miércoles, septiembre 30, 2015

Es lo que registra un informe de la Nación. Critica la falta de personal.  La Provincia explica que hay suficientes profesionales y detalla las obras ejecutadas y por hacer.
Por Edgardo LitvinoffEn junio de este año, un equipo del Órgano de Revisión de Salud Mental (ORSM) relevó la situación de tres hospitales de Córdoba: el Neuropsiquiátrico, en la capital provincial; el José A. Ceballos, en Bell Ville; y el Colonia Vidal Abal, en Oliva.
Si bien sobre el “Neuro” y el de Bell Ville se plantean algunos reclamos, como la vigencia de salas de contención o la falta de algunos recursos humanos, en general se admite la voluntad de cambio para contemplar la adecuación a las leyes Nacional de Salud mental (26657) y Provincial de protección de la Salud Mental (9848).
Sin embargo, en el Vidal Abal el diagnóstico es durísimo: se detectó que algunos enfermos estaban encerrados a la hora de la siesta, así como indicios de “la posible medicalización de los usuarios para tal fin”.
También se recogieron testimonios que mencionaron “modalidades de disciplinamiento” para controlar a los pacientes, y que tal proceder fue “justificado por los enfermeros por el escaso personal a cargo de muchas personas”. Por ejemplo, se observó “la presencia de cinco profesionales para la guardia de la tarde, para un total de 500 personas internadas”.
Además, constató que hay ocho salas de aislamiento –prohibidas por ley– y ausencia de autoridades en la institución “que pudieran dar cuenta de la gestión de la Colonia”.
El informe concluye que el hospital funciona “con un paradigma obsoleto de salud mental donde predomina el aislamiento”, por lo que se configura “meramente como un dispositivo de disciplinamiento y reclusión, viéndose coartada cualquier posibilidad de tratamiento”.
Agrega que “se tomó conocimiento de maltrato físico” y una “notoria falta de recursos humanos para la atención de los internados (…), dando la impresión de un abandono total de los usuarios por las tardes”.
El ORSM es un ente que funciona en la órbita del Ministerio Público de la Defensa, con el objetivo de proteger los derechos humanos de los usuarios en los servicios de salud mental. Es, en la práctica, el órgano de contralor en todo el país.
Según el Ministerio de Salud de Córdoba, las obras proyectadas para la Colonia Abal (por 90 millones de pesos) se demoraron el año pasado porque hubo que aguardar, precisamente, el visto bueno del ORSM. El plan tiene cuatro etapas, que incluyen pabellones y espacios exteriores. Ya se ejecutaron distintas refacciones, colocación de cañerías, limpieza, alumbrado, mantenimiento de calles y desmalezado, entre otras obras.
Y resta ejecutar otras refuncionalizaciones como la de los departamentos para pacientes, obra de transición clave hacia la aplicación de la nueva ley, que alienta la desmanicomialización.
Respecto a las denuncias por manejos de jubilaciones y pensiones, las autoridades señalan que se investigó cada reclamo, pero que no se encontró delito.
“Es un informe constructivo. Nos alienta a seguir trabajando y nos marca cuestiones para mejorar”, señaló Osvaldo Navarro, titular del área de Salud Mental de la cartera sanitaria provincial.

Recomendaciones

En el informe fechado el pasado 7 de julio, el ORSM admite los avances tanto en el Neuropsiquiátrico como en el Hospital de Bell Ville, así como el compromiso de las autoridades para profundizar la reforma de salud mental en la provincia.
Pero recomienda que se profundice dicha reforma, los dispositivos, la modalidad de abordaje, los procesos de externación y el respeto por los derechos de los pacientes.
Tras conocer este informe, la legisladora Liliana Montero (Frente Cívico) presentó el 8 de septiembre un pedido de informes en la Legislatura para que las autoridades sanitarias de la provincia explicaran la situación e informaran qué harán con eso. Pero el pedido no fue aprobado por el oficialismo.

Marcha por los derechos

Concentración. El 8 de octubre, a las 18, se realizará la Segunda Marcha por el Derecho a la Salud Mental, bajo el lema “Del dicho al hecho... ¿Qué pasa con nuestros derechos?”. Será en Colón y Cañada, para marchar hasta la explaza Vélez Sársfield.
Quiénes. Un colectivo compuesto por usuarios, estudiantes, trabajadores, profesionales y distintas organizaciones.
Por qué. Señalan que, a 5 años de la sanción de las leyes de Salud Mental Nacional (26.657) y Provincial (9.848), no se avanzó en la sustitución de los manicomios, no se abrieron dispositivos con otras alternativas que no sea el encierro y no se fortalecieron los equipos interdisciplinarios de salud mental, entre otros reclamos.

martes, septiembre 29, 2015

En publicaciones anteriores venimos compartiendo como los y las jóvenes del Centro de Orientación Laboral se están organizando para realizar el viaje a Nono (nivel 1) y a Jujuy (nivel 2).
 Todas actividades que los jóvenes pensaron que eran necesarias para que en el viaje no falte nada.
A casi un mes para el viaje a Nono, los jóvenes se acercaron a la terminal de ómnibus de Córdoba para averiguar cuáles son las empresas que realizan viajes a Traslasierras- Nono, días, horarios y precios para decidir cuál es la empresa más conveniente.
Para desarrollar la actividad se dividieron en grupos de tres, preguntando a la vendedora de las distintas empresas que se consultaron: Si hacían viajes a Nono, qué días y en que horarios, cuánto costaba.
Al terminar cada consulta cada grupo de jóvenes debía traer un listado de las empresas con los horarios de salida/ regreso y el costo del pasaje, luego se realizaba un intercambio de información para recordar lo que se nos había informado y se hacía una comparación entre las mismas.

Algunos aprovecharon para preguntar en otras empresas sobre viajes a otros lados como Villa Carlos Paz. Fue una experiencia muy agradable y placentera. Todos la disfrutamos y compartimos un lindo momento como grupo.
Este viernes 02 de octubre a las 19 hs, se realiza la presentación del libro: Mujeres intensamente habitadas- ética del cuidado y discapacidad, de María Alfonsina Angelino.
Esto comenta su autora sobre el libro: “Este libro es el resultado de un largo e intenso proceso de reflexión y análisis, a propósito de las conversaciones que mantuve durante el 2012 con quince hermosas mujeres, madres de hijos con discapacidad en Paraná, Gualeguaychú y Maciá (Entre Ríos). La tensión que recorrió esa investigación fue la relación entre discapacidad y el cuidado y el protagonismo de las mujeres en estas prácticas. Algunos de los interrogantes que organizaron las búsquedas teórico-empíricas fueron ¿Por qué (siempre) cuidan las mujeres? ¿Qué singularidades presentan las prácticas del cuidado cuando esa experiencia está configurada por la discapacidad? ¿De qué manera es vivida y experimentada la discapacidad como formando parte de la cotidianeidad y de la agenda de responsabilidades “naturalmente asignadas” por ser mujeres y por madres? ¿Qué estrategias de resistencia/adaptación/reapropiación ponen en juego ante las coordenadas hegemónicas de las ideologías de género y de normalidad dominantes? Se ponen así en escena las narrativas de mujeres acerca del cuidado entramada en una comprensión compleja y situada de los mundos vividos y narrados por estas mujeres en diferentes instancias de conversación reflexiva e interactiva.
Los relatos que recorren este material son relatos en primera persona; una primera persona que no es cualquiera sino que es mujer, en tanto significante político y no como esencia biológica y/o anatómica. Es además mujer madre, es decir porta y encarna la densidad de éstas relaciones singulares que se dan consigo mismas y con otros, y que las sitúa en cierta trama significativa. 
Ambas, mujer y madre, confluyen en las voces de estas mujeres como urdimbre de relaciones políticas históricas e ideológicamente configuradas y configurantes. Mujer y madre se tejen en una tercera intersección, la discapacidad como relación de opresión. Así, en esta confluencia de mujeres madres y discapacidad he buscado entender la experiencia singular, comprender a estas mujeres concretas narrando (se) en su vida cotidiana de cuidados de hijos e hijas discapacitados y discapacitadas. Y éste ha sido el desafío más intenso de todo el trabajo analítico, captarlas singularmente sin individualizarlas o dejarlas allí ‘abandonadas’ en sus visibilidades e invisibilidades”

lunes, septiembre 28, 2015

Como hemos compartido, los y las jóvenes del Centro de Orientación Laboral vienen realizando distintas actividades para recaudar fondos para el viaje a Nono (jóvenes del primer nivel) y a Jujuy (del segundo nivel) que tienen programado realizar a fin de año.
Como siempre, estas actividades surgen de lo que los grupos van generando, proponiendo, en procesos de participación, para poder  juntar dinero para que en los viajes no les falte nada y de ahí surgen ideas y distintas propuestas.
Una de ellas es la realización de una feria con productos elaborados por los jóvenes del nivel uno y nivel dos de los cursos de panadería y diseño gráfico del Centro de Orientación Laboral y otros productos que consiguieron y trabajaron para ofrecer en el puesto. Para leer más, ingresar aquí: 01 y 02 de octubre: Feria de Productos del Centro de Orientación laboral.
Agendar: Jueves 01 y Viernes 02 de Octubre- 9 a 12hs.
Lugar: Galería del Centro de Orientación laboral- APADIM- Velez Sarsfield 5000.
Los esperamos.

Este jueves y viernes se realiza la feria de productos del Centro de Orientación Laboral. "Feria americana, eco vivero,...
Posted by Apadim Córdoba on Lunes, 28 de septiembre de 2015

viernes, septiembre 25, 2015


El sábado 19 de setiembre se realizó el cuarto encuentro del curso Abordaje en estimulación temprana desde un enfoque interdisciplinario, la propuesta del encuentro fue trabajar a partir de estrategias metodológicas, enfoques de evaluación y casos prácticos sobre las bases necesarias para el desarrollo saludable del niño, cómo los aspectos estructurales e instrumentales ayudan a la estimulación del niño en su proceso de constitución subjetiva y como el abordaje mediatizado por el juego es trascendental en los primeros años de vida.
En el proceso de estimulación temprana se implementan distintas estrategias para el desarrollo del niño en sus primeros años habilitando espacios que sean apropiados para la motivación, la estimulación y el despertar el deseo del niño en su interacción con los objetos, el medio y las personas.
Paola Pedrini, una de las capacitadoras comentaba que para hablar de desarrollo hay que tener en cuenta los aspectos tanto estructurales como instrumentales en el desarrollo del niño, “los estructurales son las articulaciones que constituyen al sujeto: el desarrollo cognitivo, la maduración del sistema nervioso central y la constitución subjetiva; y los instrumentales son los aspectos de los que se vale el sujeto para interactuar con el medio: que son el lenguaje, la psicomotricidad, los hábitos, el juego, como actividad central constituyente”.

En este sentido es muy importante pensar que a partir de estos aspectos instrumentales de los que utiliza el niño para interactuar con el medio, se va facilitando la construcción del mundo y de sí mismo. Estos elementos le permiten al niño hacer y tomar estos estímulos del medio, interactuar con el mismo y con los demás.
En este aspecto, Pedrini explicaba el rol fundamental del estimulador temprana, al estimular y facilitar estos procesos de desarrollo, teniendo en cuenta tanto los aspectos instrumentales como los estructurales, ya que “no se estimula un órgano o una función sino que se tiene en cuenta la totalidad del sujeto, al sujeto en su conjunto”.
Ambos aspectos se trabajaron a partir de ejemplos particulares, relacionadas con el desarrollo del niño, “como puede ser una situación de gateo o una actividad concreta como un material específico, como un plantado y uno ve como se pone, en juego ambas aspectos”.
Dentro de los aspectos estructurales la constitución subjetiva es muy importante porque como explicaba, Alejandro Beretta,”es el proceso por el cual un bebe se constituye como individuo dentro de una trama social y vincular particular en la cual está inmerso y va ir estructurando su psiquismo como persona”.
En este sentido, Beretta comparte la importancia de  trabajar con esta trama vincular del niño, porque permite pensar como esa persona va ser un sujeto particular en función de la trama de relaciones en la que está inmerso, determinado por esa trama de relaciones y esto va ir repercutiendo en su psiquismo, en la imagen que va a tener de sí mismo o de los otros.
Es decir que la trama vincular influye en la constitución psíquica del niño, en cómo se va a relacionar consigo mismo, con los objetos y con los otros, va a depender de cuáles son los vínculos en los que está inmerso y como se va estructurando en función de esos vínculos.
Este tema es muy importante en el abordaje de trabajo del equipo de estimulación temprana porque se trabaja sobre esa trama vincular, la cual es la familia o las personas que cuidan al niño.
En este aspecto Beretta comenta que esta temática va a ser abordada en profundidad en el próximo módulo del curso en el cual se trabajará específicamente sobre la trama vincular familiar y su rol en el proceso de Estimulación temprana.
En relación a esto y al eminente inicio de las prácticas de observación en cámara gesell de los asistentes del curso, Fabiana Dutto, coordinadora del curso, comento la importancia de la observación en este proceso terapéutico de cada niño, brindando pautas y recomendaciones para la observación. Algunas de las cuestiones que se puntualizaron como importantes para la observación de los asistentes es que puedan ver desde que lugar se favorece el juego, el tipo y estímulos implementados, como son las expresiones de los cuerpos de los distintos actores involucrados (niño- terapeuta- flia), cómo se relaciona el niño con los objetos, con el terapeuta, con los padres, observación de la conducta espontánea (solo y ante estímulos), la relación de la interacción de la madre y del bebe, entre otras cuestiones.
En relación a estas apreciaciones y continuando con los aspectos instrumentales que son
los elementos que el niño se vale para interactuar con el medio, María Cerasa comentaba la importancia del abordaje mediatizado por el juego ya que “En los primeros años de vida el niño puede interactuar con las personas, con los objetos y todo lo que recibe del ambiente, la estimulación sensorial, la manipulación de los objetos, coordinación de los movimientos, son factores que van ayudar a lo que es el aprendizaje, el juego y al estimulación en los niños”.
En este sentido, la profesional explicaba como este abordaje a partir de juegos corporales, permite a partir de la estimulación, el deseo e interés del niño, utilizar el cuerpo adulto que acompaña la actividad como sustento de su accionar y ver como el niño puede desplazarse, interactuar con personas y objetos de determinada forma.
Cerasa comenta que las sesiones de juego son siempre dinámicas y están en constante crecimiento: “nunca una sesión es igual a la anterior, siempre hay algo nuevo, un avance, un cambio y si esto no sucede puede ser que sea por un problema a nivel del niño que no podemos avanzar y esto es importante consultar a los profesionales del equipo interdisciplinario para modificar o plantear otra estrategia específica para ese niño en particular”.
En este espacio la relación con el terapeuta es fundamental se debe plantear la actividad de juego de manera lúdica, variada, tendiendo a sus posibilidades y respetando su interés y su ritmo.
Otros recursos que compartió María Cerasa con los asistentes son los juegos de crianza por Calmels quien distingue los juegos de sostén, de ocultamiento y de persecución, los cuales son importantes durante el desarrollo del niño, porque se producen a partir de un encuentro. Este encuentro implica tomar y poner el cuerpo como objeto y motor del juego y de esta manera jerarquizar la presencia de la corporeidad y sus manifestaciones.
Con claros ejemplos prácticos y casos específicos, la profesional explicó que uno de los puntos importantes desde el abordaje mediatizado está en tener presente que tipo de juguetes se puede utilizar teniendo en cuenta, la edad del niño, su interacción con los objetos y sus deseos, para poder motivarlo adecuadamente.
En el juego el niño interactúa con los objetos, expresa sentimientos y desarrollan sentidos que están estrechamente ligados a lo que en las sesiones de juego podemos observar el poder hacer, el saber hacer y el deseo de hacer.
Mediante el juego se pretende que el niño pueda adquirir nuevas conductas y habilidades, promover una mayor funcionalidad en todas las áreas del desarrollo y conseguir la mayor participación activa en todo el proceso de abordaje.

Bases necesarias para un desarrollo saludable: 4º Encuentro del Curso de Estimulación Temprana.El sábado 19 de...
Posted by Apadim Córdoba on Viernes, 25 de septiembre de 2015

jueves, septiembre 24, 2015

“La violencia contra la mujer en la vida cotidiana” es el título de una nueva Tertulia de la Cooperativa Integral en la que abordará el tema de la Violencia de Género.
La propuesta es abordar la problemática de la violencia sobre la mujer en gestos cotidianos, desde diferentes planos como el conocimiento de la violencia de género en ámbitos de parejas o familia, su identificación y problematización, desde la intervención de organizaciones no gubernamentales y los conocimientos producidos al respecto a partir de la investigación.
Tertulias de la Coopi, sobre Violencia de Género: “La violencia contra la mujer en la vida cotidiana”, a cargo de las profesionales Maité Rodigou Nocetti, Alejandra Fissore y Solana López.
La invitación es para este jueves 24 de septiembre a partir de las 20:30 en su sede central de Moreno 78, Villa Carlos Paz, con entrada libre y gratuita.
Sobre las disertantes:
Lic. Maite Rodigou Nocetti, Licenciada en Psicología, Master en Estudios de las Mujeres, Universitat de Barcelona. Investigadora del Programa Interdisciplinario de Estudios de Mujer y Género, Centro de Investigaciones María Saleme de Burnichon, UNC. Profesora Asistente en la Cátedra Psicología Social, Facultad de Psicología, UNC. Miembro del Comité Académico de la Carrera de Maestría en Investigación e Intervención Psicosocial, Facultad de Psicología, UNC.
Es autora de varias publicaciones, entre ellas “Violencia hacia las mujeres: entre la visibilización y la invisibilización”, en Domínguez, A. y Morcillo, A. (Comp.) Derechos humanos, género y violencias. 2011. Córdoba: Universidad Nacional de Córdoba.
Lic. Alejandra Fissore, Licenciada en psicología, se ha capacitado en género y violencia de género. Desempeña su profesión en la Dirección de Violencia Familiar perteneciente al Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia de Córdoba en el equipo de valoración de riesgo de situaciones de violencia familiar. También se desempeña en el Dispensario de la localidad de Mayu Sumaj, en la atención de pacientes. Integra el equipo de investigación de la UNC “Violencia de género, representaciones y prácticas. Hacia la construcción de un marco interpretativo para analizar la violencia de género”. 
Lic. Solana López es militante feminista, Psicóloga social, Secretaria General del Partido Comunista de la Provincia de Córdoba yresponsable nacional de género del Partido Comunista.
COOPI|cultura y educación


miércoles, septiembre 23, 2015

El día martes 22 de setiembre, los y las jóvenes del Centro de Orientación Laboral que estudiamos en el nivel 1 de la especialidad de Panadería, como salida dentro del taller de habilidades sociales, fuimos a la Oficina de Turismo del Cabildo y al Obispo Mercadillo para buscar información turística de la localidad de Nono, lugar que visitaremos en noviembre.

Para el viaje venimos juntando fondos con distintas actividades, una de ellas es la Feria de Productos (leer más en: 01 y 02 de octubre: Feria de Productos del Centro de Orientación laboral,y comprando los insumos necesarios ( Centro de orientación laboral: Haciendo compras de insumos)

Se realizó en el taller de habilidades sociales el día 22 de septiembre una salida con los chicos del C.O.L. de la especialidad de Panadería 1.
El objetivo de la salida fue que los jóvenes se acercaran a la oficina de turismo que se encuentra en el Cabildo de la ciudad, calle Independencia y 27 de abril, para consultar sobre los atractivos turísticos que posee la localidad de Nono,lugar al que los jóvenes viajarán en el mes de Noviembre 2015.
Bajamos de la traffic en la plaza San Martin y caminamos hasta la Catedral donde se volvieron a repetir las instrucciones de la actividad: Preguntar sobre los atractivos turísticos de Nono.
Ya repasando las consignas de la actividad, entramos a la Oficina de Turismo y la secretaria nos saludó amablemente y nos preguntó sobre lo que estábamos necesitando. Los jóvenes le comentaron que están por viajar a Nono y que quisieran información sobre lo que se puede visitar en esa zona.
La señora nos hizo una breve introducción sobre donde se encuentra Nono en la provincia de Córdoba, que es en el Área de Traslasierra, y que está cerca de Mina Clavero y Villa Cura Brochero.
Todos escuchábamos muy atentos los que nos decía la secretaria. Nos contaba del museo Rocsen quien lo fundó, del museo brocheriano y la vida del Cura Brochero, de las artesanías que se pueden ver y comprar en la zona y sobre los restaurantes y boliches, donde se puede salir a  comer y a bailar y el rio que es muy lindo.
Otro de los objetivos fue buscar información de Nono en las carpetas que se encuentran en Obispo Mercadillo, Dirección de Promoción del Turismo de la Municipalidad de Córdoba. Dichas carpetas contienen imágenes e información sobre Nono.
En ese lugar nos atendió una señora que nos dijo que en ese momento no se podía acceder a los archivos que se encontraban en ficheros, ya que la entidad se encontraba en refacciones edilicias. No pudimos realizar el segundo objetivo y quedo la actividad pendiente para una próxima salida.
Ya se puede visitar en APADIM las producciones de profes y artistas visuales que trabajan en los diferentes espacios y programas de la institución.
El grupo PRESENTE presenta la muestra: “¿Cómo reconocer a un artista?”
"No es verdad que las calamidades conduzcan al arte. Pero es indispensable hacer saber a todo el mundo que para ser artista hay que pagar un alto precio. Debe uno resignarse a estudiar las arduas cuestiones técnicas. Debe uno sufrir y hacerse mala sangre allí donde otros pasan de largo. Debe uno aprender a ver secretas señales donde nadie ha visto nada. Debe uno seguir ciegamente misteriosos llamados que conducen casi siempre a la desdicha. Debe uno pelear contra el destino aún sabiendo que será derrotado.
Yo no sé, desde luego que cosa es el arte. Sospecho, si, que debe ser algo fatal"- 
Alejandro Dolina, Crónicas del Ángel Gris.
El grupo está conformado por l@s artistas visuales que trabajan en los diferentes espacios y programas de APADIM: Andrea Martínez / Germán Tártara / Florencia Bessone / Horacio Badrán / Luis Bernardi / Micaela Arce / Jimena Amieva / Dolores Ardiles.
Desde el 22 de septiembre, en Av. Vélez Sarsfield 5000 – Córdoba.

Ya se puede visitar en APADIM las producciones de profes y artistas visuales que trabajan en los diferentes espacios y...
Posted by Apadim Córdoba on Miércoles, 23 de septiembre de 2015

martes, septiembre 22, 2015

A mediados de agosto, el Tribunal Superior de Justicia de Córdoba emitió el acuerdo reglamentario 1301, serie "A" mediante el cual estableció nuevas líneas acción de la justicia cordobesa respecto del ejercicio de la capacidad jurídica. Lo hizo para comenzar a cumplir con una exigencia: la de adecuar la práctica judicial con la obligación del estado de reconocer la capacidad jurídica y garantizar el pleno ejercicio de la voluntad de las personas, pasando del modelo sustitutivo de la voluntad (la declaración de insanía y la designación de un "curador" que decidía qué es "lo mejor" para esa persona) al de apoyos con salvaguardas adecuadas.  Precisamente este modelo fue instaurado por la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad (CDPCD) y receptado por el nuevo Código Civil y Comercial (CCyC), que había entrado en vigencia días antes.

El documento que consta de tres partes: los fundamentos, las líneas de acción a implementar y los anexos (formularios de actuación, notificación, etc.)

Comienza considerando que a partir de los cambios en los marcos legales (además de la CDPCD y el CCyC menciona la Ley Nacional de Salud Mental y su par provincial) "se torna menester efectuar las adaptaciones e instrumentaciones adecuadas, desde una perspectiva flexible, para garantizar su cumplimiento desde el plano constitucional y convencional" es decir, se requiere modificar los procedimientos vigentes para que estos sean constitucionales y convencionales. 
Y continúa con la primera modificación "se observa que cierta terminología aún utilizada por nuestras costumbres, códigos de forma y acuerdos, no resulta compatible con la nueva perspectiva, siendo menester recomponer el lenguaje y las prácticas en el marco del sistema de derechos. En mérito de ello como primera medida urge cambiar algunas locuciones a fin que sean contestes con la perspectiva de derechos humanos de quienes atraviesan estas situaciones. Por tanto, deben reemplazarse términos tales como “insano, demente, enfermo mental e incapaz”- o similares..."  Tales eran las prácticas vigentes que desde el uso respetuoso y no discriminador del lenguaje debe partir la justicia. "Tampoco cabe aludir a las personas reduciéndolas a un diagnóstico, cuando se trata de su capacidad" cierra la definición.
También instaura imperativamente "la implementación de audiencias personales del juez con las persona de que se trate y la participación activa del Ministerio Público y del equipo interdisciplinario en la causa", respondiendo a la normativa del Código que determina que "el juez debe garantizar la inmediatez con el interesado durante el proceso y entrevistarlo personalmente antes de dictar resolución alguna, asegurando la accesibilidad y los ajustes razonables del procedimiento de acuerdo a la situación de aquél... (Art. 35)"
De esta manera resuelve disponer de las reglas iniciales de actuación e invita a operadores de justicia a sumar otras medidas que consideren conducentes en tal sentido, y a promover espacios de intercambio sobre la temática.

Lineas iniciales de adecuación al CCyC Unificado de la Nación en los Arts. 31 y siguientes.

El primer artículo incorpora "la asistencia de la Dirección de Servicios Judiciales y de la Oficina de Derechos Humanos del Poder Judicial" habida cuenta de que "el proceso de determinación de capacidad tiene por objeto determinar la necesidad de establecer un sistema de apoyos para el acompañamiento de una persona en el ejercicio de los derechos y libertades en iguales condiciones que las demás".  Continúa con la segunda medida garantizando a la persona la asistencia técnica adecuada, que será prestada por los Señores Asesores Letrados del fuero.
El tercer artículo estipula que "cuando las personas legitimadas para pedir la declaración de capacidad restringida se presenten ante el tribunal competente exponiendo en forma detallada los hechos y no cumplimenten los recaudos formales (...) y surgiere, prima facie, la verosimilitud del planteo; el juez podrá requerir, sin más, de la Dirección de Servicios Judiciales la asistencia de los profesionales en la materia, para completarlos y pedir la evaluación pertinente."
La cuarta medida le otorga al juez la posibilidad de "despachar de oficio y con carácter de urgente las notificaciones de la demanda, entrevista personal y demás oficios pertinentes", el quinto establece un formulario de registro de la audiencia personal.
El sexto establece el procedimiento para el trabajo del equipo interdisciplinario una vez admitida la demanda y receptada la entrevista,  quienes deben realizar su dictamen en base a un formulario, comunicarla a la "persona sujeta a tutela" (sic), persona de confianza, asesor o abogado. Y aclara que la comunicación a estos últimos "no suple la notificación personal al interesado".
La última línea de este documento define que "la sentencia dictada será notificada a todas las partes y a la Oficina de Derechos Humanos, por el medio que se estime pertinente; y en forma personal a la persona en cuya tutela se inició el proceso. Deberá efectuarse en base al formulario adjunto (...) pudiendo solicitar la asistencia de las oficinas de apoyo de este Tribunal Superior de Justicia para procurar una mejor comprensión del estatuto personal por parte del interesado (v.gr. Oficina de Atención Ciudadana, Dirección de Servicios Judiciales, etc.)

Finalmente, a modo de anexos la acordada incorpora los formularios de Audiencia Personal, Oficio Dictamen Interdisciplinario Procesos de Determinación de Capacidad, de Notificación de Sentencia cuando decida restricción de capacidad; y un apéndice al formulario del Dictamen Interdisciplinario.

En una primera lectura de este acuerdo se evidencia la intencionalidad del TSJ de avanzar en la adecuación de los procedimientos actuales con la normativa vigente, incorporando la perspectiva de Derechos Humanos en la determinación de capacidad, garantizando desde la administración de justicia los apoyos y ajustes necesarios para el ejercicio de los derechos de la persona.
También aparecen ciertos interrogantes sobre las aparentes contradicciones en el texto. Algunas alocuciones y prácticas parecen responder a paradigmas distintos, mezclándolos en los procedimientos. Por ejemplo todavía se habla de "persona sujeta a tutela", cuando el paradigma basado en apoyos, se entiende, busca terminar precisamente con el sistema tutelar.  
Por otro lado no hay suficientes apelaciones o medidas claras tendientes a generar real accesibilidad en cada uno de los actos y procedimientos, sobre todo en relación a posibles barreras comunicacionales y actitudinales, que limiten las posibilidad de participación y en todo caso de la voluntad de la persona. Finalmente, se observa una preeminencia de aspectos médico rehabilitadores en el oficio del Dictamen Interdisciplinario en la determinación de capacidad. Se generan incertidumbres respecto de la eficiencia de las pericias, si se puede realizar un informe de este tipo desde una evaluación de un momento determinado y cómo se puede contar con un panorama más integral respecto de la vida de la persona. 
De todas maneras lo más promisorio en esta primera resolución por parte del máximo tribunal cordobés, en relación a la administración de una justicia acorde a una perspectiva de derechos humanos, a la Convención y más acá al Código Civil radica en la visualización del la necesaria transformación del sistema y las prácticas anteriores, en la propuesta de adecuar medidas (que en la práctica deberían evaluarse y ajustarse) así como en la voluntad de generar espacios de intercambios, capacitaciones y reflexiones entre los operadores de justicia.
Curso de Formación en Discapacidad desde un abordaje interdisciplinario.
Módulo VI: Discapacidad e Interdisciplina.
Entrevista a Lic. Carolina Moragues y Lic. Judith Rodríguez, en el 6º Módulo: Discapacidad e Interdisciplina del curso de Formación en Discapacidad desde un abordaje interdisciplinario, sábado 12 de septiembre del 2015.
Carolina Moragues explica la importancia del lenguaje, la comunicación y del circuito de la comunicación con sus diferentes cualidades y componentes que deben tenerse en cuenta para comprender la intencionalidad comunicativa de la persona.
Plantea que en situaciones en dónde no existe el recurso oral, del habla y del lenguaje estructurado se debe tener la capacidad de poder comprender la intencionalidad comunicativa de la persona, en una mirada, comportamiento o gesto.
Comenta que a los cuatro años el niño debe tener los componentes lingüísticos básicos para comunicarse y poder expresar ese deseo de comunicación.
Explica el abordaje holístico e integrador del paciente a partir de la especificidad de la neurofonoaudiologia.
Por su parte, Judith Rodríguez, comenta cual es el rol de terapista ocupacional  en el equipo interdisciplinario, explicando algunas estrategias y líneas de abordaje que pueden servir a los profesionales y  ver cuáles son los puntos que hay que tener en cuenta en el momento de evaluar, de confeccionar o indicar algún tipo de equipamiento, adaptaciones o algunos recursos de apoyo.
Curso de Formación en Discapacidad desde un abordaje interdisciplinario. Edición 2015.
El sábado 12 de septiembre  se realizó el sexto encuentro del curso de Formación en Discapacidad desde un abordaje interdisciplinario, propuesta de formación que propone trabajar desde este abordaje de intervención distintas temáticas relacionadas a la discapacidad, desde un enfoque integral y en interdisciplinariedad de miradas y funciones en los equipos de trabajo. 
Este tipo de abordaje nos exige la necesidad de conocer la mirada, el trabajo y acudir a la interconsulta constante de todos los actores intervinientes: la persona con discapacidad, la familia, los profesionales, las instituciones, todas las personas que participan en las distintas etapas formativas y evolutivas de la persona. Actores fundamentales que deben participar para construir abordajes de intervención correctos, específicos y singulares a cada persona.
Dentro de este importante abanico de especialidades que infieren en el trabajo, diagnóstico y alternativas de posibilidades de abordaje, desde el ámbito de la medicina, lo social y lo cultural, e impregnadas de estas construcciones teóricas y conceptuales, es importante conocer las funciones de la fonoaudiologia y el terapista ocupacional como disciplinas importantes en la vida de las personas con discapacidad.
Estas profesiones, con estrategias específicas de abordaje, de apoyos e intervenciones, deben trabajar en conjunto con la participación constante de las familias, los profesionales del equipo del que forman parte y generar apoyos en los distintos contextos donde las personas se desenvuelven.
Imagen del grupo en la librería.
Imagen de las compañeras haciendo las compras.
El día martes 15 de setiembre, los y las jóvenes del Centro de Orientación Laboral que estudiamos en el nivel 1 de la especialidad de encuadernación fuimos a hacer las compras de los insumos para la feria de productos que vamos a tener el jueves y viernes, para recibir la primavera y juntar fondos para unos viajes que venimos organizando (leer más: 24 y 25 de septiembre: Feria de Productos del Centro de Orientación laboral) Armamos la lista de compras: bolsas de PPP, pintura en aerosol, palitos para globos y sobres de papel para bijouterie. 
El primer local fue el cotillón donde se compraron los palitos para globos.
Las chicas entraron a consultar sobre las bolsas de PPP y las bolsas con manija que se necesitaban para colocar la ropa que se venda en la feria.
Luego nos dirigimos a comprar los sobres de papel de más o menos 10x15 cm para la bijou.En ese local solo pudieron entrar 3 jóvenes por que había poco espacio. El resto nos quedamos esperando afuera.Ya comprados los sobres y teniendo las bolsas y los palitos para globos, nos encaminamos hacia la pinturería para comprar la pintura en aerosol.
En la pinturería consultamos si tenían pintura en aerosol, el precios y el vendedor muy amable nos dejó buscar entre todos los colores de aerosoles que había, los que necesitábamos que eran el turquesa y el amarillo y los retiramos de los estantes.Con los aerosoles en la mano nos dirigimos a la caja para pagar y regresar al COL. Fue una actividad donde todos participamos; muy entretenida y la realizamos en muy buen tiempo. Nos encantó salir de compras.

Las chicas entraron a consultar sobre las bolsas de PPP y las bolsas con manija.
Esperando fuera del local.
Imagen de parte del grupo.
Imagen en la pinturería.

Imagen en la pinturería.
El Centro de Orientación Laboral es un espacio de capacitación para el trabajo pensado para jóvenes. Heredera de los talleres protegidos de producción, fue transformando con los años los anteriores objetivos productivos por una función de capacitación de jóvenes que ya han terminado la secundaria, apuntando al fortalecimiento de sus competencias laborales en general (y específicas en determinados rubros) y procesos de empoderamiento personal, en términos de autonomía, participación y ejercicio de derechos.  Y aunque por ahora quienes aprovechan este espacio son jóvenes con discapacidad intelectual, es un espacio pensado para jóvenes en general, que atraviesan distintas situaciones de vulneración que limitan sus oportunidades de acceso al trabajo. Como estrategia metodológica de las capacitaciones, los y las jóvenes participan en todo el proceso de funcionamiento del Centro. El objetivo final es el acceso al trabajo en organizaciones, entidades públicas y empresas de la ciudad.
Imagen de las compañeras haciendo las compras.
Curso de Especialización en Acompañamiento Terapéutico y Discapacidad
Módulo VI: La ética del quehacer del Acompañante Terapéutico.
Entrevista a la Lic. Viviana Bálsamo y Prof. Verónica Casales en el 6º Módulo: La ética del quehacer del Acompañante Terapéutico del Curso de Especialización en Acompañamiento Terapéutico y Discapacidad, sábado 12 de septiembre del 2015.
Viviana Bálsamo explica el abordaje del concepto de la bioética en el acompañamiento terapéutico, el cual permite dialogar con distintas disciplinas y frente a la demanda de las distintas situaciones que puedan darse en lo clínica de lo cotidiano, proponer una estrategia, “que contemple la demanda, o la situación o la voz del paciente y correrse de miramientos éticos, que condenan a veces a intervenciones más focalizadas desde patrones morales, que a veces limitan y movilizan y disparan cuestiones que no favorecen a la constitución subjetiva del paciente como portador de su propia voz”.
Además, Verónica Casales, comenta el rol del acompañante terapéutico en las escuelas, realiza una diferenciación de funciones del docente integrador y del acompañante en el contexto educativo en las finalidades de abordaje y en el acompañamiento específico con el niño o el joven.
Destaca la complementariedad de funciones de estos actores al interior del aula y determina la importancia de la figura del AT como parte necesaria y fundamental en los equipos interdisciplinarios de trabajo.
Curso Especialización en Acompañamiento Terapéutico y Discapacidad, edición 2015. 
La ética del acompañamiento terapéutico: 6º Módulo del Curso Acompañante Terapéutico.
La posibilidad de pensar la ética del quehacer profesional en los equipos interdisciplinarios y en la función del acompañante terapéutico es fundamental para el trabajo que se genera y se construye en el vínculo cotidiano con el acompañado.
La mirada y la intervención del Acompañante deben propiciar acompañamientos respetuosos y adecuados basados en el derecho de decisión y elección de la persona, el respeto de su ideología y costumbres, tener un encuadre conceptual de intervención terapéutica planeada, específica y concreta que no repare en construcciones o planteamientos subjetivos del orden de lo ético o lo moral.
El encuadre conceptual y ético de abordaje en los acompañantes terapéutico debe permitir habilitar las individualidades y singularidades del acompañado, en relación a esto, la propuesta de la jornada fue pensar cómo determinadas concepciones y miramientos éticos pueden estar presentes en los vínculos con el acompañado, generándose situaciones que pueden, algunas veces, inhabilitar o limitar determinados procesos, situaciones o elecciones.
Para trabajar esta propuesta, Viviana Bálsamo propuso la realización de una psicodramatización por parte de los asistentes de una situación de acompañamiento específica en la que estaban presentes todos los actores: acompañante, acompañado y familia.

lunes, septiembre 21, 2015

8 de octubre 18 hs, segunda marcha por el derecho a la salud mental. Por la plena implementación de las leyes nacional y provincial de salud mental.
“Del dicho al hecho... ¿Qué pasa con nuestros Derechos?” El 8 de octubre a las 18 horas nos concentramos en Colón y Cañada para marchar hasta la Ex Plaza Vélez Sarsfield haciendo uso de las calles como modo de visibilización de nuestras problemáticas. Somos un colectivo compuesto por: usuarios, estudiantes, trabajadores, profesionales, organizaciones estudiantiles, civiles y políticas; que venimos construyendo este espacio de participación, de reivindicación y problematización en la comunidad sobre la situación de la Salud Mental en nuestra provincia.
En octubre se cumplen 5 años de la sanción de las leyes de Salud Mental Nacional (26657) y Provincial (9848). Hasta ahora, las políticas y programas llevados adelante por el gobierno provincial no se condicen con los enormes desafíos que implica una transformación estructural del sistema de salud, que permita garantizar el derecho a la salud mental para todos/as los cordobeses. No se avanzó en iniciativas que permitan la sustitución de los manicomios, no se abrieron dispositivos que habiliten la atención del usuario con otras alternativas que no sea el encierro y no se fortalecieron los equipos interdisciplinarios de salud mental en las comunidades ni en los hospitales generales.
Las autoridades responsables de las políticas de salud mental, poco hacen para pasar del “dicho al hecho”, hasta ahora sólo retórica.
La salud mental nos compete a todos y, para que sea efectiva la transformación, los invitamos a participar en esta acción: difundiendo, acompañándonos, adhiriendo, formando parte de la organización de la marcha y sumándose a las actividades previas.

Más información en evento del facebook: 2da Marcha por el Derecho a la Salud Mental. 

domingo, septiembre 20, 2015

El autor debate con quienes consideran “inaplicable” la Ley Nacional de Salud Mental, entre los que señala a “los habituales voceros de los privilegios corporativos” y advierte que “el campo de la salud mental requiere ser pensado como un terreno en disputa”.

Por Mario Woronowski *
“La Ley de Salud Mental, ¿es inaplicable?” Esta pregunta está presente en muchas discusiones acerca de la Ley Nacional de Salud Mental 26.657. Suele escucharse que, si bien el espíritu de la Ley es en sí loable, la misma adolece desde su misma concepción de fallas que la tornan inviable. Al decir de quienes esto afirman, inaplicable. Esta afirmación suele provenir de dos posiciones que, aunque muchas veces se encuentren defendiendo las mismas consignas, surgen de fuentes y de actores diferentes. No apreciar esa diferencia sería un error de graves consecuencias políticas.

Por un lado, encontramos a los habituales voceros de los privilegios corporativos. Es interesante seguir su derrotero. Mientras la ley fue proyecto, centraron sus ataques en las apocalípticas consecuencias que tendría su aprobación. Al mismo tiempo, se abstenían de participar en los numerosos foros de discusión que se realizaron entonces, mientras anunciaban que esos males serían el resultado de no haber sido consultados. Esos argumentos se desplegaron con máxima intensidad ante la Cámara de Senadores de la Nación, sin impedir que la ley fuese sancionada con acuerdo de todos los bloques.

El paso siguiente fue el intento de incidir en la reglamentación, que tampoco tuvo éxito. Desde entonces, la estrategia elegida fue declarar el acuerdo con los principios generales de la ley, y lo inviable de su implementación efectiva. ¿La razón? Se trataría de una ley de derechos humanos, que nada entiende de las complejidades de las que sólo la ciencia (entiéndase por tal la psiquiatría tal cual la conciben esas posturas corporativas) puede hacerse cargo. El interés del argumento elegido reside en sus efectos, ya que al establecer una contradicción entre el enfoque de derechos y los saberes e incumbencias propios de la atención del padecimiento mental, genera alrededor de las tareas asistenciales un halo de extraterritorialidad donde quedarían en suspenso los derechos y garantías de las personas.

No parece casual la coincidencia: es exactamente lo que deviene como efecto “natural” del manicomio. Por otro lado, la misma afirmación en boca de muchos trabajadores del castigado sistema público de salud/salud mental, suele expresar algo bien diferente: la angustiante percepción de la distancia entre los enunciados de la ley y las condiciones concretas en que la mayoría de los trabajadores desarrollan su práctica cotidiana. Estas y otras posiciones dan cuenta de que el campo de la salud mental requiere ser pensado como un terreno en disputa. Toda simplificación nos aleja del cometido que la Ley enuncia: “asegurar el derecho a la protección de la salud mental de todas las personas, y el pleno goce de los derechos humanos de aquellas con padecimiento mental” (Ley Nacional de Salud Mental), “vulnerados por la persistencia de un modelo manicomial obsoleto, discriminador y estigmatizante que arrasa con los derechos de quien padece y atenta contra su subjetividad” (Acta Fundacional de la Red de Salud Mental Comunitaria y Derechos Humanos).

Se entretejen en este campo deseos e intereses, y no conviene abstraer las posturas en conflicto de las posiciones que ocupan quienes las enuncian: si la ley conmociona es porque interpela las prácticas de todos los actores que se ven (o se verían) afectados por su implementación efectiva.

“La mentira puede entenderse, ciertamente, como una defensa. Mentimos para protegernos, para escapar de alguna ‘verdad’ que nos lastima, nos indigna o nos desagrada. Bien podríamos presentar la mala fe en esos términos” (Eduardo Fernández Villar. Kierkegaard, Sartre y las conductas de mala fe). Es en este sentido –y no al modo del insulto o la diatriba– como puede decirse que la pregunta sobre la aplicabilidad de la ley 26.657 es una pregunta destinada a sostener una posición de mala fe: lo es, porque el argumento de que la ley es inaplicable releva a quien se escuda en él de reconocerse en sus actos y sus decisiones. En muchos casos (y más allá de la sinceridad personal de quien lo enuncie) situándose como objeto y víctima de condiciones a las que se ve como inmutables. En otros, en ruda defensa de intereses corporativos, así se enuncien en dialecto pseudocientífico o se presenten mal vestidos de corrección política.

Me atrevo a decir que “aplicar” la ley no nos compete a los trabajadores del campo de la salud mental. Aplicar la ley es aquello que realizan los jueces al resolver una situación litigiosa conforme a derecho. A nosotros (desde los decisores políticos hasta los trabajadores de todos los niveles, especialidades y funciones) nos compete tomar posición en relación al padecimiento subjetivo y las condiciones de su atención. Aún si no existiera ley alguna, nada podría relevarnos de la responsabilidad de pronunciarnos acerca de lo que hacemos en el plano de la ética, la política y la clínica.

El acto ético de pronunciarse acerca de la supresión de derechos, del disciplinamiento de la vida cotidiana como grotesca caricatura de tratamiento, de la institucionalización del estigma, no requiere de leyes que lo protejan ni demanda garantías de éxito. Se trata de algo previo, a partir de lo cual puede comenzar a pensarse cómo y con quien construir lo que hace falta, que no es poco. No sin riesgos, dificultades o posibles fracasos.

Pero ahora la ley es una oportunidad y juega a favor; siempre que se entienda que no se trata de “aplicarla” como si fuera una matriz que, colocada sobre la realidad, le haría tomar la forma deseada. La ley no resuelve ninguna de las complejidades de la vida social ni menos las distintas formas de padecimiento subjetivo que la vida conlleva, el enfermarse entre ellas. Lo que sí hace la ley es situar a la persona que padece como sujeto de derecho y definir las condiciones que deben estar presentes (y no pueden estar ausentes) en los abordajes y los dispositivos de atención que alojen su padecer. Algo bien diferente de apropiarse del mismo como objeto de prácticas bajo el manto de la “especialidad” y arrogarse soberanía sobre los modos de abordarlo.

Describíamos antes dos posturas que –aunque coincidentes en un punto– no expresan lo mismo y demandan de quienes militamos por la plena implementación de la ley una mirada atenta y abordajes diferentes. Asistimos por un lado a una clara estrategia comunicacional corporativa que sostiene que la Ley de Salud Mental ignora y/o contradice supuestas evidencias científicas que avalarían la pertinencia del modelo psiquiátrico hegemónico y sus bastiones: primacía en la toma de decisiones y en la conducción de los equipos clínicos, creciente medicalización de la vida psíquica, y persistencia de los manicomios (piadosamente denominados “especializados”). Se trata de un curioso discurso “científico” que, perdida toda relación con la búsqueda de alguna verdad, dispara afirmaciones tan rotundas como carentes de rigor, arrogándose un supuesto saber disciplinario, sin mostrar jamás datos que corroboren lo que pretenden defender. Y que por el contrario, finge ignorar lo que hace más de dos décadas definía la OMS/OPS:

“Que la atención psiquiátrica convencional no permite alcanzar los objetivos compatibles con la atención comunitaria, descentralizada, participativa, integral, continua y preventiva”... “Que el hospital psiquiátrico ...(aísla) al enfermo de su medio, generando mayor discapacidad social, condiciones desfavorables que ponen en peligro los derechos humanos y civiles...”. Promoviendo en su lugar “modelos alternativos centrados en la comunidad y dentro de sus redes sociales” (Declaración de Caracas, 1990).

También finge ignorar la abundante literatura científica que con solidez teórica y metodológica, y abrumadora validación empírica, da cuenta de los numerosos procesos que han sustituido con éxito al sistema manicomial en tantos países de Europa y América, para volver una y otra vez sobre la fallida reforma norteamericana de los años de 1960 y su patética secuela de “homeless”. Claro que atribuyendo ese resultado al cierre de los hospitales psiquiátricos, y no a la total carencia de dispositivos sustitutivos que entonces dejara a las personas externadas libradas a su suerte. No hay inocencia en esa omisión, como no la hay en la activa ignorancia de las numerosas experiencias de abordaje comunitario y de externación sustentable desarrolladas en nuestro propio país.

Parafraseando la célebre advertencia de Arturo Jauretche sobre los economistas, podría decirse que “cuando ciertos especialistas hablan y no se entiende, es que están mintiendo”. O al menos, ocultando la verdad. Sabemos que un cambio de paradigma no es algo que pueda sostenerse sólo en el plano discursivo: requiere de decisiones políticas, de transformaciones institucionales, de disposiciones subjetivas, de actores que invistan los procesos concretos de trabajo con voluntad, acción e inteligencia. Tales transformaciones ni surgirán por decreto ni se impondrán sin conflicto. Pero sería tan erróneo como injusto suponer que hay que empezar a crear donde no hay nada. Existe en nuestro país una riquísima historia y “se cuentan por cientos las experiencias de trabajadores que han construido y siguen construyendo alternativas acordes con la letra y el espíritu de la ley, mucho antes de que ésta fuera sancionada. Se encuentra allí un inmenso capital simbólico y experiencial en el que la implementación de la Ley puede y debe apoyarse” (Acta de constitución de la Red Nacional de SMC y DDHH).

Parte de ese capital, que prueba sin lugar a dudas que los lineamientos trazados por la ley nacional no son inaplicables, es la tarea que desde 1999 venimos desarrollando en el Programa de Rehabilitación y Externación Asistida (PREA): con esos lineamientos hace 16 años este programa público estatal desarrolla una artesanía sencilla y replicable de rehabilitación, externación, asistencia y reinserción sustentable. De eso dan cuenta cerca de 80 mujeres externadas viviendo en la comunidad.

La puesta en marcha del PREA precede en 11 años a la promulgación de la Ley Nacional de Salud Mental y fue fruto de la decisión política de comenzar a revertir la ominosa realidad del manicomio, apoyándose en los propios trabajadores y recursos del hospital público, en el peor marco social y económico posible: aquel que culminaría en apenas dos años con el estallido de diciembre de 2001.

Sus puntos de partida fueron simples: la convocatoria a trabajar para restituir derechos a las personas privadas de los mismos por la institución manicomial, la convicción de que no debe estar internado quien no lo necesita, y la certeza de que debe ser tratado con respeto por su dignidad y acompañado hacia el ejercicio de la mayor autonomía posible en cada situación.

No ignoramos que entre esta experiencia acotada y la necesaria transformación de los sistemas de salud media una enorme distancia. Pero nuestra práctica –entre muchas otras– no deja dudas de que terminar con el sistema manicomial es posible, siempre que exista la decisión de redistribuir los recursos, convocar voluntades, crear los dispositivos sustitutivos.

Esto interpela tanto a las autoridades de las diferentes jurisdicciones, sectores y niveles de decisión, como a los trabajadores de todas las especialidades y categorías y a la comunidad toda. A las autoridades, a remover los obstáculos políticos, jurisdiccionales, sectoriales y administrativos que operan como soportes objetivos del sistema que se pretende modificar; sin lo cual todo proyecto de transformación termina siendo gestualidad vacía. A todos los trabajadores, a desnaturalizar rutinas para rescatar, consolidar y multiplicar cada buena práctica y cada gesto humanizante; y a quienes nos formamos como profesionales, a deponer emblemas identitarios en beneficio de una clínica de la complejidad que se nutra de los saberes sin disciplinarse a los límites corporativos. A la comunidad, a hacerse sujeto en la gestión de su propia salud, a desechar el estigma, y a incorporar la aceptación de la diferencia como un insumo de la calidad de vida democrática.

Como se dijo antes, no será sin afectar intereses o sin enfrentar situaciones conflictivas. Pero si se pone en valor la experiencia acumulada y se lee con un mínimo cuidado el texto y su posterior reglamentación, no hay modo de seguir sosteniendo que la Ley 26.657 es inaplicable, que su implementación lleva al abandono de pacientes, o que promueve la retirada del Estado. Al menos de buena fe.

* Psicólogo, trabaja en el Programa de Rehabilitación y Externación Asistida en el Hospital Esteves (Provincia de Buenos Aires), miembro de la Red Nacional de Salud Mental Comunitaria y Derechos Humanos; integrante del Foro de Políticas Públicas de Salud del espacio Carta Abierta.

Visitas totales