martes, abril 25, 2017

Definir y reflexionar las prácticas profesionales desde el nuevo paradigma de la Inclusión Educativa posibilitará una escuela como un espacio para todos, pensando cómo esta perspectiva debe habilitar y transformar los sistemas educativos, los entornos sociales y culturales de aprendizajes para poder responder a la diversidad de los estudiantes. El pensar una educación inclusiva, es posibilitar que el espacio de encuentro educativo- entre maestros y estudiantes- se plantee como una oportunidad para enriquecer las formas de enseñar y aprender, las creatividad de las formas y maneras de compartir miradas, saberes y construir conocimientos colectivos.
Desde allí este primer encuentro donde contamos quienes somos, de dónde venimos, cuáles son nuestras expectativas en la propuesta, comenzó para proponer a cada uno de nosotros que compartimos este espacio de formación, la posibilidad de transitar seis encuentros en donde se trabaje las condiciones legales, institucionales y curriculares que deben garantizar el pleno ejercicio del derecho a la educación y asegurar trayectorias escolares integrales. Sólo de esta manera se podrá poner en funcionamiento dispositivos que nos permitan identificar las barreras contextuales que obstaculizan la permanencia, participación y acceso a los aprendizajes de todos los estudiantes 
Con las claras reflexiones y aportes de las capacitadoras, Lic. Belén Agüero y Lic. Estefanía Chavero, comenzamos reflexionando sobre el derecho social a la educación, en la posibilidad de reconocer la justicia educativa, la igualdad, la inclusión y la diversidad en los espacios académicos, lo que implica generar transformaciones organizativas y didácticas de los contextos escolares favoreciendo procesos que respeten el derecho a una educación de calidad, ofreciendo respuestas equitativas a la diversidad y garantizando la igualdad de oportunidades educativas.
Es indispensable el reconocimiento de las singularidades culturales y sociales, pensando la educación y a los estudiantes como sujeto de derechos, definiendo modalidades de evaluación que  sean respetuosas de estas singularidades y que garanticen trayectorias escolares integrales con apropiación de aprendizajes significativos.
Es aquí donde el cambio del paradigma desde la Integración Escolar hacia la Inclusión Educativa, propone ser un proceso de una búsqueda permanente de la mejor manera de responder a la diversidad, valorando las diferencias individuales como parte de sociedades más justas e igualitarias, facilitando y habilitando la participación de todxs en el contexto escolar
En mayo nos encontramos nuevamente para continuar trabajando desde la perspectiva del nuevo paradigma de la inclusión con la legalidad jurídica de la Convención Internacional sobre los derechos de las personas con discapacidad y los aportes para la práctica cotidiana.


APADIM Córdoba. Comunicación Institucional. Contactos comunicacion@apadim.org.ar

0 comentarios :

Visitas totales