miércoles, octubre 17, 2012

Como hemos compartido en publicaciones anteriores, APADIM estuvo presente en XI Congreso Internacional de Salud Mental y Derechos Humanos, participando con la presentación de trabajos de concurrentes y profesionales del Centro de Día y representantes del equipo de la comisión de Trabajadores Sociales.
Desde el Centro de día, fueron dos las propuestas que se pudieron apreciar y compartir, con el resto de las instituciones, organizaciones sociales y grupos del Congreso. La primera fue la presentación del trabajo en la mesa libre: El movimiento como medio de emancipación: Reflexiones acerca de una experiencia corporal con jóvenes/adultos del centro de día APADIM, a cargo de profesionales del taller.
La segunda, fue la presentación, en su segundo año como participantes en el Congreso, del Taller de Ritmos Populares y Movimiento Expresivo, espacio artístico de inclusión y diversidad, coordinado por profesionales del Centro de Día de APADIM en conjunto con el Espacio Cultural Graciela Carena. El taller fue coordinado por concurrentes del Taller y del Centro de día, Alejandro Jorge; Alejandro Lambertucci; Teresita Calderón y Claudia Villalba, quienes han profundizado un discurso expresivo corporal en el transcurso de estos meses.
Agradecemos a la Lic. Ximena Arrom, por compartir el registro de la experiencia del grupo. Compartimos aquí el texto.
Relato de la experiencia del Congreso de Madres de Plaza de Mayo
Viajamos a La Plata al XI Congreso de Salud Mental y Derechos Humanos organizado por la Universidad Popular de las Madres de Plaza de Mayo. El grupo del viaje estuvo integrado por 4 jóvenes que asisten al Taller: Claudia, Alejandro L., Teresita, Alejandro J. las dos Coordinadoras: Ximena y Geraldine, más dos psicólogos de Apadim: Nora y Daniel. 
 Las actividades planificadas eran participar del Congreso en alguna de sus instancias formales de inaguración para que el grupo reconociera la dimensión socio-política que enmarcaba al evento, una ponencia a cargo de las coordinadoras y un Taller coordinado con la colaboración de los/as integrantes del Taller de Apadim.
Por otra parte, como objetivo del viaje las coordinadoras nos habiamos planteado la posibilidad de bailar con otro grupo, hacer alguna actividad que nos tuviera a la coordinadoras también de participantes, que ofreciera otro referente para compartir una instancia de exploración de los discursos de los cuerpos.
Así fue que a través del Programa provincial “Integración por el Arte” en el Teatro Argentino participamos de un taller orientado a personas con diferentes tipos de discapacidades.
El Taller al que asistimos contaba con la participación de jóvenes y adultos de aproximadamente entre 20 y 50 años, similar a nuestra población, y ese día había aproximadamente 10 participantes, y nos sumamos al grupo.
La coordinadora del Taller Ada Saray Espiro nos recibió de manera muy amena, y el grupo también, acercándose a preguntarnos quienes éramos, que hacíamos, si íbamos a volver al taller, etc. De esta manera fué visible que nuestra presencia de alguna manera transformaba al espacio, ya que 6 personas nuevas nos acercábamos para sumarnos pero con nuestras idiosincrasias y como visitantes.
En el taller hubo un clima de alegría y relajación. Ada logró la atención sobre las consignas con fluidez, mostrándose receptiva al grupo.
Pudimos observar un vínculo de confianza mutua y un trabajo progresivo. La clase que nosotros/as compartimos tenía un esquema aparentemente, un esqueleto de trabajo. Seguramente los tiempos para cada momento y algunos aspectos fueron modificados por nuestra presencia. Sin embargo su orientación permitió que la integración fuese amena, y no tuviese el efecto de una irrupción, más bien se constituyó en un aporte sumar corporalidades y variedades de lenguajes posibles.


 Por otro lado, en nuestra participación en la instancia de coordinación de taller en el Congreso, pudimos repetir la experiencia corporal colectiva de encontrarnos desde el movimiento sensible en un trabajo creativo de integración socio-artística junto a otras personas, generando que las diferencias se transformen en potencialidades desarrollando estrategias creativas colectivas, que favorecieron la integración del grupo y de las personas en sus aspectos individuales.
La propuesta privilegió el movimiento desde el comienzo del taller, por lo cual al principio del mismo no se realizaron consignas verbales sino que se propusieron movimientos invitando a los participantes a sumarse. Esto generó un clima de desconcierto e incertidumbre que luego se fue descomprimiendo, habilitando un ambiente de alegría y soltura corporal que posibilitó y facilitó el proceso creativo desde el trabajo colectivo.
Luego de la experiencia inicial pudimos observar que los participantes pudieron expresar desde lo corporal, diferentes estados emocionales, como así también establecer  una comunicación desde un lenguaje corporal a partir del texto de cada participante.


Además nos encontrarnos con la sorpresa de encontrar a personas que habían compartido ésta experiencia el año pasado y decidieron repetirla nuevamente. Así recuperamos la vivencia del año anterior en el mismo congreso pero en la ciudad de córdoba.
Para finalizar queremos destacar que es una responsabilidad social crear y favorecer las condiciones de equidad de participación para todos los sujetos. Y que las formas de expresarse de los individuos son diversas en lenguajes y modos, es preciso que estén contempladas las multiplicidades y diferencias como potenciales para una convivencia social más armónica.

Para ver más fotografías, te invitamos a que ingreses a : En el Congreso de las Madres. ( enlace con fotografías que estarán disponibles temporalmente en la web)


APADIM Córdoba. Comunicación Institucional. Contactos comunicacion@apadim.org.ar

0 comentarios :

Visitas totales