lunes, agosto 29, 2016

El sábado 27 de agosto nos encontramos en el cuarto encuentro del curso Atención a la primera infancia: intervención en estimulación temprana, para trabajar a partir de estrategias metodológicas, enfoques de evaluación y casos prácticos sobre las bases necesarias para el desarrollo saludable del niño, cómo los aspectos estructurales e instrumentales ayudan a la estimulación del niño en su proceso de constitución subjetiva y como el abordaje mediatizado por el juego es trascendental en los primeros años de vida.
En el proceso de estimulación temprana se implementan distintas estrategias para el desarrollo del niño en sus primeros años habilitando espacios que sean apropiados para la motivación, la estimulación y el despertar el deseo del niño en su interacción con los objetos, el medio y las personas.
Paola Pedrini, una de las capacitadoras comentaba que para hablar de desarrollo hay que tener en cuenta los aspectos tanto estructurales como instrumentales en el desarrollo del niño, “los estructurales son las articulaciones que constituyen al sujeto: el desarrollo cognitivo, la maduración del sistema nervioso central y la constitución subjetiva; y los instrumentales son los aspectos de los que se vale el sujeto para interactuar con el medio: que son el lenguaje, la psicomotricidad, los hábitos, el juego, como actividad central constituyente”.
En este sentido es muy importante pensar que a partir de estos aspectos instrumentales de los que utiliza el niño para interactuar con el medio, se va facilitando la construcción del mundo y de sí mismo. Estos elementos le permiten al niño hacer y tomar estos estímulos del medio, interactuar con el mismo y con los demás.

En este aspecto, Pedrini explicaba el rol fundamental del estimulador temprana, al estimular y facilitar estos procesos de desarrollo, teniendo en cuenta tanto los aspectos instrumentales como los estructurales, ya que “no se estimula un órgano o una función sino que se tiene en cuenta la totalidad del sujeto, al sujeto en su conjunto”.
Dentro de los aspectos estructurales la constitución subjetiva es muy importante porque como explicaba, Alejandro Beretta,”es el proceso por el cual un bebe se constituye como individuo dentro de una trama social y vincular particular en la cual está inmerso y va ir estructurando su psiquismo como persona”.
En este sentido, Beretta comparte la importancia de  trabajar con esta trama vincular del niño, porque permite pensar como esa persona va ser un sujeto particular en función de la trama de relaciones en la que está inmerso, determinado por esa trama de relaciones y esto va ir repercutiendo en su psiquismo, en la imagen que va a tener de sí mismo o de los otros.
Es decir que la trama vincular influye en la constitución psíquica del niño, en cómo se va a relacionar consigo mismo, con los objetos y con los otros, va a depender de cuáles son los vínculos en los que está inmerso y como se va estructurando en función de esos vínculos.
En relación a estas apreciaciones y continuando con los aspectos instrumentales que son los elementos que el niño se vale para interactuar con el medio, María Cerasa comentaba la importancia del abordaje mediatizado por el juego ya que en los primeros años de vida el niño puede interactuar con las personas, con los objetos y todo lo que recibe del ambiente, la estimulación sensorial, la manipulación de los objetos, coordinación de los movimientos, son factores que van ayudar a lo que es el aprendizaje, el juego y al estimulación en los niños.
En este sentido, la profesional explicaba como este abordaje a partir de juegos corporales, permite a partir de la estimulación, el deseo e interés del niño, utilizar el cuerpo adulto que acompaña la actividad como sustento de su accionar y ver como el niño puede desplazarse, interactuar con personas y objetos de determinada forma.
Cerasa comenta que las sesiones de juego son siempre dinámicas y están en constante crecimiento, en este espacio la relación con el terapeuta es fundamental ya que debe plantear la actividad de juego de manera lúdica, variada, tendiendo a sus posibilidades y respetando su interés y su ritmo.
Otros recursos que compartió María Cerasa con los asistentes son los juegos de crianza por Calmels quien distingue los juegos de sostén, de ocultamiento y de persecución, los cuales son importantes durante el desarrollo del niño, porque se producen a partir de un encuentro. Este encuentro implica tomar y poner el cuerpo como objeto y motor del juego y de esta manera jerarquizar la presencia de la corporeidad y sus manifestaciones.
En el juego el niño interactúa con los objetos, expresa sentimientos y desarrollan sentidos que están estrechamente ligados a lo que en las sesiones de juego podemos observar el poder hacer, el saber hacer y el deseo de hacer.
Con claros ejemplos prácticos y casos específicos, la profesional explicó que uno de los puntos importantes desde el abordaje mediatizado está en tener presente que tipo de juguetes se puede utilizar teniendo en cuenta, la edad del niño, su interacción con los objetos y sus deseos, para poder motivarlo adecuadamente.
Mediante el juego se pretende que el niño pueda adquirir nuevas conductas y habilidades, promover una mayor funcionalidad en todas las áreas del desarrollo y conseguir la mayor participación activa en todo el proceso de abordaje.


APADIM Córdoba. Comunicación Institucional. Contactos comunicacion@apadim.org.ar

0 comentarios :

Visitas totales