viernes, julio 31, 2015

Compartimos entrevista a Martín Passini publicada en el diario Comercio y Justicia.

“Las transformaciones necesarias en discapacidad y derechos humanos llevarán muchos años”

Fuente: Comercio y Justicia

Por Luz Saint Phat. 
Lo dijo Martín Passini, de Apadim Córdoba, al señalar que lo planteado por la Convención Internacional sobre los derechos de las personas con discapacidad implica modificaciones en distintos ámbitos de lo social del Estado, las cuales problematizan y ponen en tensión las prácticas y las representaciones vigentes.

La Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad implica modificaciones en distintos ámbitos de lo social y del Estado, las cuales problematizan y ponen en tensión las prácticas y las representaciones vigentes.
Martín Passini es licenciado en Comunicación Social y trabaja en el área de comunicación de Apadim Córdoba. Además, es miembro coordinador de la Mesa de Trabajo sobre Discapacidad y Derechos Humanos. Actualmente, dicta en la entidad un curso sobre Derechos Humanos en Discapacidad.
En conversación con Comercio y Justicia, el especialista reflexionó sobre las modificaciones en distintos ámbitos –incluso en salud mental- que conlleva el cambio de paradigma en el abordaje de la discapacidad.
-¿Qué implica abordar desde una perspectiva de derechos humanos la discapacidad?
-Esta perspectiva implica pensar a la persona con discapacidad como un sujeto de derecho. No como un objeto ni como un ser inacabado sino como un individuo con derechos y responsabilidades. También significa que es necesario construir una sociedad que permita el pleno desarrollo y ejercicio de los derechos. En este sentido, conlleva muchas transformaciones. Por ejemplo, en el ámbito jurídico implica el reconocimiento de las capacidades jurídicas y eso tiene que ver con el cambio de la figura actual que todavía está vigente en el Código Civil y que impone a las personas con discapacidad intelectual o psicosocial la figura de un “curador” por medio de un juicio de insanía. Esto significa la sustitución de todos los derechos. Es, en definitiva, la muerte civil de las personas. Respecto de este tema y, a partir de la convención que regula cómo debemos trabajar en el ámbito de la discapacidad, la figura de “curatela” entra en tensión con un paradigma distinto. La convención declara que todas las personas tienen capacidad jurídica en igualdad de condiciones y, en todo caso, lo que debe hacerse es generar los apoyos necesarios y adecuados para que cada individuo pueda desarrollarse. Es decir, se promueve el ejercicio de derecho real de la personas con discapacidad.

-En Apadim, ¿cuál es la evaluación de la aplicación de esta nueva perspectiva en la ciudad y en la provincia?
-Si bien el denominado “modelo social” de abordaje de la discapacidad y la convención tienen ya algunos años, tenemos que decir que todavía como herramienta y como marco conceptual esta perspectiva es relativamente nueva y, en muchos casos, ni siquiera las organizaciones que están dedicadas a la temática han debatido lo suficiente. Las transformaciones necesarias que este nuevo paradigma implica llevarán muchos años. Y esto tiene que ver con el trabajo que es preciso hacer en los marcos jurídicos, en los sistemas de administración que hoy existen y en los sistemas prestacionales de servicios. Además, es necesario señalar que las representaciones sociales y los discursos que están en relación con las personas con discapacidad también hacen referencia todavía a un modelo médico normalizador que ve el problema como algo de la persona discapacitada -es decir, como un problema biológico- y no como un fenómeno que nos implica a todos como sociedad. Entonces, creemos que actualmente estamos en un momento de cambio de paradigma a nivel histórico pero todavía nos hallamos en procesos de tensión entre lo que existe y lo nuevo que estamos proponiendo.

-¿Cuáles son los tres principales desafíos, a escala local, en la incorporación de este paradigma?
-Por un lado, está la discusión y la toma de conciencia de lo que implica la convención y el “modelo social” del que hablábamos. Eso es como una primera instancia, para que luego los conceptos atraviesen las prácticas de las organizaciones que están dedicadas a la temática y que tienen el objetivo de la inclusión. Pienso que también es clave avanzar en la cuestión de las capacidades jurídicas de las personas con discapacidad. Y una tercera cuestión es la transformación del Estado en torno a este paradigma, para que se trabaje articuladamente en la educación y la salud de las personas con discapacidad, con el objetivo de poner en marcha este nuevo paradigma social y el nuevo enfoque de derechos y de nuevas formas de concebir la salud mental.

-¿Cómo se puede abordar hoy la salud mental de las personas con discapacidad?
-A partir de la promulgación de la convención, hay toda una trasformación en cuanto a la mirada que se tiene de la discapacidad como un fenómeno social. Ya no se trata tanto de focalizar en la problemática médica, que es necesario corregir o curar, sino que se intenta que las personas con discapacidad puedan -desde su lugar- integrar una sociedad. Este modelo social de la discapacidad atraviesa tanto los conceptos que tienen que ver con la accesibilidad, con la concepción de persona en términos jurídicos, en términos educativos y de servicios. En el campo de la salud mental también, a partir de la convención, devino entonces todo un cambio de paradigma que tiene que ver con la desinstitucionalización de las personas con discapacidad, las cuales ya deben pensarse por fuera de la solución que brinda el sistema manicomial, y a partir de una vida independiente, autónoma y en comunidad que posibilite el desarrollo de los seres humanos, con base en la perspectiva de derecho.

jueves, julio 30, 2015

Había una vez...
Videolibros Virtuales en Lengua de Señas Argentina (LSA) es un proyecto desarrollado por Canales Asociación Civil. Se trata de la creación de un sitio web en la que las niñas y niños sordos de nuestro país encontrarán libros leídos por personas sordas en su lengua, la LSA.
Todos los videolibros y otras secciones de esta web tienen voz en off con el objetivo de reunir a sordos y oyentes en torno al placer de leer. Es por esto que también algunos de los libros se acompañan de un video con curiosidades, propuestas o actividades para hacer después de la lectura.
La elaboración de este proyecto contó con el apoyo de la Confederación Argentina de Sordomudos (CAS) y su etapa inicial, que consistió en el desarrollo de la web con los primeros 15 cuentos, fue financiada por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en el marco de su programa Un mundo de soluciones, del año 2011.
Podes elegir entre colecciones modernas, cuentos clásicos, cuentos cortos.
Ingresando aqui, Videolibros podes acceder a las distintas secciones de la web.

miércoles, julio 29, 2015

En el segundo módulo del curso “Enfoque de Derechos Humanos en Discapacidad” la propuesta del encuentro fue realizar un recorrido intenso y extenso sobre la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, no sólo para continuar profundizando los contenidos propuestos, sino para pensarlos desde las experiencias, interrogantes y debates que pueden generarse desde las distintas realidades profesionales o familiares cercanas en relación a la Convención. 
Con la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, se concreta el marco jurídico que implica poner de manifiesto un largo proceso histórico de cambios de miradas en torno al reconocimiento de las personas con discapacidad como sujetos plenos de derechos. 
La Convención se presenta así, como un instrumento legal, integral y amplio, para promover, proteger y asegurar el goce pleno y en condiciones de igualdad de todos los derechos humanos y libertades de las personas con discapacidad, enfatizando estos derechos y las obligaciones y compromisos que exige a la sociedad y al Estado en su conjunto; destacando la oportunidad de ser un instrumento que permite la construcción de una sociedad en base a una cultura de derechos humanos.
En los procesos de conformación de la Convención, como comentaba Mariana Gandolfo, una de las capacitadoras de este segundo encuentro, el movimiento asociativo de las personas con discapacidad y organizaciones no gubernamentales tuvieron una participación y protagonismo muy activo en el proceso de elaboración del articulado de la convención, “lo que le da una particularidad distinta de otros tratados internacionales por la toma de la palabra de la propia persona en el ejercicio de derecho y el destino de su vida en la estructura de su articulado”, haciendo valer de esta manera la frase acuñada por este colectivo “nada de nosotros sin nosotros”. 
El activismo de las personas con discapacidad en la construcción ideológica y conceptual en el articulado de la Convención, es una conquista del movimiento internacional de las personas con discapacidad que le otorga legitimidad a este tratado, refleja las reivindicaciones de este colectivo desde un modelo social de la discapacidad y enfoque de derechos humanos y plantea el inicio de una nueva etapa de desafíos a los países firmantes.
La propuesta de este segundo encuentro fue poder conocer la convención y desmenuzar su articulado, para apropiarse de ella, compartirla y difundirla como herramienta útil pero no sólo en la defensa en el ámbito jurídico, sino principalmente para el ejercicio de derecho en la vida cotidiana de las personas. 
Partiendo de la incidencia ideológica de la Convención en la vida de la persona, las capacitadoras realizaron un recorrido por su articulado, reconociendo la pertinencia de cada uno de ellos y los ejes fundamentales sobre los que la Convención se estructura, para trabajar específicamente los articulos y propósitos transversales de igualdad, autonomía y libertad de las personas con discapacidad asociados al  principio de no discriminación, la participación plena y efectivas en la sociedad y pensar como estos repercuten en las prácticas y representaciones sociales en relación a este colectivo. En el análisis de algunos de los artículos más emblemáticos, Norma Baratta, comentaba la importancia del principio de igualdad y del respeto a la dignidad inherente de la persona, en el artículo 23 en donde se “reconoce el disfrute y acceso a una sexualidad plena, la decisión y elección de tener una pareja, tener hijos, formar una familia, conforme a derecho y autonomía individual de cada persona”. 
Otro artículo transversal “considerado el corazón de la convención”, como planteaba Baratta, es el artículo 12 que “implica el reconocimiento de la capacidad jurídica de las personas con discapacidad en igualdad de condiciones en todos los aspectos de su vida, el respeto de su dignidad por el hecho de ser persona, es una capacidad que no puede ser discutida y deben tomarse las medidas que la persona necesite para su ejercicio”. 
El marco legal de este articulo impone a que los organismos del Estado, las organizaciones no gubernamentales, instituciones colectivas, sociales y familiares deban pensar dos realidades comunes a toda persona con discapacidad, la realidad de sus derechos inalienables como ciudadano y la realidad de contar con apoyos adecuados y pertinentes que se deben proporcionar para hacer efectivos tales derechos. 
Este recorrido por los distintos artículos generaron debates, preguntas y discusiones varias con consultas o situaciones puntuales, como los casos de institucionalización de las personas, el cambio de paradigma, la propuesta de la escuela especial, entre otras y como ser pensadas desde el marco jurídico y la perspectiva de inclusión y equidad que propone la convención. 
Como propuesta de capacitación pensada para proponer la participación y la construcción colectiva a partir de saberes y experiencias, se propuso trabajar en grupos con la lectura del artículo 12, reconociendo su alcance, características y cuáles eran sus conceptos más importantes. Luego de esta instancia grupal, se puso en común lo que este articulado significaba, como es su implementación en las instituciones, el estado actual de vigencia del articulo y como pensar su aplicación en casos en que las personas tienen más dificultades para poder expresar sus decisiones.
Como planteaba Norma Baratta “La convención no viene a traer derechos nuevos sino que viene aportar estrategias para que las personas que están pasando situaciones en donde sus derechos son vulnerados puedan salir de esa situación, puedan ser visibilizados y vivir en pleno goce de sus libertades fundamentales”. 
Preguntas y reformulaciones que la Convención nos propone debatir y pensar para promover las adecuaciones necesarias tanto en las prácticas profesionales como en las prácticas cotidianas, en las relaciones humanas, sociales, con una mayor pluralidad de voces y diversidades, para el diseño de espacios de comunidad más adecuados e inclusivos.

En el segundo módulo del curso “Enfoque de Derechos Humanos en Discapacidad” la propuesta del encuentro fue realizar un...
Posted by Apadim Córdoba on Miércoles, 29 de julio de 2015

martes, julio 28, 2015

En el segundo encuentro del curso de inclusión educativa “El valor social de la diversidad” la propuesta estuvo en seguir avanzado con los temas del programa de formación, compartiendo criterios de abordaje que son muy importantes a la hora de pensar la discapacidad, dar un encuadre ideológico y conceptual a las prácticas educativas y como esto repercute en las herramientas metodológicas que se proponen en educación inclusiva.
De esta manera, la Lic. Clara Ballesteros comenzó la disertación comentando como las disposiciones legales a nivel internacional, como la Convención de los derechos de las personas con discapacidad, y  otras a nivel Nacional y Provincial, repercuten en la inclusión educativa y en los derechos en general de las personas con discapacidad.
Para comprender el enfoque de estas legislaciones que generan modificaciones en las prácticas, instituciones y en la mirada en relación a la discapacidad es necesario realizar una revisión histórica para comprender como los distintos modelos fueron signando la vida de la persona con discapacidad, vistos y pensados como personas-“objetos” de intervención  desde el misticismo de lo religioso hasta la cientificidad de las propuestas meramente rehabilitadoras, en el que diagnóstico era determinante y la mirada normalizadora, de homogeneidad, estaba pensada en rehabilitar adecuando la limitación desde la funcionalidad, ser parte de una media, corresponder a estándares sociales para ser “un sujeto común”.
Con la ratificación en el país de la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con discapacidad, el  Estado como garante asume el compromiso de hacer efectiva la convención y es deber de las instituciones, organizaciones, escuelas  y profesionales que trabajan en el ámbito  de la discapacidad apropiarse de ella y proponer su prácticas acordes al enfoque de derechos humanos y el modelo social en discapacidad que la Convención deja plasmado en su articulado.
Como comentaba, Clara Ballesteros “Es un instrumento legal que no depende de la voluntad o de la decisión personal, legalmente interpela nuestra práctica y el Estado es el que debe garantizar la igualdad de acceso y la igualdad de oportunidades”.
Los antecedes internacionales anteriores a la Convención y que la misma surja del movimiento de vida de independiente gestionado por las propias personas con discapacidad, le otorga una legitimidad distinta al resto de los tratados en discapacidad, promoviendo la frase de identificación de estos colectivos “nada de nosotros, sin nosotros”.
Luego de compartir la nueva mirada que instala la convención en discapacidad en todos los ámbitos donde participa, transita y articula su vida una persona con discapacidad, la capacitadora destaca la importancia del artículo 24, el cual se establece que el Estado debe reconocer el derecho de las personas con discapacidad a la educación garantizando este derecho sin discriminación y sobre la base de la igualdad de acceso y oportunidades.
En este sentido, Ballesteros manifiesta que la educación es un espacio propicio para poder propiciar la integración de la persona desde la escuela y como esta se convierte en una herramienta educativa y social para la participación de la vida de la personas en lo económico, cultural, político.
La importancia del artículo es la obligación de remover las barreras, realizar los ajustes razonables que es central, aunque luego hay normativas locales que están en subsisten desde otros paradigmas en discapacidad y se contradicen con la convención.
No obstante lo esencial de la Convención es que las personas con discapacidad,  las organizaciones e instituciones pueden organizarse para presentar “un reclamo cuando sus derechos estén siendo vulnerados, como  la Convención es un documento vinculante, obliga y permite a la vez que las personas lo utilicen como una herramienta para la defensa de sus derechos”. 
En concordancia con esta mirada de la discapacidad, la Lic. Belén Agüero, propone la presentación de dos videos disparadores en donde la discapacidad no es presentada como algo que hace a las “personas excepcionales o especiales, como fuentes de inspiración”, sino como un aspecto más que forma parte de la identidad y vida de las personas.
Como destacaba Belén Agüero al repensar nuestra mirada y reflexionar sobre ellas, “nos debe permitir que pensemos a las personas con discapacidad, como sujetos de derechos, con deseos, voluntades y decisiones como el resto de las personas”.
Si partimos de la resolución ministerial nº667/11 que establece que “la escuela común y los servicios educativos de modalidad especial, trabajarán articuladamente y con responsabilidades compartidas, procurando consensuar los sistemas de apoyos que resulten convenientes para cada alumno en particular”; la propuesta de una educación inclusiva debe pensarse teniendo cuenta y diferenciado aquellas barreras que puedan existir que no permitan el aprendizaje y la participación de las personas con discapacidad y de todas las personas en general.
Si bien el trabajar y corregir esas barreras, es parte del trabajo en conjunto del equipo de inclusión escolar y la docente a cargo del grupo escolar, es esta última quien en el aula debe estar atenta a estas barreras sobre todo las actitudinales que no permiten, muchas veces “abrir el pensamiento, tener una mirada inclusiva para realizar adecuaciones dentro de un grupo”.
En este sentido, Belén Agüero, comentaba la importancia de los apoyos como herramientas vitales que podemos tomar para compensar dentro de un aula las diferencias y capitalizarlas para que todo el alumnado pueda enriquecerse entre sí en un aula con muchas opciones y diferencias de pensamiento de aprendizajes.
Desde la modificación de las barreras y con los apoyos adecuados, el docente cargo puede generar espacios participativos y educativos en donde los “sujetos sean más activos en su aprendizajes, respetando sus estilos de aprendizaje y su diferencias en sus procesos de conocimientos y aprendizajes”.
El trabajo diario del docente adentro del aula sólo puede pensarse atendiendo a este singularidad desde la necesidades de cada persona en cuanto a su aprendizaje y los tiempos de este proceso, pensando que “la diferencia y la diversidad es parte de la naturaleza humana y a partir de eso construir un aprendizaje y una enseñanza para todos.
Como cierre del encuentro se realizó una instancia de análisis y reflexión sobre las cuestiones antes mencionadas, a partir de una dinámica grupal con algunas preguntas disparadoras que luego fueron puestas en común.
En relación a cuales eran las barreras que dificultan el aprendizaje y la participación del alumno dentro del aula y en la Institución Educativa, se  visualizaron como aspectos negativos para la inclusión, las barreras actitudinales del docente frente a la Inclusión, dificultades de accesibilidad física, la cantidad de alumnos en las aulas y situaciones de no respeto para la participación de todos.
Otros aspectos mencionados fueron el exceso de demandas administrativas hacia el docente, que impide dedicarle tiempo para realizar adecuaciones, modificaciones para el alumno incluido y su grupo clase y el no involucramiento de todas las partes que participan en el proceso de  Inclusión, escuela, familia, apoyos terapéuticos extraescolares, profesora de apoyo.
De esta manera, los asistentes compartieron inquietudes y experiencias personales en cuanto a lo planteado, la propuesta de la escuela especial y la escuela inclusiva, y cómo estas deben pensarse desde el derecho de toda persona a una educación integral.

En el segundo encuentro del curso de inclusión educativa “El valor social de la diversidad” la propuesta estuvo en...
Posted by Apadim Córdoba on Martes, 28 de julio de 2015

lunes, julio 27, 2015

N.,G.A. por proceso de restricción de capacidad. 
Fuente: HF Noticias

JUZGADO CIVIL DE PERSONAS Y FAMILIA Nro 6 de SALTA - SALTA - 18/06/2015

Salud mental. Hace lugar a la restricción de la capacidad de obrar de un joven de veintidós años de edad que padece síndrome de Down. Considera que de las constancias de la causa no se advierte necesaria la intervención de un curador, sino de un apoyo, a fin de permitir que la persona con discapacidad mental tenga la máxima autonomía posible dentro de sus limitaciones. Entiende que en el marco de la Convención de Derechos para las Personas con Discapacidad, de la ley 26.657 y el art. 152 ter del actual Código Civil corresponde restringir la capacidad de obrar del mismo sólo para los actos de disposición y administración de bienes muebles o inmuebles registrables, debiendo contar para ello, de manera ineludible e insalvable, con el apoyo y consejo de su madre.


Fuente: DyJu

viernes, julio 24, 2015

Es el ritmo del desmonte en 2015, medido en canchas de fútbol, según cifras oficiales. De enero a abril, 3.914,7 hectáreas de monte fueron afectadas por esta actividad.
A pesar de las leyes que lo protegen, los cordobeses siguen talando el bosque nativo.En lo que va de 2015, el ritmo de desmonte es el equivalente a 44 canchas de fútbol por día. Los datos surgen de un relevamiento realizado por la Policía Ambiental en todo el territorio provincial. Se incluyen desmontes totales y selectivos, sean estos legales o ilegales.
De enero a abril, 3.914,7 hectáreas de monte nativo fueron afectadas por esta actividad. En abril, último dato disponible, el desmonte fue de 877 hectáreas. El peor mes de este año fue febrero con 1.253 hectáreas desmontadas. En marzo fue de 1.179 hectáreas.
Entre 2012 y 2015, se deforestaron 22.433 hectáreas, o el equivalente a 25 canchas de fútbol como la del estadio Mario Kempes por día, en un cálculo que incluye los datos oficiales desde septiembre y los relevamiento anteriores de Guyra Paraguay, una ONG que monitorea el bosque chaqueño en América del Sur.
De 2004 y hasta la sanción de la ley provincial 9.814 de 2010, Córdoba perdió el 40 por ciento de los bosques nativos del norte y oeste de la provincia por un total de 269 mil hectáreas.
A su vez, antes de 2004 sólo quedaba el 10 por ciento de los 12 millones de hectáreas de bosque que había en Córdoba a principios del siglo 20.
Desmontes parciales
El informe oficial de abril 2015 indica que fue alto el desmonte ilegal, selectivo o total. Unas 602 hectáreas se intervinieron en forma parcial sin la autorización correspondiente.
El desmonte selectivo consiste en la eliminación total o parcial de arbustos y parte de los árboles, aunque según lineamientos de las autoridades. Otra práctica común es el rolado de mantenimiento, que consiste en utilizar máquinas sobre los arbustos para facilitar el rebrote, el cual sirve para alimentar al ganado.
Estas actividades están permitidas por la ley, aunque debe iniciarse un expediente ante el Ministerio de Agua, Ambiente y Servicios Públicos de la Provincia.
Los productores ganaderos del norte se quejan de que este trámite es engorroso y dificulta la actividad. Por este motivo, y en algunos casos por ignorancia de las normas, es que a veces optan por desmontar sin autorización.
Sin embargo, fue bajo el nivel de desmonte total en abril: 92 hectáreas, comparadas con las 586 de marzo. Desde la Policía Ambiental entienden que este descenso “da claras señales acerca de la robustez del sistema de detección y control utilizado por la Policía Ambiental, resultando en acciones que frecuentemente permiten llegar al sitio afectado al poco tiempo de haber comenzado las intervenciones y logrando así evitar la afectación de superficies mucho mayores”, dice el informe.
La Policía Ambiental monitorea los desmontes a través de imágenes satelitales. En abril detectaron intervenciones en 18 predios, los cuales fueron visitados por la Policía Ambiental para constatar el hecho. En los casos de procedimiento ilegales, se labraron actas y cobraron multas por 148 mil pesos.
En 2015, la Policía Ambiental lleva recaudado más de un millón de pesos por infracciones a las normas que protegen el bosque nativo.
Ecosistemas afectados
La mitad del desmonte se realizó en lo que se conoce como “Llanura chaqueña”. Se trata de un ecosistema con árboles de 12 a 20 metros de especies como quebracho blanco y colorado y barba de tigre.
Un tercio de las intervenciones fueron en los Bañados del Río Dulce. Según la Policía Ambiental, las fluctuaciones del agua producen anegamientos de los terrenos bajos que, junto a las variaciones en la concentración salina del agua, sólo permiten las proliferación de matorrales y algunos arbustos adaptados a suelos salinos.
En esta región, los productores pasan el arado para que las plantas tiernas que brotan sirvan de alimento del ganado. Es una práctica que tiene varias décadas y que se había abandonado por los años secos, sólo que ahora requiere de una autorización del ministerio.
El departamento más afectados fue Río Seco, seguido por Cruz del Eje.
Ordenar las normas
El mapa. La Provincia convocó a ambientalistas y asociaciones de productores para corregir el mapa actual de Ordenamiento Territorial de Bosques Nativos de Córdoba (OTBN). Se trata de sólo una hoja A4, en lugar de un diseño a escala con una versión cartográfica digital. Por ley, el nuevo OTBN debería estar listo en agosto. Desde Ambiente, aclararon que la actualización no significará un cambio sustancial.
¿Y la ley? Pero ambientalistas y productores reclaman un cambio de fondo en las normativas (ley 9.814 y decretos reglamentarios 170/11 y 1.131/12), porque no conforman a ningún sector y, en algunos aspectos, son contrarios a la normativa nacional.
DOCUMENTOS PARA DESCARGAR

jueves, julio 23, 2015

El sábado 18 de julio en la sede de APADIM, se realizó el segundo encuentro del curso Abordaje en Estimulación Temprana desde un enfoque interdisciplinario.
Durante seis encuentros, profesionales de distintas disciplinas del ámbito de la educación y de la salud, se encontrarán para compartir herramientas y metodologías de abordaje integral en estimulación temprana, con saberes, experiencias e inquietudes de este proceso en donde cada temática es abordada desde el enfoque de trabajo acordado en el equipo interdisciplinario del servicio de estimulación temprana de APADIM.
Como hemos compartido en el primer encuentro, la propuesta tiene que ver con brindar competencias que permitan un abordaje desde los ejes de trabajo en estimulación temprana: desarrollo, constitución subjetiva y familia, en las que las distintas etapas, procesos y formas de abordaje son propios de una metodología y planificación institucional del servicio de estimulación temprana.
Como decía la directora del curso de formación, Sonia Ghirardo, “Vamos a contarles como trabajamos nosotros, cual es nuestra metodología y propuesta de abordaje en nuestro servicio de estimulación temprana”.
Un servicio que como comentamos en el primer encuentro, desde su inicio en el año 1993, propone desde la formación y la capacitación constante de los profesionales, un enfoque interdisciplinario para favorecer el mejor desarrollo posible de cada niño y acompañando a los padres en su función y en este proceso.
Un recorrido de muchos años y experiencias en las que fueron interpelando las propias prácticas, reflexionado sobre los abordajes, atendiendo a la demanda del medio, fortaleciendo y modificando, proyectos y miradas, pero sobre todo propiciando intervenciones integrales, singulares de cada niño y su familia.
Es de acuerdo a esto, que la temática central de este segundo encuentro estuvo en poder compartir conceptos y enfoques ejes que hacen al trabajo en estimulación temprana.
En este sentido se realizó una diferenciación entre las distintas modalidades de abordaje en los equipos de trabajos de acuerdo a sus alcances como es lo transdisciplinario, lo interdisciplinario y lo multidisciplinario, para dar cuenta que la atención especializada del servicio de estimulación temprana es una intervención terapéutica, desde un accionar preventivo y asistencial, que está construido desde una mirada y enfoque interdisciplinario de profesionales.
Como comentaba, Paola Pedrini, capacitadora del encuentro, si partimos del concepto de la Psicología del desarrollo de Piaget que plantea que el desarrollo cognoscitivo avanza a través de etapas, las secuencias de esas etapas nunca varían y se construyen en el accionar directo con el sujeto y con el medio, podemos comenzar a pensar la importancia de la estimulación temprana como una etapa indispensable para la participación voluntaria del niño, su interés por el contexto y desarrollar autonomía e independencia.
Es por ello que las familias cumplen un rol esencial en el desarrollo del niño y es la tarea del equipo asumir un trabajo interdisciplinario para poder acompañar en el sostenimiento de sus funciones y promover el mejor desarrollo posible de ese niño en constitución.
De esta manera, es imprescindible  construir  un marco conceptual- teórico que guíen el abordaje interdisciplinario y las prácticas individuales de los profesionales que integran el servicio de estimulación, acordando propósitos generales y específicos de intervención con el niño, la familia y la comunidad.
Claramente la capacitadora Paola Pedrini fue comentando las intencionalidades de cada uno de ellos, la planificación y la constante actualización de propuestas y actividades a partir de las capacitaciones de los profesionales, la mirada de nuevos profesionales, o las fortalezas y debilidades que van encontrando en las propuestas.
En este sentido, en relación a las familias, se destacó la importancia de que el asesoramiento y orientación se realiza desde un enfoque interdisciplinario pero siempre la propuesta de promoción del desarrollo del niño es particular y se adecua al contexto cultural y social singular de ese niño y esa familia. Esto implica trabajar en conjunto con la historia y el bagaje cultural particular de estas familias, para desarrollar alternativas o estrategias de intervención que sean pertinentes a estos contextos e identidades familiares.
En el marco del trabajo familiar desde el servicio se realizan sesiones individuales del niño con la participación de los padres con una periodicidad de 2 a 3 veces por semana, de acuerdo a las necesidades y demandas del niño, talleres de reflexión para padres, hermanos y familia ampliada y entrevistas domiciliares familiares de vinculación y red social del niño.
Para diagramar las configuraciones de apoyo que promuevan el desarrollo y bienestar del niño es primordial el abordaje interdisciplinario que requiere tanto, de las herramientas metodológicas de intervención y lo trabajado en las reuniones del equipo de atención y terapeuta estable que realiza el seguimiento del niño, como las instancias de encuentro del equipo interdisciplinario del servicio.
Como sistema de interconsulta e información extrainstitucional, el equipo trabaja con herramientas metodológicas de intervención que permiten recabar información de las interconsultas médicas, escolares, terapéuticas en los distintos ámbitos en los que el niño se desenvuelve y participa.
La propuesta específica desde un enfoque ideológico, terapéutico y educativo que configura la modalidad de trabajo del equipo de estimulación temprana se comparte con los asistentes, con la intención de poner en común todo lo trabajado y construido en estos 20 años de existencia, proponer debates o inquietudes respecto a ciertas actividades desarrolladas, y que los asistentes cuenten sus propias experiencias personales o laborales; cómo se trabaja o entiende la función de la estimulación temprana en espacios que no cuentan con este servicio y la expectativa que genera en muchos profesionales determinar el alcance y la importancia de esta propuesta.
Las distintas etapas, actividades y funciones de este proceso terapéutico-educativo que promueve y favorece el desarrollo armónico de las diferentes etapas evolutivas del bebé y el niño, plantea la necesidad fundante de pensar la estimulación temprana desde un abordaje interdisciplinario de un equipo de profesionales en un trabajo en conjunto con cada niño y su familia.
El sábado 18 de julio en la sede de APADIM, se realizó el segundo encuentro del curso Abordaje en Estimulación Temprana...
Posted by Apadim Córdoba on Jueves, 23 de julio de 2015

El próximo domingo 26 de julio, a partir de las 11 hs, se realizará en el Club Atlético Belgrano el Festival "Habla Barrio", en el marco del 194° Aniversario de la independencia de Perú.
Jornada de integración a través del arte para conocer a la comunidad peruana mediante distintas propuestas artísticas (teatro, fotografía, danzas, música en vivo, degustación de comidas típicas). Entrada gratuita.
Organizan: Cultura Argentina y Club Atlético Belgrano
Adhieren: Puntos de Extensión UNC – Radio Sur – CECOPAL– ODMACOR – CASA PERÚ-
Programación
11:00- Taller gratuito de cajón peruano. A cargo de ronda de cajones de Plaza de la Intendencia.
12:00- Apertura de la jornada por Instituciones participantes.
12:15- Inauguración de la muestra fotográfica “Visible” por Ana Zych.
13:00- Obra de teatro por Marco Antonio Esqueche “Tubo de escape” (obra unipersonal que mediante la música y la percusión se alude al racismo de la comunidades negras del Perú).
14:00- Degustación de las comidas típicas.
14:30- Actuación Danzas peruanas- Ballet Iberoamericano (Manuel de Falla, Municipalidad).
15:00- Invitación a participar de las actividades planteadas por CECOPAL y ODMACOR. Intercambio de camisetas Belgrano y Casa Perú.
15:45: Presentación de orquesta de cumbia Clave Criolla. Despedida y baile.

miércoles, julio 22, 2015

Curso de Especialización en Acompañamiento Terapéutico y Discapacidad.
Módulo IV: Familia, Discapacidad y Sexualidad.
Entrevista a la Lic. Viviana Bálsamo en el 4º Módulo: Familia, Discapacidad y Sexualidad del curso de Especialización en Acompañamiento Terapéutico y Discapacidad, sábado 11 de julio del 2015.
Viviana Bálsamo, explica cómo el acontecimiento de un miembro con diversidad funcional genera modificaciones al interior del grupo familiar, siendo importante poder recortar e identificar estas crisis familiares y personales de cada miembro en esta nueva configuración familiar, para  poder desmenuzar los mitos y creencias de las familias en relación a la discapacidad.
Considera que el diagnóstico genera modificaciones en el seno familiar pero depende de una multiplicidad de factores, “intervienen variables, como el momento de ciclo vital, la historia de la pareja, proyecciones,  expectativas, factores socioeconómicos con los que cuenta como recursos de apoyo de acompañamiento profesional, conocimiento, cuestiones  que no son simples y en cada historia personal le despertará determinadas subjetividades”.
En relación al trabajo del acompañante comenta que en el encuentro con el acompañado van estar solos, “esa persona acompañada está atravesada por los discursos familiares, escenas cotidianas, posiciones subjetivas de los miembros de la familias: contextos que habilitan, articulan o inhabilitan determinadas situaciones en el acompañado”.
Curso de Especialización en Acompañamiento Terapéutico y Discapacidad. Edición 2015.

En este cuarto encuentro de las ocho jornadas que conforman la propuesta de capacitación y formación del curso de especialización en acompañamiento terapéutico y discapacidad, los asistentes  a partir de los aprendizajes nuevos, las experiencias propias y la construcción colectiva de las temáticas desarrolladas, proponen debates interesantes sobre las  distintas temáticas que son transversales  en el  rol del acompañante terapéutico.
En este sentido la relación con las familias del sujeto acompañado es fundamental para crear condiciones pertinentes para  el trabajo de acompañamiento,  tanto las familias como las instituciones, deben compartir los códigos de intervención, demandas y situaciones generadas en el ámbito gestado entre el acompañante y el acompañado, para que las intervenciones y las estrategias vinculantes de las diversas situaciones acompañadas puedan efectuarse y sean positivas para el sujeto.
Viviana Bálsamo, capacitadora de este cuarto encuentro, explicaba la función primordial de las familias en sus diversidades constitutivas  y cómo el acontecimiento de un miembro con diversidad funcional genera modificaciones al interior del grupo familiar.
Curso de Formación en Discapacidad desde un abordaje interdisciplinario.
Módulo IV: Discapacidad e Interdisciplina.
Entrevista a la Lic. Sofía González y Dr. Diego Rivarola en el 4º Módulo: Discapacidad e Interdisciplina del curso de Formación en Discapacidad desde un abordaje interdisciplinario, sábado 11 de julio del 2015.
Sofía González comenta la importancia de la interdisciplina, como una compleja trama en el trabajo grupal, siendo un dispositivo de encuentro con sentidos individuales que generan inquietudes del hacer profesional en las distintas situaciones al interior de los grupos y en la práctica cotidiana.
Plantea que es un instrumento de trabajo con potencialidades y limitaciones que debemos identificar para pensar los obstáculos y desafíos que se presentan en el día a día en los equipos, comprender cómo se presentan y organizan estos espacios en la vida institucional “ir del concepto teórico a la praxis concreta en las instituciones”.
Ademas, Diego Rivarola, explica como el enfoque integral de los equipos de rehabilitación deben pensarse desde el modelo medico social con abordajes interdisciplinarios y multidisciplinarios en las distintas situaciones de discapacidad.
En este sentido, considera que es fundamental comprender que las propuestas de rehabilitación, se realizan desde enfoques y finalidades específicas, lo que implica que tienen procesos y etapas con objetivos y metas claras, se ajustan a las demandas y las capacidades de funcionalidad de las personas, por lo que no es una propuesta de intervención permanente o continua.
Las propuestas de rehabilitación deben pensarse en conjunto a la persona, la familia, las posibilidades reales de acceso a las prestaciones, el ambiente y contexto familiar y cultural de la persona, ajustándose a sus avances y decisiones, esto es imprescindible para evitar “dar pronósticos, aseverando lo que va a suceder como algo cierto y que uno no sabe si va a suceder, por la singularidad de la persona y los distintos factores que intervienen en el abordaje integral”.  
Curso de Formación en Discapacidad desde un abordaje interdisciplinario. Edición 2015.
El sábado 11 de julio se realizó el IV Módulo del curso de Formación en Discapacidad desde un abordaje interdisciplinario, en una jornada con dinámicas de encuentro distintas, los asistentes compartieron sus inquietudes frente al complejo trabajo grupal que la interdisciplina nos interpela y las perspectivas y alcances que tiene la neurorehabiltación como propuesta de abordaje integral en distintas situaciones de discapacidad.
Partiendo de la importancia de la interdisciplina, como constructo epistemólogico y político de abordar los campos de trabajo y problemáticas que se presentan a los profesionales, Sofia Gónzalez, psicóloga y comunicadora social, comenzaba el encuentro comentando la compleja trama interdisciplinaria del trabajo grupal, como dispositivo de encuentro con tramas gestuales y de sentido individuales que generan inquietudes del hacer profesional en las distintas situaciones al interior de los grupos y en la práctica cotidiana.

martes, julio 21, 2015

Desde hace un tiempo venimos compartiendo notas de opinión de distintos actores y colectivos sociales que plantean diferentes posturas en el debate de garantizar el derecho a la educación de las personas con discapacidad.
En esta oportunidad, sumamos una nueva publicación a esta propuesta para continuar repensando nuestras miradas y prácticas profesionales en el ámbito educativo.

Las personas con discapacidad, ¿no tienen derecho a la educación?
En medio de tanta referencia a los marcos normativos, nos olvidamos de lo esencial: ahí están. Nos reclaman ellos y sus familias. Familias desorientadas y con el dolor de ver que sus hijos no tienen cabida.
Texto publicado el 25 de junio.

Por Olga Concepción Bonetti*
Hace unas pocas semanas, se realizó en Incheon, República de Corea, el Foro Mundial de Educación, convocado por la Unesco. Participaron más de 100 países.
Ministros, jefes y miembros de delegaciones, jefes de agencias y ejecutivos de organizaciones multilaterales y bilaterales y representantes de la sociedad civil, la profesión docente, los jóvenes y el sector privado, organizaciones y fundaciones mundiales, Unicef, ONU Mujeres, entre otras, acordaron el documento borrador titulado: “Hacia una educación inclusiva, equitativa y de calidad y aprendizaje a lo largo de la vida para todos”, que fija las metas para la educación 2030 y es el puntapié inicial de un documento que se elaborará en septiembre de este año en Nueva York.
El punto séptimo de dicha declaración establece: “La inclusión y la equidad en y a través de la educación son la piedra angular de una agenda educativa transformadora y, por consiguiente, nos comprometemos a abordar todas las formas de exclusión y marginalización, las disparidades y las desigualdades en el acceso, la participación y los resultados de aprendizaje. Ninguna meta educativa podrá ser considerada como lograda plenamente a menos que sea el caso para todos (...) nos comprometemos a realizar los cambios necesarios en las políticas educativas y a focalizar nuestros esfuerzos en los más desaventajados, especialmente aquellos con discapacidades, para asegurarse de que nadie se quede atrás”.
Contundente. Claro. Sin embargo, en estos días, en nuestro país y en Córdoba en especial, estamos asistiendo al triste espectáculo de un debate que pone en el centro si las personas con discapacidad que asisten a escuelas secundarias especiales pueden o no obtener su titulación (hasta ahora, podían acceder al título).
Por si necesitamos referenciar más leyes, recordemos que la Convención de los Derechos de las Personas con Discapacidad (CDPD) emitida por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en 2006 y puesta en vigor en 2008, define a la “discapacidad” como un fenómeno relacional, histórico y dinámico, que deviene de la interacción de la persona con deficiencias y las barreras del entorno para su participación en igualdad de condiciones, lo cual implica un paradigma social de la discapacidad.
Argentina firma la CDPD y la ratifica por el Congreso en la ley número 26.378/08, lo que la erige como una norma de estatus constitucional. Hoy, la CDPD cuenta con 147 países signatarios y 97 países que la ratificaron.
La misma CDPD sostiene que “los estados parte reconocen el derecho de las personas con discapacidad a la educación. Con miras a hacer efectivo este derecho sin discriminación y sobre la base de la igualdad de oportunidades, los estados parte asegurarán un sistema de educación inclusivo a todos los niveles así como la enseñanza a lo largo de la vida...”.
Compromiso total
Podríamos citar leyes nacionales y provinciales, decretos, etcétera. Pero en medio de tanta referencia a los marcos normativos, nos olvidamos de lo esencial: ahí están. Nos reclaman ellos y sus familias. Familias desorientadas y con el dolor de ver que sus hijos no tienen cabida, no está claro a qué tienen derecho.
Y nosotros, como sociedad, enredados en un entramado sin fin, nos embarcamos en discusiones sobre si las personas con discapacidad deben acreditar o no los mismos conocimientos que todos; si debe existir o no la modalidad especial; cuál es el rol de las escuelas especiales en procesos inclusivos totales; qué entendemos por “igualdad de oportunidades”, etcétera. Mientras, ellos esperan y desesperan...
Nos debemos un debate profundo. Si acordamos y asentamos en nuestras leyes que adherimos a los postulados sobre la igualdad de oportunidades, la inclusión educativa y social, la equidad, el derecho elemental de toda persona a recibir educación (y así “mostramos estar en sintonía” con lo que se dice a nivel mundial), debemos contribuir desde todos los ámbitos a que no sean meros enunciados declarativos.
Hay que hacerlo efectivo, hay que revisar planes de estudio, revisar titulaciones, funciones y aportes de las escuelas, acompañar al docente para que pueda trabajar en pos de la inclusión plena, acompañar a las familias, revisar las formas rígidas de organización que se espejan en un modelo homogeneizador que ya nos superó.
Necesitamos mucho trabajo coordinado, desde las políticas estatales hasta el debate dentro de lo que pasa en el espacio micro de las instituciones y en sus aulas.
Celebro que las autoridades gubernamentales locales hayan tomado nota de esta situación y en estos días manifiesten estar dispuestas a abrir el diálogo, y hayan emitido una resolución por la que dan marcha atrás. Ojalá no sea sólo un “calmar las aguas”, porque se vienen tiempos electorales. Ojalá sea pensando en todos por igual.
En ocasión de una visita a la Facultad de Educación en 2013, Ricardo Baquero, docente e investigador de la Universidad de Buenos Aires, nos decía que cuando pensamos de antemano que tal alumno “no puede”, “cuando significamos el fracaso escolar de nuestros alumnos como carencias de educabilidad, en verdad estamos haciendo uno de los juicios más lapidarios respecto de los pronósticos de aprendizaje de los sujetos”.
Hoy, más que nunca, esta reflexión cobra una vigencia plena.
*Decana de la Facultad de Educación de la Universidad Católica de Córdoba


miércoles, julio 15, 2015

En este cuarto encuentro de las ocho jornadas que conforman la propuesta de capacitación y formación del curso de especialización en acompañamiento terapéutico y discapacidad, los asistentes  a partir de los aprendizajes nuevos, las experiencias propias y la construcción colectiva de las temáticas desarrolladas, proponen debates interesantes sobre las  distintas temáticas que son transversales  en el  rol del acompañante terapéutico.
En este sentido la relación con las familias del sujeto acompañado es fundamental para crear condiciones pertinentes para  el trabajo de acompañamiento,  tanto las familias como las instituciones, deben compartir los códigos de intervención, demandas y situaciones generadas en el ámbito gestado entre el acompañante y el acompañado, para que las intervenciones y las estrategias vinculantes de las diversas situaciones acompañadas puedan efectuarse y sean positivas para el sujeto.
Viviana Bálsamo, capacitadora de este cuarto encuentro, explicaba la función primordial de las familias en sus diversidades constitutivas  y cómo el acontecimiento de un miembro con diversidad funcional genera modificaciones al interior del grupo familiar.
Si entendemos que  las familias son núcleos sociales complejos que cumplen funciones básicas en la sociedad en la construcción de identidad dentro de las culturas, será en este transitar subjetivo con sus miembros y con el contexto social,  como van generando situaciones diversas, de conflicto y crisis que deben y necesitan resolver para incorporar los cambios, resolverlos y actuar en consecuencia.
Partiendo desde esta mirada de organización abierta, en constante fluir y alejada del equilibrio, como productoras de subjetividades, en las familias con un miembro con discapacidad, es muy importante trabajar y acompañar los momentos, sensaciones y factores que se ven implicados en las transiciones subjetivas de las personas con discapacidad en las distintas etapas de crisis evolutivas que se producen en los vínculos familiares frente a la situación de discapacidad.
En este sentido, es muy importante poder recortar e identificar estas crisis familiares y personales de cada miembro en esta nueva configuración familiar, pensando que estas no son producto de la discapacidad en si misma o de la persona con discapacidad. Muchas veces  es importante desarmar o poder desmenuzar los mitos y creencias de las familias en relación a la discapacidad, si bien es cierto que el diagnóstico genera modificaciones en el seno familiar pero depende de una multiplicidad de factores, “ intervienen variables,  como el momento de ciclo vital, la historia de la pareja, proyecciones,  expectativas, factores socioeconómicos con los que cuenta como recursos de apoyo de acompañamiento profesional, conocimiento, cuestiones  que no son simples y en cada historia personal le despertará determinadas subjetividades”.
Si bien el modo de intervención que se genera con el sujeto es individual y particular, una unión duradera que se establece con representaciones sociales, emocionales y psíquicas, ligaduras y sensaciones diversas, compuestas por alianzas, pactos y acuerdos, el sujeto esta inmerso en una cultura familiar determinada.
Poder identificar estas configuraciones vinculares al interior de las familias es fundamental pensando que  el campo de intervención del acompañante es lo cotidiano y que  ingresa al funcionamiento familiar, es primordial que tengan una escucha vincular.
En ese sentido Bálsamo plantea que si bien hay cuestionamientos en cuanto al alcance de la intervención del acompañante con el acompañado, hay que tener en claro que más allá que el acompañante este en el hogar del acompañado y en el encuentro van estar solos, esa persona acompañada está atravesada por los discursos familiares, escenas cotidianas, posiciones subjetivas de los miembros de la familias: “contextos que habilitan, articulan o inhabilitan determinadas situaciones en el acompañado”.
Es por ello que la escucha vincular es fundamental para tener presente estos elementos y factores contextuales para  por un lado poder plantear estas escuchas al resto de los profesionales del equipo interdisciplinario y poder, si el caso lo amerita, plasmar determinadas intervenciones familiares.
En este sentido, para habilitar esta escucha vincular el acompañante debe tener conocimientos y recursos sobre cómo se configuran y funcionan las lógicas, las posiciones subjetivas, las crisis, de esta configuración vincular particular.
Dentro de las distintas etapas y necesidades que se van generando al interior de esta organización dinámica y conflictiva, la perspectiva de la sexualidad en las personas con discapacidad genera motivaciones y percepciones que deben trabajarse para promover el derecho a una sexualidad plena.

La construcción del vínculo, del abordaje psicosocial depende de la singularidad e individualidad del sujeto acompañado, y esto es lo que debe orientar el trabajo del acompañante terapéutico en los distintos ámbitos de intervención y acompañamiento con el sujeto.
En este cuarto encuentro de las ocho jornadas que conforman la propuesta de capacitación y formación del curso de...
Posted by Apadim Córdoba on Miércoles, 15 de julio de 2015

Visitas totales