martes, julio 03, 2018

En el grupo vamos compartiendo las experiencias de trabajo en la temática
En el segundo encuentro nos encontramos para ir trabajando con los principales artículos de la convención, reflexionar sobre su contenido, para poder apropiarnos y difundirla como una herramienta útil en el ámbito jurídico y principalmente para el ejercicio de derecho en la vida cotidiana de las personas.  
Partiendo de la incidencia ideológica de la Convención en la vida de la personas, las Ts Marilina Hidalgo y Mariana Gandolfo, realizaron un recorrido por su articulado, reconociendo la pertinencia de cada uno de ellos y los ejes fundamentales sobre los que la Convención se estructura y pensar como estos repercuten en las prácticas y representaciones sociales en relación a este colectivo.
La Convención se presenta así, como un instrumento legal, integral y amplio, para promover, proteger y asegurar el goce pleno y en condiciones de igualdad de todos los derechos humanos y libertades de las personas con discapacidad.
Es una herramienta jurídica que pone de manifiesto un largo proceso histórico de cambios de miradas en torno al reconocimiento de las personas con discapacidad como sujetos plenos de derechos, enfatizando estos derechos y las obligaciones y compromisos que exige a la sociedad y al Estado en su conjunto.
En el proceso de conformación de la Convención fue muy importante el movimiento asociativo de las personas con discapacidad y organizaciones no gubernamentales que tuvieron una participación y protagonismo muy activo en el proceso de elaboración del articulado de la convención.
El activismo de las personas con discapacidad en la construcción ideológica y conceptual en el articulado de la Convención, es una conquista del movimiento internacional de las personas con discapacidad que le otorga legitimidad a este tratado, refleja las reivindicaciones de este colectivo desde un modelo social de la discapacidad y enfoque de derechos humanos y plantea el inicio de una nueva etapa de desafíos a los países firmantes.
Como planteaban las capacitadoras, la Convención no es una expresión de deseo, es una normativa jurídica vinculante que es necesaria dotarla de vida y transformarla en la práctica.
La propuesta final fue trabajar en grupo, una imagen específica, pensando el contexto particular de la misma, para poder vincularlas a algunos principios de la Convención, reconocer cual o cuales derechos se veía vulnerado en el mismo, teniendo en cuanta la interrelación que subiste entre los mismos y que se manifiesta en el articulado de la Convención.
Pensar cómo podemos promover adecuaciones necesarias y en el medio de estos procesos, que las políticas y prácticas vigentes deben ser interpeladas, repensadas y transformadas para armonizarse con la perspectiva de derechos humanos.
Con la Convención en mano leímos sus principios transversales 
En grupo trabajamos sobre una imagen pensando cuál era su contexto posible


APADIM Córdoba. Comunicación Institucional. Contactos comunicacion@apadim.org.ar

0 comentarios :

Visitas totales