viernes, marzo 06, 2009

A pocos días del Día Internacional de la Mujer, que se celebra el domingo, la senadora nacional explica la necesidad de una ley contra la violencia de género.
María Cristina Perceval dice que hay que hablar de "las violencias" contra las mujeres, en plural. Con ello se incluiría, no sólo la violencia familiar, sino también otros tipos, como la laboral, la institucional y hasta la simbólica y la de libertad reproductiva. Perceval (representante de Mendoza del Frente para la Victoria) incluyó esos tipos de violencias de manera expresa en el proyecto de ley contra la violencia de género que tiene media sanción del Senado y que, asegura, avanza en Diputados. Una novedad es la inclusión de la violencia indirecta, que es "toda conducta, acción u omisión, disposición, criterio o práctica discriminatoria que ponga a la mujer en desventaja con respecto al varón", según versa el proyecto.
Para Perceval, en el Día de la Mujer hay que hablar de desigualdad. Foto: Gentileza de UNFPA.
Este diario conversó con ella en el marco de un encuentro organizado por Unfpa (Fondo de Población de Naciones Unidas) el martes pasado en Buenos Aires.
–¿Por qué se refiere a la violencia de género como una epidemia?
–Por más que no sea sólo un tema de salud, la palabra "epidemia" habla de que no se trata de casos aislados, de excepcionalidades escandalosas, ni de que se dé en algunos sectores de la sociedad y en otros no.
La violencia contra las mujeres en el mundo, en la región, en Argentina y en tu barrio está presente en distintas formas, con distintas modalidades y con una intensidad equivalente que más allá del grado, está dada porque toda forma de violencia contra las mujeres es una violación fragrante a los derechos humanos de las mujeres.
–¿Cuál es la necesidad específica de una ley de violencia contra las mujeres además de la de violencia familiar?
–Reconociendo el esfuerzo y el avance en nuestro país y en algunas provincias como Córdoba de contar con leyes para erradicar la violencia intrafamiliar, es imprescindible reconocer que las violencias contra las mujeres no sólo se producen en ese ámbito; también hay violencia laboral; violencia simbólica en los mensajes; hay violencias en la revictimaciones que se dan en distintas instituciones, por ejemplo, en las fuerzas de seguridad y las policías, y que hay nuevas formas de violencias relacionadas con el crimen internacional organizado contra cuerpos de mujeres y rostros de niñas.
–¿Por qué es importante el 8 de marzo? Hay una tendencia a banalizarlo.
–Es cierto que el 8 de marzo se ha ido convirtiendo en un día florido.A veces, las mujeres que luchamos por los derechos de las mujeres aparecemos como antipáticas que nada les cae bien y ahora parece que cuando alguien quiere regalarnos una flor, lo sacudimos con que era un día de reivindicación de derechos y no de floripondios. Sin ser antipática ni desagradecida, que florezcan mil flores pero prefiero decir como dicen nuestras amigas centroamericanas: "El 8 de marzo, Chévere las rosas pero hablemos de otras cosas, hablemos de la desigualdad, hablemos de erradicar la violencia contra las mujeres".
Fuente: La Voz del Interior.


APADIM Córdoba. Comunicación Institucional. Contactos comunicacion@apadim.org.ar

1 comentarios :

El Navegante dijo...

Haz un artículo sobre la conductora Cerrie Burnell, que no la querian los padres de familia en un programa infantil por que "asustaba a los niños" por tener un solo brazo por una malformación congénita.

Mira algo al respecto aquí

Visitas totales