martes, agosto 29, 2017

Práctica inclusiva: Un curriculum para la diversidad.
En el cuarto encuentro del curso seguimos encontrándonos para continuar trabajando el aula como un espacio inclusivo, dinámico y diverso para el aprendizaje de todos y todas.
¿A qué se refiere el término Curriculum? ¿Qué significa que el curriculum pueda ser discapacitante? ¿Cuáles son y que consisten las adecuaciones? ¿Qué entendemos por Diseño Universal de Aprendizaje? 
Fueron algunas de las preguntas motivadoras y temáticas ejes que nos permiten diseñar una  propuesta educativa que respete y valore la cultura de la diversidad, de todos los estudiantes que participan en ese contexto áulico y posibilitar el acceso a trayectorias educativas integrales.
En este sentido,  la Prof. María Belén Ortiz Bracamonte, explicaba la importancia de las adecuaciones y sus tipos, entendiendo que son estrategias y recursos educativos específicos que utilizan los docentes y equipos de apoyo en la elaboración de propuestas pedagógica con adecuaciones de acceso que no modifican o reducen el contenido teórico de las mismas.
Esto permite que las mismas sean flexibles, estén en permanente cambio y revisión, y sean realizadas por el docente en forma conjunta con el profesor de apoyo, pensadas en adecuar, ser un apoyo para el acceso al conocimiento del estudiante, sin reducir ni “hacer fácil” la situación sino en acomodar oportunamente el conocimiento a la circunstancia de aprendizaje”
Si partimos que la diversidad es la norma y no la excepción podemos transitar estos procesos educativos que transcurren en las aulas de todas las escuelas proponiendo una guía para el diseño universal de aprendizaje (DUA).
En el curso las asistentes participan y toman apunte de la clase
Esta herramienta, como nos comentaba la Prof. Fabiana Cassano, pretende que el curriculum resulte accesible para el mayor número de personas para conseguir el aprendizaje por parte de toda la población, se diseña para satisfacer las diferencias individuales, las necesidades educativas del mayor número de estudiantes, eliminando las barreras de aprendizaje y favorece en la práctica la individualización de la curricula.
Es por ello que esta guía permite y debe proporcionar múltiples medios de representación, expresión, motivación y compromiso, como principios inherentes al proceso que deben estar presentes para que la propuesta educativa pueda realizarse.
Desde estos principios de diversidad y el movimiento cambiante que la situación de aprendizaje genera en cada encuentro, las modificaciones deben realizarse en las representaciones sociales y en las prácticas que habiliten una pedagogía de la diversidad. 
No son los instrumentos didácticos los que obstaculizan esta práctica sino las convicciones sociales, culturales y pedagógicas del profesorado, del alumnado y de los mismos padres y madres.


APADIM Córdoba. Comunicación Institucional. Contactos comunicacion@apadim.org.ar

0 comentarios :

Visitas totales