lunes, octubre 19, 2015

El sábado 10 de octubre se realizó el 7º encuentro del curso de Formación en Discapacidad desde un abordaje interdisciplinario, propuesta de formación que desde el mes de abril ha generado interesantes debates, reflexiones y nuevos conocimientos en temáticas relacionadas a la discapacidad.
Durante estos meses profesionales, técnicos y personas vinculadas en la temática de la discapacidad se han encontrado en distintos módulos de aprendizajes y capacitación, para enriquecer sus enfoques teóricos y proponer desde el debate y las experiencias de la práctica, la posibilidad de trabajar y reconocer los dispositivos de abordaje y estrategias de intervención que se ponen en juego en la particularidad de los casos clínicos desde la experiencias de referentes y  en el intercambio con los asistentes.
Desde la mirada integral de los equipos interdisciplinarios, la Dra. Carolina Remedi, desde su experiencia en el ámbito de la psiquiatría, compartió con los asistentes el rol y función del médico dentro de los equipos de trabajo y la nueva mirada en discapacidad desde el concepto de neurodiversidad.
En este sentido, Remedi explicaba “hoy la discapacidad, la podemos ubicar no ya en el plano de la enfermedad, sino dentro de un sistema más amplio, en donde más allá de considerar las eventualidades que pueden menoscabar la funcionalidad de un sujeto, están las otras oportunidades que da el desarrollo”.
En este aspecto reconoce que estas oportunidades y potencialidades son ventajas  que el equipo debe trabajar y colaborar desde una perspectiva interdisciplinaria para conjuntamente “generar nuevas estrategias adaptativas que ayuden al sujeto más que a trabajar su discapacidad a incluirse y trabajar desde el concepto de calidad de vida”.
Por lo tanto, es fundamental el trabajo en conjunto de los equipos interdisciplinarios en todo el proceso de diagnóstico y los procesos llevados a cabo con los pacientes, entendiendo que no todos las teorías son aplicables a los casos que se presentan.
Como un agente más del equipo el médico aporta el recurso de lo operativo y lo clínico desde un concepto ligado a la concepción del sujeto, es decir” el recurso de la intervención al equipo ligado a la concepción de sujeto permite no concebir al cerebro sólo como una máquina, sino como un ecosistema, donde todos podemos interactuar”
De esta manera el cerebro actúa como un órgano que se retroalimenta permanente desde las experiencia del entorno y eso es lo que le da sentido a las intervenciones que realiza el equipo.
Para ejemplificar estas nociones, Remedi comentaba que las problemáticas ligadas al desarrollo de la conducta, deben pensarse desde el funcionamiento del cerebro desde una concepción  ecológico y ecosistema, “la enfermedad no se va abordar desde el concepto del cerebro como una máquina, sino como un sistema multifuncional que tiene múltiples entradas y salidas y permite estrategias adaptativas más allá de las dificultades q ese sujeto presente”.
Esta mirada permite poder trabajar con algunas situaciones o complicaciones que pueden manifestarse en el plano de la interacción social, en la comunicación y en distintas actividades, desde un programa de intervenciones apropiadas, sujetas a la individualidad y que acompañe tanto a los sujetos como a sus familiares y entorno inmediato.
En el marco de proponer estrategias de intervención integrales desde la especificidad de los abordajes particulares y desde los distintos profesionales que integran los equipos, es importante conocer el dispositivo de trabajo de los acompañantes terapéuticos.
Como recurso de apoyo en los diversos contextos donde participan, la trama vincular establecida y el encuadre conceptual  de su intervención, el acompañante terapéutico es un actor fundamental en los equipos interdisciplinarios.
En este sentido, la Lic. Lina Dennler claramente explicó los alcances y funciones del acompañante, como recurso de apoyo, con objetivos y actividades concretas de intervención según la demanda del acompañante, los distintos contextos de intervención y cómo este abordaje debe pensarse en equipos interdisciplinarios con anclaje en el ámbito socio comunitario del sujeto acompañado.
Para trabajar estos conceptos Lina propuso pensar en pequeños grupos de trabajo cual es la función del rol del Acompañante Terapéutico en la Escuela.
Para esto entrego a cada grupo una selección de artículos en la Ley Federal de Educación que dan pie y justificación de la presencia del Acompañante Terapéutico en la Escuela, con la idea de reflexionar y construir entre todos cómo es el rol en las distintas modalidades educativas.
Pensando esto y como disparador para la reflexión en los distintos artículos seleccionados se encontraba la palabra todos, para “que entre todos repensemos esto del todos, que incluye, que excluye, que significa, quienes son este todos y a partir de ahí busquemos la justificación y la necesidad del AT en la escuela”.
Los aportes de los distintos grupos en relación a lo que significa este concepto de “todos”  genero un interesante debate sobre cuáles son las funciones del Estado, deberes, responsabilidades y derechos del sistema educativo pensando la diversidad socio cultural de sus estudiantes, como nos interpela esta diversidad en las prácticas educativas en los distintos actores que participan en el proceso de enseñanza y aprendizaje. 
En este sentido Lina expresaba la urgencia de incorporar las diversidades biográficas y contextuales en este “todos” siendo deber de la Escuela ser garante del derecho a la Educación de todos y todas “ el concepto de todos establecido en la Ley Federal de Educación, implica a todos, no se establece distinciones y restricciones de acceso, no es todos menos personas con trastornos psiquiátricos, con problemas de alimentación, con discapacidad, es un todos inclusivo, todos y cada joven que tiene derecho de acceder a la educación”.
La propuesta es justamente repensar este concepto para poder distinguir como es el proceso de ingreso del Acompañante Terapéutico en las escuelas que tiene que dar cuenta no sólo de esta diversidad, sino apropiarse de una cultura institucional, con rutinas y prácticas, los presupuestos que tiene “ para desde ahí poder ir elaborando los roles y funciones del Acompañante “
Estos procesos de construcción de una escuela para todos deben garantizarse pensando que también está en proceso la integración de estos equipos interdisciplinarios y del acompañante en los casos particulares para promover y asegurar el éxito de tod@s en su trayecto educativo.
Como comentaba Lina, el rol de la Escuela es garantizar este derecho a la Educación y que cada estudiante piense su proyecto de vida de acuerdo a sus posibilidades, intereses y capacidades “defender este derecho de cada uno de los estudiantes es pensar la Escuela que debe trabajar en la formación ciudadana, para la construcción de proyectos de vida, dar herramientas para que el joven se desempeñe con autonomía en el mundo laboral, no sólo prepararlos para los estudios secundaros porque  haciendo esto reducimos la función del sistema educativo”.
Intervención en Crisis: 7º Encuentro del Curso de Formación en discapacidad.El sábado 10 de octubre se realizó el 7º...
Posted by Apadim Córdoba on Lunes, 19 de octubre de 2015


APADIM Córdoba. Comunicación Institucional. Contactos comunicacion@apadim.org.ar

0 comentarios :

Visitas totales