miércoles, julio 01, 2015


30 de junio de 2015 — La Organización Panamericana de la Salud (OPS) anunció hoy en una rueda de prensa en Washington que Cuba es el primer país del mundo en recibir validación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de que ha eliminado la transmisión de madre a hijo del VIH y la sífilis.
Cada año, un estimado de 1,4 millones de mujeres con VIH en el mundo se quedan embarazadas. Sin tratamiento, sus probabilidades de contagiar a sus hijos oscilan entre el 15% y el 45%. Sin embargo, ese riesgo cae a poco más de 1% con la provisión de medicamentos antirretrovirales.
La OPS lleva trabajando con Cuba y otros países de la región desde 2010 para implementar una iniciativa para eliminar este tipo de transmisión. Como parte de la campaña, el país tomó medidas para asegurar el acceso a la atención prenatal y a las pruebas de diagnóstico para las mujeres embarazadas y sus parejas, así como tratamiento para quienes dieron positivo en las pruebas.
La directora de la oficina regional de la OMS, Carissa Etienne, aseguró que el éxito de Cuba demuestra que el acceso y la cobertura universal a la atención médica son posibles y fundamentales en la lucha contra enfermedades tan desafiantes con el VIH.
El ministro de Salud Pública de Cuba, Roberto Morales, explicó cuáles son los elementos destacables del país que fueron determinantes en la eliminación.
«Todo cuanto hemos logrado en esta y otras esferas de la salud ha sido posible en primer lugar por nuestro sistema social y porque ha existido una constante e inequívoca voluntad y decisión política desde el más alto nivel que ha permitido que un país con escasos recursos financieros y bajo difíciles condiciones haya podido garantizar el derecho a la salud por casi 57 años. En los resultados expuestos está el trabajo, la dedicación y el compromiso de más de 500.000 trabajadores del sistema nacional de salud cubano, la participación de la sociedad civil organizada, la comunidad de personas que viven con VIH y de otros sectores», dijo Morales.
La validación de la OPS se consiguió después de la presentación de un informe nacional sobre las medidas tomadas para eliminar la transmisión materna del VIH y la sífilis, la visita de un panel de expertos independientes para evaluar los resultados y la decisión final de la OPS.
Los estándares internacionales establecen que para conseguir la meta de eliminación, deben nacer menos de dos niños infectados por cada 100 mujeres con VIH que dan a luz, mientras que en el caso de la sífilis congénita, debe ser menor de 0,5 por cada 1.000 nacimientos.
Según Morales, en los últimos años ambos indicadores en Cuba se mantuvieron muy por debajo de esos niveles.
Etienne señaló que el ejemplo de Cuba servirá ahora de inspiración para que otros países avancen hacia la eliminación de la transmisión de madre a hijo del VIH y la sífilis.


APADIM Córdoba. Comunicación Institucional. Contactos comunicacion@apadim.org.ar

0 comentarios :

Visitas totales