lunes, abril 14, 2008

El lunes 7 de abril se realizó la primera reunión entre profesionales del equipo de promoción del derecho al trabajo, de APADIM y una decena de familias de trabajadores egresados de APADIM y participantes de dicho programa.

Concebido como un espacio en el que los padres y madres de los y las jóvenes pudieran compartir sus vivencias y reflexiones respecto del programa de inclusión laboral; este primer encuentro movilizó positivamente a las familias, que en un diálogo franco se aproximaron a un diagnóstico de todo el programa, sus fortalezas y debilidades, sus logros y desafíos.

Con la participación de unas 12 familias (de un total de 20 familias convocadas), se debatieron temas como la participación, el ejercicio de los derechos, la autonomía de los jóvenes, los miedos y deseos de los padres, la articulación con los profesionales, etc. Resultó un espacio muy valorado por los padres, que han tenido que construir y reconstruir la confianza en el futuro frente al desamparo y la exclusión que les ofrecía el contexto como únicos destinos posibles para el futuro de sus hijos.
Logros y desafíos:
Fortalezas.

Entre las fortalezas de los jóvenes, los padres visualizan la conciencia y ejercicio de derechos, la autonomía y el ejercicio de la autonomía para la vida cotidiana. Según los padres, invariablemente, la responsabilidad es un valor que todos los jóvenes reconocen y se esfuerzan por cumplir.

En algunos casos, los jóvenes han logrado administrar sus propios recursos (sus sueldos, gastos, etc.) y hasta algunos colaboran con el sostén económico de la casa, participando desde ese lugar en la construcción de la familia.

Según la opinión de los mismos padres, sienten que han crecido y transformado a partir de los cambios de sus hijos, por eso en la actualidad ven una fortaleza propia que antes era difícil visualizar: reconocer el crecimiento de su hijo o hija, como persona adulta y que requiere aceptación y respeto como tal, y una total disposición para apoyarlos y ayudarlos a luchar por sus derechos.

Dicen los padres: “es muy valioso que el equipo del programa de integración laboral haya basado su trabajo en la idea de igualdad de oportunidades”.
El programa ha construido, defendido y contagiado una fe en el cambio que hoy es patrimonio de todos; construida sobre la base concreta que ofrece la experiencia y los resultados obtenidos en diez años de trabajo.

Debilidades.
Lamentablemente, algunos jóvenes aún no logran administrar sus recursos: muchos chicos y chicas no reconocen el valor del dinero; lo cual se convierte en un obstáculo para el desarrollo real de la autonomía.
Esta situación constituye un desafío que debe ser encarado de manera integral, ya que se relaciona con debilidades en los otros actores:
- Los padres deben seguir aprendiendo a creer que sus hijos son capaces, a perder el miedo, evitar subestimar al joven y asumir el rol de interlocutor.
- Por otro lado, en el marco de la acción educativa de la institución, los padres ven la necesidad de reforzar las bases matemáticas de los jóvenes, necesarias en las operaciones básicas.

Por último, el diagnóstico arrojó la necesidad de encarar con mayor fuerza la promoción del programa, con la mirada puesta en generar un impacto mayor en la comunidad y a nivel público. En este sentido, los padres comenzaron a discutir la posibilidad en convertirse en actores de divulgación de este modelo de inclusión en el empleo basada en una mirada de derechos, de fortalecer al equipo técnico de integración y establecer vínculos más estrechos entre las familias y los profesionales y técnicos que llevan adelante este proyecto.
Conclusiones.
Al cierre de este primer encuentro y en un clima estimulante, son muchas las puertas abiertas. Emerge por ejemplo, la posibilidad de un trabajo más articulado entre familias, jóvenes y profesionales y con este espacio, la recuperación

de un rol social entre los padres y madres de los y las trabajadores egresados de APADIM: en conjunto con los equipos técnicos participar como actores activos de las transformaciones sociales que los jóvenes están generando.

Como base de toda discusión, quedó siempre manifiesto que en el contexto histórico de exclusión, los logros de los jóvenes en su larga lucha por la autonomía y el ejercicio de los derechos ciudadanos han sido revolucionarios: porque modificaron concepciones, derribaron miedos y barreras culturales que, como mandatos sociales, siempre pugnan por imponerse en cada hogar, en cada empresa, en cada organización. En su lugar, construyeron un futuro en el que la dignidad no es una fantasía ajena sino el fruto del propio esfuerzo.


APADIM Córdoba. Comunicación Institucional. Contactos comunicacion@apadim.org.ar

0 comentarios :

Visitas totales