miércoles, mayo 18, 2016

En el trabajo con las familias con un miembro con discapacidad, los profesionales debemos empezar a cambiar los discursos que ubican o designan a los miembros a no progresar. Por ejemplo: " Madre sobreprotectora”. “No hizo el duelo”. “Esa familia NO acepta que tiene un hijo con discapacidad”. “El padre está ausente por que la madre no le da lugar". 
Estas fueron algunas de las frases que la Mgter Viviana Bálsamo puso a consideración y a reflexión de los asistentes del segundo encuentro del curso de formación e interdisciplina.
La propuesta de la jornada estuvo en trabajar, pensar y debatir como las posiciones y nuevas configuraciones vinculares fueron legitimando y construyendo nuevas diversidades familiares.
Pensando en este contexto, la idea era incorporar cómo es la situación en las familias con un miembro con discapacidad, pensando que la situación que enfrenta la familia es “incorporar lo ajeno, lo diferente, lo inesperado a lo propio de cada uno. Para hacer lugar al encuentro con la Diversidad y multiplicar nuevas construcciones vinculares (vinculantes) "entre" lo que el otro es y lo que se desea que sea", afirmaba Bálsamo.
De esta manera lo importante es pensar este acontecimiento que genera una nueva distribución familiar y de roles, desvinculando a la persona con discapacidad, es decir pensar que lo que sucede en la familia a partir del advenimiento de la persona con discapacidad es causa de la persona, “esta mirada reduccionista plantearían una lógica de causa y efecto y habilitarían practicas subjetivizantes en el vínculo”, explicaba Bálsamo.
Es por ello que la perspectiva de abordaje de un miembro con diversidad funcional  en las familias, implica focalizar la intervención de la situación de discapacidad como un aspecto integral de subjetividades singulares de la propia persona y del grupo familiar.
Es decir poder trabajar sobre las significancias y subjetividades que generan el acontecimiento de un miembro con diversidad funcional en el núcleo familiar, habilitando los apoyos necesarios para que cada uno de sus miembros puedan elaborar lo que este acontecimiento le genera, desde  historias personales, con miradas singulares y sensaciones subjetivas construidas por una diversidad de factores.
El trabajo de “duelo” o crisis que da lugar a la reorganización familiar debe pensarse en conceptos que nos permitan trabajar con situaciones que habiliten la posibilidad de “encuentros, desencuentros, reorganización, ilusiones, desilusiones, términos que tienen una implicancia en las familias que debemos ir acompañando”, comentaba la capacitadora.
Es por ello que es importante acompañar a las familias a construir saberes nuevos y propios desde terminologías habilitantes, subjetivizantes, para que construyan un espacio y un lugar para ese acontecimiento.
Los profesionales y equipos de apoyo interdisciplinarios deben trabajar y acompañar con distintas estrategias estos momentos, sensaciones y factores que se ven implicados en las transiciones subjetivas de las propias personas con discapacidad y su familia,  a partir de las distintas etapas de crisis evolutivas que se producen en los vínculos familiares frente a la situación de discapacidad.
Por lo tanto, los profesionales no deben reproducir discursos totalizadores, diagnósticos cerrados o términos absolutos, porque de esta manera, sucede que desde el saber profesional- que se infiere como receta que las familias deben aceptar-, “se congela a las familias y en dónde es necesario el movimiento para subjetivar esta situación, la falta de un espacio para ello, aparece como una barrera”.
La posibilidad de pensar y poner en común las experiencias familiares y sus demandas en cuanto a las distintas realidades que los asistentes pudieron compartir, implica justamente pensar como nos interpelan estas singularidades y biografías familiares diversas, para acompañar y habilitar espacios para que puedan pensarse y no obturar procesos saludables y singulares en estos vínculos.
Es por ello que las particularidades de las configuraciones vinculares en las familias requieren abordajes integrales y teóricos que permitan abordar estos conocimientos singulares y diversos que se inscriben en cada núcleo familiar.  


APADIM Córdoba. Comunicación Institucional. Contactos comunicacion@apadim.org.ar

0 comentarios :

Visitas totales