jueves, agosto 27, 2015

El sábado 22 de agosto se realizó el tercer encuentro del curso Inclusión Educativa: El valor social de la diversidad, propuesta de formación que hasta el mes de octubre convoca a docentes y profesores de distintos niveles de educación para compartir estrategias y metodologías de abordaje para la inclusión educativa de niños y jóvenes.
En esta oportunidad la propuesta estuvo enfocada en trabajar por un lado los apoyos necesarios para la personas con autismo ya sea en edad escolar, niños, jóvenes, proponiendo planificaciones centrada en la persona y por otro lado poder revisar y reflexionar sobre conceptos y cambios generados en la escuela secundaria para la inclusión educativa de jóvenes.
Como comentaba Belén Agüero, coordinadora del curso y capacitadora de este encuentro, retomar “el concepto de apoyo en situaciones de niños de 7, 8 años en edad escolar con autismo”, es importante para poder diferenciar las distintas etapas y necesidades demandadas por las propias personas. Esta planificación personal es posible sólo a partir de un plan personal que hay que configurar con cada una de las personas para trabajar desde sus posibilidades, deseos y decisiones.
En este sentido Agüero explica que lo transversal de esta planificación es la legitimidad que tiene la misma al estar centrada en la persona, lo que implica que todos los recursos de apoyo están pensados en propiciar que esa persona sea el centro de decisiones que pueda tomar.
En la mirada integral de la persona está la posibilidad de generar un fórum creativo de planificación con todos los contextos por los cuales transita y habita, pensando un plan para una participación desde sus fortalezas, aumentar las oportunidades para participar de actividades de su interés, desarrollar su competencia y promover el respeto.
Esta planificación centrada en la persona es un proceso de colaboración para ayudar a las personas a acceder a los apoyos y servicios que necesitan para alcanzar una mayor calidad de vida basada en sus propias referencias y valores.
El plan centrado en la persona tiene distintos puntos que son importantes pensar, construir y diseñar a la medida, deseos, demandas y necesidades en cuanto a lo que la persona quiere realizar en un futuro. Esta planificación es flexible y abierta a los cambios y las dinámicas propias de la persona ya que va acompañando, construyendo y des-construyendo de acuerdo a circunstancias, intereses y aspiraciones, superando cuestiones y con objetivos  que se modifican en el devenir propio de la persona.
Lo importante de este grupo de apoyo es poder propiciar la participación y el protagonismo de la persona, ayudar a buscar sus capacidades, a aumentar sus relaciones y su presencia en la comunidad, concebir a la persona como protagonistas de su propia vida y como esta diversidad puede beneficiar con sus aportes los contextos en los cuales participa.
En relación a los contextos en donde participa la persona es importante reflexionar y revisar, los cambios y conceptos actuales que el nuevo paradigma en educación inclusiva genera a la hora de trabajar la inclusión educativa y social en la escuela secundaria.
Destacando la mirada del contexto y trabajando desde la diversidad como valor humano y educativo es pertinente pensar como es la realidad educativa de chicos y chicas en escuelas inclusivas de nivel educación secundaria.
Desde este marco Cecilia Ruiz Fontan con una amplia experiencia educativa en escuelas secundarias como docente y tutora de programas diseñados para el acceso y terminalidad de jóvenes de los estudios secundarios, claramente explica como los cambios por la obligatoriedad de la escuela secundaria (ley 26.206, sancionada en el 2006 que reemplaza la 14/20 de 1884) y el acompañamiento del Estado en el cumplimiento de esta ley, generando dispositivos  y programas socioeducativos, permite pensar hoy a la escuela como un espacio pedagógico y social de aprendizajes y enseñanzas, abierto y diverso.
En este sentido, Ruiz Fontan comparte que esta ley y todo este dispositivo que el estado articula para la inclusión de chicos y chicas a las escuelas, incluye diversidades escolares con trayectos personales de jóvenes con historias familiares en los que no estaba planificado como proyecto de vida la posibilidad de estar en la escuela secundaria.
Esta construcción de no lugar, de no pertenencia escolar no solamente es producto de biografías familiares sino que también es parte de la representación social de acceso y surgimiento de la escuela secundaria, como un lugar que “no era para todos, era para unos pocos y las mujeres no estaban incluidas”.
En esta nueva escuela que adecuándose a los cambios y que debe habilitar la diversidades sociales, culturales y económicas de todos y todas quienes la integran, comienza a replantearse que contenidos enseñar, que es necesario aprender, que perfil de estudiante se pretende, “se está dejando la idea de alumno incapaz o pasivo que el docente “alumbraba” en la oscuridad, ahora se habla de estudiantes como sujeto de derecho”.
Como comentaba, Cecilia Ruiz Fontan existen múltiples factores y barreras para el aprendizaje, pero el Estado y los docentes deben ser garantes en acompañar a que los chicos y chicas ejerzan su derecho a una educación de calidad.
Desde esta perspectiva de acceso igualitario, para la inclusión educativa de todos y todas quienes quieren estar en la escuela, desde el Estado se implementan programas socioeducativos que están siendo utilizados en las escuelas secundarias para trabajar la inclusión educativa y social.
Algunos de estos programas son asignación universal por hijo, el CAJ (Centro de actividades juveniles), boleto estudiantiles, el PIT (programa de inclusión y terminalidad del secundaria para jóvenes de 14 a 17 años), programa Fines para jóvenes que terminaron sexto año pero que le quedan varias materias, El CENMA como escuela de nivel medio para adultos, entre otros programas.
Como explicaba, Ruiz Fontan, desde este marco legal las prácticas docentes deben trabajar para construir una escuela secundaria que sea abierta a todos y a todas, con sus diversidades y deben los colectivos docentes  propiciar la inclusión de todos los jóvenes “pensar en la trayectoria escolar de cada estudiante, de cada grupo de estudiantes, que estén incluidos con calidad educativa, con calidad pedagógica y  aprendizajes significativos”.
Todas estas modificaciones benefician la inclusión de las personas con discapacidad, porque hay una mirada clara de lo que hay “que tener en cuenta de este estudiantes secundario, que a partir de la obligatoriedad, con dispositivos y formatos diversos y capacitaciones docentes, deben trabajar para entender el cambio de paradigma y la ampliación a derechos de todos independientemente de condiciones físicas, psíquicas, culturales y económicas”.
En este sentido la capacitadora comento que hay diferentes formas de planificar las propuestas de intervención dentro del aula, con metodologías nuevas en las que se modifican el diseño curricular y se agregan nuevos espacios.
En este aspecto, considera que hay distintas formas de proponer el acceso al conocimiento y aprendizaje de distintas temáticas, puede ser “a partir de debates, ateneos, seminarios con disertación de especialistas en la temática propuesta, talleres, proyectos, formatos curriculares y encuadres pensados en esta nueva escuela, en la que los estudiantes tienen un activa participación, son protagonistas con derechos y deberes y los docentes guían y acompañan estos procesos junto a las familias.
Estos cambios en las prácticas y en los marcos legales dan un campo de acción propicio para  modificar lo que se venía generándose en relación a la participación de los estudiantes y la cuestión de obligatoriedad, propone una construcción social distinta en la que el docente como garante de derecho del acceso a la educación inclusiva e igualitaria, debe colaborar y cooperar con este sujeto que habita y participa en la escuela, generando los dispositivos necesarios para que a partir del diálogo, la comunicación, empatía y la participación democrática, se empodere y se subjetívese a estos sujetos de aprendizajes.

El sábado 22 de agosto se realizó el tercer encuentro del curso Inclusión Educativa: El valor social de la diversidad,...
Posted by Apadim Córdoba on Jueves, 27 de agosto de 2015


APADIM Córdoba. Comunicación Institucional. Contactos comunicacion@apadim.org.ar

0 comentarios :

Visitas totales