jueves, enero 08, 2009

Suele pasar que al final del año, y para comenzar el otro, buscando esa necesidad “metafisica de trascender”, suele hacerse un balance de lo hecho y no hecho, lo eternamente postergado, lo verdaderamente logrado y los renovados anhelos.
En base a estas sensaciones encontradas y movilizadoras, uno también suele preguntarse y cuestionarse; “este año seguro emprendo ese proyecto”, "este año realizó el viaje", "este año...” La idea y necesidad es recurrente: analizar en donde estamos parados. Y así sin darnos cuenta pasamos todo el año, analizando, reflexionando, cambiando, mutando… viviendo de la manera que se puede.
Más que una reflexión esto pretende ser un mensaje para todos quienes se preguntan las mismas cosas y trabajan para lograr lo que anhelan, lo que aspiran, lo que de alguna forma nos hace sentir vivos, aquellos impostergables desde los cuales nos encontramos en nuestras diferencias.
¡A todos y a todas, les deseamos que este año sea altamente gratificante, con la energía del cambio y la de los sueños, con la energía de vivir!
Parafraseando a Eduardo Galeano, (ver nota del blog: ¿Que tal si deliramos, por un ratito?) “La perfección seguirá siendo el aburrido privilegio de los dioses; pero en este mundo chambón y jodido, cada noche será vivida como si fuera la última y cada día como si fuera el primero...”
¡No le demos alternativa, el 2009 tiene que ser un gran año para todos y todas!
¡Bienvenido 2009!


APADIM Córdoba. Comunicación Institucional. Contactos comunicacion@apadim.org.ar

0 comentarios :

Visitas totales