martes, junio 30, 2015

Fuente: Prensa del Servicio Nacional de Rehabilitación (SNR)

Presentación del software Pentaho. Prensa SNR.
En el día de ayer se llevó a cabo la presentación del software PENTAHO en el Servicio Nacional de Rehabilitación (SNR). El acto fue presidido por la directora del SNR, Dra. Marcela Gaba, junto con la responsable del departamento de sistemas de información, Lic. Karina Revirol.
PENTAHO es una herramienta que permite la explotación de la información del Registro Nacional de las Personas con Discapacidad. Este software está especialmente desarrollado para facilitar el acceso a la información por parte de todas las jurisdicciones del país que necesiten acceder a los datos estadísticos sobre las personas con discapacidad de sus áreas de acción.
En el acto realizado en el Salón Blanco del SNR, la Dra. Gaba expresó que “no existe ninguna posibilidad de hacer un diagnóstico certero si no se cuenta con la mayor cantidad de información posible. Y la verdad que esa información, que ahora podemos producir a través de la dotación estadística de los datos del registro de las personas con discapacidad, nos permite gestionar una política pública”.
Al acto también asistieron representantes del Ministerio de Salud de las provincias de Córdoba, Misiones y Santa Cruz; representantes del Ministerio de Desarrollo de la provincia de Rio Negro; representantes del IPRODICH de la provincia de Chaco; Dirección Provincial de Atención Integral de la Discapacidad de la provincia de Chubut; Colonia Montes de Oca; INAREPS; Hospital Posadas; directores y agentes del SNR.
Desde la Asociación APADIM Córdoba hacemos pública nuestra preocupación por la falta de una respuesta de parte del estado provincial que considere nuestra función social.  Es por la necesidad de disponer efectivamente de un terreno donado por la provincia a la institución, donación que luego fue revocada por motivos que la Asociación desconoce.
La Asociación APADIM Córdoba es titular registral de un predio baldío ubicado en la zona de la ciudad universitaria lindante al Colegio Domingo Zípoli, que actualmente es utilizada como playa de estacionamiento. Se trata de dos lotes de una superficie de 1712 y 4542 metros cuadrados respectivamente (matrícula 26919 de capital) 
En ese predio proyectamos hace varios años construir un centro de día dedicado a la inclusión y promoción de la autonomía de personas adultas con discapacidad. Esta iniciativa incluso fue avalada por el propio Ministerio de Desarrollo Social en el año 2006, pero hasta el momento está suspendida debido a la imposibilidad de hacer uso de dichos terrenos. Ante las diversas gestiones, desde la provincia han respondido con tecnicismos administrativos, dejando perimir en el tiempo los trámites y desconociendo el interés público del proyecto y en general el carácter social y sin fines de lucro del trabajo que la institución realiza en el ámbito social de la discapacidad.
La asociación APADIM Córdoba es reconocida por el trabajo a favor del desarrollo e inclusión social de personas con discapacidad.  Con un amplio abanico de programas promovemos la autonomía y la inclusión en la educación, el trabajo, el deporte, la cultura y en todos los aspectos de la vida cotidiana. Con estas líneas de trabajo acompañamos a las personas en sus propios proyectos de vida.
En sus casi 50 años de vida en Córdoba, ha trabajado incansablemente para alentar el crecimiento de la sociedad en torno a una mirada más respetuosa de la diversidad y más abierta a la inclusión de las personas con discapacidad.
Y en la actualidad seguimos apostando a una sociedad inclusiva.  En este marco, el predio que como institución reclamamos resulta fundamental para desarrollar el proyecto de un nuevo espacio para actividades y talleres de inclusión de personas adultas con discapacidad.  Por eso hace años que venimos solicitando al estado provincial que reconsidere la revocación de la donación de dichos terrenos, cuyo título está a nombre de la institución y sus impuestos abonados.  Sin embargo, la administración provincial consideró que la petición efectuada por la institución había “sido en su exclusivo beneficio y no en salvaguarda de un interés público”.  En esta instancia el Gobierno de Córdoba estaría trabajando en la reversión del dominio a favor de la Provincia de Córdoba, acto por el cual, con un decreto el Titular Registral (hasta ahora la Asociación APADIM Córdoba) pasaría a ser la Provincia de Córdoba.
Sin embargo, este proyecto de construcción del centro de día en dichos terrenos fue avalado por el propio Ministerio de Desarrollo Social de la provincia (Dirección de Discapacidad), y presentado también ante programa de proyectos de la Comisión Nacional Asesora para las Personas con Discapacidad (CONADIS) en el año 2006.
Desde la institución esperamos ser escuchados, una respuesta realmente basada en el diálogo, que nos permita seguir construyendo oportunidades de inclusión con una población invisibilizada, excluida socialmente y que requiere de parte del estado apoyo y ser tenida en cuenta.
Por Ester Frola* 
“Se trata de proporcionar a cada alumno los medios para afrontar los problemas fundamentales y globales propios de cada individuo, de cada sociedad, de la humanidad entera. Estos problemas se desintegran con demasiada frecuencia en disciplinas compartimentadas y a través de éstas (…) La misión fundamental de la enseñanza secundaria es la de permitir a las jóvenes generaciones, en la edad plástica y decisiva de la adolescencia, afrontar los problemas de su vida como personas, ciudadanos y habitantes de la Tierra”. Edgar Morin 
Dentro del Sistema Educativo existen modalidades que son definidas como ”las opciones organizativas y/o curriculares de la educación común, dentro de uno o más niveles educativos, que procuran dar respuesta a requerimientos específicos de formación y atender particularidades de carácter permanente o temporal, personales y/o contextuales, con el propósito de garantizar la igualdad en el derecho a la educación y cumplir con las exigencias legales, técnicas y pedagógicas de los diferentes niveles educativos.”
Así la Educación Especial se define, a su vez, como la modalidad del Sistema Educativo destinada a asegurar el derecho a la educación de las personas con discapacidades, temporales o permanentes, en todos los niveles y modalidades del Sistema
La escuela especial ha tenido, a lo largo de la historia del Sistema Educativo, tres funciones que hoy coexisten:
  • Centro educativo con proyectos curriculares acordes a los niveles educativos y sus correspondientes diseños
  • Sistema de apoyo dentro del proceso escolar
  • Centro de evaluación del niño y de planificación de apoyos individuales y en contexto que favorezca la real inclusión de los nin@s y jóvenes.
Hoy se cuestiona el objetivo por el cual fue pensada: la escuela especial como centro de aprendizaje. ¿Que debe garantizar la escuela especial? Aprendizajes, adquisición de contenidos, desarrollo integral, comprensión del mundo, transmisión de cultura, sentido de pertenencia a una comunidad, identidad nacional.
“La educación y el conocimiento son un bien público y un derecho personal y social, garantizados por el Estado” (Artículo 2º Ley 26206)
Brinda una propuesta pedagógica “que les permita el máximo desarrollo de sus posibilidades, la integración y el pleno ejercicio de sus derechos” (LEN Art. 11 Inc. n), tomando como referencia los diseños curriculares de cada jurisdicción.
Este proceso que se refleja en los marcos legales vigentes esta en relación con las etapas vitales de l@s alumn@s, las cuales se transitan acordes a los niveles educativos. Siempre en su condición de alumnos, l@s nñ@s y adolescentes deben ir aprendiendo, en su tránsito por los niveles educativos obligatorios, en aquel contexto educativo que mas favorezca su desarrollo pedagógico.
No es la modalidad lo que garantiza en sí mismo el aprendizaje, sino las oportunidades de aprender que le ofrece el contexto. Ningún alumno aprende igual que otro, ni dos escuelas enseñan de la misma manera.
“La educación brindará las oportunidades necesarias para desarrollar y fortalecer la formación integral de las personas a lo largo de toda la vida y promover en cada educando/a la capacidad de definir su proyecto de vida, basado en los valores de libertad, paz, solidaridad, igualdad, respeto a la diversidad, justicia, responsabilidad y bien común.” (Artículo 8º. Ley 26206) 
La escuela especial es muchas veces la respuesta al proceso de aprendizaje de un/una niñ@ o joven. Pero no es una condición a priori de Persona con Discapacidad lo que lo determina, sino los apoyos, los tiempos y recursos que ese niñ@ en particular requiere. Así puede que en los primeros años del desarrollo del proceso de aprendizaje las condiciones, quizás, sean más favorables para pensar y diseñar procesos de inclusión educativa. A medida que avanza y la red de contenidos se complejiza es necesario pensar para cierta población escolar con discapacidad, espacios educativos que le den respuestas (tanto de estrategias como de tiempo). Así se garantiza el derecho a la educación y no sólo el derecho al acceso al sistema.

La realidad y la transformación que evidencia hoy la población con discapacidad demanda a la escuela especial ser espacios de puertas abiertas, donde se interactúe con otras realidades y colectivos educativos, cobrando así otro sentido la formación integral, el proceso pedagógico, los objetivos de la enseñanza. El posicionamiento de las personas con discapacidad, su empoderamiento en distintos espacios sociales, el desarrollo integral, etc., es a su vez consecuencia del cambio de mentalidad de la sociedad actual.

El proceso histórico está promoviendo proyectos de inclusión escolar a partir de objetivos pedagógicos comunes, propios del nivel educativo, que favorezcan a todos y a cada uno de l@s alumn@s participantes. Las escuelas, más allá de las modalidades, deben tener como base indiscutible los Núcleos de Aprendizajes Prioritario, propios para cada nivel educativo, siendo cada uno el cimiento imprescindible para acceder al nivel siguiente. “Desarrollar las capacidades y ofrecer oportunidades de estudio y aprendizaje necesarias para la educación a lo largo de toda la vida” (Fines y Objetivos de la política de la Educación Nacional. Ley 26206). Ambos espacios deben garantizar oportunidades de estudio y aprendizaje.
En general, las escuelas especiales se han caracterizado por aceptar a cada persona en su individualidad, pensando el proceso de ese sujeto en situación de alumn@, en un contexto y en proyección a futuro. Esto también impacta en el tipo de agrupamiento escolar, en la selección de las estrategias, en la determinación de objetivos anuales tanto para cada grupo como para persona en lo particular.  Desde una mirada crítica también ha cometido el error de seleccionar arbitrariamente los contenidos, avalado y promovido desde la estructura directiva del sistema educativo.



Incluir también es el desafío de la escuela especial, repensando sus prácticas, incrementando las posibilidades de aprendizajes a través de proyectos curriculares más amplios, flexibles y complejos. Aceptando el desafío de una transversalidad que no sólo es la interacción dentro del sistema educativo, sino respetando los objetivos de cada nivel de enseñanza del sistema.
La escuela especial debe refundarse prioritariamente a la luz de las exigencias de los alumn@s. Las personas con discapacidad han demostrado en los últimos 10 años que se han apropiado de sus proyectos, demandando cambios, argumentando decisiones. Desde la escuela es imperioso analizar críticamente si los contenidos de las distintas disciplinas y las propuestas de enseñanza condicen no sólo con los tiempos históricos que atraviesan a este espacio social.

La escuela especial como sistema de apoyo, en proceso de definición, debería articular los trayectos, cursados, y procesos de l@s alumn@s que presenten algún tipo de discapacidad, transitorio o permanente, entre ambos espacios educativos. Pero ¿cómo articular ese proceso cuando se cuestiona la función pedagógica propia de la escuela?
La trayectoria educativa de alumn@s con discapacidad en escuelas comunes requiere de configuraciones de apoyo que deben ser definidas y acompañadas por profesionales de la Educación Especial con el objetivo de detectar e identificar las barreras al aprendizaje y desarrollar estrategias educativas para la participación escolar y comunitaria. Estos apoyos se desarrollan a través de configuraciones prácticas: atención, asesoramiento y orientación, capacitación, provisión de recursos, cooperación y colaboración, seguimiento e investigación (Orientaciones I, CFE. 2009).
La escuela especial como centro de evaluación, es relativamente nuevo para las escuelas de modalidad especial. Ha sido por un lado un desafío y por otro la ha posicionado en un lugar de desventaja. En los últimos años se implementaron resoluciones ministeriales que determinaban que  los profesionales de las escuelas especiales realizarían evaluaciones y acercarían posiciones en procesos de inclusión educativa.  A pesar de los tiempos acotados en los procesos de evaluación, se pudo aportar una mirada objetiva a procesos que tenían como eje un conflicto de intereses en donde un alumn@ quedaba en medio de diversas tensiones. La escuela especial que hacía la valoración recomendaba la modalidad que fuera más conveniente para el proceso de aprendizaje del niño.

Para que este proceso se enmarque en lo que se espera “la escuela especial como centro de apoyo”,  deben darse algunas condiciones:
·         Reconocimiento de la escuela especial y de su valor dentro del sistema educativo
·         Encuentro de criterios profesionales en el proceso de valoración
·         Entendimiento sobre el significado del derecho al acceso a la educación
·         Respeto por el proceso de aprendizaje del alumn@
El desafío sería construir ese proceso entre las escuelas intervinientes y demás actores del proceso. El futuro de un/una alumn@, el lugar dentro sistema educativo y su trayectoria se definen muchas veces en ese proceso. Al ser integral se posibilitaría al alumn@ y  a su familia, construir  una realidad acorde al tiempo y sus expectativas.
Por las razones que sean, hoy se le niega a la escuela especial esa función si la orientación no condice con lo esperado. La única forma de que este procedimiento beneficie al alumn@ es que los equipos evaluadores estén conformados por profesionales de ambas modalidades, y que el proceso se conduzca conjuntamente, a la luz del proceso pedagógico que ese nivel educativo requiera. Mirar la persona, acompañar su proyecto de vida, diagramar el sistema de apoyo necesario para el logro de los objetivos también es parte de  ello.
Pensar. Proyectar. Cambiar. En tres palabras se centra el desafío que hoy asume la escuela especial. Pensar que mucho se ha trabajado y aportado a los cambios sociales e históricos de la educación, de las personas con discapacidad y sus contextos familiares, sociales y laborales. Recapacitar en la idea que no es la única posibilidad de l@s alumn@s con discapacidad, sino una opción que da respuesta a las características y demandas de cada uno desde una perspectiva de respeto por la persona. Reconsiderar que es necesario y urgente analizar los proyectos educativos de cada escuela.
Proyectar escuelas de puertas abiertas, donde l@s alum@s sean acompañad@s en los trayectos educativos más allá de modalidades, los espacios escolares y los intereses parciales de los contextos. Planear escuelas donde se aprende, se divierte, se enseña, se experimente, se crezca, con otr@s a los que cada alumn@ denomina pares por elegirl@s desde la diversidad y por no por pertenecer a un grupo etario, sector social o tipo de discapacidad determinada. Imaginar una reforma educativa profunda que no tiene como eje líneas políticas sino humanas, soñando con una revolución en los aprendizajes, moviendo la escuela hacia el futuro. Arriesgar a otras formas de pensar la escuela, en diferentes espacios, en movimiento, incluyendo desde el saber.
Actuar en consecuencia con lo que se cree.

* Lic. Ester Frola
Prof. en Educación Especial
Lic. en Gestión de la Educación Especial.
Notas relacionadas: La Escuela Especial frente a los desafíos de los nuevos paradigmas.

lunes, junio 29, 2015

El sábado 27 de junio en la sede de APADIM, se dio inicio al curso de Inclusión Educativa: el valor social de la diversidad, propuesta de formación que es una apuesta institucional de concretar espacios académicos para junto a docentes y profesionales del área de los tres niveles educativos brindar y compartir herramientas que permitan comprender los procesos en Inclusión Educativa de niños y jóvenes.
“En un contexto de tensión sobre la modalidad especial o común, la propuesta transversal que debe ser eje en las escuelas, es que los jóvenes con discapacidad intelectual adquieran los conocimientos pertinentes para poder leer y escribir, más allá de la escuela que elijan transitar”, sostenía el Dr. Antonio Mitre invitado a compartir algunas palabras como padre, médico e integrante de la comisión directiva de APADIM.
En este sentido afirmaba, que el desafío de la escuela especial frente a los nuevos paradigmas es constituirse como “un espacio pedagógico y de valor educativo en donde niños, adolescentes y jóvenes con discapacidad intelectual van a estudiar y aprender, a empoderarse de la mayor cantidad de conocimientos que puedan multiplicar sus opciones para lograr integrarse en la sociedad de manera plena, digna y sin menoscabos”.
Como espacio propenso al debate y a la discusión, la jornada comenzó con la disertación de la Lic. Noelia Gaytán quién propuso realizar un recorrido histórico de la discapacidad como un constructo social que ha ido modificando sus definiciones y representaciones por la fuerza de los cambios de las propias personas, instituciones y organizaciones de estos colectivos a la luz de modificaciones en resoluciones, leyes y convenciones en discapacidad.
Desde este contexto, la licenciada comentaba que a partir del modelo social y la convención internacional sobre los derechos de las personas con discapacidad, la persona adquiere nuevas formas de participar en la sociedad, nuevas representaciones y espacios que repercuten en el ámbito social, cultural, familiar y educativo.
Estas modificaciones interpelan las prácticas profesionales y educativas en los procesos de inclusión escolar y al interior de los equipos interdisciplinarios que trabajan en conjunto para propiciar la inclusión.
En este sentido, susciten en el entramado social y en el ámbito educativo tensiones y contradicciones entre las resoluciones provinciales y las convenciones internacionales que repercuten en el trabajo inclusivo de los equipos, en las familias y en los niños y jóvenes que transitan estas propuestas educativas.
Desde lo legal se plantea la necesidad de respetar un parámetro de edad cronológica para la inclusión educativa, desconociendo los procesos individuales de cada joven, sus trayectos educativos con lo que implica la diversidad de la persona en sus tiempos educativos reales.
Situaciones que susciten en el ámbito educativo, con ejemplos y situaciones que los participantes reconocían en su escuelas, desde la mirada de proponer como docente del aula estos espacios inclusivos, pero destacando la falta de herramientas muchas veces de cómo  solucionar estas cuestiones puntuales, ser facilitadores en la construcción de este proceso inclusivo, y poder transitar estas disposiciones legales de manera de no obstaculizar los procesos reales de cada niño y joven.
La heterogeneidad de las aulas permiten pensar en la diversidad  de los que participan del proceso educativo, niñ@s,, jóvenes y adolescentes que junto a docentes y profesores se encuentran en el acto cotidiano del encuentro participativo para adquirir conocimientos y saberes pertinentes.
Si proponemos pensar la diversidad como enriquecedora de miradas y proyectos de vida al interior de las aulas, entenderemos que la inclusión escolar para muchos niñ@s y adolescentes es posible teniendo en cuenta determinadas singularidades, necesidades y contextos sociales para que esta inclusión sea real, no ficticia ni inventada.
En este sentido debemos pensar estrategias de apoyo que permitan transiciones educativas integrales de personas con necesidades educativas derivadas de la discapacidad, como comentaba la Lic. Agüero, conocer  las características, diferencias y similitudes del autismo y el asperger, nos permiten tener una aproximación a  las situaciones de  niños y jóvenes que transitan estos síntomas, pero no desde la normalización o homogenización de la patología, sino el poder comprender, tener información para entender como este es uno de los factores que pueden en conjunto con otras causas, propiciar que sucedan determinadas situaciones áulicas, que en algunos casos al desconocer esto, son catalogados de “niños inquietos”, “niños atrevidos  o agresivos”.
Es decir, el conocer estas características generales que pueden presentarse no están pensadas para clasificar y definir a la persona en su integridad, sino deben permitir comprender determinadas acciones o situaciones, configurando estrategias creativas y superadoras de esta limitación, que sólo puede ser abordadas desde la singularidad de cada niño, de cada familia y del contexto particular de ese niño en su diversidad.
Las necesidades y posibilidades específicas de cada niño deben ser prioritarias a la hora de generar estrategias, herramientas y métodos para generar procesos de inclusión escolar integrales, esto solo es posible con la construcción de configuraciones de apoyo singulares, en donde la especificidad sea la posibilidad de trabajar sobre modos de acceso al contenido pedagógico y en algunos otros la adecuación curricular, pero no el recorte y el vaciamiento de contenido.
Las profesionales destacaron la importancia del rol del docente en el aula, como la persona que posibilita y realiza el proceso inclusivo, en tanto que el equipo inclusivo de profesionales es el dispositivo de acompañamiento y apoyo tanto del niño incluido como de la docente en el aula.
Este trabajo articulado deber ser pensado como estrategias pedagógicas que en conjunto, con miradas singulares desde sus funciones y roles dentro del sistema educativo y en el aula, propicien miradas inclusivas y de pertenencia grupal del niño o joven.
Un primer encuentro en donde las inquietudes, situaciones áulicas de conflicto, casos personales, fueron generando nuevas preguntas y repreguntas sobre nuestro modo de comprender el encuentro aúlico, un lugar en donde la construcción de saberes y conocimientos es siempre dialéctica y las formas de aprendizajes deben tener en cuenta las singularidades de las personas que transitan el camino de la educación.
Un espacio pensado  para construir y debatir la inclusión educativa de las personas con necesidades educativas específicas derivadas de la discapacidad, teniendo en cuenta que las condiciones legales, institucionales y curriculares garantizan el pleno ejercicio del derecho a la educación y posibilitan asegurar trayectorias escolares integrales.

El sábado 27 de junio en la sede de APADIM, se dio inicio al curso de Inclusión Educativa: el valor social de la...
Posted by Apadim Córdoba on Lunes, 29 de junio de 2015


Fuente: "Apadim denunció que la Provincia quiere revertir la donación de un terreno" La Mañana de Córdoba
Tiene 4 mil metros cuadrados y se ubica en la zona de Ciudad Universitaria. Allí la asociación quiere construir un centro de día para la inclusión de personas adultas con discapacidad. Actualmente es ocupado como cochera de la Escuela Domingo Zípoli.
La organización social Apadim, que trabaja para brindar a personas con discapacidad intelectual herramientas y apoyos que les sean útiles para el despliegue y desarrollo de sus proyectos de vida, difundió un comunicado reiterando el pedio de apertura de diálogo con autoridades provinciales, a fin de frenar la revocatoria en la donación de un terreno donde proyectan construir un centro de día.
En diálogo con LA MAÑANA, el presidente de dicha asociación, Juan Carlos Figueroa, se hizo pública la preocupación de esa entidad “por la falta de una respuesta de parte del Estado provincial que considere nuestra función social”, ante la necesidad “de disponer efectivamente de un terreno donado por la Provincia a la institución, la cual fue revocada por motivos que la Asociación desconoce”.
Según se precisó Figueroa, Apadim Córdoba es titular registral de un predio baldío ubicado en la zona de la Ciudad Universitaria, lindante al Colegio Domingo Zípoli, que actualmente es utilizada como playa de estacionamiento para los docentes de ese establecimiento.
“El predio fue donado por la Provincia en los años 70, pero Apadim nunca pudo tomar posesión del mismo. Primero porque lo atravesaba una calle de Ciudad Universitaria, y posteriormente, cuando se subsanó el inconveniente y consiguieron los fondos de un subsidio para construir el hogar de día, nos encontramos que el mismo ahora es utilizado por los docentes de la escuela Domingo Zípoli como playa de estacionamiento”, explicó.
“Allí queremos construir un centro de día dedicado a la inclusión y promoción de la autonomía de personas adultas con discapacidad. Esta iniciativa incluso fue avalada por el propio Ministerio de Desarrollo Social en el año 2006, pero hasta el momento está suspendida debido a la imposibilidad de hacer uso de dichos terrenos”, detalló.
A pesar de que en múltiples oportunidades se solicitaron audiencias con autoridades provinciales para buscarle la solución al problema, nunca obtuvieron una respuesta favorable.
"Hace años buscamos el diálogo, pero desde el Gobierno provincial hasta ahora sólo respondieron con indiferencia, y desconociendo el interés público del proyecto y en general el carácter social y sin fines de lucro del trabajo que la institución realiza en el ámbito social de la discapacidad”.
Según señalan desde Apadim, el predio que como institución reclaman, “resulta fundamental para desarrollar el proyecto de un nuevo espacio para actividades y talleres de inclusión de personas adultas con discapacidad. Por eso hace años que venimos solicitando al Estado provincial que reconsidere la revocación de la donación de dichos terrenos, cuyo título está a nombre de la institución y sus impuestos abonados”, confirmó Figueroa.
El temor del presidente de Apadim es que el Gobierno de Córdoba estaría trabajando en la reversión del dominio a favor de la Provincia de Córdoba, con lo cual, con un decreto el Titular Registral (hasta ahora la Asociación Apadim Córdoba) pasaría a ser de la Provincia.
Figueroa recordó que en su momento, el proyecto de construcción del centro de día “fue avalado por el propio Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia y contaba con un subsidio de la Comisión Nacional Asesora para las Personas con Discapacidad, el cual finalmente, como no pudimos tomar posesión del terreno, no se hizo efectivo”.
“Desde la institución esperamos ser escuchados y obtener una respuesta realmente basada en el diálogo, que nos permita seguir construyendo oportunidades de inclusión con una población invisibilizada, excluida socialmente y que requiere de parte del Estado apoyo y ser tenida en cuenta”, concluyó.

miércoles, junio 24, 2015

Curso Abordaje en Estimulación Temprana desde un enfoque interdisciplinario.
Módulo I: Introducción a la Discapacidad. La Estimulación Temprana. Conceptos básicos.
Entrevista a la Prof. Fabiana Dutto y Lic. Clara Ballesteros en el 1º Módulo: “Introducción a la Discapacidad. La Estimulación Temprana. Conceptos básicos”, del curso Abordaje en Estimulación Temprana desde un enfoque interdisciplinario, el sábado 20 de junio de 2015.
La Prof. Fabiana Dutto, comenta la intencionalidad del curso de ser un espacio de capacitación y formación para los profesionales organizado por el equipo interdisciplinario del servicio de estimulación temprana de la institución. Explica que disertará sobre la historia de la estimulación temprana desde la Convención Mundial de los Derechos del Niño, donde se habla por primera vez, del término de estimulación temprana y como fue la trayectoria en el país, para luego comentar la creación del servicio en APADIM.
En este sentido, la Prof. Dutto  comparte que el servicio se crea en el año 1993 por una demanda del medio y la capacitación de los profesionales para trabajar interdisciplinariamente en la propuesta para poder contener y sostener a las familias de los niños pequeños que llegaban a nuestra institución.
Además, la Lic. Clara Ballesteros, explica que si bien estamos en un momento de afirmación de los derechos de las personas con discapacidad en el marco de derechos humanos y del modelo social, es un momento de transición en el cual persisten actitudes y conductas de modelos anteriores.
La licenciada comenta que es importante trabajar al interior del servicio de Estimulación Temprana  en dos niveles, por un lado reflexionar sobre las propias prácticas teniendo como una vigilancia o un control de actitudes y conductas de paternalismo que no favorecen, la autonomía y el desarrollo de la persona con discapacidad y su vez reflexionar y trabajar con las familias cómo primer marco de desarrollo del niño, para que vayan afirmando la autonomía, las posibilidades de decisión y libertad de la persona para ejercer esta independencia.
Curso Abordaje en Estimulación Temprana desde un enfoque interdisciplinario, edición 2015. 

Inicio del curso Abordaje en Estimulación Temprana desde un enfoque interdisciplinario.

El sábado 20 de junio en la sede de APADIM se dio inicio a esta nueva propuesta de formación que se realiza con la intencionalidad de construir saberes académicos de relevancia para el trabajo interdisciplinario, atendiendo a las necesidades y derechos de los niños en sus primeros años y sus familias.
La propuesta de transitar desde un abordaje interdisciplinario esta propuesta de formación implica propiciar contenidos y saberes de la especificidad de las potencialidades de la estimulación temprana, pero a su vez proponer un espacio para compartir las experiencias y la modalidad de trabajo del equipo interdisciplinario del servicio de estimulación temprana de APADIM.
“Un servicio de estimulación interdisciplinario que acompaña al niño y a la familia y que forma parte de una propuesta educativa integral es fundamental” comentaba el Dr. Antonio Mitre, como padre, médico e integrante de la Comisión Directiva de APADIM, en sus palabras de bienvenida a los asistentes.
Y sus palabras estuvieron la claridad de compartir desde una breve síntesis de su experiencia familiar, la importancia de comunicar en el grupo de familiar cómo es el trabajo de acompañamiento del niño y su familia en estos equipos de estimulación temprana, cómo primeras miradas de abordaje. Entendiendo que esta mirada que propone una intervención terapéutica pero no desde la patología, sino desde una concepción de sujeto, es un acercamiento trascendental en la temática de la discapacidad para las familias y como esto repercute en el núcleo familiar. La importancia de que estos espacios se realicen desde el acompañamiento y la singularidad de los casos , con estrategias de apoyo adecuados para brindar herramientas pertinentes para el respeto de la autonomía, diversidad e identidad de los niñ@s y sus familias.

martes, junio 23, 2015

El sábado 20 de junio en la sede de APADIM se dio inicio a esta nueva propuesta de formación que se realiza con la intencionalidad de construir saberes académicos de relevancia para el trabajo interdisciplinario, atendiendo a las necesidades y derechos de los niños en sus primeros años y sus familias.
La propuesta de transitar desde un abordaje interdisciplinario esta propuesta de formación implica propiciar contenidos y saberes de la especificidad de las potencialidades de la estimulación temprana, pero a su vez proponer un espacio para compartir las experiencias y la modalidad de trabajo del equipo interdisciplinario del servicio de estimulación temprana de APADIM.
“Un servicio de estimulación interdisciplinario que acompaña al niño y a la familia y que forma parte de una propuesta educativa integral es fundamental” comentaba el Dr. Antonio Mitre, como padre, médico e integrante de la Comisión Directiva de APADIM, en sus palabras de bienvenida a los asistentes.
Y sus palabras estuvieron la claridad de compartir desde una breve síntesis de su experiencia familiar, la importancia de comunicar en el grupo de familiar cómo es el trabajo de acompañamiento del niño y su familia en estos equipos de estimulación temprana, cómo primeras miradas de abordaje. Entendiendo que esta mirada que propone una intervención terapéutica pero no desde la patología, sino desde una concepción de sujeto, es un acercamiento trascendental en la temática de la discapacidad para las familias y como esto repercute en el núcleo familiar. La importancia de que estos espacios se realicen desde el acompañamiento y la singularidad de los casos , con estrategias de apoyo adecuados para brindar herramientas pertinentes para el respeto de la autonomía, diversidad e identidad de los niñ@s y sus familias.
Los avances de las modalidades interdisciplinarias de los servicios de estimulación temprana y la claro está, la actualización de sus profesionales, han estado interpelados por los distintos modelos en discapacidad con sus distintas representaciones sociales, discurso que repercuten en las prácticas profesionales, instituyendo procesos y finalidades determinantes en organizaciones e instituciones.
Muchas de las organizaciones que hoy existen fueron creadas bajo modelos asistencialistas y rehabilitadores en discapacidad, algunas han podido transitar los cambios de perspectivas en derechos propuestos por los nuevos modelos, pero muchas han quedado eclipsadas y arraigadas en prácticas y conductas aniquilizadas por propuestas reduccionistas de abordar y comprender la discapacidad.
De esta manera, la Lic. Clara Ballesteros, comentaba desde una clara revisión histórica con ejemplos claros, como los distintos modelos  fueron  signando la vida de la persona con discapacidad, vistos y pensados como personas-“objetos” de intervención  desde el misticismo de lo religioso hasta la cientificidad de las propuestas meramente rehabilitadoras, en el que diagnóstico era determinante y la mirada normalizadora, de homogeneidad, estaba pensada en rehabilitar adecuando la limitación desde la funcionalidad y  “ser parte de una media, corresponder a estándares sociales para ser “un sujeto común”.
La licenciada desde su formación como trabajadora social propone que es de suma importancia relacionar estos modelos en discapacidad con las transiciones sociales y culturales, ya que estas creencias y modos de abordaje están presentes en todos los ámbitos y estos repercuten en la vida del niño, en las familias y las distintas instituciones que atraviesan y acompañan la vida de toda persona.
Es decir, la discapacidad y el modo de abordarla han generado un amplio universo teórico y paradigmas, con avances, posturas diversas y una vasta diversidad conceptual que ha centralizado en su discurso aspectos determinantes a la hora de entender a la persona y su discapacidad.
La actual transición en el entramado social de una nueva mirada de la discapacidad enfocada en un modelo social promotor de derechos en el marco de la convención internacional de las personas con discapacidad van generando transformaciones sociales y visibilizando construcciones identitarias genuinas, que promueven nuevas formas de ejercicio ciudadano real de las personas con discapacidad, modificando la vulnerabilidad de estos grupos sociales y la postergación a la cual han sido relegadas por la reproducción de estereotipos promotores de visiones proteccionistas en las instituciones y en el ámbito social y familiar.
Si bien son varios los avances propuestos en el modelo social y nos quedan muchas construcciones para ir desmitificando, la Lic. Ballesteros remarcaba la importancia de que en el modelo social la persona como sujeto adquiere una nueva forma de inscribirse en la sociedad, en el intercambio con las familias, y que los profesionales e instituciones, deben generan espacios de reflexión de sus prácticas para promover, cómo sucede en el servicio de estimulación temprana,  la autonomía y la independencia del niño, propiciando sus posibilidades y decisiones y acompañando a las familias para ir juntos modificando aquellos miedos y temores reales que no permiten ver las posibilidades del desarrollo subjetivo del niño o propongan miradas de sobreprotección.
Para comprender como estas modificaciones sociales y culturales resultantes de estas transiciones, fueron generando formas de abordar la discapacidad en los servicios de estimulación temprana, la Prof. Fabiana Dutto realizó un interesante recorrido histórico teniendo en cuenta las cuestiones sociales y  legales para la constitución en Argentina del servicio de estimulación temprana. En este sentido destacó el enfoque de sus principales precursores y como la modalidad  de abordaje estuvo marcada en el ciclo de la prevención, asistencia y promoción del niño y su familia.
En este recorrido histórico el servicio de estimulación temprana fue construyéndose comor un espacio interdisciplinario que debe permitir diagramar configuraciones de apoyo que promuevan el desarrollo y bienestar personal del niño/a, mejoren al proceso terapéutico-educativo y favorecer el desarrollo armónico de las diferentes etapas evolutivas en las primeras etapas de la vida, desde un accionar preventivo y asistencial.
En este sentido la Prof. Dutto destacó la importancia de que los estímulos en los procesos instrumentales y conductuales para las posibilidades del desarrollo del niño, sólo son pertinentes y adecuados si se aplican considerando los contextos sociales y particulares de cada niño y sus familias. Es decir los estímulos deben considerar las biografías familiares, entendiendo estas singularidades e incorporándolas como parte de este proceso.
En ese primer encuentro, la profesional explicó como es la propuesta de abordaje del equipo interdisciplinario de APADIM, quienes desde su inicio en el año 1993, proponen desde la formación y la capacitación constante de los profesionales un enfoque interdisciplinario para favorecer el mejor desarrollo posible de cada niño y acompañando a los padres en su función.
Un recorrido de muchos años y experiencias en las que fueron interpelando las propias prácticas, reflexionado sobre los abordajes, atendiendo a la demanda del medio, fortaleciendo y modificando,  proyectos y miradas, pero sobre todo propiciando intervenciones integrales, singulares acompañando el desarrollo del niño y a las familias.
Se inicia así un primer encuentro de muchos en los cuales se ira compartiendo saberes, abordajes y experiencias y propiciando, sin duda nuevos conocimientos que en lo colectivo enriquecen las miradas.
Inicio del curso Abordaje en Estimulación Temprana desde un enfoque interdisciplinario.El sábado 20 de junio en la...
Posted by Apadim Córdoba on Martes, 23 de junio de 2015

viernes, junio 19, 2015

Los estudiantes de la escuela secundaria de APADIM celebraron el día de la bandera junto a los jóvenes del Instituto de Educación Córdoba, comenzando así un nuevo recorrido entre las comunidades educativas con los intereses, desafíos y las fortalezas del encuentro educativo.
Compartimos con ustedes la palabras de la Lic. Esterf Frola, directora de la escuela de formación integral y capacitación laboral.
En tiempos complejos, de transformaciones, de valores que se van desdibujando, de individualismo y crisis, la educación sigue siendo un espacio de encuentro, de construcción de identidad y de cultura. Porque la educación es en sí misma transformación, es posibilidad de cambio, es camino. Hoy bajo la hermosa imagen de nuestras banderas de ceremonias que portan orgullosos nuestros abanderados podemos soñar con un país que nos respete, nos incluya y que nos dé la posibilidad de proyectarnos.
Ya no se puede pensar desde adentro de las escuelas en pasar el legado cultural solamente, es tiempo de asumir el proceso y el desafío ser actores, de participar en el fascinante proceso de ser parte de un territorio donde la diversidad y el respeto por el otro deben ser eje del lenguaje cotidiano.
Hoy son los alumnos, jóvenes llenos de expectativas y energía, quienes comienzan a tomar y construir la identidad de un pueblo, con igualdad de sueños que se transformen en igualdad de oportunidades, identificándose en las diferencias que suman y enriquecen.
Es tiempo para nosotros los docentes de entender y aprender otros códigos, de corrernos del lugar para ser acompañantes, de asumir la responsabilidad que nos legó la historia para entender que desde allí se construye cada día una nueva realidad.
Nada de las escuelas tiene sentido sin la presencia de las personas, sin el vínculo que entre ellas se genera, sin el respeto, la aceptación de la diferencia, y responsabilidad que significa ser parte de una de las acciones humanas más hermosas que es aprender. Solo escuelas de puertas abiertas podrán garantizar el derecho a la educación.
Solo me queda agradecer a la comunidad del Instituto de Educación Córdoba por aceptar la invitación de comenzar a recorrer juntos el desafío del encuentro educativo.Los estudiantes de la escuela secundaria de APADIM celebraron el día de la bandera junto a los jóvenes del Instituto de...
Posted by Apadim Córdoba on Viernes, 19 de junio de 2015
Hoy en la Escuela se realizó el acto de celebración del día de la bandera y el día también en donde los estudiantes de 6º grado realizaron la promesa de lealtad a la nuestra insignia patria.
Como cada año estudiantes de todo el país y en la Escuela de APADIM realizan en este festejo patrio, la promesa de lealtad a la bandera, reconociendo con esta decisión de compromiso cuidarla, respetarla y aportar a una sociedad más justa, fraterna y solidaria. Un compromiso que necesita del acompañamiento y ayuda de las familias y de los adultos para compartir la construcción de esta decisión y promover actitudes.
Compartimos con ustedes las palabras de la Lic. Sonia Ghirardo, directora de la Escuela.
" Como Escuela, sentimos un gran compromiso porque nuestra bandera  sintetiza nuestro pasado, nuestra historia, nuestras aspiraciones, nuestros valores y nuestros sueños de un futuro mejor, y porque creemos que  somos nosotros, los adultos, los responsables de fomentar en nuestros alumnos, desde muy pequeños, el amor y respeto a la bandera y el orgullo de lo que ella representa: ser argentinos.
También hoy debemos recordar los sueños de su creador, el general Manuel Belgrano: un intelectual, militar, abogado, periodista y político sobresaliente, pero sobretodo un patriota que lucho por lograr y conservar la libertad y la identidad de nuestra tierra, lucho por la independencia y fue un fuerte defensor de la educación libre y de calidad para todos y todas. Concepto que aún debemos continuar afianzando y defendiendo.
Y es por todo ello que hoy estamos aquí, en una escuela argentina, donde con alegría y mucha emoción un grupo de alumnos hará su promesa de lealtad, que es una promesa a la bandera pero también a la patria. La promesa de vivir comprometidos estudiando, trabajando, respetando y dialogando con afecto para ser ciudadanos partícipes y activos en la construcción de una sociedad  cada día más democrática.
Y en este marco de compromisos, también nosotros los adultos, padres y profesionales, debemos asumir la tarea de fortalecer el trabajo conjunto, promoviendo una educación especial como espacio de aprendizaje de calidad y desarrollo de las Personas con Discapacidad, comprometiéndonos a abrir  un espacio de reflexión y debate en torno a esta temática, centrándonos en la defensa y la promoción de los derechos de las niños y jóvenes con discapacidad.
Finalmente quiero destacar y valorar la organización de este acto con la participación de alumnos y  sus docentes, y agradecer la presencia de todos los que hoy nos acompañan.

Hoy en la Escuela se realizó el acto de celebración del día de la bandera y el día también en donde los estudiantes de 6...
Posted by Apadim Córdoba on Viernes, 19 de junio de 2015



jueves, junio 18, 2015

Fuente: "Proponen sacar las escuelas especiales y hay polémica" Clarin
Educación. Debaten una Ley de Inclusión Educativa en la Ciudad. Organizaciones dedicadas al tema quieren que se “reconviertan” en centros de apoyo a las escuelas comunes. Otros defienden el derecho de los padres a elegir el colegio de sus hijos.
Alfredo Dillon. En el diagnóstico coinciden todos: hoy la escuela común no integra de manera efectiva a los chicos con discapacidad. Pero a la hora de pensar la solución, las aguas se dividen. ¿Cuál es la mejor fórmula para lograr la inclusión educativa de los chicos discapacitados? Mientras algunos defienden el rol de las escuelas especiales, otros las critican y piden que todos los chicos se integren en escuelas comunes.
Unas 130 organizaciones de todo el país dedicadas a la discapacidad, nucleadas en el Grupo Artículo 24, reclaman que las escuelas especiales dejen de funcionar como tales y se transformen en centros de apoyo a las escuelas comunes, para que sean estas las encargadas de educar a los chicos con discapacidad. Así lo plantearon en el marco de los debates por el proyecto de Ley de Inclusión Educativa que empezó a discutirse en la Legislatura porteña, impulsado por la diputada Victoria Morales Gorleri (PRO), presidenta de la Comisión de Educación.
El artículo 24 de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, que desde noviembre de 2014 tiene rango constitucional para la Argentina, exige que “las personas con discapacidad no queden excluidas del sistema general de educación por motivos de discapacidad”. Este es uno de los principales puntos de apoyo para las ONG de Artículo 24, que piden que, en el largo plazo, las escuelas especiales se “reconviertan” en centros de apoyo a las escuelas comunes, y que estas garanticen la “inclusión real” de los discapacitados. Argumentan que los colegios especiales “segregan” a los chicos, no reflejan la diversidad social y atentan contra la inclusión.
“La escuela tiene que ser la caja genética de la sociedad que queremos. Si al diferente lo sacamos afuera, eso implica una postura filosófica muy fuerte. Nosotros creemos que la escuela especial existe solo porque la común no cumple con su tarea, que es recibir a todos los alumnos con los apoyos necesarios”, plantea a Clarín Lea Vainer, miembro de Artículo 24 y ex directora y fundadora de la Escuela Arlene Fern, con una clara orientación “integradora”.
“Desde la escuela especial sostienen que ahí los chicos están con sus ‘pares’. Pero la paridad no se da por la discapacidad: un chico es ‘par’ de otros que tengan su misma edad, no su misma discapacidad”, sostiene Gabriela Santuccione, mamá de Juan Manuel, que cursa 4° año de la secundaria integrado en la Escuela N° 8 de Belgrano.
De todos modos, los “detractores” de la escuela especial reconocen que aún existen “múltiples barreras” para la integración de los chicos con discapacidad en los colegios comunes: desde cuestiones edilicias hasta la formación y “actitud” de los docentes que no saben cómo abordar esta realidad. “La escuela común también se tiene que reconvertir”, afirma Gabriela.
Otras organizaciones defienden el derecho de los padres a elegir qué escuela quieren para sus hijos y sostienen que las escuelas especiales tienen “metodologías específicas, estímulos personalizados y docentes especialmente formados” para enseñarle a esta población.
Silvina Barrón, directora de la escuela especial Federico Dormick (especializada en trastornos del lenguaje) y directiva del Grupo de Establecimientos Educativos Especiales de Buenos Aires (GEeeBA), asegura: “Nosotros reconocemos que hay niños que se benefician de la escuela común, pero creemos que no se debe reducir la diversidad. La escuela especial recibe a todos los niños: no segrega. Algunos chicos vienen de la escuela común con problemas serios, habiendo pasado de grado sin los aprendizajes mínimos. La escuela especial usa estrategias específicas para cada chico, respetando sus ritmos, para que los alumnos aprendan y desarrollen su máximo potencial”.
Desde GEeeBA también denuncian que los docentes comunes “no tienen la formación necesaria” para trabajar con chicos discapacitados. “El profesorado en educación especial dura 4 años, y está orientado a una discapacidad específica, sea intelectual, motriz, auditiva, visual, etcétera”, menciona Barrón. El profesorado común, en cambio, no incluye formación en estas áreas.
Según cifras oficiales, en Argentina hay 99.341 estudiantes en 3028 escuelas especiales, incluyendo nivel inicial, primario y secundario. En la Ciudad son 6500. No hay datos de cuántos chicos con discapacidad van a escuelas comunes (ver Demandan...), pero todas las fuentes reconocen una tendencia creciente a la integración.
Frente a las diversas posturas, Morales Gorleri, impulsora del debate en la Legislatura, admite que “faltan herramientas para que la escuela común incluya a todos los chicos” y que su prioridad, antes de avanzar con la ley, es “encontrar caminos intermedios, lograr consensos”. Aunque no descarta plantear cambios que “a largo plazo” contemplen la desaparición de la escuela especial, la diputada subraya que “se debe respetar la libertad de decisión de las familias”.

miércoles, junio 17, 2015

Curso de Formación en Discapacidad desde un abordaje interdisciplinario.
Módulo III: Sexualidad y Discapacidad.
Entrevista a la Prof. Silvina Peirano en el 3º Módulo: Sexualidad y Discapacidad del curso de Formación en Discapacidad desde un abordaje interdisciplinario, sábado 13 de junio del 2015.
La Prof. Silvina Peirano comenta que la intencionalidad del encuentro es abordar la sexualidad de varones y mujeres con discapacidad o diversidad funcional, no como un área especial, apartada y si un área específica, pero fundamentalmente comenzar a trabajar sobre nuestras propias sexualidades e inquietudes, de cómo concebimos nuestras propias biografías sexuales y a partir de allí interpelarnos y poder ver al otro o a la otra en este caso a una persona con discapacidad.
Peirano afirma que las personas con diversidad funcional tienen los mismos derechos sexuales y reproductivos que todas las personas y que es muy importante propiciar nuevos debates, desaprender  pensamientos y conductas que tenemos en relación a nuestras propias historias sexuales y a la sexualidad de los otros y pensarnos desde nuevos paradigmas: “nuevos posicionamientos, nuevas ideologías, porque eso es la sexualidad, en gran medida, "ideología".
Curso de Formación en Discapacidad desde un abordaje interdisciplinario. Edición 2015.
Sexualidad y Discapacidad: 3º Encuentro del curso de formación en Discapacidad.
La Prof. Silvina Peirano, es el segundo año que nos acompaña como capacitadora en el módulo: Sexualidad y Discapacidad, del curso de Formación en Discapacidad desde un abordaje interdisciplinario. En este tercer encuentro del curso, los asistentes pudieron compartir la propuesta de abordaje sobre la temática que entre preguntas puntuales, debates, la repregunta y la provocación, moviliza situaciones, genera inquietudes y propicia nuevos espacios de encuentro.
La propuesta del encuentro es poder repensar las construcciones sociales y culturales sobre nuestras propias biografías sexuales y desde allí comenzar a interpelar cuál es la representación que realizamos de la sexualidad de aquella “otredad” de varones y mujeres con discapacidad o diversidad funcional.
Notas Relacionadas.
La Prof. Silvina Peirano, es el segundo año que nos acompaña como capacitadora en el
módulo: Sexualidad y Discapacidad, del curso de Formación en Discapacidad desde un abordaje interdisciplinario. En este tercer encuentro del curso, los asistentes pudieron compartir la propuesta de abordaje sobre la temática que entre preguntas puntuales, debates, la repregunta y la provocación, moviliza situaciones, genera inquietudes y propicia nuevos espacios de encuentro.
La propuesta del encuentro es poder repensar las construcciones sociales y culturales sobre nuestras propias biografías sexuales y desde allí comenzar a interpelar cuál es la representación que realizamos de la sexualidad de aquella “otredad” de varones y mujeres con discapacidad o diversidad funcional.
Entendiendo la sexualidad no como un área especial, apartada y si un área específica y proponer una concepción más abierta e inclusiva de los distintos aspectos que confieren a la sexualidad como una parte constitutiva en la identidad de las personas. 
¿Que entendemos por sexualidad? ¿Son personas activas o pasivas en sexualidad? Y así fueron sucediendo distintas preguntas con respuestas que sin ser concluyentes, fueron construyéndose de formas colectivas, con acuerdos y pendientes para seguir conversando y repensar nuestras propias concepciones y conductas en sexualidad.
El objetivo de conflictuar nuestras miradas y proponer debates a estas percepciones, es poder ir demostrando como los mitos relacionados a la sexualidad y a la diversidad funcional de las personas se encuentran construidos socialmente y "normatizados" en las instituciones, familias, profesionales, actores sociales.
Antropológicamente la discapacidad y la sexualidad fueron tomadas como dos constructos diferentes, aislados, sin relación ni necesidad de encuentro.
La discapacidad estuvo asociada al padecimiento, la carencia  y sufrimiento de la persona que la “padece” no asociando el deseo y el placer como partes necesarias, la sexualidad como parte de la vida de la persona en sus distintas etapas.
Esta negación y ocultamiento han generado que las personas con discapacidad o funcionalmente diversas hayan sido sistemáticamente negadas y violentadas en su dignidad, en sus derecho humano de ejercer una vida sexual, vistas desde  "conductas patológicas y síntomas asociados".
Y la mirada  de Peirano estuvo en  el fundamento de “que todos y todas nacemos como seres sexuales, nos hacemos personas, varones y mujeres sexuados y a la vez vamos haciendo y construyendo nuestras biografías sexuales”.
Es decir la condición que nos iguala, es que todos y todas con o sin discapacidad somos seres sexuales, sexuados y erótico, por lo tanto la sexualidad especial no existe, si hay diversidades funcionales y distintos tipos de acceso a la sexualidad.
En este sentido, Peirano afirma que es muy importante propiciar nuevos debates, desaprender  pensamientos y conductas que tenemos en relación a nuestras propias historias sexuales y a la sexualidad de los otros y pensarnos desde nuevos paradigmas.
Como puntualiaza, Peirano “hemos propiciado el debate nos vamos no sólo con todas las preguntas resuelta, sino con nuevas preguntas para hacernos y esa es la invitación
a seguir debatiendo, a seguir encontrándonos, pero siempre desde la base genuina que nos dan los derechos humanos universales, que la sexualidad también viene a erotizarlos, ampliarlos”.
La Prof. Silvina Peirano, es el segundo año que nos acompaña como capacitadora en el módulo: Sexualidad y Discapacidad,...
Posted by Apadim Córdoba on Miércoles, 17 de junio de 2015

Visitas totales