Más de cinco mil ciegos dispondrán de un sitio digital.

Anoche se presentó la revista "Puente On Line", diseñada por estudiantes.
Como corresponde, la presentación de la revista digital Puente On Line ( www.puentesonline.com.ar ) fue más sonora que visual. Anoche, la anfitriona, Rebecca Bortoletto, introdujo al auditorio del Centro Córdoba España en una experiencia vital para los ciegos, y fascinante para los que ven. El portal diseñado por alumnos y docentes del Colegio Universitario de Periodismo y Ciencias Sociales (CUP) carece de imágenes, innecesarias para un no vidente, y suena como una sinfonía dodecafónica. Cada arreglo o vibración es una señal que permite navegar por Internet, guiándose por el oído.
Antes de interpretar Sueños, de Diego Torres, la solista Macarena (18) y el tecladista Jonathan (23) brindaron un entusiasta testimonio de la novedosa herramienta electrónica: “Los ciegos no tenemos problema con el teclado de la computadora, ya que nos alcanza con un par de señalizaciones. La dificultad es ir accediendo al material escrito, porque la pantalla obviamente no puede venir en Braille. Ahora hasta podremos ‘leer’ el diario, porque la revista nos resumirá y contará las noticias”.

Sociedad. Vanesa Fundaró es periodista y participó del equipo que puso en marcha la revista "Puente On Line".

El comentario permite vislumbrar el universo que se abre con este puente. Profesores del Julián Baquero y del Helen Keller, entre otras instituciones, calcularon que tan sólo en Córdoba hay unos cinco mil disminuidos visuales (totales o parciales), en condiciones de convertirse en usuarios.
“La idea era hacer algo inclusivo, y no exclusivo”, aclara Vanesa Fundaró, periodista afectada por una ceguera total, cuyas tribulaciones motivaron esta experiencia comunicacional.
La página les facilitará desde hacer trámites hasta buscar trabajo, más el placer de escuchar relatos de autores locales (Lilia Cardone, Daniel Salzano, José Playo, Jorge Londero y varios más), leídos por ellos mismos o por locutores profesionales coordinados por Magdalena Aliaga.
Un centenar de alumnos del CUP, y varias entidades relacionadas con la discapacidad y con la lectura (Ucorci, Biblioteca de Ciegos, Cedilij, entre otros) se involucraron en este proyecto, que fue seleccionado por el Programa Pequeñas Donaciones del Banco Mundial en su edición 2008. El subsidio de cinco mil dólares fue más que aprovechado.


Fuente: La Voz del Interior.

Publicar un comentario