viernes, junio 12, 2009

La Fundación Desafío está en riesgo. Fue creada por padres.
Río Cuarto. La Fundación Desafío, institución creada hace 15 años por padres para garantizar la atención interdisciplinaria e integral de niños con trastornos neuromotores, corre riesgo de desaparecer por falta de recursos. Tiene una deuda de 40 mil pesos con especialistas y por servicios e impuestos.
La institución atiende a unos 45 jóvenes, bebés y niños carecientes, en un inmueble alquilado en calle Colón al 374.
Los 15 profesionales que trabajan en la entidad, junto a directivos y padres de niños discapacitados, se han movilizado en los últimos días a la espera de que las autoridades los ayuden a superar la crítica situación.
“Estamos desesperados porque hace seis meses que pedimos ayuda y no tenemos respuesta. Si esto cierra no tenemos donde mandar a nuestros hijos”, manifestó una madre durante una manifestación frente a la sede local del Gobierno provincial.
Analía Gómez, coordinadora de la entidad, indicó que, cuando iniciaron las gestiones, solicitaron un subsidio por cinco mil pesos. Y pasó tanto tiempo sin respuesta que ahora necesitan mucho más.
El único apoyo que tiene la Fundación es municipal. Por ordenanza, percibe un porcentaje del fondo solidario que debe aportar quien explota la concesión del bingo en esta ciudad. Solían recibir 3.500 pesos mensuales, pero disminuyó la recaudación del juego y ahora sólo llegan unos 1.500. En los últimos meses la intendencia les otorgó un subsidio de 2.500 pesos para afrontar el alquiler.
“El problema es que los pacientes que tienen obras sociales se atrasan pero además tenemos casi la mitad de chicos que son carenciados y no pagan. Pero no queremos dejar de atender a nadie. Si nosotros cerramos, no tienen adonde ir. Son chicos que requieren un grupo de profesionales, porque no tienen un problema puntual sino discapacidades neuromotrices en general”, explicó Belinda, kinesióloga.
“De algún modo, suplimos al Estado en el tratamiento integral. Por eso esperamos que se pueda atender esta necesidad”, reclamó Patricia, educadora especial.
Las profesionales hace tres meses que trabajan sin cobrar. La fundación también busca padrinos. Para colaborar se puede hablar al (0358) 46-33747.
“Tengo la mutual provincial Apross, mi hija empezó el tratamiento en febrero y hasta ahora Apross no pagó nada. También demoran cinco meses para pagarle al transporte. No sabemos qué hacer porque nuestros chicos no pueden esperar y pierden mucho si dejan este tipo de tratamiento", imploró Luciana, madre de una discapacitada.
Fuente: La Voz del Interior.


APADIM Córdoba. Comunicación Institucional. Contactos comunicacion@apadim.org.ar

1 comentarios :

Anónimo dijo...

ME GUSTARIA SABER SI LA ORGANIZACION CERRO,O SIGUE EN PIE AUN

Visitas totales