miércoles, septiembre 16, 2015

La posibilidad de pensar la ética del quehacer profesional en los equipos interdisciplinarios y en la función del acompañante terapéutico es fundamental para el trabajo que se genera y se construye en el vínculo cotidiano con el acompañado.
La mirada y la intervención del Acompañante deben propiciar acompañamientos respetuosos y adecuados basados en el derecho de decisión y elección de la persona, el respeto de su ideología y costumbres, tener un encuadre conceptual de intervención terapéutica planeada, específica y concreta que no repare en construcciones o planteamientos subjetivos del orden de lo ético o lo moral.
El encuadre conceptual y ético de abordaje en los acompañantes terapéutico debe permitir habilitar las individualidades y singularidades del acompañado, en relación a esto, la propuesta de la jornada fue pensar cómo determinadas concepciones y miramientos éticos pueden estar presentes en los vínculos con el acompañado, generándose situaciones que pueden, algunas veces, inhabilitar o limitar determinados procesos, situaciones o elecciones.
Para trabajar esta propuesta, Viviana Bálsamo propuso la realización de una dramatización por parte de los asistentes de una situación de acompañamiento específica en la que estaban presentes todos los actores: acompañante, acompañado y familia.
La idea era partir de esta situación de acompañamiento y cómo el devenir de la intervención de acompañamiento era interpretado, “vivido” e incorporado en la familia, trabajado por el acompañante y  adquirido por la persona acompañada.
De esta situación concreta, se fueron incorporando distintos elementos, sensaciones o demandas, que no estaban previstas  trabajar, para ver cómo estas inquietudes movilizaban otras cuestiones y necesidades, como podían ser resueltas y cuáles eran las estrategias utilizadas de los distintos actores involucrados.
Estas subjetividades en cuanto a miradas, estrategias e intencionalidades puestas en la situación variaban según la posición y el rol asignado en el proceso de acompañamiento, la mirada familiar, las inquietudes en cuanto al trabajo del acompañamiento, las tensiones y necesidades del acompañado.
Como planteaba, Bálsamo la ética en el acompañamiento terapéutico abordada desde el concepto de bioética, “desde la ética de la vida permite dialogar con otras disciplinas, como la medicina, la filosofía, lo jurídico, lo social y desde este encuentro de miradas poder reflexionar de una manera horizontal”.
La incorporación de estas miradas, permite pensar diversas discusiones que pueden ser del orden de lo moral, “lo que corresponde, lo que no corresponde, pero pensando siempre que el planteamiento ético frente a las diversas situaciones que pueden generase en lo cotidiano , deben poder encontrar una estrategia de intervención como respuesta que contemple la demanda o voz del paciente”.
Como comentaba Bálsamo, en relación a las reflexiones que puedan tener el equipo y el acompañante terapéutico, lo puntual es poder dar “una respuesta a esta situación, transformándola en estrategia y poder correrse de miramientos éticos, que condenan a veces a intervenciones más focalizadas en patrones morales, que a veces limitan y movilizan y disparan cuestiones que no favorecen a la constitución subjetiva del paciente como portador de su propia voz”.
El segundo momento de la jornada, se trabajó sobre el rol del acompañante terapéutico en la escuela, como el contexto educativo le infiere un rol distinto, por los actores involucrados, niños y adolescentes y cómo las particularidades de este acompañamiento difieren del docente integrador en el aula.
Para abordar estos temas, Verónica Casales considero que es muy importante poder analizar las particularidades del contexto educativo en el que participa el acompañante y cómo los distintos actores involucrados intervienen en este proceso de acompañamiento.
En este sentido, Casales explico las diferencias en cuanto a la función del acompañante en lo pedagógico, como agente que realiza acompañamiento escolar que difiere de la función y la intencionalidad que puede pensarse en una propuesta de integración escolar.
Si bien, los roles del docente integrador y del acompañante son diferentes, muchas veces son complementarios y se puede elaborar un análisis en función de esos roles y proponer la importancia del acompañante como figura complementaria para el docente integrador.
Casales fue clara en su disertación comentando las diferencias del docente integrador y del acompañante terapéutico “cuando un niño presenta determinadas dificultades en el contexto escolar, entra en juego un docente integrador que elabora estrategias pedagógicas para que se implementen en el espacio áulico en función de favorecer el rendimiento curricular y académico del niño; en tanto que el rol del acompañante está relacionado a cuestiones vinculares o de problemáticas de comportamiento, no propiamente relacionadas con cuestiones de aprendizaje o académicas”.
Es decir es necesario acompañar al niño pero no precisamente desde lo pedagógico, sino en todos los otros espacios donde circula y se encuentra el niño en la escuela, aunque puede suceder que de la compañía con el niño se pueda favorecer el rendimiento académico, pero su abordaje no se focaliza allí, sino en la problemática que el niño propone y demanda en ese contexto educativo.
Como cierre del encuentro se trabajó en grupo la lectura de un texto que planteaba la necesidad del trabajo en equipo y de elaborar técnicas y estrategias de trabajo con los profesionales desde un abordaje integral e interdisciplinario. Identificando que la figura del acompañante terapéutico no debe ser planteada como un agente solitario sino en relación y en comunicación con los profesionales en equipo.
Esta elaboración grupal repercute en la seguridad del acompañante, como decía Casales “para que en el momento de acompañar un niño, pueda sentirse relajado y dispuesto, dar lugar a la espontaneidad, con la seguridad previa de que ese rol, ese espacio, esa instancia de acompañar fue pensada con otros”.
La ética del acompañamiento terapéutico: 6º Módulo del Curso Acompañante Terapéutico.La posibilidad de pensar la ética...
Posted by Apadim Córdoba on Miércoles, 16 de septiembre de 2015


APADIM Córdoba. Comunicación Institucional. Contactos comunicacion@apadim.org.ar

0 comentarios :

Visitas totales