martes, septiembre 16, 2014

El sábado 13 de septiembre se realizó el VI módulo: Intervención en crisis.Posibles Abordajes" del Curso de Formación en Discapacidad desde un abordaje interdisciplinario.
Desde el mes de abril profesionales, técnicos y personas interesadas en la temática de la discapacidad se han encontrado en distintos módulos de aprendizajes y capacitación, para enriquecer sus enfoques teóricos y proponer desde el debate y las experiencias de la práctica, la posibilidad de trabajar y reconocer los dispositivos de abordaje y estrategias de intervención que se ponen en juego en la particularidad de los casos clínicos desde la experiencias de referentes y  en el intercambio con los asistentes.
Estos meses de capacitación y de ricos debates han sido parte de este curso de formación en discapacidad, que desde el modelo social y la perspectiva de derecho, no sólo ha generado nuevos conocimientos a la hora de comprender la discapacidad y la persona con discapacidad, sino que a partir del intercambio con los profesionales, compañeros, miradas y experiencias diversas, seguramente, han generado modificaciones en nuestras formas de relacionarnos en la cotidianeidad de los encuentros y en nuestras prácticas profesionales. Visualizando la importancia del rol de las familias, en su diversidad social y cultural, las historias personales, el grupo de pares, la relación interdisciplinaria con los profesionales con los que la persona con discapacidad interactúa y genera vínculos, los distintos contextos de participación e intervención de la persona.
Esta mirada integral, global del contexto singular de cada situación y de cada abordaje implica la necesidad constante de rever teorías y estrategias para promover la autonomía, la independencia y el ejercicio de derecho en todos los ámbitos donde participa.
Dentro de este marco de dispositivos de acompañamiento y de intervención integral, la Dra. Carolina Remedi, desde su formación en el ámbito de la psiquiatría compartió sus experiencias con pacientes con trastornos generalizados del desarrollo, cuales eran las posibles intervenciones y diagnósticos asociadas a éstos, y como estas definiciones repercuten en el joven y en las familias.
En este sentido destacó la importancia de los equipos interdisciplinarios en todo el proceso de diagnóstico y los procesos llevados a cabo con los pacientes, entendiendo que no todos las teorías son aplicables a los casos que se presentan y que la naturalización de actividades, decisiones y conductas que para nosotros son habituales no deben influir en estos procesos “hay que entender que las actividades que para nosotros son habituales para ellos son complicadas de realizar”.
Generalmente estas complicaciones se manifiestan en el plano de la interacción social, en la comunicación  y en ciertas actividades, las cuales deben comprenderse a partir de un programa de intervenciones apropiadas, sujetas a la individualidad y que acompañe tanto a los sujetos como a sus familiares y entorno inmediato.
En el marco de proponer estrategias de intervención al abordaje de los casos según la perspectiva de trabajo del profesional, la Lic Viviana Bálsamo explicó los alcances del Acompañante Terapéutico como un dispositivo que se realiza siempre en equipo, entendiendo que los objetivos son planteados, según el profesional que recurre a su apoyo, los cuales necesariamente deben articular el tratamiento en el ámbito socio comunitario del sujeto acompañado.
Esto implica como se refería la Lic. Bálsamo, de que el dispositivo del acompañante terapéutico debe formar parte de un tratamiento integral y que está estrategia de abordaje debe incluir factores psicosociales, familiares, laborales y comunitarios.
Es de suma importancia reconocer “la flexibilidad de la construcción simétrica que se genera con el sujeto acompañado entendiendo que dicho proceso debe gestarse de manera singular y particular”, destacaba la licenciada.
Se debe comprender que el acompañante terapéutico acompaña, procesos, decisiones y espacios en los que se desenvuelve el sujeto pero nunca decide por él y debe proveer los apoyos necesarios generando una red temporal que de soporte para la realización de actividades que  permitan su crecimiento como persona y en su relación con el contexto. 
Como parte de la dinámica del módulo, se realizó el taller “Intervención en crisis” con la presentación de un caso clínico para generar el debate sobre las estrategias de abordaje a seguir, el análisis de estas decisiones y cuál seria el alcance de las mismas en el caso analizado.
Para ver más fotografías del curso, te invitamos a que ingreses aquí: Intervención en crisis. Posibles Abordajes.


APADIM Córdoba. Comunicación Institucional. Contactos comunicacion@apadim.org.ar

0 comentarios :

Visitas totales