martes, septiembre 15, 2015

El sábado 12 de septiembre  se realizó el sexto encuentro del curso de Formación en Discapacidad desde un abordaje interdisciplinario, propuesta de formación que propone trabajar desde este abordaje de intervención distintas temáticas relacionadas a la discapacidad, desde un enfoque integral y en interdisciplinariedad de miradas y funciones en los equipos de trabajo. 
Este tipo de abordaje nos exige la necesidad de conocer la mirada, el trabajo y acudir a la interconsulta constante de todos los actores intervinientes: la persona con discapacidad, la familia, los profesionales, las instituciones, todas las personas que participan en las distintas etapas formativas y evolutivas de la persona. Actores fundamentales que deben participar para construir abordajes de intervención correctos, específicos y singulares a cada persona.
Dentro de este importante abanico de especialidades que infieren en el trabajo, diagnóstico y alternativas de posibilidades de abordaje, desde el ámbito de la medicina, lo social y lo cultural, e impregnadas de estas construcciones teóricas y conceptuales, es importante conocer las funciones del terapista ocupacional y la fonoaudiología como disciplinas importantes en la vida de las personas con discapacidad.
Estas profesiones, con estrategias específicas de abordaje, de apoyos e intervenciones, deben trabajar en conjunto con la participación constante de las familias, los profesionales del equipo del que forman parte y generar apoyos en los distintos contextos donde las personas se desenvuelven.
Desde este encuadre, Carolina Moragues, fonoaudióloga y Judith Rodríguez, terapista ocupacional, brindaron un amplio recorrido por ambas disciplinas, explicando su alcance dentro del equipo interdisciplinario, roles y funciones en los distintos lugares en el que participan.
En este sentido, Carolina Moragues a partir de la definición de que es la comunicación, el lenguaje y la importancia de las bases neurológicas del lenguaje en cuanto a su estructuración neuronal, que si bien son datos que son importantes tener en cuenta en las intervenciones, hizo hincapié en el circuito de la comunicación, su implicancia y las diferentes cualidades que tienen que ver con la comunicación.
Es vital comprender las diferentes cualidades que están puestas en la comunicación que son parámetros “que muchas veces no se tiene tan en cuenta cuándo se evalúa un chico o un niño con alguna discapacidad y tienen que ver con la intencionalidad comunicativa, esas ganas de querer comunicar”.
“Muchas veces el profesional no  cuenta con el recurso oral, del habla, del lenguaje estructurado del paciente, pero ¿De qué otra manera puedo yo interpretar esa intención comunicativa de un paciente?, Con un gesto, con una mirada, con un aumento del tono extensor en pacientes neurológicos, por ejemplo”.
Son distintos los componentes que se deben tener en cuenta para tener la capacidad de interpretar “lo que quiere comunicar y expresar la persona”.
En relación al desarrollo del lenguaje, Moragues comento los principales rasgos y componentes lingüísticos básicos de comunicación en niños de cuatro años.
En este sentido, explicó que en contraposición a viejas corrientes en las que “si el niño de cinco años, no hablaba y no importaba y se decía ya va a hablar” hoy las corrientes nuevas establecen que mientras más temprano se comuniquen, se los estimule y hablen el abordaje lingüístico será mejor. “A los cuatro años el niño debe comunicarse de manera fluida, con buenas estructuraciones en las oraciones y manifestar deseos de querer expresarse”
Como especialista en neurofonoaudiología, comenta como esta disciplina incorpora todos estos componentes comunicativos del lenguaje y la intención comunicativa, en los pacientes neurológicos, desde un enfoque holístico e integrador del paciente, “se ven los diferentes componentes, como es la comunicación, el control neuromotor, la respiración, el lenguaje, el habla, son distintas áreas que se trabajan de manera interdisciplinaria para poder abordar a un paciente con trastornos neurológico”.
En este sentido, destacó la importancia de tener esta mirada integral de lo que es la comunicación planteándose que la necesidad e intencionalidad de comunicarse de los pacientes están presentes en distintas situaciones que en principio pueden ser no comunicativas, como puede ser una situación de alimentación.
De acuerdo a las singularidades de cada paciente y las estrategias de intervención para generar apoyos necesarios para la autonomía e independencia de la persona, Judith Rodriguez comento el alcance del terapista ocupacional en los equipos interdisciplinarios de rehabilitación, su roles y funciones y el marco teórico de su abordaje.
Si bien, hay teorías y marcos conceptuales diversos en cuanto al abordaje del terapista, Rodríguez comenta que para guiar su intervención profesional, acude a la conjugación teórica “del planteo que hace la CIF, el modelo de la ocupación humana, el concepto de abordaje de Bobath y los conceptos de integración sensorial”.
Con una clara explicación de cada uno de ellos, Rodríguez comenta cuales son las estrategias que son más utilizadas y algunas líneas de abordaje que puedan servir a los profesionales del curso para tener en cuenta en sus propias intervenciones “poder dar algunas ideas, algunos tips, para ver cuáles son los puntos que hay que tener en cuenta en el momento de evaluar, confeccionar  o indicar algún tipo de equipamiento o algún recurso de apoyo”
La posibilidad de desarrollar estrategias de intervención desde abordajes integrales permiten que se generen apoyos, con ajustes necesarios y razonables, para la autonomía, independencia y autodeterminación de las personas en sus actividades cotidianas.

El sábado 12 de septiembre se realizó el sexto encuentro del curso de Formación en Discapacidad desde un abordaje...
Posted by Apadim Córdoba on Martes, 15 de septiembre de 2015


APADIM Córdoba. Comunicación Institucional. Contactos comunicacion@apadim.org.ar

0 comentarios :

Visitas totales