domingo, mayo 04, 2008

"Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión."
Artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos

La iniciativa para promover el Día Mundial de la Libertad de Prensa partió de la Conferencia General de la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura).Se eligió esta fecha para conmemorar la Declaración de Windhoek, Namibia (África) para el "Fomento de una Prensa Africana Independiente y Pluralista".
La resolución de 1991 titulada "Fomento de la libertad de prensa en el mundo" reconoció que una prensa libre, pluralista e independiente era un componente esencial de toda sociedad democrática. La Conferencia General invitó al Director General de la UNESCO a que transmitiera a la Asamblea General el deseo expresado por los Estados miembros de la UNESCO de que el 3 de mayo se proclamara "Día Internacional de la Libertad de Prensa".
Así, la declaración fue aprobada el 3 de mayo de 1991. El 20 de diciembre de 1993, la Asamblea General de las Naciones Unidas, por recomendación del Consejo Económico y Social, reconoció el día al declarar el 3 de mayo Día Mundial de la Libertad de Prensa (decisión 48/432).
El Día de la Libertad de Prensa, se celebra en todo el mundo y recuerda varias cosas: por un lado, el rol fundamental que tiene una prensa pluralista e independiente para toda sociedad democrática y, por otra parte –como decía el congreso de comunicación organizado por Utpba en 1998- que no hay democracia informativa sin democracia económica.
Todavía resuenan los ecos de lo que planteaba hace 25 años por el Informe MacBride, que descubría la lógica de funcionamiento de los medios masivos: la falta de pluralismo de las fuentes informativas, su concentración vertical y horizontal, la trasnacionalización. Sin embargo, a la par de esta cultura creció otra: la de los nuevos medios, con sus propias desigualdades pero más descentralizada, participativa y reticular.
Mientras el informe anual de la organización Freedom House, con sede en Estados Unidos, señala que en los países latinoamericanos hay cada vez más dificultades para el ejercicio del periodismo independiente, la última década fue testigo del crecimiento asombroso de los blogs. Estos comenzaron siendo diarios personales o un registro de enlaces a noticias o materiales de interés encontrados en la Web, y fueron adaptándose a nuevos usos periodísticos.
Por citar sólo algunos ejemplos, mencionaremos al primer proyecto de “periodismo ciudadano o participativo” del país: Sosperiodista, que promueve la producción de artículos y fotos por parte de la gente común y periodistas amateurs; y los videos publicados en YouTube por los habitantes de la provincia de Santa Fe durante las inundaciones. En ambos casos se destaca la colaboración en la producción de noticias, que muestra la riqueza de la inteligencia colectiva por sobre los aportes individuales: uno de los principios fundamentales de la cultura de estos nuevos medios.
Decía el informe MacBride que “la comunicación es un intercambio permanente entre interlocutores iguales o al menos recíprocamente responsables. La comunicación basada en un intercambio y un diálogo libres, no solamente es más auténtica y más humana, sino que además constituye una mejor salvaguarda de la armonía social”.

Fuentes Utilizadas:
Educar. El portal educativo del Estado argentino


APADIM Córdoba. Comunicación Institucional. Contactos comunicacion@apadim.org.ar

0 comentarios :

Visitas totales