lunes, abril 18, 2016

Al menos desde la promulgación de la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad (2006) los estados tienen la obligación de desarrollar políticas integrales, estratégicas, progresivas y sostenidas en el tiempo más allá de los cambios de gobierno (Políticas de Estado) que apunten a la inclusión de las personas con discapacidad en todos los ámbitos de la vida en sociedad. Uno de ellos, quizás el central, la educación.
En el campo de la Educación la demanda exigida desde la Convención y el Comité de los Derechos de las Personas con Discapacidad es que los Estados avancen hacia la Educación Inclusiva, que tiene que ver entre otras cosas, que los estudiantes estudien juntos, en una misma escuela, más allá que tengan o no discapacidad. Lejos de ello, no hay comunicación clara hacia qué dirección se dirigen las políticas, cuáles son las articulaciones, coherencias y procesos que se debieran perseguir en torno a la inclusión.  Cuando hay oportunidad de generar experiencias modelo, con inversión edilicia, se reiteran estructuras que deben superarse.  Y peor aún, las viejas estructuras se reparan deficientemente.   Esta expresión figurativa se vuelve literal en el caso de la reinaguración de la Escuela Especial Raúl Carrea, situación que refleja hoy La Voz del Interior.

Frente de la Escuela Carrea
Fuente: "Escuela con nuevo edificio sin habilitar" en LaVoz.com.ar

Es el establecimiento Raúl Carrea para niños con discapacidad. Hoy la cartera educativa les pedirá a Bomberos una habilitación provisoria.

Por Redacción LAVOZ
Cuatro meses después de la inauguración del nuevo edificio de la escuela especial “Raúl Carrea”, de la ciudad de Córdoba, las clases aún no empiezan por problemas de infraestructura relacionados con la falta de elementos de seguridad.
“El edificio no está habilitado por Bomberos y hay algunos problemas con la seguridad. Las barandas de las escaleras son inapropiadas y las aberturas externas, de vidrio, no tienen rejas, por ejemplo”, aseguró la madre de un alumno.El 1° de diciembre de 2015 se inauguró la obra de cuatro pisos, en Independencia 375. La construcción demoró casi cuatro años, el doble de lo proyectado. En ese lapso, los casi 200 alumnos con discapacidad que asisten a la escuela especial debieron mudarse a Vieytes y 27 de Abril, donde funciona el Instituto Bilingüe para Sordos (Ibis).
El Ministerio de Educación de la Provincia reconoce la demora y hasta que se concreten los trabajos que exige Bomberos dispuso el retorno “por unos días” al Ibis.
“Pero la solución agravó el problema. Los chicos van a jugar porque no pueden tomar clases por falta de bancos y aulas”, dijo la madre consultada.
El jueves, los padres consideraron la posibilidad de tomar el flamante edificio, pero el compromiso del titular de Educación, Walter Grahovac, de concurrir mañana para interiorizarse de la situación calmó los ánimos y la medida se suspendió, informó la mujer.
Hoy Bomberos volverá a inspeccionar la obra y decidirá si la habilita en forma provisoria como quiere el Ministerio de Educación.


APADIM Córdoba. Comunicación Institucional. Contactos comunicacion@apadim.org.ar

0 comentarios :

Visitas totales