miércoles, mayo 20, 2015

Para estas épocas del año, el país se prepara para celebrar un nuevo aniversario del primer gobierno patrio que se levantó entre los criollos de Buenos Aires ante el alicaido poder colonial. Desde los festejos oficiales en la Plaza de Mayo hasta la más pequeña escuela entre montañas el país se prepara para conmemorar un hito en una historia que, ahora se sabe, no es un cuento de hadas y héroes de bronce, sino una compleja trama de relatos, de historias protagonizadas por personas de carne y hueso, con ideas, con voluntades e intereses, con contextos y tensiones, con política y batallas.
Se celebra el 25 de mayo como un hito fundacional, que comenzó a torcer el rumbo del buena parte del continente sorteando el destino de colonia.  Un capítulo en el texto de una trama que continuó durante los dos siglos que le siguieron, entre transformaciones y dependencias, entre conquistas y traiciones, y que sigue hoy, en las luchas actuales, en un tiempo contextualizado por la globalización y los procesos regionales, y en el que las desigualdades, las violencias en sus diversas dimensiones y las exclusiones que persisten interpelan la construcción de sociedades más justas, inclusivas, igualitarias.

Se festeja en el país un 25 de mayo que fue y que sigue siendo.

Y las escuelas construyen estos sentidos en los festejos.  Festejos construidos desde la participación, en el que estudiantes, profes y familias no cumplen roles preasignados, sino construyen nuevas interpretaciones de la historia a la luz (y con las condiciones) de las realidades del presente.  Actos cargados de apelaciones a la memoria histórica y al presente en plena discusión de futuro.  La creatividad y la multiplicidad de voces, texturas, contradicciones y saberes impregnan la identidad de estos actos que son pedagógicos, culturales y políticos.  Y estas cualidades ya se hacen ver hasta en las invitaciones que nos hacen llegar:

Fotografías del sobre de tela, decorado con un sol
y cerrado con una cinta celeste y blanca
 

Dentro del sobre, la invitación: una ilustración de una pantalla de TV
y el texto: "Noticia de último momento: Festejo del 25 de mayo!!!!"

Y el dorso es una copia digitalizada del acta del Cabildo del 25 de mayo
de 1810, firmado por personajes de las familias patricias de aquella época.





APADIM Córdoba. Comunicación Institucional. Contactos comunicacion@apadim.org.ar

0 comentarios :

Visitas totales