martes, mayo 23, 2017

Salir. Salir donde uno quiere. Para pasear, para encontrarse con otros. Salir al teatro, a la pile, al gimnasio. Salir para hacer lo que uno quiere. Ir a verse con amigos, o a ver chicas, o a ver películas, o a comprarse cosas, a la feria o al shopping. Donde quieras.  Porque la vida está afuera y se hace con los que salen, con los que participan, y participar es un derecho.
Y en el taller de decisiones que tenemos en el Centro de Día sabemos que hay mucha gente no tiene muchas oportunidades de hacer todo eso.  Que no tiene esa libertad.  Ya sea porque le cuesta decir lo que quiere, o porque necesita que los amigos o la familia lo apoyen, y a veces a los demás les cuesta escuchar. Y es una necesidad. Pensamos eso, que es necesario que la gente pueda participar en todo lo que le gusta y le hace bien. Y sabemos que a todos no nos gusta lo mismo porque todos somos distintos y a veces coincidimos y a veces no. No importa. Por eso hay muchos lugares y cada uno tiene que poder hacer lo que le hace bien. Y también sabemos que a veces hay lugares donde son medios cerrados y ponen trabas o barreras o miran raro a otras personas. Y por eso sabemos que tenemos que hacer algo. Porque a veces eso nos pasa a nosotros. Por eso hacemos carteles, por eso nos sacamos fotos, por eso armamos un boletín para decir qué queremos hacer. A dónde queremos ir. Porque la vida pasa afuera.

El taller de decisiones

Al principio le llamábamos taller de derechos, pero todo el tiempo de lo que hablábamos era de un derecho en particular, el de tomar nuestras propias decisiones.  Por eso decidimos llamarle taller de decisiones, porque era lo que más nos importaba. 
Así fue, porque al final los derechos son muchos y es muy amplio y lo que nosotros queríamos es conversar sobre tomar nuestras propias decisiones. En nuestras familias, en nuestras casas, en nuestros grupos de amigos, en nuestras vidas. Como cuando uno decide salir a bailar, o ir a la cancha, o a algún espectáculo público... son decisiones. Y se deben respetar. 

"Ir al cine, ir a visitar amigos"
"Ir al shopping"

"Ir al teatro"
"Ir al centro a ver chicas", Charly Maciel
"Ir al gimnasio"
"Ir a espectáculos públicos"


"Ir a la pileta"
"Ir al centro" "Salir de noche"



"Ir a la cancha" "Ir a la feria"
"Salir a comer"
"Ir a bailar"

Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad. Artículo 30

1. Los Estados Partes reconocen el derecho de las personas con discapacidad a participar, en igualdad de condiciones con las demás, en la vida cultural y adoptarán todas las medidas pertinentes para asegurar que las personas con discapacidad:
a) Tengan acceso a material cultural en formatos accesibles;
b) Tengan acceso a programas de televisión, películas, teatro y otras
actividades culturales en formatos accesibles;
c) Tengan acceso a lugares en donde se ofrezcan representaciones o
servicios culturales tales como teatros, museos, cines, bibliotecas y servicios turísticos y, en la medida de lo posible, tengan acceso a monumentos y lugares de importancia cultural nacional.
2. Los Estados Partes adoptarán las medidas pertinentes para que las personas con discapacidad puedan desarrollar y utilizar su potencial creativo, artístico e intelectual, no sólo en su propio beneficio sino también para el enriquecimiento de la sociedad


APADIM Córdoba. Comunicación Institucional. Contactos comunicacion@apadim.org.ar

0 comentarios :

Visitas totales