lunes, septiembre 12, 2016

Finalmente festejamos nuestros primeros 50 años de vida institucional.  El momento para el que tanto habíamos trabajado llegaba un viernes, que en la previa amenazaba con frío y lluvias pero que durante la mañana recompensó la expectativa con un sol que fue ganando cielo a las nubes. Veníamos planeando la fiesta durante meses, en comunidad y con la mayor participación colectiva que pudimos generar. Finalmente llegó y la vivimos como una jornada de celebración y encuentros. La compartimos, la disfrutamos y pasó.  Luego vinieron muchísimas repercusiones, comentarios y reacciones en estos días posteriores. Todavía estamos asimilando todo, y de a poco vamos compartiendo. Aquí empezamos con una crónica de lo que vivimos ese viernes.

Encuentros que se multiplicaron durante toda la celebración:
(la imagen muestra a una docente reencontrándose con
una ex alumna ya egresada)
El 2 de septiembre se cumplieron 50 años desde que un grupo de familias de Córdoba comenzó a juntarse para construir un proyecto en común, una iniciativa que con el tiempo se multiplicó en cientos y miles de proyectos de vida.  Dicen que las primeras reuniones se hacían alrededor de una mesa y en una sala pequeña, en la casa de unos o de otros.  Hoy, 50 años después una institución colmada recibió a más de 700 personas, familias, ex trabajadores, miembros de otras organizaciones sociales, educativas, barriales y culturales; dirigentes políticos y sociales, compañeros de proyectos, amigas y amigos.

En el ingreso, algunos escribían sus deseos y saludos
en tarjetas y en un libro de visitas.
Los abrazos seguían en una carpa repleta.
A primera hora. La jornada de festejos de los 50 años comenzó a primera hora cuando los equipos de trabajo y los invitados más "tempraneros" nos apiñamos alrededor del mástil, para izar como cada día la bandera. Justo detrás de la carpa que habíamos montado, que terminó quedando pequeña para alojar a las más de 700 personas que vinieron a ser parte de estos festejos.

Esperando a que llegaran todos, el festejo comenzó con un poco de demora que en todo caso fue excusa para que los encuentros y abrazos se multiplicaran tanto dentro como fuera de la carpa.  Es que en la jornada convivimos y conversamos actores y momentos distintos de la historia institucional y en ese encuentro reaparecieron anécdotas y recuerdos que hacen a la memoria de una comunidad institucional viva.

Además de quienes han hecho la historia y quienes hacen este presente institucional, recibimos a colegas de otras instituciones, miembros de organizaciones sociales, barriales, sindicales, culturales, educativas, empresariales. Y también dirigentes políticos como el Vicegobernador de Córdoba Martín Llaryora junto a otros funcionarios del Gobierno Provincial y la Directora de Discapacidad de la Ciudad de Córdoba, quien entregó en nombre del intendente una placa en homenaje a la institución.

El honor de llevar la bandera (la imagen muestra a
una de las abanderadas y su escolta)
Mucho más que palabras. Luego de la recepción de abanderados y escoltas de la institución, de los distintos ciclos educativos (de las banderas nacional y de la provincia) y de reeditar el ritual de la entonación del Himo Nacional Argentino, se sucedieron distintos oradores para expresar, desde distintas experiencias, recorridos y lugares, qué significa la institución, reflexionando por la historia y poniendo en cada caso la mirada en un futuro promisorio y con nuevos retos. Por lo significativo y contundencia de los discursos en otra publicación volveremos a repasarlos (realmente se han dicho cosas muy importantes) 

Previo al inicio algunas autoridades recorrieron parte
de la institución.
Aquí contaremos que el primero en la lista fue el profesor José Mattos, quien habló en nombre de todos los trabajadores.  Mattos puso en valor la trascendencia de la institución en clave de una lucha por la dignidiad de todo un colectivo: "El festejo de hoy tiene que ver con una instancia de visibilización de logros que se pueden obtener cuando un colectivo se organiza en torno a una lucha reivindicativa y se transforma en una conquista social en defensa de los derechos de las personas con discapacidad"

José Mattos habló en nombre de los trabajadores.
Después fue el turno de Graciela Almarza, mamá de Gonzalo Genaud, que habló en nombre de todas las familias vinculadas a la institución. Jugando con las palabras y los sentidos sociales que adquieren vinculó la idea de lo "especial" con los atributos con los que identifica a quienes hacen parte de la institución "desafiamos el destino, no nos dejamos abatir por las dificultades (...) disfrutamos el día a día, la superación de nuestros hijos, sus rebeldías... igual que cualquier otro hijo"  "La vida propone pero nosotros disponemos cómo vivirla".  Y destacó el trabajo de la institución "sacando lo mejor de cada uno y de cada familia para disfrutar la vida en total plenitud".
Graciela Almarza, representando a las familias.
Luego subieron al escenario un grupo de jóvenes que participan del Centro de Día. Hacía tiempo que Alejandro Jorge, Ariel Álvarez, Leticia Lizarraga, Diego López y Ángel Gatolín venían preparando esta presentación junto a sus compañeros y compañeras, en el marco del taller de toma de decisiones que realizan en el centro de día. Y así subieron y manifestaron que la institución es un espacio de libertad, donde "podemos venir a hablar de lo que nos pasa" y compartir momentos y experiencias, y que siempre abrió las puertas, con afecto, cariño y comprensión.   Junto a ellos también subió
Alejandro Jorge, Ariel Álvarez, Leticia Lizarraga,
Diego López, Ángel Gatolín y Trinidad Paz Azcurra.
Trinidad Paz Azcurra, que trabaja en el Colegio Universitario de Periodismo.  "Trini" es egresada de la institución y en el uso de la palabra hizo referencia a lo importante que fue la institución para su vida, como trabajadora y como mujer, "gracias a APADIM también conocí a Gonzalo, el hombre que amo", dijo refiriéndose a Gonzalo Motta, también egresado de la institución que hoy trabaja en la planta de Volkswagen. Él aprovechó para subir y acompañar a su novia en esos conceptos. Finalmente Trini destacó también la importancia de seguir construyendo oportunidades de trabajo para personas con discapacidad, apuntando también a la obligación del estado a generar estos espacios.
Juan Carlos Figueroa, presidente de la asociación
haciendo uso de la palabra.
Luego de los jóvenes, fue el turno del Presidente de la Asociación, Juan Carlos Figueroa, quien reivindicó en primer lugar la visión de las familias fundadoras de la institución, quienes "comenzaron cuando nada de lo que tenemos hoy existía"  Se refería a la infraestructura y a la multiplicidad de los proyectos y acciones institucionales que brinda la institución, aunque también a los avances en los marcos conceptuales e ideológicos que ha vivido el tema de la discapacidad en estos 50 años.  En sus palabras recayó la responsabilidad institucional de dar cuenta con gratitud a los apoyos que la institución ha recibido desde los distintos sectores sociales durante estas cinco décadas. Y ya en una nota previa para el diario La Voz había manifestado una idea que reforzó en su discurso, afirmando que hoy la institución se posiciona desde una perspectiva de derechos humanos y diversidad, que promueve a la persona con discapacidad como “sujeto de derecho”.

El ViceGobernador haciendo entrega de una
placa homenaje a la institución.
A su tiempo en el uso de la palabra, el Vicegobernador destacó el trabajo de la institución, la sorpresa que le produjo las dimensiones de los proyectos institucionales y la réplica que tuvo en otras ciudades y provincias, como el caso de APADIM San Francisco, ciudad de donde es oriundo.  Además respondió a las demandas de Trinidad Paz Azcurra, proponiendo celebrar un convenio entre APADIM Córdoba y la Legislatura para avanzar en la inclusión laboral en el poder legislativo de la provincia. Cerró su intervención con la entrega de una placa de homenaje y la entrega de un subsidio provincial de 30 mil pesos. 

El miembro fundador de APADIM,
René Soria tuvo palabras muy emocionadas.
Y continuaron los regalos.  Fue el turno de la Fundación APADIM, quienes representados por uno de los fundadores de ambas organizaciones (la asociación y la fundación), el señor René Soria, entregaron una placa institucional.  Soria hizo mención a los primeros tiempos, aquellos primeros años llenos de dificultades y de sueños.  Emocionado, mencionó que al final todos esos sueños fueron superados por la realidad de una institución que ha crecido y de la que se sentía orgulloso de haber sido una de las personas que inició el camino.


Emociones y música. Luego del retiro de las banderas oficiales de la ceremonia, vino uno de los momentos más emotivos de la jornada. 
Marta Bonetto de Andreatta habla en nombre
de docentes y trabajadores jubilados de la institución
Encabezados por la primera directora de la Escuela de APADIM Córdoba, Marta Bonetto de Andreatta, un nutrido grupo de docentes y trabajadores jubilados de la institución se hicieron cargo de este momento para regalar a la institución un cuadro y un diploma, que todos habían previamente firmado, que dejaron como testigo de los 50 años de la institución: "Aquellos que tivimos y tienen el Don de formar Hombres dueños de sí y de sus facultades y todos los que han formado parte de APADIM Córdoba, regresamos en tus 50 primaveras, para enaltecer las huellas que el paso del tiempo no ha logrado borrar." Más de 50 trabajadores que han pasado por la institución firmaron la distinción.
Unas parejas bailan la música que nace del escenario.
Después de tantos regalos y palabras, ya era momento para moverse un poco. Así fue con un clásico en las fiestas de la institución, cuando zambas comenzaron a sonar y parejas de bailarines desde los más pequeños hasta jóvenes y adultos, ocuparon el centro de la escena.  Encargados de darle música en este tramo de los festejos estuvo el grupo que lidera el genial Bicho Díaz, acompañado por Alejandra Carnero (voz), Gabriel Aguirre (guitarra y coros) y Milton Mellao (bombo).  Orgullo por Gabriel y Milton, compañeros trabajadores del Centro de Día. También en este tramo del festejo el taller infantil de danzas folclóricas hizo su presentación.  Con las profes Erica Isaguirre y Alma Raimondino bailaron los niños Santino Ripoll, Isaias Lobos, Lucila Camaño y Sofia Oviedo.

¡Feliz cumpleaños APADIM!
Luego de la primera parte musical vino otro gran momento.  Apareció una gran torta y los encargados de soplar las 50 velitas fueron Juan Carlos Figueroa, Marta Bonetto y dos hombres egresados de la institución Miguel Garay, hoy trabajador de la institución y José Luis Olivares, trabajador del Hiper Libertad.  Junto al tradicional ritual se hizo una suelta de globos que llevaron deseos que la gente había previamente escrito en tarjetas al ingresar a la institución.

Suelta de globos con deseos.
Ya avanzado el mediodía llegó la última parte de esta jornada, llena de abrazos, de conversaciones entrañables y de brindis.  Amenizada de nuevo con música, esta vez a cargo de la Camerata Córdoba un cuarteto de jóvenes y talentosos músicos locales que recorrieron una selección de temas de los más diversos géneros musicales.  Así llegaron las notas finales de esta celebración comunitaria.
Ahora cuando ya se van aquietando las aguas y la rutina cotidiana del trabajo, de los proyectos y los procesos institucionales vuelven a ocupar el ritmo y al centro de la escena, empezamos a mirar con un poco de distancia la jornada de festejos, a contarnos de qué se trató lo vivido y desde allí empezamos a imaginar la significación que la jornada de festejos por los 50 años van a ir adquiriendo de cara al futuro institucional. A escribir una nueva página de esta historia.  Ahí vamos.
La camerata Córdoba se hizo cargo del tramo final del festejo.

En cada sala, en paralelo había muestras y recorridos.
Conversaciones y encuentros se multiplicaron durante toda la jornada.

Un día de festejos que quedará como un hito en la historia institucional.
Más de 700 personas dejaron chica la carpa que se había instalado en el playón central de la institución.
También te recomendamos:


APADIM Córdoba. Comunicación Institucional. Contactos comunicacion@apadim.org.ar

0 comentarios :

Visitas totales