lunes, junio 15, 2015

El pasado viernes 12 de junio en la sede de APADIM Córdoba se realizó la charla: El Modelo de la diversidad funcional, a cargo de la Prof. Silvina Peirano, con un público heterogéneo de trabajadorxs de distintas organizaciones, profesionales, estudiantes y educadores de las distintas disciplinas relacionadas a la temática de la Discapacidad.
Durante la jornada se compartieron momentos de reflexiones y debates en torno a la perspectiva de la diversidad funcional, como enfoque para superar las limitaciones de pensarnos a partir de la construcción ideológica de la exclusión: capacitismo/discapacitismo.
Para comprender los ejes de este modelo, la disertación estuvo acompañada por una presentación de videos e imágenes que ayudaron a visualizar la trama conceptual de Silvina Peirano, realizando un recorrido a través de representaciones sociales, apoyándose en elementos de la antropología cultural, la historia de la discapacidad, la sociología para fundamentar la necesidad de pensar en términos de diversidad funcional.
Conceptos que nos interpelan y se fundamentan en la plena dignidad de toda persona, en los derechos humanos, en la bioética y la filosofía de la vida independiente, como ejes transversales por los cuales la propuesta del modelo de la diversidad funcional se afirma, desmitifica situaciones y representaciones y propone una mirada de empoderamiento real y genuino de las personas con diversidad funcional.
La propuesta propone de-construir discursos sociales y políticos basados en las capacidades, las miradas evaluativas e intervencionistas de instituciones y profesionales, del “poder hacer” y las necesidades uniformes para dar lugar a expresiones basadas en las elecciones, en el protagonismo, la diversidad, el deseo y la identidad.
“Desde el criterio de la diversidad funcional, las distintas formas de sentir, expresarse, no son ni más válidas ni menos válidas, ni más productivas y menos improductivas, son precisamente eso, diversas formas”.
La concepción de la persona en diversidad funcional, se fundamenta en la creencia de quitar del nodo “la capacidad”, independientemente de lo que cada uno de nosotros pueda o no pueda hacer, cada uno de nosotros tiene, "independencia moral" separada de la "independencia física o funcional". El criterio de la diversidad funcional es que no está sujeta a la “validación o evaluación” sino que reconoce que todas las formas de ser, de sentir, de desplazarse, de ver, de oír, todas estas formas van a ser válidas.
El capacitismo, hace mención a esto, a la capacidad, a la sobredimensión de la capacidades, por eso hablamos de las “capacidades diferentes, de las capacidades especiales, por eso hablamos de la discapacidad cómo ese concepto que, en gran medida, impregna negativamente”. 
“Desde el criterio de la diversidad funcional, las distintas formas de funcionar no son ni más válidas ni menos válidas, ni más productivas y menos improductivas, son precisamente eso, diversas formas de funcionar, cuándo digo funcionar, digo sentir, expresarse” enfatizaba Peirano.
Independientemente de nuestras capacidades hay un eje nodal que es la libertad y la dignidad, dignidad de ser históricamente distintos.
Peirano explicaba en este sentido que el “concepto de diversidad funcional, es el modelo de los varones y las mujeres discriminados por su condición de diversidad funcional y aquí ponemos el eje, diversos somos todos, diversos y diversas, somos todos, pero no todos y todas somos discriminados por nuestra condición”.
En este sentido explica que hay dos conceptos claves que se interpretan cómo sinónimos y no lo son, la autonomía física, cómo dependencia, y la autonomía moral como interdependencia. “Moralmente cualquiera sea mi coeficiente intelectual, mi capacidad de desplazarme y demás, siempre voy a tener un mismo criterio dignidad para poder decidir qué quiero hacer.” Seguramente habrá que buscar los apoyos necesarios, considerando qué estos apoyos necesarios no tienen que ser de ninguna manera, algo constante, sino que tiene que ir variando de intensidades cada vez intentando procurar ser menos intervencionistas y asistencialistas.
En relación a la sexualidad, desde el modelo de la diversidad funcional, las personas atraviesan las mismas etapas de los procesos de sexuación que cualquier otra persona y construyen sexualidades socio-construida, identitarias y diversas. Cuando decimos si los “discapacitados” son o no seres autónomos, considerando la capacidad o no que tienen, por ejemplo, para ejercer la sexualidad, diremos que “más allá de la autonomía física, está la autonomía moral, la independencia de decidir por persona en principio, por ser independiente y empoderado, qué, cuándo, cómo y con quien quiero sentir o no sentir, hacer o no hacer”.
Laa diversidad funcional es parte de la diversidad humana, en donde todas y todos tenemos cabida y en esta propuesta se derriban las dicotomías capacidad/incapacidad, salud/enfermedad, normal/anormal.
La charla de Peirano alternó entre la moderación de debates puntuales, la repregunta y la provocación. Las respuestas, sin ser concluyentes, fueron construyéndose de formas colectivas, con acuerdos, dudas y pendientes para seguir conversando y re-preguntándonos.

El pasado viernes 12 de junio en la sede de APADIM Córdoba se realizó la charla: El Modelo de la diversidad funcional, a...
Posted by Apadim Córdoba on Lunes, 15 de junio de 2015


APADIM Córdoba. Comunicación Institucional. Contactos comunicacion@apadim.org.ar

0 comentarios :

Visitas totales