la encuesta los datos fueron concluyentes: el 63% cree que no son suficientes las medidas gubernamentales para el pleno ejercicio de los derechos humanos de las personas con discapacidad, en tanto que el 36% opina que el compromiso gubernamental es poco suficiente.

Como toda encuesta, que intenta reflejar una temática social, no debemos olvidar justamente que los datos, si bien son concluyentes, manifiestan una tendencia son aproximaciones, miradas parciales, susceptibles de replicas y de futuras actualizaciones.

Sin embargo, podemos inducir que la marcada tendencia de los votos ( el 63%) visibilizan una realidad que como ciudadanos reconocemos habitualmente en los diferentes ámbitos sociales en el que nos desenvolvemos. Las políticas tendientes al real derecho de participación, de construcción de ciudadanía y de ejercerlo plenamente en el ámbito social, son asignaturas pendientes en muchas de las propuestas o “ compromisos” que los candidatos, plantean a la hora de trabajar la temática.

El problema, sin duda, puede resumirse en la siguiente estimación: la persona o el discapacitado.
Por un lado, entendemos que la persona es la expresión más acabada de la esencia del ser humano, como sujeto con necesidades personales, racionalidad, creatividad. La determinación del hombre como persona equivale a una relación básica entre derechos y deberes, lo que implica fundamentar su accionar desde el cumplimiento de sus derechos humanos. Los cuáles son universales, civiles, políticos, sociales y culturales y pertenecen a todos los seres humanos.

En este sentido, la adjetivación o caracterización de persona con discapacidad o discapacitado, debe plantearse desde la esfera fundamental e irreductible, que implica ver a la persona con su profunda dignidad, al ser humano, sujeto social portador de valores morales, espirituales, derechos civiles, sociales.

Cuando anteponemos a la persona frente al sesgo de discapacitado, anteponemos derechos, ciudadanía, independencia y autonomía.

Es por los efectos del calentamiento global. El iceberg tiene 500 km2, casi el tamaño de la Capital cordobesa. Agencia EFE

Londres. Un enorme bloque de hielo casi del tamaño del departamento Capital de la provincia de Córdoba se desprendió de la Antártida, en territorio pretendido por Argentina.
Está ubicado al sudoeste de la península antártica y formaba parte de la plataforma Wilkins, que ahora pende de un hilo, en un fenómeno que los científicos atribuyen al impacto del cambio climático.

La British Antartic Survey (BAS, en inglés), una institución británica dedicada al estudio del continente blanco,
grabó imágenes vía satélite y de video que muestran cómo un gigantesco bloque de casi 500 kilómetros cuadrados parece haberse separado en los últimos días de la península antártica y continúa desplazándose.
Una gran parte de la plataforma Wilkins –una masa de hielo flotante de 16 mil kilómetros cuadrados, es decir, del tamaño de los departamentos Unión y General San Martín juntos– está ahora sostenida únicamente por una delgada franja de hielo suspendida entre dos islas.

"No esperaba ver que esto ocurriera tan rápidamente. La plataforma de hielo pende de un hilo", afirmó el científico David Vaughan, de la BAS.
Fue este mismo experto el que predijo, en 1993, la probabilidad de que se perdiera la zona norte de la plataforma Wilkins en un plazo de 30 años si el calentamiento climático en la península continuaba al mismo ritmo.

"Nunca había visto nada igual. Era impresionante", explicó Jim Elliott, también de la BAS, que fue a bordo de un avión que sobrevoló la zona. La plataforma Wilkins ha permanecido estable durante la mayor parte del último siglo, pero comenzó a disminuir en 1990.
"Volamos a lo largo de la grieta principal y observamos la gran magnitud del desplazamiento desde el punto de ruptura. Pareciera que grandes pedazos de hielo, del tamaño de pequeñas casas, hubiesen sido esparcidos como escombros. Es como si se hubiese producido una explosión", añadió.

Esta rotura es el último drama experimentado por la región antártica, que ha sufrido un calentamiento sin precedentes en los últimos 50 años.
Numerosas plataformas de hielo han retrocedido en los últimos 30 años, de las que seis se han colapsado totalmente: el Prince Gustav Channel, Larsen Inlet, Larsen A, Larsen B, Wordie, Muller y la Plataforma Jones Ice. En 1998, se produjo la mayor fractura con 10 mil kilómetros cuadrados de hielo que se perdieron en cuestión de meses.

"El calentamiento climático en la península antártica ha desplazado más al sur el límite de viabilidad para las plataformas de hielo, con lo que algunas que solían ser estables están retrocediendo y podrían acabar por desaparecer", Vaughan.
A su juicio, la rotura en la plataforma Wilkins no tendrá ningún efecto en el nivel del mar, porque está todavía flotando, pero es una señal del impacto que el cambio climático.

Fuente: http://www2.lavoz.com.ar/nota.asp?nota_id=175173

miércoles, marzo 26, 2008

Tras la decision del campo de seguir la huelga, Cristina ataco por su mezquindad a productores.Sin esperar el discurso presidencial, la dirigencia rural declaró la continuidad de las medidas de fuerza “por tiempo indeterminado”. Cristina Kirchner reaccionó descalificando los reclamos. Cacerolazos en la ciudad.

Por Raúl Dellatorre *
La decisión de los ruralistas pulverizó la última esperanza de acuerdo. La Presidenta
devolvió el desafío redoblando la apuesta.

No hubo tregua ni acercamiento. No se abrió una mesa de negociación ni se presentaron propuestas para que fueran evaluadas por la otra parte. En vez de un paso atrás, productores rurales y Gobierno, cada uno por su parte, decidieron dar un audaz salto hacia adelante y terminaron colisionando con fuerte eco. Las entidades del campo decidieron no esperar la palabra de la Presidenta, prevista para las seis de la tarde, y anunciaron la extensión de la protesta, con interrupciones en las rutas y suspensión del envío de cereales y ganado al mercado. Fue a las tres y media de la tarde. Casi tres horas después, aproximadamente a las seis y veinte, Cristina Kirchner comenzó a enhebrar un estudiado despliegue de los beneficios recibidos por los productores agrícolas en los últimos cinco años. “En el 2001, 2002 y 2003 vimos los piquetes de los que pedían trabajo, hoy tenemos los piquetes de la abundancia”, refirió. “No me voy a dejar extorsionar”, expuso, antes de advertir que utilizará “todos los instrumentos que la ley, la Constitución y el voto popular me han concedido” para defender el abastecimiento de productos de primera necesidad a todos los argentinos “a precios argentinos”.

La pulseada amenaza convertirse en abierta confrontación, partiendo a la sociedad en dos. A la palabra presidencial le siguió una airada reacción de la dirigencia agropecuaria, que desde diversos puntos de concentración en rutas y pueblos del interior seguía reunida el discurso. También en Capital Federal, ya en horas de la noche, hubo reacciones insospechadas, como cacerolazos de protesta, primero en los barrios en la zona norte de la ciudad, que luego se extendió a Once, Caballito, Belgrano, Almagro, Plaza de Mayo y el Obelisco.

Envalentonados por el respaldo a las movilizaciones –Entre Ríos, Santa Fe, Tucumán, La Pampa y Buenos Aires, las más notables–, pero a la vez acorralados por sectores autoconvocados que en los últimos días desconocieron las directivas de las organizaciones, las cuatro entidades resolvieron ayer continuar con la medida de fuerza “por tiempo indeterminado”. Fue la carga que dinamitó el último puente. La respuesta del Gobierno, en boca de la Presidenta, apuntó a contrarrestar el impacto de ese pronunciamiento.

Hasta ayer temprano, las especulaciones eran acerca de si el Gobierno introduciría alguna medida para compensar a los pequeños y medianos productores, o políticas de respaldo a otras producciones agropecuarias cuya rentabilidad se encuentra relegada, como la lechería o la ganadería. Tras los acontecimientos del día, con piquetes hostiles en las rutas y la postura dura de las entidades, el discurso fue otro. Cristina centró su discurso en los grandes productores, los más beneficiados por la renta extraordinaria resultante del salto de los precios internacionales de los granos.

La Presidenta vinculó “las imágenes que me tocó ver este fin de semana largo”, referente a los cortes de ruta, con el hecho que sucedieran “casualmente en Semana Santa, que siempre ha sido emblemática para los argentinos y, como si fuera una señal, pegada al 24 de marzo, a la memoria de una de las peores tragedias que tiene la historia argentina”.

Luego recordó “la Argentina de los años 2003, 2002, 2001, miles de argentinos en piquetes, cortando calles, rutas, porque les faltaba trabajo. Eran los piquetes de la miseria y la tragedia de los argentinos. Este último fin de semana nos tocó ver la contracara, los piquetes de la abundancia, los de los sectores de mayor rentabilidad”. Y relacionando un acontecimiento a otro, señaló que “hoy, afortunadamente, millones de argentinos han recuperado la dignidad del trabajo y curiosamente, aparecen nuevamente los piquetes, pero esta vez mucho más violentos y protagonizados por el sector, tal vez, de mayor rentabilidad de los últimos cuatro años y medio”.

Y de inmediato repasó la política oficial para el sector agropecuario desde 1991, “cuando se instaura la convertibilidad, se eliminaron las retenciones, eso sí, casi nos quedamos sin productores con el uno a uno”. “Es precisamente a partir del gobierno que se inicia en 2003 donde realmente comienza a tener competitividad el sector, no solamente por un alza en los commodities. Para los brasileños también subió el precio internacional, y sin retenciones, tienen menos rentabilidad que el sector agropecuario argentino. ¿Por qué? Muy simple, por un tipo de competitivo, que sostiene el Estado argentino (...), política sustentada por el Gobierno que también forma parte de la utilización del superávit fiscal.”

También recordó que el campo se benefició de los precios de los combustibles “desacoplados de los precios internacionales, subsidiados por todos los argentinos”. Y que el productor sojero “pagas tarifas y salarios en pesos, los peones rurales son los peor pagos de toda la escala salarial y en donde más trabajo en negro hay”.

Y señaló que “si no hubiera retenciones, quiero decirles a los argentinos que el pollo, la carne, la leche la verían por televisión (...). La retención actúa como un efecto redistributivo que permite también pagar compensaciones, por ejemplo al sector lechero, porque si no pagáramos ese subsidio a la leche, uno de los productos que más ha crecido en el mercado internacional, estaría francamente a precios prohibitivos”.

Más adelante, remarcó Cristina Kirchner que “entre el 13 y el 23 de marzo han salido exportaciones por 402 millones de dólares (...). La huelga me parece que se la están haciendo a los argentinos, porque las exportaciones siguen viento en popa”.

Mientras se exporta maíz, denunció la Presidenta, “se mueren los pollos argentinos y veremos también crecer el precio de los mismos (...). A algunos, tal vez, les gustaría que lo que comen los argentinos, a precios argentinos, poder exportarlo y tener mayor rentabilidad”. “Las retenciones no son medidas fiscales, son profundas medidas redistributivas del ingreso. ¿Cómo se hace la redistribución del ingreso si no es, precisamente, sobre aquellos sectores que tienen rentas extraordinarias? ¿A quién le vamos a pedir, a países fronterizos? Muchas veces se dice, se declama, pero muy pocas veces se cumple. ¿Por qué? Porque hay que tocar intereses que son muy poderosos.”

Finalmente, la Presidenta llamó a la reflexión a los sectores en lucha, pero advirtiendo que “no me voy a someter a ninguna extorsión”. “Quiero que sepan que soy Presidenta de todos los argentinos y tengo que gobernar para todos los argentinos, y para que sigamos teniendo costos también argentinos en materia de alimentos.” Y prometió cumplirlo “con todos los instrumentos que la ley, la Constitución y el voto popular me han conferido”.

Las reacciones, durísimas, de la dirigencia agropecuaria que se sintió atacada y descalificada, puede resumirse en las palabras de Eduardo Buzzi, titular de la Federación Agraria, tras el discurso. “Esto es muy grave, (Cristina Fernández) eligió el camino de la confrontación. Me pregunto qué viene después, si el estado de sitio y la represión”, disparó.

Cuando ya sonaban los primeros cacerolazos en algunos barrios porteños y en el centro de la ciudad, Alberto Fernández, jefe de Gabinete, replicó haciendo “responsable a Buzzi y demás dirigentes que están promoviendo esto. No es el discurso de la Presidenta, sino los cortes que impiden abastecer alimentos, lo que fractura a la Argentina”, entrevistado anoche por Visión 7, en la televisión pública. El funcionario insistió en que “en vez de discutir un mecanismo de distribución de ingreso, quedamos encerrados en una discusión de si un productor tiene que ganar un poco más o un poco menos”.

Así, con duros cruces, descalificaciones, acusaciones, y con cacerolas y piquetes de signo distinto al de la crisis del 2001, llegó la noche.

Fuente: Página12

sábado, marzo 22, 2008

Treinta y dos años es un lapso suficiente para adquirir visión histórica de los acontecimientos y analizarlos con objetividad. El pasado 24 de marzo de 1976 se instalaba en el país, proclamado por muchos y vapuleados por otros, el Proceso de Reorganización Nacional. Una de la etapas más trágicas de nuestra historia Argentina, el atropello a nuestras libertades estaba instaurado bajo un régimen que mostró lo peor de sí en los cientos de centros clandestinos detención, donde mujeres y hombres estaban sumidos en el infierno del abandono y la represión.
Hoy la historia, nos da la oportunidad de reflexionar acerca de esta nueva sociedad que emergió del Proceso, lo que hemos cambiamos, de lo que crecimos pero también de los síntomas que aún hoy perduran
La democracia crece y se fortalece bajo la sombra de ese pasado innoble y sólo la voluntad de transformar la realidad ,de apropiarse de ella y no repetir viejos errores, pueden volverla menos densa, para acercarnos hacia la materialización de ideales más justos y democráticos.
Más allá de nuestro olvido o nuestra memoria, el pasado tiene su propia autonomía.

miércoles, marzo 19, 2008

El taller "Sapukai" de APADIM Córdoba, el pasado 15 de febrero adquirió la fiscalización para poder participar con un stand en la Feria Internacional de Artesanías. Los operarios junto a los profesores, cumplieron con los requisitos de calidad y las normativas dispuestas por los organizadores del evento, de esta manera adquirieron su habilitación, con las mismas condiciones que el resto de los expositores participantes de todo el país. Esta actitud no es solo gratificante para el equipo laboral del taller, sino que es una apuesta fuerte a nivel social, ya que implica participar en un evento de una importante trascendencia artística y laboral, sin un trato diferencial o preferencial. Un claro concepto de participación real de las personas con discapacidad en espacios colectivos.
Sapukai comienza a funcionar en el año 2005, integrando la red de Talleres protegidos de Producción de APADIM. El taller es un espacio donde los jóvenes pueden adquirir experiencias en el mundo del trabajo, siendo una posibilidad de diversificar y ampliar las posibilidades laborales de integración.
Actualmente, en el taller trabajan 6 operarios, quienes realizan diferentes tareas relacionadas al diseño, matrizado, impresión y compaginación de los diversos productos artesanales que elaboran, tales como, agendas, señaladores, tarjetas, cuadernos, anotadores.
El trabajo que se desarrolla en Sapukai apunta a la confección artesanal de productos gráficos revalorizando lo artesanal y las competencias creativas de los operarios.

lunes, marzo 17, 2008

Aquí vemos un repaso de cómo el equipo de Sapukai se prepara para la XXVI feria internacional de Artesanías, sus producciones y diseños.
Para agendar:
Fecha: 19-30 de Marzo de 2008.
Lugar: Complejo Ferial Córdoba.

viernes, marzo 14, 2008

El ser humano tiene la necesidad ineludible de comunicarse con el otro, de conectarse, de participar, de comprender. Si la persona necesita de otros, para crecer, desarrollarse, construir su realidad, la comunicación, sin duda, es el instrumento imprescindible para lograrlo. La comunicación es una necesidad y esta presente en todos los órdenes de nuestra existencia. Comunicándose la persona aprende a soñar, a proyectar, a reflexionar, imagina, descubre, construye.
En este juego nos apropiamos de contextos y situaciones, nos involucramos como personas portadoras de sentidos y discursos. Somos artífices de discursos que nos identifican y nos diferencian.
La comunicación en fin, permite, a partir de la palabra concreta y significativa, representar aquello que nos rodea, identificarnos como próximos, como amigos, como aliado, como enemigo.
En esta infinita red de palabras y acciones, se van tejiendo relaciones que con el tiempo se vuelven duraderas y estables, se generan situaciones factibles donde las personas pueden continuar construyendo su realidad, apropiándose de ella.
Quizás todo esto, y un poco más, se este dando en APADIM. La necesidad de construir proyectos, de idear metas, de llevar acabo discursos transgresores, de facilitar espacios para la reflexión, el instar a la participación, sea una realidad a la que hoy nos enfrentamos en todos los espacios institucionales.
La risa de los más pequeños, la picardía de los chicos, la responsabilidad y el entusiasmo de los más grandes, la identidad, el respeto, la autodeterminación, la independencia, son algunas de las postales de los principales protagonistas de esta historia: alumnos, alumnas, concurrentes y operarios, que ejerciendo su ciudadanía, crean, construyen y aprenden.
Portavoces de identidad.

jueves, marzo 13, 2008

Con un rally en silla de ruedas, la ONG Acceso Ya impulsa que el 15 de marzo se instituya como el Día Nacional de la Accesibilidad Física.
Al mismo tiempo, esta semana se conoció un informe del Instituto Nacional contra la Discriminación, el Racismo y la Xenofobia (Inadi) que coloca a Córdoba como una de las ciudades menos accesibles.
Este sábado, de 18 a 21, en la plaza de Alta Córdoba (Baigorrí y Fragueiro), Acceso Ya invitará a transeúntes a subirse a una silla de ruedas y experimentar las dificultades que tienen las personas con discapacidad para realizar un itinerario urbano por las calles de Córdoba. "Al ponerse en el lugar del otro, intentamos desmitificar diferentes prejuicios con respecto a la discapacidad, además de instaurar la problemática de la accesibilidad", aseguran.
La fecha fue elegida porque el 15 de marzo de 1994 se sancionó la ley nacional 24.314 sobre accesibilidad al medio físico para personas con movilidad y comunicación reducida. Según la Organización Mundial de la Salud, el 40 por ciento de la población está en etapa discapacitante, entre los que se encuentran personas con discapacidad permanente o temporaria, niños, embarazadas, adultos mayores, personas que cargan bultos o rodados (coches de bebés) o personas obesas.
Acceso denegado. Un informe de Inadi revela que Córdoba está lejos de ser una ciudad accesible. Entre los elementos que dificultan la circulación de personas, el trabajo destaca la saturación de elementos en las aceras, los anchos irregulares y el deterioro de las veredas. A su vez, se resalta la ausencia de un trabajo integral de accesibilidad y la falta de normativa.
Inadi analizó otras tres ciudades además de Córdoba: Buenos Aires, Rosario y Mar del Plata. "De las cuatro ciudades analizadas, es Córdoba la que presenta mayor dificultad para la resolución global del tema de la accesibilidad", dice el trabajo.

viernes, marzo 07, 2008

En una entrevista realizada a Hilda Habichayn, coordinadora de la maestría "Poder y Sociedad desde la Problemática del Genero" del Centro de Estudios Interdisciplinarios sobre las Mujeres (CEIM) la profesional propone que reflexionemos sobre el lugar de la mujer en la actualidad.
“Pienso que en lugar de festejarlo sería mejor dedicar ese día a la realizar una profunda reflexión acerca de las condiciones sociales de la mujer, y realizar una comparación en el tiempo, hacer un balance y reconocer que en algunas cosas se ha mejorado y en otras aún no. Por ejemplo, en la condición laboral, no solo las mujeres sino también los varones han perdido conquistas que en su momento también costaron muchas muertes y lágrimas. Pensar qué aspectos podrían llegar a mejorar, y también que otras cosas pueden empeorar, porque la historia no es lineal, no se va en un solo sentido”, apuntó la Coordinadora del CEIM.
Si bien son varios los aspectos relacionados al papel de la mujer en la sociedad, tanto en lo concerniente a lo laboral como a lo familiar, que faltan solucionar, lentamente, el Día de la Mujer se va consagrando como una jornada de lucha en la que se reclaman los derechos de todas las mujeres en todos los ámbitos.
Año tras año, miles de mujeres salen a las calles de todo el mundo para “demandar nuevos derechos, defender los ya conquistados y luchar contra aquellas leyes que las discriminen o que rechacen el principio de igualdad de sexos y de oportunidades”.En numerosos lugares del mundo las mujeres siguen demandando derechos básicos como acceder a la educación, la cultura, el trabajo o la política. Las mujeres expresan hoy su voluntad de participar en condiciones de igualdad en sectores en los que tradicionalmente su participación ha sido minoritaria.
Pues como dice el Dr. Francisco Juan José Viola, he ahí el tema crucial a considerar:”incluir la cosmovisión de la mujer en la forma que se organiza el mundo y eso no quiere decir, solamente, una cuestión de "cupos", artificio circunstancial, sino reflotar tres conceptos antiquísimos y facilitar su ejecución: la solidaridad como forma de interrelación entre los seres humanos, la libertad como proceso de integración de las personas y la igualdad como mecanismo de construcción de la sociedad”

Fuentes Utilizadas:
Una reflexión en el día de la mujer.* Dr. Francisco Juan José Viola. Investigador de la Universidad Católica de Lovaina y de la Universidad del Norte Santo Tomás de Aquino.
Periódico Digital. Reflexiones sobre la mujer.

jueves, marzo 06, 2008

Japon es una pelicula documental - ficcional construida y representada por un grupo de jovenes y adultos con necesidades educativas especiales, de Córdoba - Argentina, durante el año 2006 / 2007 Este grupo de producción se llama Wachufafafa.
Actualmente, este proyecto está en la etapa de postproducción y pronta a salir a proyectarse "en las mejores salas..." Desde APADIM estamos intentando apoyarlos en la manera que podemos. Si te interesa colaborar de alguna manera comunicate con nosotros o al mail wachufafafa@gmail.com.

Les presentamos esta entrevista a Fernando Azcona, uno de los creadores y protagonistas de la pelicula Japón (su personaje en la película es Lionel Messi). Realizado por wachufafa producciones


miércoles, marzo 05, 2008

Especial Iván Ferreyra* para APADIM

No necesitamos perfume francés. No necesitamos ser gente común.
No me tiendas alfombras rojas. No las
necesito. No me regales barbies para fin de año. No las necesito. Sólo enséñame a armar un avión. Quiero volar. Puedo darte un abrazo. No me hables con tu voz temblando. No la necesito. Puedo escucharte. No necesito tu dinero. Puedo enseñarte a armar un barco dentro de una botella. Puedo lograr que te imagines el mar. Puedo sentir el camino. No necesito tus carteles.
¿Podes viajar en un cohete conmigo y sentir mis músculos?

Yo soy la voz de la gente común, la que a veces vota. La que a veces es número.

No hay películas de gente buena. No son comerciales. No soy parte del espectáculo. No quiero serlo. Mi show empieza siempre tarde para los espectadores.

Ya no recuerdo la primera vez que fui feliz.

No me regales la entrada. Sé como conseguirla.

No me regales el viaje.

Yo soy el viaje.

*Escritor y periodista
Ivan Ferreyra
Ediciones Recovecos

martes, marzo 04, 2008

¡Bienvenidos! Imágenes del primer día de clases en APADIM

lunes, marzo 03, 2008


Visitas totales