jueves, mayo 08, 2008

Desde 2003, la ONG lucha contra la desnutrición en ese sector. Desarrollo Social les asegura un espacio.

La organización no gubernamental (ONG) Conin reclama una confirmación para saber si contará con un espacio físico para continuar con su proyecto de abordaje integral de la desnutrición, tras el traslado proyectado de la villa Kilómetro 8 al barrio-ciudad Chingolo III.
Desde hace cinco años, Conin cuenta con 25 profesionales que hacen un trabajo integral para enfrentar la desnutrición y sus causas con 75 chicos de hasta 5 años, 30 madres, 42 menores en edad escolar, 16 niños con parálisis cerebral y 36 asistentes a microemprendimientos en la villa.
Según afirman los integrantes
de Conin, mientras se estaba produciendo el traslado del asentamiento, funcionarios del Banco Interamericano de Desarrollo (fuente de financiamiento del programa “Mi Casa, Mi Vida”) decidieron prever la construcción de un espacio físico para que la ONG continúe con su programa en el barrio-ciudad Chingolo III, pero las nuevas autoridades del área “desestimaron la donación”.
En aquel momento, los integrantes de Conin no pidieron ni firmaron ningún acuerdo que documente dicha entrega.

Fuentes del Ministerio de
Desarrollo Social aseguraron que la secretaria de Inclusión Social, Alejandra Vigo, le confirmó a Conin que podrá contar con un lugar en el nuevo barrio. Para ello, deberán esperar a que concluya la ejecución de la obra, para que después la Dirección de Hábitat pre adjudique las viviendas a las familias. Finalmente, en el ministerio analizarán el espacio con el que cuentan para decidir si entregan a Conin una casa o un terreno.
Sin embargo, Cristina Gómez Iriondo, directora del Centro Conin Córdoba, exigió un compromiso escrito que garantice la promesa.
“A nosotros ya nos pasó una vez, por eso necesitamos una confirmación de que dentro de
las casas trasladadas nos trasladarán a nosotros”, señaló.
El director nacional de Conin, Abel Albino pidió, en diálogo con La Voz Del Interior , “una cuota de sensibilidad” hacia la tarea que realizan.
“Invitamos a los funcionarios a que vengan a ver nuestro trabajo y nuestro resultado. Queremos que sepan que lo que estamos haciendo es un modelo exitoso que ha sido premiado en todo el planeta. Estamos a un paso de dar resultados y por eso no queremos que este trabajo se pierda”, aseguró Albino, de visita en Córdoba.
Comodato. Los integrantes de Conin resaltaron que no piden que les den la casa, sino que les alcanza con que se las presten en comodato.
“Si alguna vez dejáramos de funcionar, la casa volvería a ser de la Provincia”, propuso Gómez Iriondo, quien agregó que de esa manera “no se crearían susceptibilidades con ninguna otra ONG”.
Conin se financia actualmente sin ayuda estatal, con el aporte de instituciones, empresas y donantes particulares.

Fuente: La Voz del Interior


APADIM Córdoba. Comunicación Institucional. Contactos comunicacion@apadim.org.ar

0 comentarios :

Visitas totales