martes, septiembre 19, 2017

En cada encuentro fuimos pensando abordajes y estrategias para promover espacios de acompañamiento y aprendizajes que nos permitan pensar contextos de trabajo en conjunto de los equipos interdisciplinarios y  las familias.
De esta manera fuimos reconociendo las distintas temáticas, etapas y procesos que van transitando los niños y sus familias que ingresan al servicio de estimulación temprana, los abordajes singulares que se presentan de acuerdo a la dinámica familiar, respetando y habilitando espacios que conjuguen las identidades familiares y las intervenciones del equipo que acompaña estos procesos.
La familia es un actor fundamental en todo el proceso de estimulación temprana, en sus diversidades constitutivas, con sus biografías sociales y culturales van generando y construyendo determinados vínculos con el niño.
En este sentido, la familia es la matriz en la cual se va armando- construyendo el psiquismo de un sujeto, “la constitución de la subjetividad de una persona, la constitución de un ser humano en sujeto, es un proceso que acontece en la trama vincular en la cual se encuentra inmerso el niño. En ese contexto de relaciones con los otros, el niño irá construyendo su imagen de sí mismo, su particular forma de relacionarse consigo mismo, con los objetos y con los otros”, comentaba  Alejandro Beretta, capacitador del encuentro.
Subrayando, resaltando ideas sobre el apunte de clases.
¿Cómo es la llegada de un hijo con discapacidad en las familias? Preguntaba Beretta a los asistentes, explicando cómo este diagnóstico inesperado genera una crisis en el núcleo familiar que debe abordarse desde una concepción ecológica y holística pensando cómo esta noticia se tramita en los padres, hermanos y familia extensa.
En este aspecto explicaba que la propuesta es por lo tanto poder trabajar cómo abordar esas crisis y cuáles son los procesos q están en juego, es decir los procesos de” constitución subjetiva, de filiación, de separación, individuación, de narcisización y la instauración de los vínculos tempranos”. Procesos que ocurren en el advenimiento de un hijo que se encuentran atravesados por esta crisis y cómo acompañar a la familia a enfrentarla y a generar nuevas respuestas.
Claramente Beretta fue explicando el alcance y la significancia de cada uno de estos procesos progresivos en la constitución como persona del niño, destacando que en los procesos de constitución subjetiva y de separación individuación, un factor fundamental es la satisfacción de las necesidades narcisistas y la incidencia que esto tiene en la estructuración psíquica.
Estas primeras significaciones son cruciales para el desarrollo y constitución del niño como un sujeto, como una persona con deseos, desarrollos, intereses, subjetividades que van a estar determinadas en gran medida en sus primeros momentos por esta construcción vincular,  por estos vínculos y procesos de constitución subjetiva.


APADIM Córdoba. Comunicación Institucional. Contactos comunicacion@apadim.org.ar

0 comentarios :

Visitas totales