viernes, julio 29, 2016

"Sea por ligadura de trompas, por parches o por el método que sea, lo que suele ocurrir es que, sin informar a la mujer, se pide al juez que autorice una incapacitación civil. Y, por desgracia, muchos jueces autorizan una incapacitación total, con lo que quedan abolidos los derechos civiles de la discapacitada. La Convención de derechos de las personas con discapacidad recomienda apoyar a estas personas, no sustituir sus voluntades ni eliminarlas".
Marta Valencia es presidenta de CERMI-Aragón, la Coordinadora de Entidades Representantes de Personas con Discapacidad
"En Aragón, no hay ninguna consulta ginecológico con la camilla exploratoria adaptada para mujeres que van en silla de ruedas"
"De cada 4 trabajos que se cubren por personas con discapacidad, solo uno es para una mujer y suele ser siempre el menos remunerado"
Marta Valencia (Zaragoza, 1973) es un auténtico referente en Zaragoza en la lucha por defender los derechos de las personas con discapacidad. Desde su silla de ruedas, lleva años implicada en las entidades de discapacitados, pero su voz deja adivinar que cada
Imagen de Marta Valencia. Foto: Juan Manzanara/ Zaragoza
nuevo proyecto, como la Fundación CERMI Mujeres, vuelve a ilusionarle.
¿Por qué habéis creído necesario crear CERMI Mujeres, una fundación específica dedicada a mujeres y niñas con discapacidad?
Las mujeres con discapacidad nos encontramos en situación de desigualdad con respecto a los hombres con discapacidad. Sufrimos una doble discriminación, a la que pueden acumularse incluso más factores, como el medio rural, la orientación sexual o el origen étnico. CERMI es una plataforma representativa y política de las personas con discapacidad, pero no es una plataforma de ejecución, no podíamos poner en marcha proyectos. Por eso, aunque desde el año 2000 funciona una comisión de la mujer de CERMI estatal, decidimos crear la Fundación: las entidades de defensa de los derechos de la mujer no recogían las reivindicaciones de las mujeres discapacitadas y algunas entidades de la discapacidad acogían algunas de nuestras peticiones, pero no todas. La Fundación CERMI Mujeres nace con el objetivo de abordar un trabajo técnico: redactar estudios, interpretarlos, dar formación a la mujer, a profesionales, proyectos de intermediación en casos de violencia contra la mujer... O también campañas de sensibilización, como la que vamos a hacer ahora en contra de la esterilización forzosa, que se da sobre todo en mujeres con discapacidad intelectual o con trastornos de salud mental. Sea por ligadura de trompas, por parches o por el método que sea, lo que suele ocurrir es que, sin informar a la mujer, se pide al juez que autorice una incapacitación civil. Y, por desgracia, muchos jueces autorizan una incapacitación total, con lo que quedan abolidos los derechos civiles de la discapacitada. La Convención de derechos de las personas con discapacidad recomienda apoyar a estas personas, no sustituir sus voluntades ni eliminarlas. 
¿Esta esterilización forzosa es relativamente frecuente?
Por desgracia, sí. Sin  información, las mujeres con discapacidad no pueden ejercer sus derechos sexuales y reproductivos. Muchas veces, por sobreprotección, que es muy negativa sobre todo en el caso de las mujeres, se hace la esterilización directamente, sin informar a la mujer con discapacidad de las alternativas que existen en el caso de que ella decida que quiere evitar un embarazo. El primer concurso de fotografía de la Fundación CERMI Mujeres lo dedicaremos a denunciar y sensibilizar sobre la esterilización forzosa. Es fundamental visibilizar que no se está actuando y que hay que corregir esta forma de actuar. Ahora, las mujeres con discapacidad no disfrutan de todos sus derechos.
¿Hay también esterilizaciones forzosas masculinas?
No, normalmente suele hacerse siempre en mujeres. A quienes se nos ve como niñas asexuadas es siempre a las mujeres con discapacidad. El sexo es un tabú que no se trabaja con las familias, en las entidades, en las instituciones... ¿Por qué? Como quien se queda embarazada es la mujer, es en ella donde suele situarse la responsabilidad.
¿Qué otros datos demuestran la doble discriminación de las mujeres con discapacidad que comentaba?
Hay muchos. Por ejemplo, en cuanto a la violencia contra la mujer -no hablamos de violencia de género porque no siempre se produce en el ámbito de la pareja, sino en el entorno familiar o institucional-. El caso es que hay muchas mujeres discapacitadas que ni siquiera saben que son víctimas de violencia, y, cuando lo saben, todavía tenemos pendiente conseguir que los recursos sean accesibles. Desde el teléfono de atención a víctimas, para que haya una unidad de acceso a la denuncia en las mujeres sordas, hasta las comisarías o casas de acogida, que no siempre son accesibles para mujeres con discapacidad física o sensorial; tenemos que conseguir que estos recursos sean accesibles. Ese déficit se repite especialmente en todo lo que tiene que ver con la salud sexual: hay muy pocas consultas ginecológicas, ninguna de ellas en Aragón, con la camilla exploratoria adaptada para una persona que va en silla de ruedas. Los mamógrafos sí van siendo accesibles, se pueden bajar a la altura de la usuaria. Otros datos que demuestran la doble discriminación son sobre empleo: de cada 4 trabajos que se cubren por personas con discapacidad, solo uno es para una mujer y suele ser siempre el menos remunerado. Por eso, hay muchas menos mujeres discapacitadas activas que hombres; de hecho, prácticamente todas están desempleadas.
Esta doble discriminación, ¿es similar a la que sufren todas las mujeres o la diferencia entre hombres y mujeres con discapacidad es más acusada?
Es mayor la diferencia entre hombres y mujeres con discapacidad. Lo más habitual es que la mujer con discapacidad quede relegada a las tareas domésticas, sobre todo, cuando tienen una prestación, aunque sea pequeña. Es una forma de relegarles a tareas no remuneradas, no reconocidas, lo que supone una contradicción: se les considera capaces de llevar una casa, pero no se les reconoce el derecho a ser madre, a tener una vida autónoma, a tomar decisiones propias...
¿Creéis que las mujeres discapacitadas sufren también de invisibilización?
Así es; en las imágenes, casi siempre aparece el hombre con discapacidad. En el caso de que aparezcan mujeres, su imagen va vinculada, por ejemplo, al concepto de la caridad, nunca como una mujer activa, participativa... que es lo que hay que potenciar: tenemos que empoderar a las mujeres y formarles para que sepan los recursos y derechos que tienen y también que puedan decidir sobre su propia vida, buscando un trabajo... pueden elegir y equivocarse como cualquier otra persona. Además de en empresas o en instituciones, la presencia de mujeres en las juntas directivas de las entidades de discapacitados es escasa.
¿También siguen ocultos los abusos a mujeres discapacitadas?
Sí, claro. Por un lado, es un colectivo más vulnerable; y después, otro problema frecuente es la dependencia de su cuidador. Además, ya hemos comentado que los recursos para víctimas no son accesibles, con lo que ¿cómo van a denunciar las mujeres discapacitadas? ¿Qué van a hacer después? En caso de divorcios, ha habido sentencias en las que se retiraba la custodia de los hijos a una mujer por tener discapacidad, algo que no suele suceder en el caso de hombres discapacitados. Hay que ir eliminando todavía barreras mentales a los profesionales: los de salud, de servicios sociales, de policía, de guardia civil,... para que puedan detectar casos de violencia porque a veces la mujer ni siquiera sabe que es una víctima. Y hay que formar a otros colectivos profesionales para que sepan realmente las necesidades con las que nos encontramos las mujeres con discapacidad. 
¿Cuáles son las primeras iniciativas que os planteáis dentro de CERMI?
Hemos organizado el primer concurso de fotografía sobre la esterilización forzosa que hemos comentado, ya estamos ofreciendo formación a profesionales y a mujeres, tenemos en marcha un recurso de intermediación en casos de violencia contra las mujeres para informar de los recursos disponibles y detectar si hay problemas de accesibilidad... También queremos trabajar para fomentar estudios; esto es fundamental. Por ejemplo, sabemos que en 2012, de las víctimas de violencia machista fallecidas en España, un 12 % eran mujeres con discapacidad. Eso hay que detectarlo cada año. Otra cuestión que no sabemos es cuántas mujeres tienen discapacidad a resultas de la violencia que han sufrido.

jueves, julio 28, 2016

El programa está diseñado inicialmente para ser operado desde una computadora de escritorio, pero la idea a mediano plazo es implementarlo en dispositivos portátiles, es decir, tabletas y teléfonos móvil inteligentes.
La iniciativa surgió de la inventiva de tres estudiantes de electrónica y sistemas de Querétaro y promete mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad auditiva en el país.
La tecnología al servicio del bien común. Es el caso del proyecto presentado por tres estudiantes del Instituto Tecnológico de Querétaro ITQ (Centro de México) que idearon un sistema para traducir en toda su extensión el lenguaje de señas a fin de permitir una comunicación más fluida entre las personas con dificultados auditivas y del habla con el resto de la población, reseña el portal Posta.
Imagen de Joshua Gutiérrez,  Patricia García y Edilberto García creadores del sistema.
El sistema creado por los jóvenes estudiantes consiste en emplear una cámara infrarroja, que registra el patrón de movimientos de las manos, los gestos y señas, creando una base de datos de cada código y su respectiva clasificación por palabra, significado o conjugación, entre otros aspectos.
Mediante este proceso, se crea una especie de 'algoritmo' que da vida a la traducción exacta de lo que se quiere decir mediante la comunicación gestual.
Los artífices de este novedoso sistema son Joshua Gutiérrez, Edilberto García y Patricia López Burgos, quienes unieron esfuerzos en ingeniería electrónica y sistemas para da vida a esta herramienta para las personas con discapacidad auditiva.
En México existen casi 500.000 personas con alguna discapacidad auditiva, según el último censo poblacional realizado en 2010.
Concretamente, Joshua Gutiérrez tiene un familiar con esta discapacidad auditiva y sabe lo importante que puede llegar a ser para la familia y el entorno de una persona con estas características para el beneficio de su vida.
El programa está diseñado inicialmente para ser operado desde una computadora de escritorio, pero la idea a mediano plazo es implementarlo en dispositivos portátiles, es decir, tabletas y teléfonos móvil inteligentes.
"Para su uso en teléfonos móviles solo se necesita una base fija donde esté el dispositivo, para que ellos puedan moverse y empezar a hacer los gestos, y, como tendría la misma aplicación que conectamos en las computadoras, se encargaría igual de detectar todas las señas y ya después traducirlas a palabras", explicó Patricia López Burgos, coautora del sistema, en una nota publicada en Tech Review.
Esfuerzos 'en línea'
Paralelo al esfuerzo de los jóvenes del ITQ, gracias a unos colegas del estado de Veracruz ha nacido otra herramienta que viene a sumar esfuerzos para la mejor comprensión del lenguaje de señas.
La agencia de informativa del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología de México (Conacyt) explicó que se trata de una 'app' descargable llamada Sorchei, disponible por el momento para dispositivos con sistema Android. Este permite la consulta de palabras y muestra al usuario su equivalente en código y gestos de lenguaje de señas.
Sus creadores son los estudiantes del Instituto Tecnológico Superior de Coatzacoalcos (Veracruz) Julián Bañuelos y Marco Antonio Domínguez.
Por el momento, este programa solo responde a la base de datos del sistema de lenguaje mexicano, aunque buscará ampliar su capacidad. "Estamos pensando en ampliarlo para todos los países", agregó Eduardo Betanzos Martínez, profesor tutor de los jóvenes.
En el espacio del Centro de día se realizan y promueven distintas acciones y talleres para la promoción de la autonomía, el crecimiento personal, la expresión, el ejercicio de derecho, la salud, de las personas, empoderando las singularidades de las biografías personales.
Pensado como una elección, respetando sus tiempos e intereses, es un espacio donde cada día el trabajo, los afectos, las vivencias y el aprovechamiento adecuado del tiempo
libre son sinónimos de participación, experiencia y aprendizaje permanente.
Es por ello que la actividad que se realiza con caballos se desarrolla desde esta idea, conjugando el espacio al aire libre, en el sector de la granja y la propuesta de enfocarse en las distintas dimensiones que propone la equinoterapia.
Esta propuesta surge a partir de la demanda de algunos concurrentes y fue  organizándose como taller semanal y proyecto de sala desde noviembre del 2015, como comentaban quienes participan es una actividad “que no sólo abarca el contacto físico con el animal, sino que los concurrentes participan de la alimentación, cepillado, hasta lograr montar, se disfruta de la actividad y del encuentro en el espacio físico que se da entre mates y charlas”

miércoles, julio 27, 2016

Fuente: "Exigen que Vidal cumpla con el 4% de cupo laboral para personas con discapacidad" en letrap.com.ar

Entidades civiles junto a la diputada Troiano pidieron una audiencia en Gobernación. Sin respuestas. La administración bonaerense no llega al 1% de cobertura en este aspecto.
Asociaciones civiles junto con la diputada nacional del socialismo, Gabriela Troiano, se hicieron presentes este martes en la Gobernación bonaerense para solicitar una audiencia con la mandataria provincial, María Eugenia Vidal, a los efectos de exigir el cumplimiento de la ley provincial 10.591 y la ley nacional 22.431 que establecen que en la administración pública se debe destinar un cupo mínimo de 4% para personas con discapacidad. Aunque la nota fue recibida en mesa de entradas, ningún funcionario recibió a la comitiva.
En diálogo con Letra P, la diputada Troiano remarcó que el pedido de audiencia surge tras el decreto 618 firmado por la gobernadora que suspende por un año las designaciones en la administración pública provincial. “Pedimos que se exceptúe a las personas con discapacidad”, señaló la legisladora, al tiempo que remarcó que, en promedio, la Provincia cuenta sólo con el 0,89% de personas con discapacidad dentro del total de su planta permanente.
La diputada Troiano junto a miembros de las organizaciones.
“Hace diez días, la Comisión de Derechos Humanos de Naciones Unidas hizo un informe de la situación argentina en la materia y en discapacidad plantea que somos un país con mucha legislación de avanzada pero que no cumple con el cupo laboral, el cual es importante para la inclusión”, advirtió Troiano.
Más allá de que la nota con el pedido de audiencia fue recepcionada, la legisladora socialista advirtió que ningún funcionario bonaerense se acercó a dialogar con la comitiva. Asimismo, recordó: “Ni bien asumieron, le pedí una entrevista (a la gobernadora), ya pedí tres o cuatro, para conocer cuál es el plan para llegar al 4%, porque es un eje del trabajo que se planteó”.
Entre las entidades que se hicieron presentes este martes en Gobernación, estuvieron el Observatorio de Discapacidad de la Nación, su par de La Plata, la Asociación de Sordomudos de la capital provincial, la Asociación Azul y el Centro de Estudios Sánchez Viamonte.
”Por lo tanto, la Dirección de Derechos de Personas con Discapacidad de la Defensoría del Pueblo indicó que “el hecho de no contar con un sistema de transporte accesible en cualquiera de sus modalidades limita, restringe, impide o anula la posibilidad de ejercicio de derechos humanos y el goce de libertades fundamentales, que hacen a la dignidad de todo ser humano, afectando el desarrollo personal y la participación social de las personas”.
Un informe de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad revela las fallas de accesibilidad en las estaciones. Pocos ascensores, escaleras mecánicas inactivas, baños no adaptados.
Por Werner Pertot
Sólo el 33 por ciento de las estaciones de subte tienen ascensores, nada más que el 29 por ciento tiene escaleras mecánicas que llevan hacia la calle. El mismo porcentaje cuenta con sanitarios para personas con discapacidad. Los datos surgen de un informe de la Defensoría del Pueblo porteña sobre la accesibilidad en las estaciones. Pese al aumento exponencial de la tarifa en los últimos años y los subsidios estatales, que nunca cesaron de llegar a la empresa Metrovías, el estado del mantenimiento de las instalaciones dista de ser óptimo: en el relevamiento de la Defensoría, en 16 estaciones se encontró que las escaleras mecánicas estaban fuera de servicio. Ninguna de las boleterías está adaptada para personas con sillas de rueda.
El informe que revela el estado de las estaciones del subte se hizo en base a un relevamiento sistemático entre diciembre de 2014 y enero de este año. Se titula: “Accesibilidad para personas con discapacidad y/o movilidad reducida en el transporte público subterráneo de pasajeros” y detalla línea por línea del subte cuáles son los problemas hallados en cada una.
En términos globales, la línea H –construida en la última década– es la única que tiene escaleras y ascensores en todas sus estaciones (lo que no quiere decir que todas funcionen). La línea C y la E no tienen ninguna estación accesible, mientras que en la línea B el 75 por ciento es inaccesible para una persona con movilidad reducida. En la línea D, el 69 por ciento es inaccesible y en la A, el 50 por ciento.
Las líneas C y E no tienen ninguna escalera mecánica que permita llegar a la calle, mientras que en la línea B el 29 por ciento de las estaciones cuenta con esto y en la D, el 31 por ciento. En la A, es el 72 por ciento. Además, muchas de ellas se encuentran fuera de funcionamiento: dentro del relevamiento que hicieron, encontraron que “la escaleras de las estaciones Carabobo, Loria y Sáenz Peña no funcionaban” en la línea A, mientras que en la B no andaban las escaleras mecánicas de Uruguay, Medrano, De los Incas-Parque Chas; en la D, no funcionaban las de Callao, Agüero, José Hernández y Juramento. En la línea H, no andaban tampoco las escaleras mecánicas de Humberto 1º, Parque Patricios y Hospitales. La cantidad de estaciones que presentaban escaleras sin funcionar deja pocas posibilidades de que se trate de casos aislados.
Además, encontraron que no funcionaban los elevadores de la estación Uruguay (Línea B) y San Pedrito (línea A). Los baños están en pocos casos adaptados: sólo el 29 por ciento presenta la posibilidad de que lo use una persona con discapacidad. En el relevamiento, además, encontraron ocho baños fuera de servicio. En la estación Primera Junta, según le informaron a la Defensoría, “hace aproximadamente tres meses”. Lo mismo ocurría con los de la línea H de Once, Caseros, Parque Patricios y Hospitales. Desde Metrovías, informaron que el de Caseros estaba sin funcionar desde el 27 de mayo del año pasado “debido a problemas del sistema de descargas”.
En el informe, al analizar el estado de las escaleras, se destacó “el estado lamentable en el que se encuentran los solados (revestimiento del piso) de tipo de prevención y guía de la mayoría de las estaciones de la red de subterráneo constituye un potencial peligro para los usuarios del servicio”. Detallan que en muchos casos se encontró que no hay antideslizantes.
El trabajo también destaca que la totalidad de las boleterías no está adaptada para que las puedan utilizar personas con sillas de rueda. Además, indica que “la señalización táctil en sistema Braille se encuentra ausente en la mayoría de las estaciones. Se constató que la disponibilidad de sistemas de información auditiva no es uniforme variando a lo largo de la red. Por último, se carece de cartelería respecto al emplazamiento de ascensores dentro de las estaciones, así como de alarmas visuales para seguridad de las personas sordas”
En el informe, también se indica que “las personas con movilidad reducida de no contar con una red de transporte público deben afrontar altas erogaciones que no siempre pueden solventar en mérito a la alta tasa de desocupación que registran”. Por lo tanto, la Dirección de Derechos de Personas con Discapacidad de la Defensoría del Pueblo indicó que “el hecho de no contar con un sistema de transporte accesible en cualquiera de sus modalidades limita, restringe, impide o anula la posibilidad de ejercicio de derechos humanos y el goce de libertades fundamentales, que hacen a la dignidad de todo ser humano, afectando el desarrollo personal y la participación social de las personas”. El informe destaca que, de continuar en este estado, el Gobierno porteño podría verse responsable de reclamos por discriminación.
Empezando esta segunda etapa del año, invitamos a participar de la próxima reunión de la Mesa de Discapacidad y Derechos Humanos, que realizaremos el próximo viernes 5 de agosto a las 14:30 hs. en la Facultad de Comunicación Social (UNC), aula a confirmar. Esta convocatoria es abierta también a las personas y organizaciones que quieran sumarse a este espacio, por lo tanto agradecemos reenviar a quienes puedan estar interesados/as. Recordamos que forman parte de la mesa personas en general (con o sin discapacidad) estén vinculadas a la temática de la discapacidad o no.
Agenda:
-  Breve informe de actividades y pendientes.
-  Propuesta para informe sobre los derechos de las personas con discapacidad en Córdoba 2016. Y articulación para informe alterno país (2018)
-  Proyección de la mesa como espacio de articulación en Córdoba - Resolución de la Facultad de Comunicación Social (UNC) 
-  Otros temas.
Para conocer más sobre la mesa visita la página en facebook: /mesa.discapacidad.ddhh

martes, julio 26, 2016

En el tercer encuentro nos encontramos para seguir reflexionando sobre temáticas y ejes transversales cómo son el Derecho a la participación y protagonismo, los Derechos Sexuales y reproductivos y el derecho al trabajo de las personas con discapacidad.
Para trabajar estos conceptos es importante poder avanzar en la noción de persona que plantea la convención y el modelo social, en tanto sujeto de derechos, con una mirada integral que permita poner en debate y manifiesto conceptos y procesos vinculados a la sexualidad, la autonomía, el empoderamiento, la participación y protagonismo y el derecho al trabajo, entre otros.
Participación y Protagonismo: Concepciones y ejercicio de la participación.
Desde la concepción de la persona cómo sujeto de derecho, podemos comprender que la participación y protagonismo de las personas con discapacidad son aspectos centrales para el desarrollo de su autonomía, la ciudadanía y para los procesos de transformación social. El empoderamiento real, las elecciones y las decisiones individuales permiten que se vaya generando una conciencia que quiebre representaciones discriminatorias y estereotipadas en cuanto a la participación de las personas.
“La participación como un derecho que genera derechos” explicaba Francisco Diocares, uno de los capacitadores del encuentro, quien proponía la reflexión de estas ideas y conceptos, desde investigaciones y teorías participativas y la experiencia laboral concreta en su participación en el espacio del centro de estudiantes en la escuela secundaria de APADIM.
Para habilitar los espacios reales de gestión participativa es importante poder identificar los distintos niveles en donde se promueve la participación como un concepto que adquiere sentido y realidad cuando se construye desde el ejercicio concreto de la persona con los otros, otros que puedan colaborar en este proceso, brindando apoyos para la participación como un ejercicio que se aprende participando.
Para contextualizar esto, Diocares destacó la importancia de la Convención Internacional para los Derechos del Niño (CDN), como una legislación que promueve la mirada de derecho, identidad y protagonismo de los niños, niñas y adolescente.
Esta Convención precedente a la Convención Internacional de los Derechos de las Personas con discapacidad, visualiza y empodera a niños, niñas y adolescentes proclamando su condición de ciudadano, siendo una declaración política, social y jurídica que plantea una nueva mirada de los niños y a la infancia que se operativiza en Argentina, a través de la ley n° 26.061.
El tratado plantea la necesidad de hacer práctica esta visión de niñez como sujeto social de derechos y por lo tanto obliga a los Estados y a la sociedad a redefinir  roles en los distintos componentes de la sociedad: niñez y juventud, autoridades, familia, sectores no organizados, sociedad civil, entidades, instituciones, etc.
“Esto que se encuentra plasmado en el plano jurídico y que busca garantizar aquellos principios de la CDN, se encuentra en constante tensión y conflictividad con lo instituido en las sociedades contemporáneas” explicaba Diocares.
En la actualidad aún subsisten y conviven los resabios de la ley de patronato de menores, en donde los Niños, niñas y adolescentes son mirados como objeto de tutela pasivos, y cuyo objetivo es la protección moral y material desde una patria potestad, en la cual el adulto define que necesita.
La convención internacional sobre los derechos de las personas con discapacidad, afianza los cimientos de la CDN y la exigibilidad de derechos en cuanto a la participación, protagonismo, derechos e identidad de sujetos empoderados para el ejercicio de ciudadanía y participación política.
Estos principios proclamados por el movimiento de vida independiente fueron determinantes en el proceso de conformación de la Convención en donde el movimiento asociativo de las personas con discapacidad y organizaciones no gubernamentales tuvieron una participación y protagonismo muy activo en el proceso de elaboración del articulado de la convención. El activismo de las personas con discapacidad es una conquista del movimiento que le otorga legitimidad a este tratado, refleja las reivindicaciones de este colectivo desde un modelo social de la discapacidad y enfoque de derechos humanos y plantea el inicio de una nueva etapa de desafíos a los países firmantes.
“En una sociedad que no respeta la diferencia, las personas con diversidad funcional ven reducidas sus posibilidades de participación” explicaba Diocares, por lo tanto las estrategias y/o dispositivos de intervención deben tener como objetivo la modificación de la respuesta social frente a la diversidad. Buscando brindar apoyos para procesos de inclusión reales, con autonomía y participación genuina, no desde un lugar de asimilación o adaptación de la persona a lo que el entorno espera de ella, sino empoderándola para lograr mejores lugares, conquistar espacios, construir relaciones y espacios nuevos e inclusivos.
Como una experiencia colectiva de gestión organizativa y de ejercicio participativo, Diocares comento la experiencia del Centro de Estudiantes, en la escuela secundaria, mencionando sus principales actividades y como se fue conformando este espacio como espacio promotor y de ejercicio de derechos, ciudadanía, género, libertad para tomar decisiones, respeto, diversidad, etc.
En este contexto, se compartió un video donde un grupo de jóvenes que participaron de talleres en derecho y participación manifestaban sus intereses, sus deseos, miradas cotidianas.
Sexualidades, diversidades y derechos.
La sexualidad y la libertad de tomar las propias decisiones en relación a la vida afectiva y los derechos sexuales y reproductivos, son procesos que vinculados a la sexualidad de las personas con discapacidad muchas veces se encuentran mediatizados por representaciones sociales, miradas familiares y mitos que atraviesan no sólo el ejercicio de la sexualidad, sino en general la perspectiva de género y la intimidad de cada persona
"Hablar de sexualidad es reconocer un proceso dinámico y complejo que convoca miradas de varias generaciones acerca de las diferentes maneras de ser sujetos en diferentes contextos culturales e históricos. Esto implica revisar cuestiones acerca de las relaciones entre varones y mujeres, de cuerpos y poderes, de deseos y placeres, de palabras que nombran o que omiten”, comentaba Graciela Bordagaray, otras de las capacitadoras del encuentro.
“La sexualidad no se aprende, se construye” enunciaba Bordagaray, planteando que las sexualidad es un componente constitutivo de la persona, se construye en las distintas etapas de vida de la persona, es inherente a todos los seres humanos y plantea un modo de ser y habitar el propio cuerpo, el vínculo con los otros, experimentando y transitando placer, deseo, amor, erotismo.
Como construcción social e histórica la sexualidad está atravesada por múltiples dimensiones, no sólo por lo biológico-psicólogo. La constituye una compleja trama social, cultural y política que permite pensar la sexualidad acorde con sujetos y subjetividades, comprendiendo mejor las realidades humanas en términos de procesos más inclusivos.
Con estas nociones a cuestas la perspectiva de género nos permite problematizar y deconstruir mandatos socialmente adjudicados. Nos plantea pensar cómo las sociedades y la representaciones sociales fueron “diciendo que debe hacer un varón, que debe hacer una mujer, lo que es esperable atraviesa a toda la sexualidad de la persona”. 
La deconstrucción de los mandatos permite revisar mecanismos y lógicas invisibles instituidas en una sociedad: de costumbres, de modos de ser y sentir el mundo y de relacionarse con los demás.
La propuesta entonces es revisar esas estructuras sociales determinadas con una mirada crítica y poniendo en cuestión roles preestablecidos y estereotipos de género que establecen desigualdades, promoviendo cambios tendientes a garantizar la igualdad de derechos y responsabilidades entre distintos sexos. Bordagaray planteaba “si bien todos somos iguales en materia de derechos, todos somos diferentes en el modo de expresar nuestras emociones, nuestros sentimientos y ejercer la propia sexualidad”.
Esos procesos de revisión incluye los mitos que se reproducen en la sociedad ligadas a la sexualidad y la discapacidad: que las personas con discapacidad no pueden tener sexo, que son asexuadas, o hiper-sexuadas que su desarrollo nunca alcanza la genitalidad, etc.
En la Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con discapacidad, en distintos artículos que fueron trabajados en el encuentro, se plantean la efectividad de este derecho, en donde los Estados partes y las instituciones deben generar los apoyos apropiados y razonables para propiciar la elección igualitaria y autónoma de las personas en cuanto a tener una sexualidad plena, vivir de forma independiente, a formar una familia.
En el marco del compromiso del Estado de garantizar las condiciones para el libre desarrollo de la voluntad de las personas, lo que incluye el goce de los derechos sexuales en base a decisiones y elecciones personales, las instituciones educativas deben planificar dispositivos pedagógicos adecuados para la formación de sujetos autónomos, libres y responsables en el desarrollo de la propia sexualidad.
La ley 26.150 de Educación Sexual Integral (E.S.I.) establece esta obligación en el Estado Nacional y los estados provinciales, como un derecho de los chicos y de las chicas en todas las escuelas del país, privadas y/o estatales, confesionales o laicas, de nivel inicial, primario, secundario y para la educación superior, en cualquiera de sus modalidades. Impulsa el desarrollo de saberes y habilidades para la toma de decisiones en relación al cuidado del propio cuerpo, las relaciones interpersonales y el ejercicio de la sexualidad.
Inclusión y derecho al trabajo.
Estas concepciones de persona se reproducen en la participación y protagonismo de la persona en el ámbito laboral, en el derecho al trabajo y en la mirada de los empresarios y de la sociedad en relación al trabajo y la productividad de las personas con discapacidad.
En este sentido, Norma Baratta explica que el artículo 27 de la Convención establece que es obligación de los Estados garantizar el derecho de las personas con discapacidad a ganarse la vida mediante un trabajo que ellos mismos elijan o acepten voluntariamente, puedan formar parte de entorno laborales accesibles y  prohíbe la discriminación por motivos de discapacidad en todas las formas de empleo.
Si bien el acceso al trabajo, debería ser una realidad básica de derecho, es necesario implementar estrategias de accesibilidad, como un proceso que requiere la implementación de estrategias, adquiriendo complejidad de acuerdo a las características del mercado laboral, quedando vastos colectivos relegados y generando esta falta de participación económica incertidumbre frente a los proyectos individuales.
Es importante promover las experiencias laborarles en el mercado de trabajo abierto de las personas con discapacidad, con la incorporación de ajustes razonables y salvaguardas necesarias para la realización de la actividad productiva en el lugar de trabajo.
Si bien la aplicación de las disposiciones de la convención sobre el trabajo y el empleo, amparan a las personas con discapacidad cualquiera sea la etapa de empleo en que se encuentren, Baratta, destaca que la productividad del puesto del trabajo que realiza la persona es esencial para una verdadera inclusión laboral en la empresa, participe activamente en lo social y en lo productivo, “siendo un desafío de la convención para los estados, implementar políticas, no sólo a través de medidas de afirmación positiva como son los cupos laborales, las acciones políticas que se realiza a través de ministerios de trabajo, como el Programa Primer Paso o programas de entrenamiento”.
Si bien nuestro país cuenta con un marco normativo y diversas medidas de acción positiva que promueven el derecho al trabajo, las tasas de desempleo son mucho mayores de las personas con discapacidad que las personas sin discapacidad.
Desde el punto de vista práctico, los gobiernos, los sindicatos de trabajadores, los empleadores y las personas con discapacidad y organizaciones que las apoyan pueden colaborar para promover la integración social y económica de éstas.
Promover la independencia económica a partir de proyectos personales, la participación social estar con otros, produciendo y tomando decisiones lo que implica autonomía y autodeterminación.
En general lo que se reproduce en el mercado laboral y desde la perspectiva de los empresarios, son representaciones sociales negativas acerca de la productividad del trabajo, lo “que puede o no puede realizar” la persona, desinformación y desconocimiento, actitudes proteccionistas.
El cambio de este imaginario social sólo es posible con la participación de la persona en las entrevistas de trabajo, la actitud que asume el profesional y el vínculo que se establece, a partir de una comunicación fluida y el tiempo que las partes dedican a este proceso.
El empleo con apoyos, permite planificar con la persona los apoyos que necesita a lo largo del proceso de incorporación al empleo, no se realiza con acompañamiento dentro del espacio de trabajo sino en espacios ajenos a la empresa.
Los trayectos laborales de los jóvenes abren la puerta a otros espacios y al ejercicio de otros derechos sociales y culturales, como es la sociabilidad con los pares, el ejercicio de autonomía, decidir qué hacer con su dinero, nuevos roles al interior de las familias, se empoderan de nuevos espacios y ejercen ciudadanía.
Baratta retoma y afianza la idea, “el trabajo genera en las personas con discapacidad innumerables oportunidades de participación social, posibilita independencia económica, autonomía y favorece significativamente su calidad de vida”.

lunes, julio 25, 2016

El nuevo modelo social de la discapacidad adoptado por la Argentina "obliga a todo el aparato del Estado a avanzar gradualmente en la superación de las barreras sociales, culturales y jurídicas" que impiden su plena participación "en el proceso electoral"
Presentación del procurador fiscal ante la Corte Suprema Vìctor Abramovich
El representante del Ministerio Público Fiscal resaltó que el nuevo modelo social de la discapacidad adoptado por la Argentina "obliga a todo el aparato del Estado a avanzar gradualmente en la superación de las barreras sociales, culturales y jurídicas" que impiden su plena participación "en el proceso electoral". Además, advirtió que las restricciones al ejercicio del sufragio son "de carácter excepcional" y sólo son válidas cuando se concluya que los afectados carecen de capacidad para realizar tal acto político.
El procurador fiscal ante la Corte Suprema de la Nación, Víctor Abramovich, dictaminó que corresponde revocar una sentencia de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, mediante la que se había mantenido la declaración de incapacidad absoluta y confirmado la denegatoria del ejercicio del derecho al voto de una persona con discapacidad mental.
En su dictamen ante el máximo tribunal, el representante del Ministerio Público Fiscal hizo un repaso del trámite de la causa, de la que surge que en noviembre del 2000 se dictó la declaración por incapacidad de H.O.F. -tales son sus siglas- por considerar que no tenía aptitud para dirigir su persona o administrar sus bienes. Luego, en el año 2012, la curadora pública solicitó la revisión de la declaración de incapacidad en los términos del artículo 152 ter del Código Civil, reformado por la ley 26.657 de Derecho a la Protección de la Salud Mental. Dicho pedido fue rechazado por la jueza de primera instancia, que confirmó la declaración de incapacidad absoluta de H.O.F y rechazó el pedido para que pudiera ejercer su derecho al sufragio. En su sentencia confirmatoria, la Cámara de Apelaciones volvió a denegar el pedido de ejercicio del voto.
Abramovich consideró que “la capacidad de H. O. F. para ejercer su derecho al voto no debió determinarse en forma automática como consecuencia de su declaración general de incapacidad, en los términos del artículo 141 del Código Civil, y de la aplicación del artículo 3, inciso a, del Código Nacional Electoral, reproduciendo el viejo modelo de incapacitación”. Por el contrario, precisó que la cuestión debió decidirse “a la luz de los principios y garantías inherentes al modelo social de la discapacidad adoptado por la Constitución Nacional y las normas legales reglamentarias que imponían realizar una evaluación pormenorizada y específica sobre la capacidad de H. O. F. para votar, y designarle apoyos en caso de concluir que presentaba alguna dificultad para el ejercicio autónomo de ese derecho”.
Un nuevo modelo contra la exclusión sistemática
En esa línea, resaltó que con la incorporación al ordenamiento jurídico de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad -dotada luego de jerarquía constitucional- “se produjo un cambio profundo del enfoque acerca de la capacidad jurídica de las personas con discapacidad mental. Se abandonó el sistema de sustitución y subrogación de la voluntad, y se lo reemplazó por un modelo social de la discapacidad que las concibe como titulares y sujetos plenos de derechos, reconociendo en el artículo 12 de ese instrumento internacional que tienen capacidad jurídica en igualdad de condiciones que los demás y que se debe disponer un sistema de toma de decisiones con apoyos y salvaguardas proporcionales y revisables periódicamente”.
Ese modelo social, agregó, fue receptado luego por la ley 26.657 de Derecho a la Protección de la Salud Mental, lo que originó el pedido de rehabilitación de H.O.F. Según el artículo 42 de la ley, las declaraciones judiciales de inhabilitación o incapacidad deberán fundarse en un examen de facultativos conformado por evaluaciones interdisciplinarias y deberán especificar las funciones y actos que se limitan, procurando que la afectación de la autonomía personal sea la menor posible, lo que no ocurrió en el caso analizado.
A su vez, el modelo fue consagrado con mayor amplitud en el nuevo Código Civil y Comercial de la Nación, que en primer lugar reconoce que la capacidad general de ejercicio de la persona humana se presume, y por otro, que la limitación de la capacidad para realizar determinados actos jurídicos es de carácter excepcional y se impone en beneficio de la persona, de acuerdo a sus artículos 31 y 32.
“De acuerdo con la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad y la legislación nacional, H. O. F. es capaz para ejercer el derecho al voto y su restricción es de carácter excepcional. Para que dicha restricción, y su consecuente exclusión del padrón electoral, resultara válida, se debió concluir que carecía de capacidad para realizar ese acto político específico, a través de evaluaciones que brindaran las razones concretas por las cuales no se encontraba en condiciones de ejercer su derecho al sufragio de manera autónoma, y explicitar por qué esa restricción resultaba beneficiosa para su persona y para la protección de sus derechos”, afirmó el procurador fiscal. Ninguno de los informes que obran en la causa abordó o aconsejó la limitación del derecho al sufragio.
Por otra parte, el representante del MPF ante la Corte Suprema explicó que las personas con discapacidad mental han sido objeto de una exclusión sistemática del cuerpo electoral, al considerarse esa afección como un factor determinante para negar el ejercicio de la ciudadanía política. Para Abramovich, esa exclusión tiene un doble aspecto: afecta a quienes resultan marginados, pero también al pueblo en su conjunto, “debilitando la representación y el sistema democrático”. “De allí que el modelo social de la discapacidad que adopta la Constitución obliga a todo el aparato del Estado a avanzar gradualmente en la superación de las barreras sociales, culturales y jurídicas que impiden la plena participación de las personas con discapacidad mental en el proceso electoral”, resaltó.
Derogación tácita de la categoría jurídica “demente”
Finalmente, Abramovich estimó que el artículo 3, inciso a, del Código Nacional Electoral -por el que se excluye del padrón a “los dementes declarados tales en juicio"- “ha quedado tácitamente derogado en virtud del nuevo régimen instituido por el Código Civil y Comercial de la Nación”. Y añadió: “en la actualidad, el sistema legal concibe a las personas con discapacidad mental como titulares y sujetos plenos de derechos que ya no son dementes ni incapaces pues lo único que se puede limitar es la autonomía para realizar determinados actos jurídicos”. Inclusive el supuesto de restricción de la capacidad previsto en el artículo 32 del nuevo Código Civil y Comercial -para el que se reserva el sistema de representación y curatela- “exige la implementación de apoyos previos a la declaración de incapacidad y es de carácter estrictamente excepcional”. Desde esa perspectiva, ya no es posible mantener la categoría jurídica “demente” en los términos del mencionado artículo del Código Electoral, ya que el Código Civil y Comercial de la Nación “ha diseñado un sistema en el que no se admite la limitación de la capacidad de los sujetos sino únicamente de sus actos específicos”.
Por esos motivos, el procurador fiscal estimó que corresponde que la Corte Suprema de Justicia de la Nación haga lugar al recurso extraordinario y revoque la sentencia apelada.

viernes, julio 22, 2016

Imagen de los participantes a la reunión.
El último viernes se llevó a cabo una importante reunión para abordar la cuestión de la accesibilidad para las personas con discapacidad. La misma fue convocada por la Oficina Municipal de Información al Consumidor (O.M.I.C.), que viene trabajando hace tiempo en lograr una ciudad amigable y accesible. Participaron referentes de estas temáticas de distintas instituciones de la comunidad, concejales y la arquitecta Natalia Troncoso, de la Dirección de Movilidad Urbana del Gobierno de Junín, quien brindó detalles del proyecto que la gestión de Pablo Petrecca lleva adelante en nuestra ciudad.
Sobre este importante encuentro, el titular de la O.M.I.C., Dr. Fernando Scanavino, contó: "Hemos celebrado el tercer encuentro sobre discapacidad y consumo, del mismo han participado distintas áreas del Gobierno de Junín, actores de la sociedad civil, como el Colegio de Abogados, representantes de estas temáticas e invitados especiales, como es el caso de la Dra. Isabel Ramos Vardé".

"Fue un ámbito muy propicio para intercambiar opiniones y todo lo que hace a esta temática que desde el municipio estamos impulsando como política pública desde el primer día de la gestión de Pablo Petrecca, con resultados muy positivos que nos permitirán impulsar distintas acciones. Es un trabajo integral el que estamos impulsando, junto a todas las áreas del municipio, el Concejo Deliberante y actores de la sociedad como el Colegio de Abogados, y muchos otros que tienen mucho para aportar en la cuestión de Discapacidad y Consumo". agregó.
Como se dijo, fue parte del encuentro, la doctora Isabel Ramos Vardé, quien trabaja sobre esta cuestión en distintos organismos e instituciones de la comunidad. Fue ella misma quien detalló: "En estos momentos me estoy ocupando del área de accesibilidad, en la Comisión Nacional de Discapacidad (Co. Na. Dis.), donde funciona el Observatorio de Discapacidad. También soy miembro de la comisión de accesibilidad de la Comisión Nacional Reguladora del Transporte, entre otros".
En el balance del encuentro que hizo la Dra. Ramos Vardé destaca: "Aquí lo que vale es la labor encomiable que están realizando, que es fundamental en materia de accesibilidad para discapacitados en todos sus aspectos. Es muy importante que esta cuestión se tenga en cuenta, por la tranversalidad que tiene con todas las áreas, llámese educación, salud, trabajo. La accesibilidad física, comunicacional, la información, transporte hoy son los pilares para una verdadera accesibilidad".
"Todas estas cuestiones son muy importantes porque están presentes en las normativas incluidas en la Convención de los Derechos con las personas con discapacidad y en nuestro nuevo Código Civil, que buscan mejorarle el vivir diario a este grupo de personas. El día que se logre esto, algo por lo que se está bregando en Junín, nos daremos cuenta que la discapacidad quedará totalmente invisibilizada porque todos seremos uno", resaltó para concluir Isabel Ramos Vardé.
Por su parte, la Dra. Karina Sánchez, integrante de la Oficina Municipal de Información al Consumidor contó que lo que está haciendo desde el área de discapacidad y consumo es "trabajar, en primer lugar, con todos los sectores del municipio, con el Poder Legislativo, el Colegio de Abogados, y distintos actores de la comunidad. El objetivo es modernizar la ciudad para dejar de lado todo tipo de barreras, que la ciudad sea cada día más amigable para los discapacitados".
Por último, también participó de la reunión el Dr, Raúl Fernández Maciel, Director del Instituto de los Derechos de las Personas con Discapacidad del Colegio de Abogados del Departamento Judicial de Junín, quien agradeció al municipio "por habernos invitado para estar en esta reunión. Lo que nosotros queremos es llegar a la comunidad y nuestro aporte en esta cuestión es ayudar a un Junín inclusivo, que se logrará también con una fuerte concientización de todos los ciudadanos".

jueves, julio 21, 2016

Curso Atención a la Primera Infancia: Intervención temprana desde un enfoque interdisciplinario.
Módulo III: Estimulación Temprana y sus posibles intervenciones.
Entrevista a la Prof. Érica Córdoba y Prof. Fabiana Dutto en el 3º Módulo: Estimulación Temprana y sus posibles intervenciones del curso Abordaje en Estimulación Temprana desde un enfoque interdisciplinario, el sábado 25 de junio de 2016.
Érica Córdoba explica la importancia del proceso de evaluación diagnóstica, el cual se lleva a cabo a partir de la observación y de una entrevista inicial con la familia para conocer cuáles son las características del contexto familiar y social en donde está inmerso el niño para conocer características particulares que se encuentran en torno a ese niño y cuáles son sus necesidades terapéuticas. Luego de este proceso se elabora un plan de trabajo individualizado atendiendo a todas las áreas del desarrollo del niño y a las necesidades familiares, realizando un abordaje integral del desarrollo, a partir del juego y con la presencia de los papás en la sala.
Además Fabiana Dutto, comenta que la observación es una técnica de evaluación del desarrollo, de diagnóstico y de investigación, muy importante porque cada niño “es único, porque una conducta se la ve desde muchos aspectos”, distingue distintos tipos de observación y las características que el observador debe tener en cuenta en el momento de la sesión con el niño, la familia y el terapeuta.
Curso Atención a la Primera Infancia: Intervención temprana desde un enfoque interdisciplinario. Edición 2016 
El sábado 25 de junio se realizó el tercer de los seis encuentros de la propuesta Atención a la primera infancia: intervención temprana desde un enfoque interdisciplinario.
Avanzando en el programa,  los capacitadores comentaron como es el proceso de ingreso del niño y su familia al servicio, desde un trabajo interdisciplinario y abordaje integral con distintas etapas de evaluación y diagnóstico, que permiten obtener información precisa a partir de la escucha permanente y las singularidades familiares de cada caso.
A partir de la entrevista de valoración psicosocial se puede obtener información muy importante sobre la estructura y funcionamiento familiar;  recursos personales; preocupaciones, dificultades y expectativas que tienen con respecto a su hijo, sobre ellos mismos, con relación a su entorno, y al proceso de estimulación.
Como comentaba Erica Córdoba, una de las capacitadoras del encuentro, sobre la importancia de la entrevista inicial de orientación y de valoración psicosocial del niño- como primer encuentro de acercamiento al niño y su familia- permite conocer “como es el modo en el que vivieron y o viven distintas situaciones concernientes al diagnóstico de discapacidad, las vivencias personales respecto a distintos aspectos relativos a la salud, crecimiento y desarrollo del niño y el contexto familiar y social en el que está inmerso el niño”, para seguir leyendo la crónica te invitamos a que ingreses aquí:Tercer encuentro del curso: Estimulación temprana y sus posibles intervenciones.

miércoles, julio 20, 2016

Creemos que (además de las políticas, las leyes y los programas que hagan justicia donde falta) construir una sociedad más inclusiva tiene que ver con la vida diaria, con lo micro, con cómo nos movemos en los lugares donde nos movemos. Tiene que ver con crear y concretar espacios para el encuentro, para mezclar y encontrarse entre quienes siempre han sido separados. Creemos que tiene que ver con generar vínculos afectivos. Así, como las amistades. Amistades que superen barreras y clasificaciones, que no entiendan de diferencias o segregaciones. Generar inclusión es también generar afectos. Así, justamente. Como las amistades.
Por eso nos gusta saludar en este día.

 
En las imágenes niños, adolescentes y jóvenes de distintas edades
compartiendo distintos momentos (en un aula, en un grupo, etc.)


“Las sexualidades son ese espacio de encuentro”, un lugar donde pensamos y sentimos las diversidades sexuales y sus biografías en perspectivas de empoderamiento, de erótica, de dignidad.
Desde estos sentidos, Silvina Peirano, propuso poder repensar las construcciones sociales y culturales sobre nuestras propias biografías sexuales y desde allí comenzar a interpelar cuál es la representación que realizamos de la sexualidad de aquella “otredad” de varones y mujeres con discapacidad o diversidad funcional.
Entendiendo la sexualidad no como un área especial, apartada y si un área específica y proponer una concepción más abierta e inclusiva de los distintos aspectos que confieren a la sexualidad como una parte constitutiva en la identidad de las personas. 
¿Que entendemos por sexualidad? ¿Son personas activas o pasivas en sexualidad? Y así fueron sucediendo distintas preguntas con respuestas que sin ser concluyentes, fueron construyéndose de formas colectivas, con acuerdos y pendientes para seguir conversando y repensar nuestras propias concepciones y conductas en sexualidad.
En este sentido, Peirano afirma que es muy importante propiciar nuevos debates, desaprender pensamientos y conductas que tenemos en relación a nuestras propias historias sexuales y a la sexualidad de los otros y pensarnos desde nuevos paradigmas.
Para comprender los ejes de este modelo, la disertación estuvo acompañada por una presentación de videos e imágenes que ayudaron a visualizar la trama conceptual de Silvina Peirano, realizando un recorrido a través de representaciones sociales, apoyándose en elementos de la antropología, la sexología, la logia y el sexo para fundamentar la necesidad de pensar en términos de diversidad funcional.
El objetivo de conflictuar nuestras miradas y proponer debates a estas percepciones, es poder ir demostrando como los mitos relacionados a la sexualidad y a la diversidad funcional de las personas se encuentran construidos socialmente y "normatizados" en las instituciones, familias, profesionales, actores sociales.
Esta negación y ocultamiento han generado que las personas con discapacidad o funcionalmente diversas hayan sido sistemáticamente negadas y violentadas en su dignidad, en sus derecho humano de ejercer una vida sexual, vistas desde  "conductas patológicas y síntomas asociados.
Todos y todas nacemos como seres sexuales, nos hacemos personas, varones y mujeres sexuados y a la vez vamos haciendo y construyendo nuestras biografías sexuales.
Es decir la condición que nos iguala, es que todos y todas con o sin discapacidad somos seres sexuales, sexuados y erótico, por lo tanto la sexualidad especial no existe, si hay diversidades funcionales y distintos tipos de acceso a la sexualidad.
De esta manera, la propuesta propone de-construir discursos basados en las capacidades, las miradas evaluativas e intervencionistas del “poder hacer” y las necesidades uniformes para dar lugar a expresiones basadas en las elecciones, en el protagonismo, la diversidad, el deseo y la identidad.
Las miradas, las palabras, lo gestual, fueron movimientos de acercamiento para una propuesta que propicia preguntas puntuales, debates, la repregunta y la provocación, moviliza situaciones, genera inquietudes y nuevos espacios de encuentro.
Como puntualizaba, Peirano “Irnos pensando que no existe afortunadamente una sola forma de ser sexual y de qué manera no solo respetar las sexualidades del otro sino propiciar otras formas de ser”.

martes, julio 19, 2016

Curso Inclusión Educativa: El valor social de la diversidad. Módulo II: Sujetos de la Inclusión.
Entrevista a la Lic. Belén Agüero y Prof. Fabiana Cassano en el 2º Módulo: Sujetos de la Inclusión del curso Inclusión Educativa, el valor social de la diversidad, sábado 02 de julio 2016.
Belén Agüero, comenta todos los actores y aspectos que deben pensar en el proceso de inclusión escolar, los distintos modelos de inclusión que conviven en Córdoba y en especial la relación que la persona o el equipo interdisciplinario que realiza la inclusión debe tener con la escuela base, para acordar criterios y acuerdos para el trabajo de inclusión.
Además Fabiana Cassano, nos explica la importancia de definir qué es inclusión educativa para poder comprender como se realiza el proceso, para esto incorpora los conceptos de alumnos vulnerables y vulnerabilidad educativa, que comprende a todos los estudiantes con diversidades económicas y socio familiares, diversas biografías que están excluidos del sistema educativo.
En este sentido afirma que la escuela debe dar respuesta a estas situaciones individuales y realiza una diferenciación entre las trayectorias educativas teóricas y reales, explicando que las primeras nunca se realizan de manera lineal y progresiva como es pensada y están atravesadas por distintas problemáticas.
Finalmente deja abierto el debate sobre el concepto de necesidades educativas derivadas de la educación y  el origen del término.
Curso Inclusión Educativa: El valor social de la diversidad. Edición 2016.

Continuando con la propuesta de formación en inclusión educativa, el sábado 02 de julio, se realizó el segundo encuentro del curso Inclusión educativa: el valor social de la diversidad.
En la jornada se trabajó junto a los asistentes, dos temas centrales para empezar a pensar juntos y a construir estrategias metodológicas y teóricas adecuadas para comprender y realizar procesos inclusivos pertinentes en las escuelas.
De esta manera, Fabiana Cassano, comentaba la importancia fundamental de distinguir el concepto de inclusión como noción central para hablar de procesos inclusivos, entendiendo que en la actualidad hay “confusiones en las legislaciones que utilizan este término “, enfatizaba con respecto al concepto de inclusión y de integración.
Esta dicotomía, comentaba es importante poder trabajarla y poner de manifiesto cual es la perspectiva o la mirada que se prevalece cuando se utiliza un término de acuerdo las situaciones  en la escuela. Concepto que genero debate e inquietudes en los asistentes al curso , comentando cuando se hacía referencia a uno u otro, comprendiendo la realidades escolares y cómo estos son procesos que además de llevar tiempos deben pensarse y discutirse al interior del equipo que realiza la inclusión, es decir adecuar y pensar cómo los distintos roles y funciones de las personas que participan de este proceso, habilitan y facilitan que los mismos se concreten y sean adecuados.
Partiendo de esto mirada, Cassano, comentaba que el hablar de educación inclusiva nos debe llevar a pensar que es un proceso dinámico, de participación y protagonismo constante del estudiante, presente en el aprendizaje mismo que este proceso genera, con la cual es importante identificar aquellas barreras de aprendizaje que puedan obstaculizar este proceso. Para continuar leyendo ingresar aquí: Sujetos de la Inclusión: Segundo encuentro del curso Inclusión Educativa.

Visitas totales