martes, junio 03, 2008

Reproducimos noticias de último momento sobre el juicio al represor Luciano Benjamín Menéndez, de la versión digital del diario La Voz del Interior.

Teresa Meschiatti, sobreviviente de La Perla, reconoció uno por uno a Menéndez y los otros acusados. Después declara Liliana Callizo. Menéndez, Rodríguez y Vega abandonaron la sala.

Juan Carlos Simo
De nuestra Redacción
jsimo@lavozdelinterior.com.ar

Con la declaración de Teresa Celia Meschiatti, sobreviviente de La Perla, comenzaron a escucharse en el juicio a Luciano Benjamín Menéndez y a otros siete imputados los primeros relatos en primera persona del horror vivido en ese centro clandestino de detención.

Menéndez, Hermes Rodríguez y Carlos Vega optaron por retirarse de la sala de audiencias luego de ser reconocidos por esta primera testigo, en una jornada en la que también se espera la declaración de la sobreviviente Liliana Callizo. Jorge Acosta, Luis Manzanelli, Carlos Vega, Carlos Díaz, Oreste Padován y Ricardo Lardone decidieron continuar presentes en el juicio que lleva adelante el Tribunal Oral Federal N°1, para analizar los delitos de lesa humanidad sufridos por Hilda Flora Palacios, su pareja Humberto Brandalisis, Carlos Lajas y Raúl Cardozo, asesinados finalmente el 15 de diciembre de 1977.

Jubilada. Meschiatti, de 64 años, dijo ser jubilada desde hace 24 años del estado suizo, donde trabajó con refugiados. Luego de prestar juramento, reconoció uno por uno a los acusados y los identificó incluso por sus alias.
Relato. "De la tortura no se vuelve jamás. Es un antes y un después. Yo hace 32 años que me pregunto por qué pasó esto", dijo Meschiatti, pareja de un dirigente de Montoneros al momento de ser secuestrada el sábado 25 de setiembre de 1976, en avenida Patria y 24 de Setiembre, y liberada recién el 28 de diciembre de 1978.
La estructura. Meschiatti dijo que en La Perla la hacían confeccionar listas "por triplicado" de los detenidos-desaparecidos: que una iba a Menéndez, otra al Destacamento 141 (donde estaba Rodríguez), y otra quedaba en el lugar.
Manteniendo la entereza, y reiterando numerosas veces los nombres de Manzanelli, Acosta, y Ernesto Barreiro (preso por otras causas), como responsables de las torturas con picanas en la sala conocida como "Terapia Intensiva", Meschiatti reconstruyó como trabajaban los dos grupos del Grupo de Operaciones Especiales (OP3): los interrogadores y los torturadores.

Según dijo, el jefe de los interrogadores era Barreiro, y Acosta el de los operativos en la calle. Pero de los distintos represores que mencionó como los autores de la tortura que le aplicaron, el que más repitió fue el de Manzanelli, de quien recuerda que le dijo el día de su secuestro: "Perdiste, Tina".
Dijo que al menos en dos veces estuvo Menéndez visitando La Perla, y que Acosta estuvo preso en octubre del 77, pero que posteriormente volvió. De este modo, desacreditó la versión del ex militar, quien dijo que no estuvo en el centro clandestino de detención durante el secuestro, tortura y muerte de los cuatro militantes del PRT.
El caso del juicio. Sobre las cuatro víctimas de las torturas y los asesinatos que se analizan en este juicio, dijo que se acordaba de ellos, aunque en ese momento no sabían de sus nombres.
"Yo recuerdo haber visto a esos cuatro chicos (...) Brandalisis era el más alto, estaba la chica esa Palacio, una chica morenita, con labios muy lindos...tampoco supe que desupés habían aparecido en un enfrentamiento fraguado", declaró.
Durante su testimonio dijo también que Lardone, uno de los imputados por este caso, criticaba a Menéndez por haberse quedado "con valijas llenas de dólares luego del asalto al Castillo (donde caen varios montoneros) y no haberlas repartido a sus subordinados".

Fuente:La Voz del Interior


APADIM Córdoba. Comunicación Institucional. Contactos comunicacion@apadim.org.ar

0 comentarios :

Visitas totales