viernes, junio 03, 2016

El 28 de mayo se realizó el segundo encuentro del curso Atención a la primera Infancia: intervención temprana desde un enfoque interdisciplinario, propuesta que pretende en los seis encuentros abrir un espacio de formación académica y concientización ético profesional, capacitando a los profesionales de distintas disciplinas que abordan la problemática de la discapacidad y la atención temprana.
La formación en esta área implica poder trabajar y reconocer cómo las estrategias e intervenciones específicas promueven un desarrollo saludable en el niño, como cimiento para su integración familiar, en espacios de socialización y de inserción escolar.
La propuesta del segundo encuentro estuvo enfocada a compartir conceptos y enfoques ejes que hacen al trabajo en estimulación temprana.
En este sentido la Lic. Paola Predini, realizó una diferenciación entre las distintas modalidades de abordaje en los equipos de trabajos de acuerdo a su alcance como es la perspectiva, transdisciplinaria, interdisciplinario y  multidisciplinaria, comentando que la atención especializada del servicio de estimulación temprana es una intervención terapéutica, desde un accionar preventivo y asistencial, construido desde una mirada y enfoque interdisciplinario de profesionales.
Es imprescindible  construir  un marco conceptual- teórico que guíen el abordaje interdisciplinario y las prácticas individuales de los profesionales que integran el servicio de estimulación, acordando propósitos generales y específicos de intervención con el niño, la familia y la comunidad.
Es por ello importante definir los roles y funciones de los actores involucrados y la figura del terapeuta estable dentro del proceso de intervención, aspectos que fueron puestos en común por Pedrini, quien fue comentando las intencionalidades de cada uno de ellos, la planificación y la constante actualización de propuestas y actividades a partir de las capacitaciones de los profesionales, la mirada de nuevos profesionales, o las fortalezas y debilidades que van encontrando en las propuestas.
Si consideramos que el desarrollo cognoscitivo avanza a través de etapas y las secuencias de esas etapas nunca varían y se construyen en el accionar directo con el sujeto y con el medio, la importancia de la estimulación temprana es una etapa indispensable para promover la participación voluntaria del niño, su interés por el contexto y desarrollar autonomía e independencia.
Es por ello que las familias cumplen un rol esencial en el desarrollo del niño y es la tarea del equipo asumir un trabajo interdisciplinario para poder acompañar en el sostenimiento de sus funciones y promover el mejor desarrollo posible de ese niño en constitución.
En relación a esto es importante el asesoramiento y orientación que se realiza desde un enfoque interdisciplinario pero siempre la propuesta de promoción del desarrollo del niño es particular y se adecua al contexto cultural y social singular de ese niño y esa familia. Se tienen en cuenta la historia y el bagaje cultural particular de estas familias, para desarrollar alternativas o estrategias de intervención que sean pertinentes a estos contextos e identidades familiares.
Desde el servicio se realizan sesiones individuales del niño con la participación de los padres con una periodicidad de 2 a 3 veces por semana, de acuerdo a las necesidades y demandas del niño, talleres de reflexión para padres, hermanos y familia ampliada y entrevistas domiciliares familiares de vinculación y red social del niño.
Para diagramar las configuraciones de apoyo que promuevan el desarrollo y bienestar del niño es primordial el abordaje interdisciplinario que requiere tanto, de las herramientas metodológicas de intervención y lo trabajado en las reuniones del equipo de atención y terapeuta estable que realiza el seguimiento del niño, como las instancias de encuentro del equipo interdisciplinario del servicio.
Como sistema de interconsulta e información extrainstitucional, el equipo trabaja con herramientas metodológicas de intervención que permiten recabar información de las interconsultas médicas, escolares, terapéuticas en los distintos ámbitos en los que el niño se desenvuelve y participa.
Las distintas etapas, actividades y funciones de este proceso terapéutico-educativo que promueve y favorece el desarrollo armónico de las diferentes etapas evolutivas del bebé y el niño, plantea la necesidad fundante de pensar la estimulación temprana desde un abordaje interdisciplinario de un equipo de profesionales en un trabajo en conjunto con cada niño y su familia.  


APADIM Córdoba. Comunicación Institucional. Contactos comunicacion@apadim.org.ar

0 comentarios :

Visitas totales