Trayectorias escolares: actores involucrados

El proceso de inclusión educativa nos propone pensar distintas etapas, roles y funciones al interior del propio proceso inclusivo, identificar los apoyos, los recursos y las herramientas de cada una de los sujetos que participan del mismo es fundamental para pensar en trayectorias escolares adecuadas.
Ya en nuestro tercer encuentro la propuesta del curso estuvo enfocada a poder reconocer en los tres niveles educativos, estos roles y funciones y cómo desde estas posiciones singulares se promueve una educación para todos y todas.
Como planteaban las capacitadoras del encuentro, Lic. Fabiana Cassano y Prof. María Belén Ortiz Bracamonte, es necesario conocer para planificar y construir estrategias metodológicas y teóricas adecuadas para realizar procesos inclusivos en las escuelas. 
Este proceso debe pensarse y discutirse al interior del equipo que realiza la inclusión, es decir adecuar y pensar cómo los distintos roles y funciones de las personas que participan, habilitan y facilitan que esta mirada se concrete y sea adecuada.
Esto nos lleva a pensar la diversidad de situaciones y biografías personales de los estudiantes y sus familias, de alumnos que transitan por distintas situaciones y contextos socioeconómicos y culturales que están en desventajas en un sistema educativo que debe garantizar el derecho a la educación de todos y por lo tanto debe dar una respuesta a estas situaciones y demandas puntuales.
Es allí donde el equipo técnico debe acompañar los procesos de inclusión, con reuniones de formación y capacitación con la escuela base y aquellos apoyos que se consideren, para poder habilitar procesos en conjunto. La modalidad de trabajo del profesor de apoyo fue variando en relación a los cambios y avances en cuanto a la educación especial, la temática de la discapacidad, el concepto de estudiante, repercutiendo sus funciones e intervenciones en el rol dentro de la escuela especial y escuela común. 
Del encuentro también estuvo presente brindando su experiencia inclusiva, la directora Carolina D´Amico del Jardín de la Escuela René Favarolo, institución que hace varios años es una de las escuelas base que participa del programa de inclusión escolar.
Una educación inclusiva es pensar en un proceso dinámico, de participación y protagonismo constante del estudiante, siempre presente en el aprendizaje que se genera, con lo cual es importante identificar aquellas barreras de aprendizaje que puedan obstaculizar este proceso. 

No hay comentarios.: