martes, mayo 13, 2008

Compartimos una entrevista realizada a Paula Sibilia, autora del libro: “La intimidad como espectáculo”, es antropóloga y licenciada en comunicación social y en su libro, explica por qué lo íntimo se volvió “éxtimo”. Cómo los blogs, los flogs y Facebook están cambiando la manera de relacionarse de las nuevas generaciones.

“Si no te ven, no existís”. Ese mandato de visibilidad que hasta hace unos años era la condición de celebridad de actores y personajes mediáticos, se hizo extensivo al hombre común: ahora todos –o al menos la parte del mundo que tiene acceso a la tecnología– necesitamos mostrarnos para confirmar nuestra existencia. De ahí el éxito de la web 2.0 con sus blogs, fotologs, YouTube, My Space y Facebook, canales que permiten “espectaculizar la vida”.

Esto es lo que plantea Paula Sibilia –antropóloga y licenciada en Comunicación– en el libro La intimidad como espectáculo, que presentó en la Feria del Libro.
“La idea surgió hace cinco años como un proyecto de tesis de comparación entre el blog y el diario íntimo, cuando el blog era una novedad. Pero al poco tiempo empezaron a aparecer muchísimas herramientas en la web, que se me presentaron como síntomas de un gran cambio, tanto en el sistema capitalista como en la manera de construir la propia personalidad”, cuenta Sibilia.

–Hacés referencia a la megalomanía como un nuevo valor, ¿por qué?
–No sólo la megalomanía, sino también la personalidad excesivamente centrada en sí, algo que ahora es normal, hegemónico y que además se estimula: tenés que cultivar tu imagen, tenés que saber venderte. Cada uno se transforma en empresario de sí mismo.
–¿Y cómo se articula esto con lo que ofrecen los blogs, flogs, Facebook, etc?
–Estos fenómenos son funcionales a este proyecto de mundo. En ellos se desarrollan estas habilidades para mostrarse, para ser creativo. Y en ese sentido, es muy distinto a las herramientas para la construcción de sí mismo típicas del siglo pasado, como el diario íntimo, la introspección, la creación en soledad.
–¿Por eso hablás de “diario éxtimo”?
–Es un neologismo que intenta definir el fenómeno del diario íntimo en los blogs, porque ¿cómo puede ser íntimo si está en internet? Hay un simulacro de intimidad: se narra la vida doméstica, la familiar, la sentimental, todo aquello que en el siglo XIX y XX se consideraba íntimo.
–¿Por qué exponer la intimidad en un blog?
–Porque ser célebre se presenta como el gran ideal al que todos deberíamos aspirar y como un fin en sí mismo. Como escribió Guy Debord hace 40 años en La sociedad del espectáculo, si algo no se ve, parece que no existe. Hace unos días, alguien me mandó un mensaje en el que decía que “Facebook le había sugerido que fuéramos amigos”.
-¿Se tiene conciencia de que se usa a los usuarios como instumentos de marketing o publicidad de los propios canales?
-Uno de los autores que me sirve para pensar esto es Deleuze, que escribió Postdata sobre la sociedades de control, actualizando a Foucault, y él dice que cabe a los jóvenes descubrir para qué se los usa. Yo creo que los jóvenes no son un bloque homogéneo y que muchos tienen conciencia. A algunos les gusta y otros resisten. Lo que describo en el libro es más que nada la tendencia hegemónica: los poderes oficiales tienen necesidad de esos cuerpos que no cuestionan. Y cada vez es más difícil resisitir porque el capitalismo se alimenta de las resistencias. Las glamoriza y las transforma en mercadería.
–En el libro te preguntás si el que escribe en un blog genera obra. ¿Cuál es la conclusión?
–En general, lo que sucede en los blogs o fotologs standard, es que se genera una obra donde el principal contenido es el yo, la vida propia. Y cuando se producen obras en sentido tradicional –textos, fotos– valen en la medida que contribuyen a adornar la imagen del autor-narrador-personaje. Pasa, por ejemplo, con los autores que no tiene obra pero si autobiografía, donde la principal obra es el personaje. Un ejemplo en la Argentina es Lola Copacabana, que llevó su blog autobiográfico al formato libro.

Para seguir leyendo esta interesante nota, clikéa aquí: http://www.criticadigital.com/impresa/index.php?secc=nota&nid=4356

Fuente: Diario Critica de la Argentina


APADIM Córdoba. Comunicación Institucional. Contactos comunicacion@apadim.org.ar

0 comentarios :

Visitas totales