Consumimos 30% más de lo producido.

Un informe del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), muestra que el nivel de consumo de la población mundial supera en un 30 por ciento la capacidad de la tierra de brindar servicios ambientales como alimentos, regulación del clima y provisión de fuentes de agua dulce, informó la Fundación Vida Silvestre (FVS) en el día Mundial de la Tierra.
“Si no se toman definiciones contundentes para conservar los recursos naturales aprovechándolos racionalmente, día a día se agotan las oportunidades para lograr un desarrollo sustentable. La humanidad está consumiendo el capital ambiental del planeta”, según un comunicado de prensa distribuido por la Fundación.
En el capítulo referido a Argentina –recogido por la agencia Télam–, WWF señaló que el “consumo interno es bajo –150 por ciento menor que la capacidad de producción de los ambientes naturales– pero que a través de las exportaciones de commodities (productos agrícolas, carnes, pesca) los recursos naturales se degradan año a año”. El informe precisó que “entre los rubros más críticos” están bosques, pastizales y recursos marinos. En los últimos 5 años, el promedio de pérdida de bosques ronda las 300 mil hectáreas por año (equivalente a 15 veces la ciudad de Buenos Aires), mientras que más del 60 por ciento de los pastizales de la pampa ya fue convertida para uso agrícola y el 40 por ciento restante se encuentra muy degradado por un uso productivo intensivo. Los ejemplares adultos de merluza común, el principal recurso pesquero del país, fueron reducidos cerca de un 70 por ciento en los últimos 20 años, según datos del Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero (Inidep). “El otorgar un valor de mercado a los servicios ambientales ya es una tendencia en el mundo y es previsible que en un futuro no muy lejano, la Argentina pueda posicionarse como proveedor de estos servicios a nivel global”, afirmó Diego Moreno, director general de la FVS.
La Pachamama es mundial.
Con la declaración por parte de la ONU del 22 de abril como el Día Internacional de la Madre Tierra, Bolivia logró ayer que la comunidad internacional se sume a la devoción y el respeto milenario de los pueblos andinos por la Pachamama. La resolución es una iniciativa del presidente boliviano, el indígena Evo Morales. Con ella, Naciones Unidas se suma institucionalmente a la celebración del Día de la Tierra.


Publicar un comentario