miércoles, octubre 19, 2016


Hoy en todo el país vuelven las movilizaciones y manifestaciones en contra de la violencia de género y para decir basta a los femicidios, que increíblemente se reiteran casi diariamente.
"La convoctoria en nuestra provincia se dio después de una semana funesta, en la que se conocieron tres femicidios en apenas tres días. Natalia Padilla, Samanta Yoerg y María Magdalena Ramírez fueron asesinadas en la ciudad de Córdoba, General Cabrera y Sebastián Elcano, respectivamente", dice la noticia en La Voz del Interior.

Imagen con que se ha convocado por redes sociales
a reeditar la campaña #NiUnaMenos
Desde APADIM Córdoba nos sumamos, una vez más porque creemos que debemos construir sociedades en base a la igualdad, la solidaridad y eliminando todo todo tipo de vulneraciones. Y en particular, la violencia de género.  Pero además para volver a decir que las niñas y mujeres con discapacidad están expuestas a una múltiple discriminación y a menudo a específicas situaciones de violencia y vulneración de derechos.

Desde la exclusión cotidiana en la toma de decisiones en los ámbitos en que se desenvuelve, desde una sobreprotección mayor que en el caso de los varones con discapacidad, que implica muchas veces la exclusión en el derecho a la educación, al trabajo, a una participación adecuada con los propios intereses y deseos en la vida social, cultural, recreativa, etc. hasta la falta de consentimiento realmente informado y accesible para las prácticas médicas e intervenciones sobre su propio cuerpo, la niñas y mujeres con discapacidad enfrentan habitualmente una violencia a veces evidente, a veces culturalmente más solapada que en el resto de las niñas y mujeres.

El artículo 6 de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad lo dice claramente:
  1. Los Estados Partes reconocen que las mujeres y niñas con discapacidad están sujetas a múltiples formas de discriminación y, a ese respecto, adoptarán medidas para asegurar que puedan disfrutar plenamente y en igualdad de condiciones de todos los derechos humanos y libertades fundamentales.
  2. Los Estados Partes tomarán todas las medidas pertinentes para asegurar el pleno desarrollo, adelanto y potenciación de la mujer, con el propósito de garantizarle el ejercicio y goce de los derechos humanos y las libertades fundamentales establecidos en la presente Convención. 
 La letra de este tratado de Derechos Humanos, representa una obligación jurídica tanto para el Estado (nacional, provinciales y locales) como para toda la sociedad civil.  El #NiUnaMenos también implica fortalecer una política integral de derechos hacia las niñas y mujeres con discapacidad de nuestro país.

Imagen con que se ha convocado por redes sociales a reeditar la campaña #NiUnaMenos
Relacionadas:
 
 


APADIM Córdoba. Comunicación Institucional. Contactos comunicacion@apadim.org.ar

0 comentarios :

Visitas totales