lunes, septiembre 15, 2014

El sábado 13 de septiembre se realizó en la sede de APADIM el 5º Módulo del curso de Especialización en Acompañante Terapéutico y Discapacidad.
La temática a debatir y trabajar en el intercambio con los asistentes estuvo en conocer las distintas estrategias de intervención para brindar apoyos necesarios para la ejecución de actividades cotidianas en la vida de las personas con discapacidad en su relación con el entorno y los distintos ámbitos sociales en el que se desenvuelven.
En este sentido, la Lic. Vanesa Graff, terapista ocupacional, brindo un panorama de las distintas teorías que guían el trabajo del terapista ocupacional en los equipos interdisciplinario de abordaje, haciendo hincapié en las herramientas de intervención del enfoque global del terapista al encargarse de la prevención, el diagnóstico funcional, la investigación y el tratamiento de las problemáticas ocupacionales cotidianas en diferentes áreas, como el cuidado personal, el trabajo, el  juego y la recreación, actividades escolares y de participación social.
En este sentido, se destacó la importancia de brindar y compartir estas herramientas de abordaje con los acompañantes terapéuticos entendiendo el trabajo interdisciplinario de construcción de abordajes específicos, singulares y diversos, “no como recetas” a proponer en todos los casos y para todas las situaciones.
Desde la individualidad del sujeto que se acompaña susciten diversas actividades y situaciones que deben trabajarse para brindar los apoyos necesarios para que la persona con discapacidad pueda tener una vida autónoma, desde su propio potencial, alcanzado una actitud activa respecto a sus capacidades y pueda modificar sus habilidades disminuidas.
Dentro de este abanico de actividades, la licenciada realizó una diferenciación entre las actividades básicas de la vida diaria y las actividades instrumentales, entendiendo que las actividades cotidianas tienen que ver con las capacidades de autocuidado más elementales y necesarias que se realizan de forma cotidiana, a las cuales hay que favorecer su desempeño y activa participación para el logro de mayor autonomía en la cotidianeidad.
En tanto que las actividades instrumentales de la vida diaria son actividades más complejas y su realización requiere de un mayor nivel de autonomía personal, asociadas a tareas que implican la capacidad de tomar decisiones y resolución de problemas de la vida cotidiana, como ejemplos de estas actividades, la licenciada nombro, la capacidad para usar el teléfono, usar medios de transporte, preparación de comidas, ir de compras, capacidad para utilizar el dinero. 
En este sentido, la Lic. Graff  remarco la importancia de tener en cuenta los aspectos contextuales, sociales y culturales en las que el sujeto está involucrado para incorporar  estrategias que faciliten la ejecución de estas actividades significativas, entendiendo que las intervenciones difieren de acuerdo a la historias de vidas y que el acompañamiento en las decisiones personales debe realizarse estimulando su autonomía, decisión y promover la máxima independencia en la comunidad. 
La diferenciación de estas actividades de adaptación funcional y accesibilidad al entorno fueron claramente ejemplificadas con casos clínicos, experiencias de trabajo de la licenciada como de los asistentes, generando debates interesantes, análisis de casos e inquietudes de cómo realizar determinadas intervenciones, siendo un espacio muy rico de aprendizajes nuevos y experiencias de encuentro.
Para ver más fotografías,te invitamos a que ingreses aquí: Apoyos para la vida cotidiana de las Personas con Discapacidad. 


APADIM Córdoba. Comunicación Institucional. Contactos comunicacion@apadim.org.ar

0 comentarios :

Visitas totales