lunes, abril 11, 2016

El sábado 09 de abril nos encontramos para dar inicio a la tercera edición del curso que tiene el propósito central de trabajar y fortalecer la perspectiva de trabajo del acompañante terapéutico como agente necesario en los equipos interdisciplinarios, la relación vinculante con el acompañado y los diferentes contextos de intervención en el que este participa.
Si bien en este primer encuentro inaugural, Mgter Viviana Bálsamo, directora de la propuesta, realizó un repaso por las funciones y el rol del acompañamiento, la idea principal estuvo en poder preguntarse a que concepciones estamos sujetos porque es desde allí que se interviene y se aborda subjetivamente al otro “poder ver la posición que ocupamos en el vínculo establecido con el acompañado, un vínculo que esta abordado por un modelo ecológico como marco referencia y  teórico del acompañante terapéutico”.
Pensar cómo se construyen y se modifican en un movimiento continuo las funciones y contextos del ser acompañantes en sus vínculos con la persona, instituciones y familias, para luego focalizar la clínica del vínculo en la relación acompañante- acompañado.
En el acompañamiento se pone el cuerpo: “el centro de su trabajo es lo cotidiano y desde este marco se pueden rescatar escenas, miradas, circunstancias que quizás en el orden del consultorio no se produzcan”.
En este sentido, remarcó la importancia de constituir un marco de abordaje y de reflexión que permitan incorporar estas particularidades de acceso a lo gestual y proxémico que la situación del acompañamiento genera en la relación vincular establecida.
Es importante que el acompañante pueda despegarse de lo funcional: “más alla que nos sirva cómo marco teórico para pensar cuáles son las funciones, en discriminar cuál de estas funciones es pertinente en cada caso, pero empezar a armar y a pensar, lo que es la posición del AT más que en la función, porque en el encuentro con el acompañado en realidad lo que se pone en juego allí, es la posición subjetiva que cada acompañante toma frente a su paciente, que viene como transitando por distintos territorios teóricos, desde donde pueda anclarse, donde pueda sostenerse”.
En este aspecto Bálsamo remarco la importancia de construir una estrategia de abordaje que integre el enfoque de las configuraciones vinculares, que aporta casualmente todo aquello que es inherente al vínculo la construcción del vínculo y desde un enfoque multidimensional, que permita incorporar la mirada de derecho al contemplar aquellas dimensiones que se ponen en juego cuando estamos en la clínica de la diversidad funcional dimensiones que tienen que ver con la vida cotidiana, lo social y lo cultural de esa persona.
En este sentido, Viviana Bálsamo, destaco la necesidad de que los acompañantes terapéuticos deben trabajar en equipos terapéuticos, ya que en estos espacios son acompañados por otros profesionales y como agentes parte de la construcción de dispositivos clínicos realizan derivaciones o apreciaciones de  aquellas situaciones que corresponden a la especificidad de otras profesiones.
Como una segunda instancia se propuso trabajar aquellas cuestiones ligadas a la clínica desde algunas experiencias pisodramáticas en las cuales se podían visualizar lo que pasa- sucede cuando uno pone el cuerpo para luego poder construir algún pensamiento crítico frente a la clínica de la diversidad funcional.
Para esto se compartieran inquietudes y experiencias de los profesionales del curso, quienes en sus intervenciones cotidianas, podían poner en evidencia las distintas situaciones de angustia y crisis que muchas veces se presentan y la necesidad de que estos aspectos pueden ser “resueltos” en la contención de los equipos de apoyos.
Algunas de las reflexiones del debate propuesto:" A veces el equipo no está, a veces estamos solos.... Pues habrá que armar equipo con otros y no quedarse solo".... Pues habrá que habilitar escenas para que la gente integre”.
Esto implica en ese momento estar en posición AT, la cual implica más que ejercer funciones construir posiciones subjetivantes
Palabras que permiten comprender las inquietudes y las responsabilidades que el acompañamiento terapéutico produce y genera entre los profesionales, la necesidad de visibilizar en equipos de apoyos las situaciones de crisis a las cuales se enfrentan, lo que repercute en la posibilidad de construir miradas más integrales que gestadas desde la interdisciplinariedad de los equipos, posibilitan caminos distintos en las intervenciones terapéuticas desde la especificidad de los casos.
El acompañante es un recurso de apoyo que propicia el ejercicio de derecho de las personas en los contextos en los cuales elige transitar, y es allí donde la interdisciplina adquiere sentido, en los caminos diversos de abordaje en la singularidad del acompañante y del acompañado.

El sábado 09 de abril nos encontramos para dar inicio a la tercera edición del curso que tiene el propósito central de...
Posted by Apadim Córdoba on lunes, 11 de abril de 2016


APADIM Córdoba. Comunicación Institucional. Contactos comunicacion@apadim.org.ar

0 comentarios :

Visitas totales