martes, mayo 15, 2018


El sábado 12 de mayo contamos en el curso con la presencia del Lic. Gabriel Pulice, Psicoanalista y Miembro fundador de la Asociación de Acompañantes Terapéuticos de la República Argentina.
Desde su trayectoria académica y profesional Pulice nos fue comentado el surgimiento del Acompañamiento Terapéutico en nuestro país, el proceso de construcción y delimitación de la figura del AT, con sus tensiones, representaciones y modificaciones en sus funciones, y desde allí pensar el vínculo y relación entre acompañante y acompañado desde estas nuevas coordenadas.
Los asistentes atentos a la disertación sobre el surgimiento del acompañamiento terapéutico
Como marco referencial debemos pensar que el Acompañamiento Terapéutico en sus inicios nace como una herramienta clínica que se inscribe en una búsqueda “compartida por una buena parte de los profesionales del campo de la Salud Mental cuyo propósito era el de subvertir los lineamientos por entonces imperantes, y aun fuertemente arraigados, del modelo manicomial”, comentaba Pulice.
Desde allí el movimiento de trasformación y de apertura en el campo fue habilitando condiciones para la implementación de nuevos dispositivos, como comentaba Pulice “novedosos dispositivos de atención ambulatorios, los cuales a su vez propiciaron el desarrollo de nuevas y diversas disciplinas, como respuesta a las renovadas necesidades clínicas que, a partir de ello, comenzaron a tener lugar”.
Pulice comparte su trayectoria en el campo del Acompañamiento y habilita el intercambio
Esta nueva trama de saberes y disciplinas comenzaron a tensionar la aparición en escena del Acompañamiento Terapéutico, atravesado por este contexto de praxis ligada a la investigación más que a una ciencia en sí, iniciándose de esta manera un periodo donde fue necesario comenzar a delimitar con alguna precisión los contornos de su figura.
Es a partir de este camino de posicionamiento y de formalización necesario del AT,  acompañado por la organización de distintos encuentros, jornadas y congresos nacionales e internacionales, cuando se empieza a pensar como una profesión cada vez más arraigada, reconocida y jerarquizada, “situándose como uno de los recursos de mayor valía implementados en las últimas décadas en el intento de dar alguna respuesta eficaz a las más estra-gosas expresiones del padecimiento psíquicoenfatizaba Pulice.
En la actualidad pensar en una identidad del AT, es comprender que el acompañamiento es un modo de estar y un modo de intervención que debe facilitar y acompañar, la heterogeneidad de situaciones y poder dar lugar a que se despliegue las distintas escenas que permita acompañar las condiciones para la construcción de un saber hacer.


APADIM Córdoba. Comunicación Institucional. Contactos comunicacion@apadim.org.ar

0 comentarios :

Visitas totales