viernes, febrero 04, 2011

Un llamado mundial a la prevención.

60 mil argentinos mueren cada año por esta enfermedad. La mitad de los tumores malignos puede curarse si se diagnostica a tiempo.Casi 60 mil argentinos mueren cada año de cáncer y alrededor de la mitad de los tumores malignos pueden curarse si se diagnostican en forma temprana, según el Instituto Nacional del Cáncer (INC). La Unión Internacional Contra el Cáncer (UICC) instituyó el 4 de febrero como el día mundial de lucha contra esa enfermedad, teniendo en cuenta que es la segunda causa de muerte después de las enfermedades cardiovasculares y que existen medidas de prevención y tratamiento para algunos tipos de tumores.

Javier Osatnik, médico del Consejo Directivo del INC, calcula que “entre 55 mil y 60 mil argentinos fallecen por año de cáncer, con una incidencia de 206 casos nuevos anuales cada 100 mil individuos”.

Pero Osatnik sostuvo que “más allá de las estadísticas, es importante transmitir el concepto de prevención y detección temprana del cáncer, para poder controlar la enfermedad”.Explicó que “como existen distintos tipos de tumores son muy diversos los signos clínicos que alertan sobre el cáncer”, y consideró “importante la realización de controles médicos para llegar al diagnóstico en forma temprana”.

Resaltó que “la mitad de los diagnósticos se curan si se detecta a tiempo la enfermedad”.




Datos en red.

Por primera vez en la Argentina, ya están disponibles conjuntamente datos de casi todos los registros de tumores de base poblacional del país.En la página web del INC ( www.msal.gov.ar/inc/) se encuentra publicada la información de los registros de Bahía Blanca, Córdoba, Entre Ríos, Mendoza, Santa Fe, Catamarca, Chaco, Chubut, Neuquén, Río Negro, Tucumán y del Registro Argentino de Melanoma Cutáneo (RAMC).

Esta información es producto del trabajo constante de los referentes locales que se encargan de recabar los datos que conforman los registros, un insumo indispensable para realizar análisis epidemiológicos en oncología.

Los registros de tumores de base poblacional existentes en el país, algunos con historia de más de 20 años, desempeñan un papel clave en el control del cáncer, aunque sus resultados prácticamente no han sido utilizados hasta el momento.

El sistema de vigilancia del cáncer se basa en el registro continuo y sistemático de datos acerca de la ocurrencia de esta enfermedad, las características de los pacientes y los resultados de la atención en los servicios de salud, a fin de transformarlos en información útil para la planificación de políticas de control del cáncer y la evaluación del impacto de las mismas.

Los tres pilares fundamentales del sistema de Vigilancia Epidemiológica son las estadísticas hospitalarias y vitales, así como los registros de cáncer de base poblacional.La función principal de estos registros es recoger información en forma completa, continua y sistemática sobre la incidencia de casos de cáncer. Esta información es la fuente primaria de investigaciones epidemiológicas y para la planificación de acciones de promoción y prevención del cáncer.

Una de las apuestas del INC durante el año 2011 será la capacitación de registradores/ras –actores indispensables a la hora de recabar los datos en tiempo y forma–, así como también colaborar en el perfeccionamiento de los profesionales que lideran estos registros. Además, se elaborará un manual nacional de registros poblacionales para unificar criterios y elevar la calidad de los registros.

Fuentes utilizadas: Instituto Nacional de cáncer de Argentina ya están en red los datos.

Instituto Nacional de Cáncer.

La Voz del Interior.


APADIM Córdoba. Comunicación Institucional. Contactos comunicacion@apadim.org.ar

1 comentarios :

waldo dijo...

como dice China alguna vez diremos ...que suerte era cancer nomas...

http://anecdootario.blogspot.com/2010/11/un-poquito-de-arroz.html

Visitas totales