lunes, enero 19, 2009

El problema es usar la TV como cuidadora de bebés muy pequeños. La familia debe hablarles más a los pequeños.
La pérdida de la capacidad creativa es un trastorno que suele afectar a los niños que son adictos a la televisión, según señala un informe de la Asociación Psicoanalítica Argentina (APA).
El estudio denominado “Adictos a la imagen. Los bebés y la TV como baby sitter” hace hincapié en el rol del chico que pasa a mirar en lugar de ser mirado y el efecto hipnótico de la televisión.
Sara Zusman, médica psicoanalista especialista en niños y adolescentes, destacó en el informe que “hablarles regularmente a los bebés durante el primer año de vida tiene un profundo efecto positivo en el desarrollo de su cerebro y de su aptitud para aprender”. Por eso, destacó como un fenómeno actual el que “haya padres que se valen de la TV como cuidadora de bebés muy pequeños, por el efecto hipnótico que ejerce sobre ellos y para conseguir que así no molesten”.
La especialista explicó que “Se transforma la función del cuidar porque el niño pasa a mirar en lugar de ser mirado". Precisó que “los chicos aprenden a estar solos cuando pueden crear su espacio transicional, que es el origen de todas sus posibilidades creativas posteriores”. Zusman señaló que “ese espacio se origina si el chico contó con un vínculo suficientemente bueno, a través de la palabra y del juego”.
“Lo fundamental es que la madre o sustitutos, además de responsables y cariñosos, hablen con el niño para que sienta su presencia”, agregó la psicoanalista. “Esos niños pierden capacidad creativa y en un futuro pueden tener grandes dificultades de conectarse con la palabra dicha o escrita”, alertó.
Insistió en que “los niños adictos a la televisión pueden llegar a tener dificultades escolares graves”. Explicó que “la pérdida de la capacidad creativa en el niño es la que genera el aburrimiento”.


Fuente: La Voz del Interior.


APADIM Córdoba. Comunicación Institucional. Contactos comunicacion@apadim.org.ar

0 comentarios :

Visitas totales