martes, noviembre 18, 2014


Lo fueron anunciando días previos. Que iban a preparar varias cosas, que era para juntar fondos para irse de campamento, que es parte de las cosas que se acuerdan hacer entre todos y para todos.  El lunes 17 de noviembre, los y las participantes de la propuesta de centro de día ofrecieron tartas, postres, alfajores y muchas otras elaboraciones dulces y saladas.
Acondicionaron parte del ingreso de la institución como una "feria de platos" y ofrecieron, deleitaron y convidaron.  El cronista podría decir que cambiaron la rutina del lugar, pero a decir verdad estas propuestas son más bien habituales en la vida institucional.  El cronista siente entonces que es un privilegio formar parte de estos espacios que cada tanto genera estas escenas de colores, sabores y encuentro.
Como siempre, estas actividades surgen de lo que los grupos van generando, proponiendo, en procesos de participación.  Algunas ideas ya son clásicas, como por ejemplo "armar un campamento (o varios) a fin de año entre todos y todas las que venimos al centro de día".  Y juntar dinero para que a ese campamento no le falte nada.  Y ahí vienen las actividades, las propuestas y las invitaciones al resto.  A colaborar, llevándose a cambio, una exquisitez, una sonrisa y una escena distinta en la vida institucional.
Y mientras se organiza una feria son muchos movimientos, procesos que van pasando.  Hay que decidir juntos qué se va a hacer y quién se encarga de cada cosa: comprar insumos, cocinar, encargar cosas, preparar la feria, adornar el espacio, hacer cuentas, vender, etc.  Todo implica organización, acuerdos, distribución de roles, tomar decisiones, comunicarse con el resto, contar qué se va a hacer, por qué, para qué, etc. Es decir movimientos que hacen al empoderamiento, la autonomía y la socialización, que son en definitiva algunos objetivos que se propone el centro de día.


APADIM Córdoba. Comunicación Institucional. Contactos comunicacion@apadim.org.ar

0 comentarios :

Visitas totales