jueves, enero 14, 2010

No descartan que haya hasta 100 mil muertos. Los sobrevivientes no encuentran agua y alimentos. Comienza a llegar la ayuda internacional. Tornando camionetas en ambulancias y puertas en camillas, los haitianos batallan frenéticamente para salvar a los heridos en el devastador terremoto de esta semana, que dejó un saldo de miles de muertos, tal vez 100 mil, según deslizaron autoridades.La ayuda internacional comenzó a llegar temprano el jueves cuando un avión de Air China con un equipo chino de socorro aterrizó en el aeropuerto de Puerto Príncipe y más de 50 personas en trajes naranja acompañados de perros entrenados se bajaron de la aeronave. China dijo que el avión traía un equipo de búsqueda y rescate, médicos y sismólogos, además de 10 toneladas de alimentos, medicina y otros suministros.
Estados Unidos y otros países dijeron que estaban enviando alimentos, suministros médicos y peros especialmente entrenados para asistir al país más pobre del Hemisferio Occidental, donde de acuerdo con estimados de la Cruz Roja internacional tres millones de personas - una tercera parte de la población - pudiera necesitar ayuda de emergencia.
En las calles de la capital, sobrevivientes acampan en medio de montones de bienes rescatados, incluyendo comida sacada de los escombros. "Esto es mucho peor que un huracán", dijo Jimitre Coquillon, un asistente médico que trabajaba en un centro improvisado de triaje en el estacionamiento de un hotel. "No hay agua, no hay nada. La gente se va a morir de sed". Si había algún esfuerzo organizado de distribución de agua o comida, no se vio el miércoles.
Hospitales de campaña. El grupo de ayuda Médicos Sin Fronteras trataba a los heridos en dos hospitales que soportaron el terremoto y estableció hospitales en tiendas de campaña en otras partes de la capital para remplazar sus destruidas instalaciones. Cuba, que ya tenía a centenares de médicos en el país, trataba a heridos en hospitales de campaña.
Funcionarios haitianos dijeron que miles de personas, tal vez más de 100.000, habrían muerto tras el sismo de magnitud 7. Mientras tanto, llamada tras llamada de las víctimas del sismo a los servicios de emergencia simplente no lograban pasar porque el sistema que enlaza las diferentes redes de teléfono no está funcionando, informó un empleado de un servicio de telecomunicaciones.
David Goldfarb, un ingeniero de la firma Alcatel-Lucent, señaló que la empresa había logrado establecer comunciaciones a través de la Internet y de otros medios, pero indicó que las llamadas de emergencia que se han intentado tan a menudo no han logrado llegar a su destino.Hay riesgos inmediatos de enfermedades, como dengue, malaria, diarrea y problemas respiratorios, dijo Kimberley Shoaf, del Centro de Salud Pública y Desastres de la Universidad de California-Los Angeles.
Una geofísica de Servicio Geológico de Estados Unidos, Kristin Marano, dijo que éste fue el terremoto más intenso ocurrido en la zona desde 1770.

Fuente: La Voz del Interior.


APADIM Córdoba. Comunicación Institucional. Contactos comunicacion@apadim.org.ar

0 comentarios :

Visitas totales