miércoles, agosto 20, 2008

Finalizada la primera de las cuatro jornadas de arte e inclusión que propone este festival, aquí la nota publicada por el diario La Voz del Interior, sobre el primer día de murgas, desfile de gigante y teatro.
Aquí la nota.

El desafío de mejorar con el arte.

El evento de artistas especiales arrancó con murgas en la plaza. Terminará el viernes en Ciudad de las Artes.
Acorde con sus protagonistas, la de ayer fue una jornada distinta. A las 16 arrancó la murga inaugural del 6º Festival Desafiarte, frente al Cabildo y con el desfile de una docena de instituciones de Córdoba, Oncativo, Villa General Belgrano, Capilla del Monte y Alta Gracia, entre otras localidades. Monigotes, malabaristas y saltimbanquis hicieron las delicias de un público tan afín como espontáneo. Las comparsas reflejaron los avances en coordinación obtenidos por las técnicas de expresión corporal, mímica, danza y percusión. Recién llegada, la delegación de Posadas (Misiones) observaba fascinada el entorno de la plaza San Martín, y la participación y visibilidad del discapacitado en esta capital.

Por la mañana, la apertura de la muestra de artes plásticas, en el patio de la Legislatura, aportó la primera grata sorpresa: La rebelión campesina, cuadro realizado por alumnos del Centro Educativo San Francisco de Asís de la Buena Causa, de Carlos Paz, habría interesado vivamente a representantes de la Federación Agraria. El óleo sobre tela, de impactante inspiración goyesca, muestra a campesinos embanderados y enfrentando a la policía. “Enseguida lo quisieron comprar, para exponerlo en Agroactiva”, comentó encantada Adriana Torriglia, una de las fundadoras y organizadoras de Desafiarte.
Una cincuentena de instituciones participó en la apertura del festival que, a esta altura, ya es una tradición en la agenda artística local. Foto: LaVoz / Martín Baez

Elogio de la diversidad. La tarde se vistió con sus mejores ropas –mucho sol y ni una gota de viento–. Confirmando la impresión de los litoraleños, la discapacidad volvió a plantear el escenario más heterogéneo y reconocible de la sociedad actual. La plaza y explanada de la Catedral lucían el acostumbrando paisaje de vendedores, vagabundos haciendo picnic, niñas salidas de colegios de monjas, turistas tomando fotos, bandadas de palomas y modestos grupos familiares. De los ómnibus bajaban decenas de visitantes, convocados a esta nueva edición de Desafiarte. Tanto las docentes de la Escuela Juan Manuel Fernández, de Capilla del Monte, o Renacer de Villa Belgrano, como las del Domingo Cabred o Ckary Cay, coincidieron en que el horizonte de la discapacidad se ha ampliado muchísimo.
Por necesidad o convicción, ese ámbito es mucho más contenedor o inclusivo que la escolaridad común. Aunque no barajan datos oficiales, las especialistas reconocen que el alumnado promedio de la cincuentena de establecimientos que participa de Desafiarte, es de toda edad y ambos sexos, pero primordialmente joven.
Para conocer la realidad y, sobre todo, para valorar y alegrarse por lo mucho que se hace por mejorarla, vale la pena recorrer el Festival Desafiarte. El propósito es enseñar, y aprender de las experiencias en disciplinas tan variadas como accesibles al discapacitado. Por encima campea el objetivo de responder al derecho primordial, a ser visto y reconocido, y a tener una vida digna.

Fuente: La Voz del Interior.


APADIM Córdoba. Comunicación Institucional. Contactos comunicacion@apadim.org.ar

0 comentarios :

Visitas totales