Salimos a las calles

El pasado 19 de octubre, en Córdoba se realizó la 5ta Marcha por el Derecho a la Salud Mental.  Miles de personas salieron nuevamente a las calles para exigir políticas públicas integrales que garanticen el derecho a la Salud Mental y la plena vigencia de las leyes Nacional y Provincial de Salud Mental. Desde APADIM Córdoba participamos activamente de la organización de esta movilización que se ha replicado en distintas ciudades de Argentina y la región. Aquí contamos un poco más sobre la marcha que con la consigna “la Salud Mental está en las calles” convocó a miles de cordobeses con sus pancartas, carteles, convicciones y esperanzas.
La Salud Mental está en las Calles

Salud Mental en las calles

La consigna de este año refiere a la defensa del espacio público. Al derecho a habitar y convivir en el espacio público. Y a la visibilización de demandas que parecen olvidadas. “Estar en la calle” da cuenta que la Salud Mental no está en el encierro ni en la segregación, sino en la inclusión a través de políticas públicas diseñadas para responder a las necesidades de nuestra comunidad. El nivel de recorte de derechos en general y la agudización de cuestiones como desempleo, falta de acceso a la vivienda, etc, generan impacto en la salud mental de toda la ciudadanía.

Además, la movilización está acompañada por una gran cantidad de acciones, eventos previos y un programa de difusión y toma de conciencia que se materializa en acciones públicas, una intensa recorrida por medios de comunicación y organizaciones, y por segundo año, la composición de una canción en la que las protagonistas son las voces de las personas usuarias de salud mental.



¿Qué es el colectivo por el derecho a la salud mental?

La Marcha por el Derecho a la Salud Mental es una expresión que viene creciendo año a año. Impulsada por un colectivo de organizaciones cordobesas, nucleadas en defensa de la Ley Nacional y Provincial de Salud Mental, esta movilización se multiplicó desde su primera edición, tanto en la Ciudad de Córdoba, como en ciudades de todo el país. 

El contexto crítico actual moviliza a un sector que se muestra cada vez más organizado. El documento denunció fuertemente “Salimos a la calle para manifestar la realidad que los gobiernos se empeñan en ocultar, detrás de los muros de los hospitales neuropsiquiátricos y de los números de lo que llaman gasto público. Escondidas están las muertes en Oliva, las violaciones flagrantes a los derechos humanos, el incumplimiento de leyes y compromisos. Encerradas por el poder y olvidadas por la indignidad del individualismo. Salimos para cantar que aquí estamos: un movimiento social que se consolida desde el protagonismo activo de lxs usuarixs y el acompañamiento de trabajadorxs, estudiantes y organizaciones vinculadas al campo de la Salud Mental.”

Nos encontramos frente a un retroceso brutal del Estado como garante de derechos: el  perjuicio y la desatención estatal recaen directamente sobre los usuarixs, familiares y profesionales de Salud Mental. Muy lejos quedan las metas de desmanicomialización para el 2020, de transformación del sistema de atención a la salud mental, de la construcción de un sistema comunitario y de programas integrales de inclusión social, laboral y cultural. 

El documento que se leyó al final de la movilización y previamente al festival musical en la ex plaza Vélez Sarsfield, denunció: “…con la degradación de los Ministerios Nacionales de Salud y Trabajo entre otros, a Secretarias, y el ajuste presupuestario, es cada vez más crítico el panorama y cada vez está más lejos la perspectiva de una transformación real: de sustitución del viejo modelo manicomial por un sistema de atención inclusivo, respetuoso de la dignidad de las personas usuarias y de los trabajadores, y basado en la comunidad.”
Esta movilización fue una invitación a ocupar el espacio público de una sociedad afectada por políticas regresivas, contra la indiferencia, la estigmatización y el retroceso, por la dignidad y la plena vigencia de las leyes nacional y provincial de Salud Mental. Miles de cordobeses y organizaciones respondieron una vez más a esta convocatoria.


Publicar un comentario