miércoles, mayo 24, 2017

El sábado 20 de mayo iniciamos esta nueva propuesta de formación la cual propone en siete encuentros transitar saberes, aprendizajes y miradas para fortalecer las prácticas (laborales, profesionales, sociales, familiares) de los asistentes, incorporando reflexiones e intervenciones, para pensar como la sexualidad en el transcurso de la vida de la persona va cambiando y combinando con distintas aristas o modos de expresarla que supera la genitalidad, el género, la edad, sumando el
encuentro con los otros, la comunicación y el placer.  
En la apertura del primer encuentro la Lic. Valentina Rubiolo a partir de una dinámica taller vivencial propuso pensar que es partir del encuentro con los otros donde se posibilitan nuevas formas de acercamientos y nuevos aprendizajes es decir como estas tramas gestuales y de sentido que se desarrollan en los equipos interdisciplinarios de trabajo generan inquietudes del hacer profesional en la práctica cotidiana y al interior de los grupos.
Se propuso ejemplificar con una dinámica grupal de cercanía y/o lejanía, la perspectiva o tensión, dificultad o encuentro que tenemos los profesionales al interactuar con otras disciplinas para el abordaje del trabajo interdisciplinario en discapacidad.
Es decir, reconocer las limitaciones y las potencialidades del encuentro diverso de profesionales y proponer etapas de resolución de subjetividades y acuerdos.
Comenzando a recorrer el amplio transitar teórico y práctico de la capacitación, la Lic. Lorena Vargas, directora de la propuesta, comenzó la clase trabajando la concepción de sexualidad, que entendemos por ella, cómo la interpelamos y  como nos constituimos en sujetos sexuales a través de distintas etapas y procesos propios de las subjetividades y singularidades de cada persona.
Es así como podemos pensar que la sexualidad es esencial para el ajuste de la personalidad del sujeto, ya que está presente en todos los momentos y las etapas de la vida del individuo, en el seno de los vínculos que lo sostienen y le brindan mucho más que la satisfacción a las necesidades vitales de supervivencia. 
Como planteaba Vargas,  la sexualidad puede abarcar varias dimensiones las cuales se logran visualizar a partir de la forma en que los sujetos consiguen manifestarse y relacionarse con los otros como así también consigo mismo, la manera de sentir, comunicarse afectiva y socialmente.
Se entiende que este “proceso de construcción de la sexualidad del sujeto se constituye a partir de varias etapas que tienen características diferentes. Por lo tanto, todos los  sujetos son sexuales desde el nacimiento a través de ese instante comienza nuestro camino de construcción de la sexualidad”.                 
Iniciamos así una nueva propuesta, un nuevo desafió de encuentros y saberes, de experiencias y debates, de poner en juego nuestras propias biografías sexuales, tensionando nuestros posicionamientos, preguntándonos, cuestionándonos.



APADIM Córdoba. Comunicación Institucional. Contactos comunicacion@apadim.org.ar

0 comentarios :

Visitas totales