Haití, sumergido en el caos y la desesperación

La entrega de ayuda es caótica, debido a la nula infraestructura del país caribeño. Se teme otro desastre sanitario. Hay saqueos en almacenes de la ONU. Haitianos protestan con barricadas de cadáveres.

El mundo redobló sus esfuerzos para socorrer a los sobrevivientes del terremoto en Haití, que dejó decenas de miles de muertos y damnificados, a pesar del caos que vive el país también a la hora de recibir dicha ayuda.
Los sobrevivientes al devastador terremoto comenzaron a protestar por la demora de la ayuda humanitaria.
Protestas. Shaul Schwarz, un fotógrafo que trabaja para la revista TIME , dijo que vio al menos dos barricadas formadas con cuerpos de víctimas del terremoto y piedras.
"Están empezando a bloquear los caminos con cuerpos, se está poniendo feo, la gente está cansada de no recibir ayuda", señaló Schwarz a la agencia de noticias Reuters.

Con el hambre además comenzaron los saqueos. Se ven ladrones merodear los destrozos y las casas cerradas.
La Cruz Roja haitiana informó hoy que entre 45.000 y 50.000 personas pueden haber perecido como consecuencia del terremoto de 7 grados Richter y que hay tres millones de afectados, de una población total de 8,9 millones.
Un cálculo que, dolorosamente, poco a poco va tomando forma. "En las últimas horas han enterrado a 7.000 haitianos", dijo el presidente del Consejo de Ministros del Perú, Javier Velásquez Quesquén, quien dijo desde Puerto Príncipe que la cifra le fue proporcionada por los presidentes de Haití, René Préval, y de República Dominicana, Leonel Fernández.
Fernández, quien fue el primer mandatario en visitar Haití (nación con la su país comparte el territorio de la isla La Española), constató personalmente este jueves parte de la magnitud de la tragedia y aseguró que es tiempo de que el mundo ayude de manera permanente a la república caribeña.
Tras sobrevolar Puerto Príncipe, el gobernante dominicano subrayó en una rueda de prensa la necesidad de establecer medidas sanitarias preventivas, ya que 48 horas después del temblor los cadáveres empiezan a descomponerse.
Sin embargo, los Gobiernos y organismos como la ONU han dejado en claro que la prioridad en este momento sigue siendo encontrar y rescatar a los sobrevivientes de la tragedia.
Emergencia. La situación sanitaria amenaza con agravarse drásticamente en los próximos días como consecuencia de la descomposición al aire libre y entre los escombros de decenas de miles de cadáveres.
Las imágenes de televisión muestran que la gente que deambula entre las ruinas utiliza ya improvisados barbijos para protegerse de los olores.
La recolección de cuerpos ha comenzado en forma incipiente, pero las morgues fueron destruidas por el sismo o se llenaron pronto, y se presenta el dilema de incinerar o enterrar a los muertos sin identificarlos previamente.
Aún en este caso, el equipo necesario para traslado de cadáveres o excavación de tumbas colectivas es muy escaso, y por el momento, simplemente se están apilando los cuerpos en puntos de concentración, sin tratamiento posterior por el momento.
El rescate. "Hay gente que sigue viva bajo los escombros y debemos salvar todas las vidas que podamos", afirmó hoy el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon.
Ayuda. Francia, España, Alemania, Reino Unido, Canadá, Japón, China, Indonesia, México, Cuba y Venezuela, entre otros países, han enviado equipos de socorro y rescate, así como material de primera necesidad y alimentos para ayudar a los haitianos. Estados Unidos, por su parte, anunció hace pocas horas el traslado inmediato de más de 250 profesionales de la salud y el posible viaje de más de 12.000 "en los próximos días" para ayudar en las tareas humanitarias, personal que se unirá a los equipos ya enviados por Washington a ese país.
Por ahora, tanto EE.UU. como el Fondo Monetario Internacional (FMI) han anunciado que contribuirán con una ayuda inicial de 100 millones de dólares cada uno, y el G20 se comprometió hoy a entregar "de forma inmediata" asistencia económica y en especie.

Fuente: La Voz del Interior.

No hay comentarios.: