miércoles, septiembre 03, 2008

Por Celeste Egea 26/08/08, del Blog del Ciclo Derecho a la Cultura 2008
Fuente: Ciclo derecho a la cultura
Invierno con aire de verano. La sequía y la tierra se movían con el viento. Mediodía. Llegaron los artistas. Y comenzaron. Durante horas, mezclaron colores, espacios, sensaciones, formas, pinceladas, risas para regalarle arte a uno de los muros, antes triste, del Pabellón Méjico. En armonía, con libertad y pureza. Libres de todo ego, de toda importancia personal, de todo “concepto”. Le dieron vida al arte, y viceversa. Por momentos, se producía la comunión entre la acción de pintar y la música de una intérprete de violín, quizás de unos cuatro años, que embelesada con los pintores, completaba el cuadro regalando una sucesión de sonidos que surgían de su instrumento.
¿Qué es el arte sino eso? ¿De qué manera se nutre el arte? ¿Con grandes y cultas ideas, conceptos, discusiones, personas, personajes y personalidades o con artistas libres de toda importancia personal?
Para más información sobre el momento artístico al que refiere este artículo clickeá aquí
Para ver las fotos de la acción artística, clickeá aquí


APADIM Córdoba. Comunicación Institucional. Contactos comunicacion@apadim.org.ar

0 comentarios :

Visitas totales